Sugerencias para mantenernos concentrados en objetivos prioritarios | 144

Sugerencias para mantenernos concentrados en objetivos prioritarios.

Gustavo Pérez | the Manager's Podcast
Logros | Metas | Objetivos | Lucha | Persistencia

A finales del siglo pasado, todavía se escuchaba mucho hablar de alcanzar objetivos a corto, mediano y largo plazo.  En estos tiempos, donde la dinámica de las economías y la tecnología va más rápido de lo que nosotros podemos alcanzar, el largo plazo prácticamente solo lo evalúan los grandes consorcios, empresas de tamaño grande y hasta países, basándose en complejos modelos financieros que se tienen que actualizar permanentemente.

Seguir leyendo Sugerencias para mantenernos concentrados en objetivos prioritarios | 144

7 Hábitos negativos que debemos evitar al hablar | 143

7 Hábitos negativos que debemos evitar al hablar.  La entrada y la salida musical es de Kevin MacLeod de Incompetech.com.

Muchos  en la audiencia, ya habrán oído hablar o escuchado algunas de las pláticas de TED. Para los que no la conozcan, TED es una organización sin ánimo de lucro que se dedica a la difusión de interesantes y poderosas ideas a través de pláticas presenciales en formato corto; éstas charlas que duran en promedio unos 18 minutos, son conferencias de personajes reconocidos del mundo de la ciencia, la literatura, la empresa, el emprendimiento, el deporte y prácticamente de cualquier medio, disciplina o cultura, en casi todos los idiomas. TED es el acrónimo de “Tecnología, Entretenimiento y Diseño”, coincidiendo con sus siglas en inglés “Technology, Entertainment and Design”.

TED inició sus conferencias en 1984, y a la fecha se ha convertido en una comunidad global que cree y busca propagar las ideas de sus reconocidos ponentes con notoria dedicación y pasión, afirmando que el poder de las ideas puede y debe cambiar las actitudes, las vidas de todas las personas, y de hecho al Mundo en su conjunto. Afortunadamente el internet nos permite tener a la mano casi todas las ponencias y pláticas que se han llevado a cabo en todos los foros del mundo donde TED tiene presencia, se pueden ver y escuchar gran cantidad de sus videos a través del Youtube y el propio canal de la organización TED, incluso en iTunes también se puede descargar en Podcast con video.

La misión principal de TED se resume con esta pregunta:

¿Cómo podemos propagar grandes ideas?

Y, como la principal forma de propagar las ideas es hablando, yo me he permitido recoger 7 hábitos negativos que perjudican una buena comunicación, y los he tomado precisamente de una de las ponencias que el conferencista, empresario, consultor de comunicación y experto en sonido Julian Treasure ha expuesto en Conferencia de Julian Treasure (Subtitulada en Español) en uno de los foros de TED, creo que fue en Edimburgo. Solo voy a compartirles unas puntualizaciones y rescato algunos comentarios que considero los más destacados, porque no puedo incluir todo aquí:

“La voz que tenemos los seres humanos, ese instrumento que todos tocamos es probablemente el sonido más poderoso que existe en el mundo. Es el único que puede iniciar una guerra, o decir “Te Amo”.

“Y, sin embargo mucha gente tiene la experiencia de que cuando hablan la gente no los escucha.  Y ¿cómo puede ser eso?, ¿cómo podemos hablar poderosamente para hacer un cambio en el Mundo?”

La sugerencia, es evitar una serie de hábitos nefastos que al hablar desacreditan la forma en que nos escucha la gente y por supuesto menoscaban la comunicación. Julian Treasure los llama “Los 7 pecados capitales al hablar”. No son todos los pecados que podemos cometer mientras tomamos la palabra en una reunión, en un foro, hablando ante un grupo o entre amigos, pero entre todos abarcan un espectro muy amplio de negatividad que afectan cualquier tipo de comunicación, y sobre todo la Imagen y Marca Personal de aquella persona que cae en estos errores, muchas veces ofendiendo y agraviando a quienes le escuchan y a los no presentes también.

  • UNO.- El chisme. Hablar mal de alguien que no está presente. Este es un hábito desagradable. Cuántas veces escuchamos a una persona profiriendo comentarios, verdaderos o no de otras personas y nos imaginamos que ese mismo individuo probablemente también vaya a hablar mal de nosotros cuando no estemos allí.
  • DOS.- Juzgar.  Es muy difícil escuchar a alguien cuando sabemos que estamos siendo juzgados y que además sentimos que nos encuentra deficientes o incompetentes al mismo tiempo.
  • TRES.- Negatividad. Todos podemos caer en esto.  En términos generales, la gente socialmente disfuncional y técnicamente incompetente es la más propensa a expresarse negativamente. Las personas negativas tienden a centrarse en ver los defectos en todas las situaciones y personas a su alrededor, y a hablar mal de las cosas que no les gustan. Las personas negativas tienen una actitud de permanente pesimismo, suelen ser sarcásticos con respecto a las ideas y proyectos de los demás. La negatividad es una de las peores posturas que se pueden adoptar al hablar. Es múy difícil convivir con personas negativas.
  • CUATRO.- Quejarse. Este mal hábito es en sí mismo otra forma de negatividad. Quejarse en lugar de proponer soluciones es propio de gente tóxica, y demuestra que quien habla así es alguien renuente a aceptar y responder ante las propias responsabilidades.
  • CINCO.- Excusas.Todos conocemos a gente que pone pretextos, y quizá nosotros mismos también hemos tratado de excusarnos, de disculparnos y hasta echarle la culpa a alguien más por irresponsabilidades que nos corresponden directamente.  Es muy difícil tratar con alguien que habla con evasivas y alegatos.
  • SEIS.- Exageración. Algunas veces, degradamos nuestro lenguaje enfatizando nuestras palabras, por ejemplo, si encontramos algo que es “impresionante” ¿Cómo lo vamos a llamar?. Y luego, claro que esta exageración se convierte en mentira.
  • SIETE.- Dogmatismo. La confusión entre los hechos y las opiniones. Cuando estos dos conceptos entran en conflicto uno está como escuchando al viento. Ya saben, alguien está bombardeándolos con sus opiniones como si fueran la verdad universal, como hablando con la única verdad de este planeta. Es difícil escuchar a alguien que habla en este tono, como pontificando.

En esta ocasión, me despido con una frase del diseñador, ingeniero, pintor y arquitecto teórico Franco-Suizo Charles Édouard Jeanneret-Gris, mejor conocido como Le Corbusier.

Recomendaciones valiosas de un Emprendedor exitoso | Mark Cuban | 142

Mark Cuban | Emprendedor | Empresario | Millonario | Shark Tank
Mark Cuban | Emprendedor | Empresario | Millonario | Shark Tank

Recomendaciones valiosas de Mark Cuban, un Emprendedor exitoso. Para desarrollar esta emisión, he seleccionado a un Emprendedor ejemplar, y a diferencia de diversos personajes famosos que he escogido en otras ocasiones, este no es manager de Futbol, ni explorador, ni actor, tampoco es tan famoso internacionalmente, pero tiene una historia interesante que lo ha impulsado a lograr grandