15 formas de manejar y superar el estrés (Parte 2) | 135

  • 15 formas de manejar y superar el estrés (Parte 2). Recomendaciones para analizar las causas y actuar contra el estrés.
  • En la emisión anterior hablé de las causas que provocan el estrés, según mi particular opinión, éstas básicamente son tres, “el dinero, el amor y el tiempo”. Pero, omití una causa que también provoca no solo estrés sino hasta dolor, y esta es “la carencia de salud”, no desarrollé esta cuarta fuente del estrés porque que es algo que no se puede planear, muchas veces escapa de nuestro alcance y poder de decisión, por una u otra circunstancias podemos llegar a padecer de mala salud sin lograr gran cosa para resolverla, entonces pensé que como todos la hemos padecido en algún momento no hay mayor cosa qué contarles que no hayan sufrido ya.En esta ocasión mencionaré quince formas de manejar, revertir y superar estos efectos negativos que nos estresan:
  • UNO. Aprende a reconocer cuando estás estresado y porqué. Reconocer las causas que te provocan estrés te provee de serenidad para controlarte y tratar de revertir ese estado de tensión. Trata de prever las situaciones que pueden alterarte, tienes mayores oportunidades de paliar los efectos del estrés cuando puedes anticipar aquello que te provoca malestar y ansiedad.
  • DOS. Haz una buena planeación. No saber lo que se tiene que hacer, en qué tiempo y cómo hacerlo es falta de planeación y de conocimiento. Los que escuchen con regularidad este Podcast, recordarán esta recomendación:  Al final del día, tómate unos 15 minutos para hacer una lista de las tareas y objetivos que debes cumplir al día siguiente, de esta forma, al día siguiente, cuando llegues temprano encontrarás esa lista sobre tu escritorio y no tendrás que perder tiempo poniéndote a recordar o planear tus acciones, ya sabrás dónde tienes que empezar a trabajar de lleno, sin tensiones.
  • TRES. Procura acabar tu trabajo importante antes de la hora de la comida, esto te libera pronto y te ayuda a pensar mejor durante la segunda mitad del día. Esto suena un poco idealista, porque debido a una intensa carga de trabajo se tiene que trabajar tanto por la mañana por la tarde, pero si se pueden concluir los objetivos más importantes durante la primera parte del día, la segunda parte, la tarde, se llevará con mayor calma y satisfacción.
  • CUATRO. No permitas que el estrés de los demás te afecte, o que te lo hagan extensivo. Si tus compañeros están pasando por un estado de tensión importante y tienen asuntos que les preocupan puede que eso a ti eso no te concierna. Recuerdo que en una ocasión, me contrataron en una compañía, no tenía ni un día de trabajo cuando me fui a comer con mis nuevos compañeros, y lo primero que empezaron a comentar eran rumores de que la empresa haría recortes de personal y que estábamos en la mira de esos despidos, y Yo todavía no acababa de acomodarme en mi nueva oficina. Entonces, no te dejes influir por el estrés de los demás ni compres sus problemas.
  • CINCO. Haz una cosa a la vez. Aunque hay muchos que son expertos en desempeñar multirutinas, o sea que pueden hacer varias cosas a la vez, lo ideal es evitar esta práctica, lo mejor es hacer una cosa lo antes posible y quitarla de en medio cuanto antes. De hecho, una de las cosas que más estresan es saber que se tienen varios pendientes, cuando éstos se van concluyendo queda una como satisfacción por haberlo terminado y además se va quitando peso de la lista de pendientes.
  • SEIS. Haz ejercicio. Una de las formas de liberar tensiones y relajarse es practicar ejercicio regularmente. A mí en lo particular, me gusta caminar, y cuando el clima y las condiciones del medio me lo permiten, salgo a caminar unos cuantos kilómetros, para despejarme y oxigenarme. Absolutamente todos los que a mí me han comentado que practican algún ejercicio tienen sueños plácidos y profundos, esta es una de las principales recomendaciones para liberar el normal estrés de la vida diaria.
  • SIETE. No gastes más de lo que ingreses. Esta es una recomendación que yo creo que hasta debería convertirse en un mantra. Trata de vivir con lo que ingresas, no te sobregires en gastos superfluos con la tarjeta de crédito, ni compres cosas inútiles. Piensa bien en la utilidad o no de las cosas que adquieras. No pagues cursos que te prometan que tendrás una promoción en tu trabajo, y lo que es peor que te juren hasta que te pueden contratar en cualquier lado.
  • OCHO. Evita las distracciones. Trata de no tener teléfonos celulares o móviles prendidos cuando estés en tus horas más productivas. Ten cerrado tu correo electrónico cuando trabajes porque las notificaciones y avisos de nuevos e-mails te pueden tentar a leerlos, pensarlos y contestarlos. Es mejor no mezclar las comunicaciones irrelevantes con el trabajo. Evita tener elementos de distracción a tu alrededor.NUEVE. Mantén tu sentido del humor. La gente inteligente toma sus problemas riéndose de estos y también un poco de sí misma. Reírnos discretamente de situaciones negativas no nos resta seriedad y deja ver que uno está consciente de la problemática y en control de las propias emociones, más que estar histéricos o al borde del colapso emocional.DIEZ. Tómate cinco minutos de relajamiento. En España, por ejemplo, existe una regla no escrita en que todos los trabajadores se toman cinco a diez minutos para irse a tomar un café durante la primera parte del día. Este es un momento de distracción muy bueno para compartir ideas y liberar emociones, donde las risas entre compañeros distraen un momento la mente, relajan el carácter y además se disfruta de un café entre amigos.ONCE. Respira profundo varias veces. Cuando te das cuenta de que el estrés ya te ha invadido completamente, tómate un momento a solas. Sal de la sala de juntas o el lugar en donde estés, discúlpate yendo al baño, trata de estar unos momentos a solas tomando aire profundamente, sosteniéndolo lo más que puedas y liberándolo cuando ya no puedas más, esto hazlo varias veces mientras vas relajándote y ordenando tus ideas. Algunas personas salen a caminar, a meditar, a fumar o mascar chicle, pero evita estar con otros en el momento más crítico de tu estrés.DOCE. No te exijas tanto a ti misma(o). No te comprometas a hacer todo el trabajo que no puedes, ni digas que sí a todo, porque todos tenemos un límite de carga de trabajo. Es bueno exigirse a uno mismo un alto nivel para progresar, pero es malo que permitamos que alguien más nos exija lo que ni esa misma persona puede hacer, pero lo peor es que nosotros mismos nos impongamos cantidades de trabajo y objetivos que no están a nuestro alcance, esto provoca obviamente estrés además de dañar nuestra Marca Personal, porque seguramente no cumpliremos en tiempo y forma.TRECE. Toma el control. El estrés puede ser detonado por un problema que superficialmente puede parecer imposible de resolver. Aprender a encontrar soluciones a los problemas más que entrar en pánico e histeria mejora tu imagen y Marca Personal, te ayuda a demostrar y sentirte en control de la situación disminuyendo ese nivel de estrés. Sentarse relajadamente a escribir una serie de propuestas y soluciones es mucho mejor que tratar de buscar culpables y hablar con mal carácter lo cual demuestra que se carece de temple y control para estar al mando de la situación.CATORCE. Diferencia la importancia de las cosas. Existen verdaderos y serios problemas por los que es inevitable estresarse, y es entonces donde debemos demostrar estar en control primero de uno mismo y luego de la situación, pero violentarse porque alguien preparó mal el café en la oficina, o desapareció un bolígrafo de menos de medio dólar son desencadenantes que ponen de manifiesto que se carece del  carácter y el comportamiento adecuados para enfrentar mayores retos; estos berrinches dejan entrever una muy probable falta de recursos personales e incompetencia.

    QUINCE. Cuidate a ti mismo. En situaciones de alto estrés tendemos a estar en todo menos en nosotros mismos, no nos fijamos en nuestras horas de comer, ni ponemos atención si la comida es saludable o no, tampoco damos importancia al hecho de no haber dormido lo suficiente. La falta de atención a todo esto provoca más estrés porque el cuerpo reciente este maltrato y está menos fuerte para soportar las presiones que nuestra misma mente produce. Así que trata de darte cuenta de todo esto y no te abandones físicamente cuando tu cuerpo lo necesita más.

  • Cita del co-emperador del Imperio Romano Marco Aurelio.

Seguir leyendo 15 formas de manejar y superar el estrés (Parte 2) | 135

Causas del estrés y formas de superarlo (Parte 1) | 134

  • Causas del estrés y formas de superarlo (Parte 1). Mucha gente vive y reconoce el estrés como parte de su rutina diaria, éste es muchas veces inevitable, pero, sin un mínimo de estrés tampoco podríamos funcionar apropiadamente, porque el estrés es de alguna forma necesario para empujarnos o apresurarnos a alcanzar nuestras metas en la vida cotidiana. Pero, como todos sabemos un estrés excesivo puede contribuir al desarrollo de males tanto físicos como mentales, tales como la alta presión, dolores de cabeza, enfermedades cardiovasculares, úlceras, ansiedad, insomnio, fatiga crónica, depresión y hasta obesidad.Debemos reconocer que el estrés es en muchas ocasiones inevitable, por lo que aprender debidamente a reconocerlo, saber sus causas, y controlarlo nos será de gran ayuda para prevenir sus críticos efectos debilitadores y lograr un mejor desempeño y hasta disfrute de las horas de trabajo.

    En esta primera de dos partes, voy comentar las causas que pueden provocar el estrés, para aprender a reconocerlas, en la siguiente emisión hablaré de varias formas de manejar, revertir y superar estos efectos negativos que nos estresan.

  • Saber lo que provoca tu estrés es un gran paso para primero atacar esa causa y segundo para no volver a repetirla en el futuro. Las tres principales causas que en general producen estrés, según mi punto de vista, son el dinero, el amor y el tiempo.
  • En épocas de crisis y de dificultades económicas, se acepta que el dinero nunca es suficiente, ni alcanza para todo lo que queremos; pero además de los gastos necesarios para la vida diaria, tener varias tarjetas de crédito al límite de sus capacidades, una hipoteca en curso, o créditos diversos abiertos, tales como el de un coche o la inversión para un negocio son causas que pueden generar un alto grado de estrés.En el caso de las tarjetas de crédito, pensemos bien cada vez que las vayamos a usar, preguntémonos antes de cada compra si lo que vamos a adquirir es realmente necesario, luego, tratemos de liquidarlas y tener SOLO UNA. Por otro lado, las hipotecas son una forma convencional de adquirir una vivienda cuando no se tiene todo el dinero para pagarla de contado, y están bien, pero si se puede alcanzar una salud financiera, esto es, gastar menos dinero del que se ingresa, se podrán ir haciendo ahorros que aunque pequeños los podamos usar para amortizar esa vivienda, o lo que es lo mismo pagar anticipadamente a capital para reducir el monto de nuestra deuda y por lo mismo la cantidad de intereses.Adquirir un coche también puede estresarnos la vida si lo compramos a crédito. Paradójicamente, la falta de coche también puede estresar, para muchos éste es más conveniente que otros medios de transporte y teniendo uno se liberan del estrés. Comprar un automóvil puede ser una real necesidad o hasta un capricho. A mí me gustan mucho los coches, casualmente los más caros, yo creo que como a todos, pero debemos saber decidir entre el coche que realmente necesitamos y el que nos gustaría tener. Pagar un coche a crédito que tiene características que no necesitamos y que lo encarecen puede generar más disgustos que un gusto y provoca estrés.
  • Cuando se inicia un negocio, se necesita empezar con una inversión mínima, y ya sea que se emprenda con recursos propios y sobretodo ajenos (préstamos o financiamientos) se generará un normal estrés. Las causas de este estrés se deben al desconocimiento de las circunstancias que surgirán durante las operaciones del negocio, aún a pesar de que tengamos experiencia en el medio, porque no podemos prever los azares del destino, nadie tiene una bola mágica. Una forma de minimizar y controlar el estrés es tener preparado con anticipación un Plan de Negocio con su Modelo Financiero, el cual considere el monto total de inversión y todos gastos de operación necesarios para que se tenga un mínimo de certidumbre de cómo podrá desarrollarse ese Negocio en sus inicios. El mejor conocimiento previo que podamos tener del negocio, de sus operaciones y de su entorno nos proveen del mínimo estrés necesario, porque un desconocimiento grande solo puede desencadenar una crisis emocional.
  • El amor es otra de las principales causas de estrés que se deben reconocer, éste tema no está dentro de mis grandes experiencias, ni es tópico de este Podcast, no puedo aportarles más porque no estoy adoctrinado en el tema, solo puedo decir que el Amor no correspondido o mal controlado puede elevar los niveles de estrés a grados muy críticos. Cada quien debe darse cuenta de ello, buscar dominarlo y tratar de que no les afecte en otros ámbitos de su vida.El mal manejo del tiempo, o falta de planeación y programación son causas que también estresan a quienes no están preparados. A todos nos gustaría tener más tiempo para poder acabar nuestras actividades y tareas, entregar nuestros proyectos a tiempo, liquidar nuestras deudas en punto, no malgastar horas de nuestro tiempo personal en trabajo de la empresa, aprovechar nuestro tiempo libre y por supuesto disfrutar de la juventud, de la madurez o también de la vejez.

    El tiempo aunque tiene un costo, puede ser alto o bajo, depende de cada quien, no es un insumo renovable; el tiempo por el que uno cobró hace diez años no es el mismo que el de ahora, hoy hasta puede ser más caro. La edad que tenía hace diez años no volverá a mi línea de vida, ese tiempo no lo puedo recuperar ni con todo el dinero del mundo.

  • Ese conocimiento que tenemos acerca de la finitud de nuestro tiempo, y el saber que una pérdida, un desperdicio o un mal uso de ese tiempo nos provoca estrés.

    Un uso planeado, apropiado y controlado de nuestro tiempo no garantiza que no tengamos estrés, pero sí contribuye en gran medida a disminuirlo y por supuesto a disfrutarlo, aprovechemos entonces cada segundo, haciendo de preferencia lo que nos guste y enriquezca.

  • Cita del filósofo romano Boecio.

Seguir leyendo Causas del estrés y formas de superarlo (Parte 1) | 134

Lo que podemos lograr si empujamos una roca, entre otras cosas | 133

  • Lo que podemos lograr si empujamos una roca, entre otras cosas. Cinco fundamentos básicos para iniciarte en el dominio de un oficio.
  • Esta es la historia de un hombre que vivía en un lugar alejado, y una noche mientras dormía, tuvo un sueño. Durante este sueño se le apareció Dios, quien le hizo una petición, le dijo: “Empuja duro contra esa roca”.Este hombre no entendió bien su sueño ni lo que Dios le pidió hasta que a la mañana siguiente, salió de su casa y se encontró con una piedra de un tamaño descomunal, la cual había rodado por la ladera y estaba casi al pié de su casa.

    Desde ese momento, este hombre empezó a empujar y empujar duro contra la roca, con todas sus fuerzas, pero sin lograr moverla.  Durante el día hizo diversos intentos, pero no lograba moverla ni un milímetro. Convencido totalmente de que Dios le había hablado durante ese sueño, convirtió esa tarea en una misión, en “Su Misión”, y durante semanas pasaba muchas horas al día empujando la roca, pero esa roca no llegó a ceder en ningún momento.

    Un comerciante que pasaba por allí, se extrañó al verlo tratando de empujar la roca, y le preguntó: Oye, ¿Qué estás haciendo?.

    “Dios me dijo que moviera esta roca”, respondió. El comerciante se echó a reír y le dijo: “Debes de estar equivocado, nunca podrás mover una roca tan grande tu solo”.

    De todas formas, este hombre continuó en su intento por mover la roca, sin rendirse. Luego, semanas después, otra persona que viajaba pasando por allí le preguntó: ¿Qué estás haciendo?

    “Dios me dijo que moviera esta roca”, le respondió. El viajero le dijo con desdén: ”Yo creo que por pedirte tal cosa tu Dios es medio tonto, mejor ríndete, ¡es imposible moverla!”.

    Esa misma noche, este Hombre fatigado física y mentalmente, le dirigió rezos a su Dios: “Dios, he hecho lo que me has pedido, pero esta tarea es imposible, y más bien me parece que te has de estar burlando, toda la gente que pasa por aquí hace mofa de mí por creer que puedo mover esta roca tal como tú me lo pediste”.

    Luego, después de un silencio muy tranquilizador, Dios le habló a este hombre y le dirigió estas palabras: “Hijo mío, mira tus fuertes brazos y piernas, y qué poderos músculos has forjado en la espalda, mira el bronceado protector de tu piel. Ve cómo has incrementado tu fuerza y potencia. Admira en lo que te has transformado, ¡Eres un hombre diferente!  Yo te pedí que empujaras duro contra esa roca, y es lo que has hecho, Yo nunca te pedí que la movieras”.

  • Si a alguna persona se le da el justo y debido valor por sus habilidades y se acepta la razonable probabilidad de que alcance ciertos objetivos dadas esas habilidades, esta persona puede digamos gravitar hacia los dominios donde tenga oportunidades reales de llegar a ser un experto debido a la práctica deliberada y constante.

    No existen misterios ni libros de secretos para un excepcional desempeño profesional, solo se trata de dominar los fundamentos del propio trabajo.

  • Deportistas de élite, Emprendedores exitosos, Investigadores y Científicos connotados, no pueden hacerlo todo bien, pero todo lo que hacen lo hacen excepcionalmente bien.
  • Si eres un líder, un comercial, un Arquitecto o un administrador de fincas, tus fundamentos diferirán. Pero si eres nuevo en tu trabajo, tus fundamentos diferirán de los veteranos en tu empresa. Tal como en las artes marciales, primero debes alcanzar el dominio de los fundamentos básicos de un recién iniciado antes que intentar desempeñarte como un experto.Empieza definiendo estos cinco fundamentos, que según urunurun.com te pueden ayudar a alcanzar la maestría:

    UNO. Pregúntate: ¿Qué haces repetidamente?

    DOS. ¿Cómo te comprometes con cada cliente? Y aquí tu cliente puede estar dentro o fuera de tu empresa, dentro puede ser tu jefe o cualquier Ejecutivo que requiera algo de ti.

    TRES. ¿Cómo creas valor para otros y para tu organización?

    CUATRO. ¿Cómo te recuperas de una situación cuando las cosas no salen como lo planeaste?

    CINCO. ¿Qué experiencia y habilidades tienes o podrías tener que otros valoren?

    Estos son solo fundamentos básicos, pero cómo llegamos a dominarlos con maestría, pues fácil, con la Práctica.

  • Christopher Bergland del psyhchologytoday.com afirma en su publicación “Practica para alcanzar la Maestría” que él cree que todos somos capaces de lograr la grandeza. Dice: “Encuentra algo que ames y trabaja duro para dominarlo. Que no te desmotiven los comentarios que dicen que no empezaste joven a desarrollar tal cosa, no hagas caso de exámenes y tests que arrojan resultados que sugieren que no tienes inteligencia suficiente o que no tienes alguna habilidad natural. El estudio de Neuroplasticity confirma que podemos lograr el dominio de nuevas habilidades a cualquier edad. No todos se convertirán en profesionales de élite, pero las habilidades que aprendas a través de la diaria práctica son transferibles a otras áreas de tu interés a través de toda tu vida.”

    Nadie nace sabiendo ni dominando algo naturalmente, y nadie puede ser bueno en todo. Mantente buscando hasta que encuentres algo que ames y entonces practica, practica y practica.

  • El mismo Christopher Bergland continúa sugiriendo: “Piérdete en el júbilo del proceso y no esperes recompensa. Llegar a ser realmente bueno haciendo algo es increíblemente importante para la felicidad, la autoestima y la realización. Alcanzar el dominio o maestría en un área específica provee la confianza y la presencia que te servirán para enfrentar otros retos en la vida. El dominio del proceso de maestría te ayudará a maximizar tu potencial humano a lo largo de tu camino.”
  • Si quieres que te envíe el texto completo del audio de esta y otras emisiones de este Podcast, solo tienes que ponerte en contacto conmigo y con mucho gusto te lo envío por e-mail.
  • En esta ocasión, me despido con una frase del mismo Christopher Bergland.

¡ GRACIAS !

Cómo presentarse breve y llamativamente ante una o varias personas | 132

Cómo presentarse breve y llamativamente ante una o varias personas.

Sugerencias para elaborar un discurso introductorio breve y sencillo, que sea digno e interesante.

Hablar de uno mismo no es fácil, sobre todo cuando por sorpresa nos hacen preguntas tales cómo:

¿Tú qué haces?,  o  ¿A qué te dedicas?,

o cuando te dicen:

Preséntate en menos de un minuto, o háblame un poco acerca de ti.

Cuando nos presentan a una persona, puede ser nuestro futuro jefe, un posible socio inversor, nuestro prospecto de suegra, o

cuando vamos a una reunión (ya sea social o del tipo Networking, esas donde uno asiste para conocer profesionales y empresas), en todas estas ocasiones es deseable y hasta necesario en estos tiempos estar debidamente preparados para contestar esas preguntas, de forma decorosa y hasta con cierto lucimiento.

Mitos del Networking y cómo iniciar una Red de Conexiones.

En el mundo angloparlante a esto se le conoce como “elevator pitch” o discurso del elevador, y se refiere a que

si por accidente, te encuentras con el presidente de una compañía (de tu empresa o de otra), ese ejecutivo seguramente no tendrá tiempo para darte una entrevista, pero tendrá un minuto en el elevador para escuchar tu discurso de presentación, es entonces donde tienes que poder aprovechar la oportunidad para expresarte de forma que tus palabras llamen su atención, y la de cualquiera.

El discurso raramente lo tendrás que exponer en un elevador,

pero puedes necesitarlo caminando por la calle, o esperando en una fila del aeropuerto, o hasta que por azares del destino te introduzcan con esta persona y tengas que hacer una presentación personal en pocos segundos.

Mucha gente tiende a pensar que su vida es poco interesante y hasta aburrida, y le da algo de pena o pereza tratar de contestar esas preguntas, sea introvertida o no. Llegan a responder:

“Bueno, qué te puedo decir, no hay mucho de qué hablar, además de la profesión que estudie no sé que puedo agregar”.

“Podemos tener un discurso breve en el que hagamos llegar un mensaje interesante y lleno de contenido que inste a nuestros interlocutores a preguntarnos más acerca de nosotros”.


Yo creo que cada persona tiene mucho qué decir de sí misma, y puede lograr expresarlo en menos de un minuto.


Si hablamos demasiado de nosotros mismos podríamos transmitir muy poco valor, pero si preparamos bien nuestra respuesta, podemos tener un discurso breve en el que hagamos llegar un mensaje interesante y lleno de contenido, que inste a nuestros interlocutores a preguntarnos más acerca de nosotros.


A Juan Rulfo de hecho no le gustaba nada hablar de sí mismo, rehuía las entrevistas, se podía decir que hasta era tímido, pero bien pudo haber dicho en su presentación:

“Soy fotógrafo y he escrito dos libros que son pilares de la literatura hispanoamericana contemporánea, Pedro Páramo y El llano en llamas“, ¡nada más!.

Pero, a falta de un historial tan notorio o impresionante, debemos poder elaborar nuestro propio discurso breve y sencillo,  que sea a su modo también digno e interesante.
Aquí te haré unas sugerencias:

No empieces presentándote con títulos, tales como “Soy contador”, “Soy Arquitecto”, “Soy Vice-Consejero de tal empresa”, o fui “Director-Gerente”, de esos ya hay muchos.

Tampoco empieces diciendo “He sido asistente personal de UN FAMOSO”, porque tal parece que te restas importancia poniendo el nombre de ese famoso por delante, eso ya lo descubrirán luego, si tu discurso inicial es interesante.

Tienes que exponer algo que te diferencie, algo que no todos tengan y que te desmarque sensiblemente del resto, del montón.

Puedes hablar de tus logros y metas alcanzadas, pero evita hacer demasiado hincapié en esto, es mejor hablar de lo que lo que haces en el presente, de cómo agregas valor a la vida de los demás hoy.

No demuestres ni trates de dar a entender que eres mejor que todos, y sobre todo que la persona o personas a quien te diriges, y aunque no sea tu intención con un tono de voz petulante puedes enviar un mensaje equivocado que seguro fracasará.

En las entrevistas de solicitud de empleo, por ejemplo, el entrevistador se fija menos en el fondo de tu pregunta, más bien estudia tu confianza al hablar, tu entusiasmo y la pasión con la que contestas.

La velocidad de tu respuesta es importante.

Un error es hacer muchas y prolongadas pausas, dudar de lo que expones, corregirte a ti mismo y demostrar una falta de conocimiento de lo que dices puede demostrar una baja autoestima.

Un gran error, por supuesto, es no estar preparado para esa pregunta, la de ¡háblame acerca de ti!, ésta nos puede tomar por sorpresa, por eso, tómate tu tiempo para preparar una introducción breve que te presente como tú quisieras, es de alguna forma la presentación de tu Marca Personal.

Como dice Paul Blais en su inspirador y excelente Podcast Doubt the Doubts en la Emisión 291:

Toma esa pregunta como una oportunidad. Usa esa pregunta para mostrar tu pasión, contestarla breve y concretamente demuestra que tienes confianza y te gusta lo que haces, te hace ver como una persona con buen desenvolvimiento y autoestima. Es lo que queremos que la gente sepa y escuche de nosotros. Muestra pasión por tu vida para brincar a otros tópicos o temas que conozcas y te interesen, para que conozcas a gente de forma más profunda y personal.”

Entonces, para empezar a desarrollar tu discurso de presentación, debes entender:

Primero. Quién te va a escuchar.

Segundo. Conócete a ti mismo.

Y, antes de empezar a preparar tu presentación personal, debes de hacerte preguntas acerca de ti mismo, aquí te comparto estas preguntas que obtuve de la página web Psychologytoday.com

1.  ¿Qué es lo que haces? Aquí Se breve y concreto. Escribe aquello que haces y define a tu Marca Personal y de qué quieres que los demás se enteren.

2. ¿Qué tiene de especial o diferente tu enfoque personal? Diferente de tus similares, porque por ejemplo, puedes ser un experto en Marketing On-line, hay muchos, pero: ¿Qué haces tú particularmente atractivo que no hagan los demás?.

3. ¿Qué problemas resuelves y para quién? Aquí encuentra qué soluciones aportas con tu trabajo y actividad, se específico en cuando a las personas y profesionales que necesitan lo que tú haces.

Tercero. Ten un objetivo en mente.

Si quieres que te envíe el texto completo del audio de esta y otras emisiones de este Podcast, solo tienes que ponerte en contacto conmigo y con mucho gusto te lo envío por e-mail.

En esta ocasión, me despido con una frase del experto en Marca Personal Andrés Pérez Ortega @marcapersonal

Seguir leyendo Cómo presentarse breve y llamativamente ante una o varias personas | 132

Cómo remplazar la envidia por hábitos positivos | 131

  • Cómo remplazar la envidia por hábitos positivos. Técnicas útiles que pueden remplazar la envidia con hábitos mentales más productivos que nos hagan sentir más positivos.
  • Muchos de nosotros hemos experimentado en nuestras vidas sentimientos normales de envidia y celos. Además de ser un pecado capital, la envidia se diferencia de los celos porque usualmente se manifiesta cuando deseamos algo que no tenemos. Con la envidia podremos encontrar muchas y diversas formas de menospreciar o descalificar a quien sí tiene eso que deseamos.
  • Cuando en el lugar de trabajo alguien cuenta con privilegios que nos gustaría tener, sentimos natural envidia, pero cuando ese alguien posee cualidades personales que envidiamos, esas que no se pueden adquirir fácilmente, tales como el talento, el carisma y hasta la buena presencia física, tendemos a descartar el valor de esas cualidades y hasta tratar a estas personas con desprecio. Algunos se sienten mejor disminuyendo los logros de aquellos a los que envidian, incluso utilizando frases como “ha tenido suerte”, “es el favorito del Jefe” o “estuvo en el lugar y en el momento preciso”. Con este tipo de aseveraciones, no solo se pone en cuestión la capacidad de la persona que se envidia, también del o los responsables de tal decisión y se pone en tela de juicio la legitimidad de toda la empresa. Se puede decir que quien profiere estos comentarios es una persona reactiva, alguien negativo, y aunque alguna vez podría tener razón, debe saber callarse.
  • Otra manifestación de la envidia es el distanciamiento, mucha gente tiende a alejarse del objeto de su envidia. Aunque los rivales profesionales se pueden retar unos a otros amigablemente, los envidiosos son propensos a tener dificultades para aprender de sus colaboradores y competidores, sobre todo a trabajar con estos en equipo, prefieren evitarlos , esto provoca tensiones y hasta fracturas de grupo.
  • Cómo remplazar la envidia con hábitos positivos.

  • Cómo podemos hacer para evitar o minimizar este reactivo sentimiento de envidia, voy a sugerirles unas cuantas técnicas que he encontrado las cuales pueden remplazar la envidia con hábitos mentales más productivos que nos hagan sentir más positivos:
  • Trata de descubrir lo que provoca tu envidia. La clave es reconocer las circunstancias y cualidades por las que otros desencadenan tu envidia.

  • No te fijes en los demás, concéntrate en ti mismo y en tus acciones, tratando de lograr tus objetivos uno tras otro. Hay que evitar las comparaciones, si alguien gana más dinero y trabaja la mitad que tú, no lo envidies o descalifiques. Desconoces todas las circunstancias de esto, probablemente, tendrá una mayor carga de responsabilidades, eso no lo sabes al cien por ciento. Procuremos concentrémonos en lo nuestro, en hacer que las cosas sucedan y sean tangibles nuestras acciones.
  • No te fijes en los demás, concéntrate en ti mismo y en tus acciones, tratando de lograr tus objetivos uno tras otro.

  • No dependas del reconocimiento de los demás. Aunque alcances un éxito que consideres merezca un aumento de sueldo, premio, condecoración o hasta una aplauso público, no te quedes esperándolo, muchas veces por “n” circunstancias, o hasta por envidia no se te dará el reconocimiento debido. Debes estar seguro de lo que has hecho, emocionalmente tranquilo y saber que algunas veces alguien más podrá recibir ese reconocimiento y tu siendo mejor permanecerás al margen y hasta te sentirás despreciado(a).
  • Reconoce los méritos de los otros. Aunque la envidia es un sentimiento feo, todavía se puede transformar en un aliciente para la buena competencia. Si un compañero recibe una promoción, esta puede servirnos de acicate para despertar de algún letargo o momento de pasividad. Debemos activarnos, analizar las causas del éxito ajeno y tratar de alcanzar nuestro máximo potencial de trabajo. Felicitemos a esa persona con un rostro relajado, sin adularla, reconozcámosla como un ejemplo, imitemos aquellas cosas positivas que le admiremos en lugar de exponernos como alguien envidioso.
  • No acapares recursos para ti mismo. No creas que porque no compensas económicamente a tu equipo, o porque haces acopio de recursos y no los compartes tienes garantizado el éxito, todo esto provoca envidias, resentimientos y rompe las relaciones que muy seguramente necesitarás en un futuro. Reconocer debida y justamente a tu gente, compartir recursos con otros grupos, departamentos y hasta con la competencia te saca del aislamiento, te hace un líder reconocido, lograrás reciprocidad en lugar de generar envidias, y provocarás una necesaria y positiva colaboración, tanto a nivel de tu grupo como a nivel externo.
  • Si quieres que te envíe el texto completo del audio de esta y otras emisiones de este Podcast, solo tienes que ponerte en contacto conmigo y con mucho gusto te lo envío por e-mail.
  • La entrada y la salida musical es de Kevin MacLeod de Incompetech.com
  • En este episodio me despido con una frase anónima.

Seguir leyendo Cómo remplazar la envidia por hábitos positivos | 131

Diez lecciones de gestión administrativa o Management | 130

  • Diez lecciones de gestión administrativa o Management. Sugerencias útiles para mejorar el desarrollo profesional del líder de grupo o jefe de equipo. 
  • Historia del Genio de la lámpara, un empleado administrativo, un jefe de ventas y el Director de la Compañía de los tres.
  • A continuación, les comparto diez breves lecciones de gestión administrativa que estimo les pueden servir para manejar y comprender esas funciones:

    UNO. Conoce tus límites. Debes tener muy claras además de tus funciones y responsabilidades las de tus subordinados y las de tu Jefe también. Esto te ubica para que realices en principio solo tus actividades asignadas. Puedes eventualmente apoyar a tus subordinados con su carga excesiva de trabajo y a tu propio jefe también, pero sin perderte y sabiéndolo aclarar con profesionalismo. No se trata de decir: “O.K. Yo me encargo de esto, a pesar de que no esté dentro de mis funciones”, hay que saberlo expresar sin reclamarlo.

    DOS. Ten un plan de acción. Debes con toda calma preparar la Planeación de todas tus funciones y objetivos. Y hago hincapié con calma porque muchas veces preparamos planes al vapor, con urgencias y no tomamos en cuenta los tiempos reales que nos llevará cada actividad. Es necesario saber qué actividades tenemos que desarrollar en cada momento. La planeación más importante es la del día siguiente, por eso hay que tomarse unos 10 o quince minutos para pensar bien al final del día las actividades prioritarias del día siguiente, anotarlas en una lista para que a primera hora por la mañana no perdamos tiempo pensando dónde debemos reanudar o iniciar actividades.

    TRES. Valora a tu propio equipo. El primer reto de un Manager o de quien recientemente es designado para dirigir a un grupo por primera vez, es hacer una buena transición entre dirigirse a sí mismo y dirigir a su grupo de trabajo. Cuando se da este cambio por primera ocasión, el nuevo Gerente o Jefe debe darse cuenta de que alcanzar metas y completar proyectos ya no es logro exclusivo de sí mismo y de su esfuerzo individual, sino del trabajo y colaboración de todo un equipo. Entonces, el nuevo Jefe de grupo tendrá que saber fomentar relaciones interpersonales, y cultivar habilidades de liderazgo para poder lograr un ambiente de trabajo armonioso, de tal forma que todos se impliquen para alcanzar exitosamente los objetivos colectivos.

    CUATRO. Ser el Jefe no es solo un título sino una actitud. Tener el título de Jefe, Gerente, Director o Manager implica que se está en una posición de liderazgo, y que dicho nombramiento le faculta a un hombre o a una mujer para poder guiar a los miembros de su equipo dándoles instrucciones, con el fin de lograr los objetivos de un proyecto en forma y tiempo. Sin tomar en cuenta que ser “El Jefe” indica que la persona posee un título de mando, de hecho, el énfasis de la autoridad no debe ser enfocado a la posición en sí misma. Más bien, el énfasis debe ser enfocado en el tipo de actitudes y reacciones resultantes de esa posición de mando. Concretamente hablando, un o una profesional que ocupa una posición de liderazgo debe concentrarse en cultivar y utilizar un amplio espectro de habilidades de liderazgo, que le permitan alcanzar tanto su éxito personal como el de su grupo de trabajo, y también el de la Empresa.

    CINCO. Ser persistente en el empeño. Hay que permanecer constantemente persiguiendo los objetivos hasta que se alcance aquello que se desea. Terminar un reporte, cerrar una venta, lograr una sociedad y hacer crecer un grupo o empresa requieren perseverancia. Roma no se hizo en un día. Hay que intentar continuamente encontrar el hueco de mercado, el nicho, los canales apropiados de distribución, de ventas y hasta financiamiento. El que dirige a un equipo seguramente se encontrará y sentirá solo en muchos momentos, tratando de superar situaciones de alto estrés, así como las presiones por alcanzar objetivos en corto tiempo, es en esos momentos donde se tiene que poder mantener el curso sin detenerse y sin entrar en pánico.

    SEIS. Rodéate de profesionales en quien confiar. Es imposible que alguien domine todos los temas y disciplinas. Si alguno piensa que se librará de problemas solo por contar con altas dotes en toma de decisiones, esto solo significa que ese individuo tiene un ego engrandecido y fuera de su control. Tener y contar con profesionales que dominen y resuelvan asuntos ajenos a nuestros conocimientos es deseable para tener un sueño sin pesadillas y poder llegar a trabajar con normalidad. Todo Jefe necesita profesionales con habilidades y conocimientos diferentes a los suyos, y no debe sentirse menos ni acomplejado por admitirlo, porque creerse el sabelotodo solo le acarreará tomar las decisiones equivocadas. Lo deseable es que alguien más nos alerte de problemas, nos sugiera alternativas, nos proponga soluciones y busque planteamientos que vayan acorde con nuestra visión del trabajo o la de la empresa.

    SIETE. Lidera reuniones productivas. Dirige juntas breves, está comprobado que las reuniones que duran más de 60 minutos pueden caer en el tedio y la improductividad. Para cada junta, asigna un tiempo de inicio y uno de término. Organiza o haz organizar en orden todos los asuntos que se vayan a comentar, a esto también se le llama Orden del Día. Procura que todos los asistentes participen y haz que propongan sus ideas. Lleva un registro por escrito o minuta de todos los puntos tratados y acuerdos alcanzados, de tal forma que se les pueda dar adecuado seguimiento en la próxima reunión y que se anoten las actividades y tareas de cada participante. Controla el orden y la disciplina, está bien que dirijas un meeting relajado, pero mantén el Orden del Día sin que se pierda mucho tiempo en distracciones.

    OCHO. Procura siempre mejorar tu lectura, redacción y ortografía. Esto es parte de la imagen, que dice mucho del profesional, sea líder o no. Aunque una buena o mala ortografía y redacción no pesen realmente sobre las funciones de un puesto de trabajo o posición jerárquica, a no ser que uno sea Editor, Periodista o Escritor, es muy importante demostrar interés por entregar reportes, oficios, comunicaciones, cartas y correos electrónicos de forma profesional. Cuidemos estos pequeños detalles porque tienen un gran peso en la Imagen y Marca Personal.

    NUEVE. Evita y mantén las distracciones fuera de tu alcance. Los ritmos de trabajo y producción se entorpecen y rompen con el creciente uso de las aplicaciones para comunicarse a través de teléfonos celulares y hasta la dependencia innecesaria de las redes sociales. Ya en algunas empresas empiezan a prohibir la navegación por redes sociales y se exige a los empleados apagar los dispositivos móviles por ser considerados elementos de distracción y generadores de improductividad.

    DIEZ. Habla con el ejemplo. Las palabras, las instrucciones y las órdenes no producirán ningún respeto al liderazgo de quien las dicta si no van acompañadas primero del ejemplo. Exigir acciones y compromisos está muy bien siempre y cuando el líder empiece por demostrar las acciones que le corresponden a sí mismo, cumpliendo con responsabilidad sus propios compromisos.

  • Si quieres que te envíe el texto completo del audio de esta y otras emisiones de este Podcast, solo tienes que ponerte en contacto conmigo y con mucho gusto te lo envío por e-mail.
  • La entrada y la salida musical es de Kevin MacLeod de Incompetech.com
  • Cita de Henry Ford.

Seguir leyendo Diez lecciones de gestión administrativa o Management | 130

Formas del éxito que se desprenden del rechazo | 129

  • Formas del éxito que se desprenden del rechazo. Claves para incrementar el porcentaje de éxito en base a los fracasos.
  • Andrea Waltz, conferenciante y escritora del Best Seller “Go for No”, o “Ve por el No” ha desarrollado en su libro una serie de técnicas y sugerencias las cuales enseñan a lidiar con el rechazo, muestran formas positivas de saber aceptar los No’s, a aprender e incluso a divertirse mientras se van aceptando los No’s, y no como fracasos sino como parte del proceso de aprendizaje para lograr alcanzar los anhelados Si’s.
  • La sola idea de tratar de evitar el fracaso y el rechazo, que es lo que la mayoría hacemos, es lo que realmente crea una vida mediocre, resultados pobres, ventas escasas, metas inalcanzadas y logros escuetos o nulos. El secreto según Waltz de solo ir y buscar el No, sin esperar el Si, es tratar intencionalmente de incrementar nuestra tasa de fracaso de tal forma que seamos más exitosos.
  • Diariamente todos enfrentamos el rechazo y es una de las cosas a las que más miedo les tenemos. Siempre evitamos el rechazo, la confrontación, no nos gusta que nadie nos diga que No, pero mientras lo hacemos, mientras enfrentamos el rechazo más éxito iremos obteniendo.
  • Según Waltz, la gente en general tiene unas ideas equivocadas a la hora de enfrentar el rechazo. Muchos Emprendedores fracasan al principio por ese miedo a enfrentar el rechazo, que su marca, producto, servicio o Plan de Negocio sea descartado con un No.El miedo al rechazo está en todos lados, ya sea una empresa de reciente creación o simplemente alguien que quiere invitar a una chica a una una cita para iniciar una relación. Nadie es totalmente perfecto, ni la empresa ni el que quiere invitar a la chica de sus sueños tendrán todo perfecto para recibir el Si, y aún así los pueden rechazar, y esto es lo más común, es la norma.
  • Para evitar las decepciones y malestares por el rechazo, lo que tenemos que incrementar es el número de rechazos que queremos oír, porque cuando lo hacemos el éxito puede estar a la vuelta de la esquina.Pero no todo es incrementar el número de rechazos al por mayor, estar buscando indiscriminadamente que nos digan que No para lograr algún Si, no solo es un juego de números, también necesitamos poseer ciertas habilidades. No solo por el hecho de fallar y ser rechazados continuamente alcanzaremos el éxito, también debemos contar con un mínimo de habilidades, podemos incrementar nuestro número de intentos, pero el éxito no está asegurado solo por intentarlo.
  • Lo que Andrea Waltz sugiere es que brinquemos esa barrera donde uno está dispuesto a fallar y escuchar un No. Que primero entendamos y analicemos nuestro modelo de éxito y fracaso. Es como vernos en medio de ambos y decir: el fracaso está de un lado y el éxito del otro, hay que sabernos mover allí. Uno es el que tiene la opción, y decir voy a lograr esa aprobación de mi proyecto, voy a alcanzar tal venta o voy a conseguir a la chica de mis sueños. Ver a los fracasos de un lado y los éxitos del otro es un modelo mental que debemos aprender a establecer; pero una vez que aprendemos a adaptarnos a este modelo mental hay que estar dispuestos a fallar, a darnos permiso para fracasar y no sentirnos Don o Doña perfectos, debemos darnos un poco de holgura y no autojuzgarnos tan duramente. Allí es donde sabemos que estamos en el camino correcto, que aunque seamos rechazados no la hemos regado, no somos unos fracasados, no estamos haciendo las cosas mal.La gente suele creer que el éxito y el fracaso son opciones, pero podemos hacer las dos, una u otra, pero realmente tenemos que fracasar para ser exitosos, esto es parte del proceso. Y si no hemos fracasado en el principio, en algún punto intermedio del proceso seguramente lo haremos, es inevitable.

    Así que en cada etapa recordemos este modelo mental y entendamos que cuando estemos buscando un logro siempre habrá obstáculos y fracasos en el camino, por lo que evitemos abandonar la lucha pronto.

  • Vamos ganando cada vez más confianza mientras lo vamos intentando, sobre todo cuando nos quedamos al borde del éxito, cuando llegamos en segundo lugar, cuando casi lo conseguimos, el objetivo se podría alcanzar pronto si seguimos intentándolo.
  • Si quieres que te envíe el texto completo del audio de esta y otras emisiones de este Podcast, solo tienes que ponerte en contacto conmigo y con mucho gusto te lo envío por e-mail.
  • Cita del Vox Populi.

Seguir leyendo Formas del éxito que se desprenden del rechazo | 129

Efectos positivos en las hijas e hijos de madres trabajadoras | 128

  • Efectos positivos en las hijas e hijos de madres trabajadoras. Las mujeres trabajadoras son más propensas a criar hijas exitosas así como hijos más cuidadosos y empáticos.
  • Les voy a compartir algunos de los interesantes resultados que un reciente estudio que dirigió la profesora de la Escuela de Negocios de Harvard Kathleen L. McGinn y su equipo encontraron, descubriendo que las madres trabajadoras podrían estar desempeñando un mucho mejor rol como madres educadoras del que ellas mismas creían hacer. Creo que las Madres trabajadoras estarán muy complacidas en escuchar estos novedosos resultados porque seguramente están preocupadas por el futuro de sus hijos.
  • Las mujeres cuyas madres han trabajado fuera de casa son más propensas a poder ser contratadas, teniendo mayores posibilidades de desempeñar funciones de más responsabilidad en esos empleos, y ganar mucho mejores sueldos, comparadas con aquellas mujeres cuyas madres hayan estado a tiempo completo en casa. Por su parte, los hombres criados por madres trabajadoras serán más propensos a ayudar en las labores del hogar y ocupar más de su tiempo extralaboral haciéndose cargo de sus hijos u otros miembros de la familia.Estos resultados son elocuentes, y son el reflejo de la realidad en los 24 países desarrollados donde se realizaron estas encuestas.
  • Kathleen McGinn comenta que: “Hay muy pocas cosas que conozcamos, que tengan un impacto tan claro en la desigualdad de género como ser criado o educado por una madre trabajadora”.
  • En un estudio previo que la misma McGinn desarrolló junto con la profesora Katherine Milkman de la Escuela de Negocios de Warthon, encontraron que por ejemplo, las Abogadas eran más propensas a escalar jerárquicamente en una Firma de Abogados, y menos propensas a renunciar cuando tienen Socias como mentoras y como modelos a seguir. Estas investigadoras se cuestionan cómo es que estos roles no tradicionales influencian la desigualdad de géneros en casa, tanto en términos de oportunidades profesionales como del reparto de responsabilidades en casa.
  • Los vínculos entre el hogar y el lugar de trabajo se están haciendo cada vez más críticos mientras se van teniendo dos ingresos familiares. McGinn comenta que:

    “tendemos a hablar cada vez más de la desigualdad en lugar de trabajo, pero la inequidad en Casa todavía está estancada”.

  • Para matizar el efecto global que tienen las madres trabajadoras, estas investigadoras indagaron datos del Programa internacional de investigación social, en un estudio llamado “Familia y Roles de Género intercambiados”, donde se incluían muchas preguntas relativas a actitudes de género, vida hogareña y carrera profesional. Estas investigadoras estaban básicamente interesadas en una pregunta clave: ¿Alguna vez tu Mamá trabajó remuneradamente después de que naciste y antes de los 14 años?.
  • McGinn enfatizó: “A nosotras realmente no nos importó si estas madres trabajaron pocos meses durante un año, o si trabajaron 60 horas a la semana durante toda su infancia. No estábamos tan interesadas en si su madre había trabajado intensamente como profesional, más bien queríamos saber si tuvieron un Modelo de Madre que desempeñó un rol ejemplar demostrando productividad tanto dentro como fuera de casa”.El equipo de investigación estaba interesado en encontrar si el hecho de haber crecido con una Madre trabajadora influenciaría factores tales como el empleo, los puestos de responsabilidad y supervisión, los ingresos económicos, el reparto de labores domésticas  y los cuidados hacia otros miembros familiares, sobre todo el de los hijos.

    13,326 mujeres y 18,152 hombres de 24 países desarrollados llenaron la encuesta. Los investigadores basaron sus análisis en respuestas registradas entre las encuestas de 2002 y 2012. Categorizaron a los países de acuerdo a sus actitudes hacia la igualdad de género, tanto en casa como en el lugar de trabajo.

    Otros datos mostraron que los hombres eran tan propensos a desempeñar trabajos de supervisión fuesen o no hijos de madres trabajadoras. Pero las mujeres criadas por madres que trabajaron fuera de casa eran más propensas a supervisar personal en el trabajo y lograr mayores responsabilidades.

    Los datos demostraron que los hombres criados por una madre trabajadora no ganaban más ni menos salario, pero las mujeres criadas por madres trabajadoras si obtenían mayores ingresos que aquellas mujeres cuyas Mamás habían estado de tiempo completo en casa. La única excepción: Mujeres que reportaron actitudes conservadoras hacia la igualdad de género, esto es que aceptaban “como apropiado” su papel de Madres de tiempo completo sin trabajar fuera de casa. Solo en situaciones en que el Hombre genera  los ingresos suficientes y sobrados es que el efecto o necesidad de “mamá trabajadora” se reduce, notándose más conservadora. Esto es, que mientras el hombre pueda sostener decorosamente a la familia ambos cónyuges prefieren que la Madre se quede en casa, esto no significa que ella no trabaje o no sea productiva porque es una  ardua labor no remunerada que el hombre tiene que saber valorar, reconocer y apoyar.

  • Y en cuanto a esos hombres cuyas madres siempre trabajaron fuera de casa, éstos estaban más dispuestos a contribuir con los quehaceres en el hogar y brindar más de su tiempo extralaboral para cuidar a otros miembros de la familia, principalmente a los hijos.
  • Los hombres que vieron a sus madres trabajar fuera de casa tienden a ser más cooperativos en las labores domésticas y a entender los roles de sus parejas (tanto en el de casa como el del trabajo), también suelen ser más empáticos, esto es, se ponen en el lugar de su pareja y comprenden más su posición.

  • McGinn comenta que: “Lo que se ha creado como un modelo para que los hijos crezcan y maduren con una mentalidad de igualdad de género, fue la idea de que compartan el trabajo de casa. (los hijos varones)”.Las mujeres criadas por madres trabajadores proveen la misma cantidad de su tiempo para cuidar a sus hijos y otros miembros de la familia que aquellas mujeres criadas por madres que estuvieron todo el tiempo en casa. De todas formas, cuando segmentaron en gente que solo tiene hijos en casa, encontraron que las mujeres que fueron criadas por madres trabajadoras de hecho pasan más tiempo con sus hijos, esto se puede deber a que a ellas les hubiera gustado que sus madres trabajadoras hubiesen podido pasar más tiempo con ellas cuando eran menores.
  • McGinn explica que todavía hay muchos sentimientos de culpa en aquellos hogares donde el Padre y la Madre trabajan fuera de casa, porque sienten que descuidan su labor de Padres.  Lo que esta investigación nos arroja es que mientras se trabaje fuera de casa, no solo se contribuye a la economía familiar proveyendo los ingresos, además se ayuda uno mismo tanto en el desarrollo profesional como el emocional, siempre y cuando tu empleo te satisfaga plenamente. Con esto también contribuyes en el desarrollo de tus hijos, porque les pones el ejemplo y se demuestra la forma en que uno desempeña sus funciones tanto en el trabajo como en el núcleo familiar.Que tanto la madre como el padre trabajen fuera de casa y se repartan las labores domésticas demuestra a los hijos la igualdad de géneros. No hay mejor forma de transmitir educación y valores que poniendo el ejemplo. Yo respeto a todas aquellas mujeres que prefieren estar en casa de tiempo completo para sus hijos, mientras su pareja sale a trabajar, esto me parece  correcto siempre y cuando los dos estén de acuerdo, a veces, debido a circunstancias externas, los roles se invierten forzosamente y el padre es quien se queda en casa con las labores domésticas mientras la mamá sale a trabajar, son situaciones particulares que muchas veces no se escogen, solo suceden por circunstancias fortuitas y tienen que valorarse en su justa medida, las condiciones pueden cambiar en cualquier momento y los cabezas de familia tienen que estar conscientes y aceptar la situación tal como es, y transmitirlo debidamente a los hijos, si los hay.
  • Cita de Dawn Sandomeno @DawnSandomeno

Seguir leyendo Efectos positivos en las hijas e hijos de madres trabajadoras | 128

Ventajas de la competencia en el trabajo | 127

  • Ventajas de la competencia en el trabajo. Los aspectos positivos de  competir en el trabajo con nuestros compañeros.
  • Anécdota del ex-jugador y Director Técnico o Mánager del Liverpool F.C. Billy Shankly. Cuando Shankly se hizo cargo del equipo en diciembre de 1959 el Liverpool F.C. todavía se encontraba en Segunda División, de la mano de este Mánager este notlable equipo inglés llegó a ganar varias copas inglesas.
  • Esta historia se desarrolló en el vestidor del equipo, en la plática previa al partido que todos los Mánagers suelen dirigir a sus jugadores para arengarlos, para motivarlos a ganar el partido. En este encuentro se iban a medir contra uno de sus adversarios más aguerridos, el Manchester United.

    Billy Shankly, más que hablarle a sus jugadores de su propia estrategia y desempeño, que era y es lo más lógico, empezó a ridiculizar a los jugadores del otro equipo, a los del United y hacer burla de su alineación, despreciándolos en toda regla.

    Empezó así: “Vamos a ver, Alex Stepney más que un Portero parece una aleta resbalosa, sus manos son tan anti-adherentes como un sartén de teflón que no pueden ni sostener el balón. Atrás a la derecha, en defensa, se encontrarán con Shay Brennan que es tan lento en darse la vuelta que le pueden dar un asado mientras lo pasan: junto a él atrás, pero del lado izquierdo está Tony Dunn, quien es todavía más lento que Brennan que si se gira a las tres y veinte no se voltea hasta el cuarto para las cuatro”.

    Mientras Shankly hacía mofa de los jugadores del United, sus propios jugadores se iban creciendo en confianza y éste seguía ridiculizando a sus oponentes. Siguió diciéndoles: “Paddy Crerand es un pequeño estorbo quien es más lento de lo que parece”.  Continuó haciendo pedazos a el otro equipo: “A David Sadler Yo ni siquiera le daría un lugar dentro de nuestras reservas. Y finalmente, John Aston, una vez lo golpeo una gallina y no se volvió a saber más nada de él”.

    Cuando Shankly totalmente eufórico terminó su disertación, uno de sus jugadores, el Capitán Emlyn Hughes no estaba tan seguro de esa alocución, así que le pidió la palabra:  “Muy bien jefe, ¿eso es todo? Pero no nos ha mencionado nada acerca de George Best, o de Bobby Charlton y ¿qué hay de Denis Law?”.

    El Manager Shankly, al escuchar el comentario de su Capitán se volvió furioso hacia todo el Equipo y les gritó:  “¿Están tratando de decirme que entre ustedes once no pueden vencer a un equipo que solo tiene tres jugadores?”.

  • Aquí les comparto unas ideas en las que busco destacar las ventajas de la competencia en el trabajo:

    La competencia entre compañeros es buena porque crea un ambiente de trabajo que empuja a todos a exceder sus límites normales, a ir más allá de lo convencional para descubrir sus propios potenciales individuales y colectivos (los del equipo).

    La competencia ayuda a promover la creatividad, y a que unos descubran nuevas formas de producir y alcanzar resultados, lo cual será de gran ayuda y utilidad también para los demás, tanto en sus desarrollos personales como profesionales.

    Si la competencia se enfoca adecuadamente, como en un equipo de futbol, donde no se tiene a unos para competir contra los otros, sino que cada uno está para cubrir una función se pueden alcanzar éxitos grupales donde la retroalimentación y motivación mutua sean los catalizadores para la evolución favorable de todo el grupo.

    La competencia es de alguna forma necesaria porque sin ésta no estaríamos obligados a mejorar nuestra marca, producto o servicio, sin esta apropiada competencia nos conformaríamos hasta con la mediocridad.

    No importa de dónde vengas, qué tan bueno te crees que eres, o los antecedentes que traigas, qué estudios, preparación y méritos hayas obtenido, procura enfrentar a quienes consideres tus adversarios con una dosis mínima de sano respeto y caballerosidad, sin menospreciar a nadie, porque te pueden sorprender. No asumas por ningún instante que tienes ventajas sobre alguien a quien acabas de conocer. Una de las fórmulas más seguras para fracasar es cuando subestimamos a un oponente.

    Es sano e Importante tratar de mantenerse siempre por delante de los demás, a nivel de ánimo, conocimiento y acciones, pero no lo digas o lo hagas público, solo debes saberlo tú sin sentirte superior, porque las acciones hablan por sí mismas. Lo que importa es tu actitud, que aquello que dices y prometes sea congruente con tus acciones y resultados.

  • Cita de Alfred, Lord Tennyson.

Seguir leyendo Ventajas de la competencia en el trabajo | 127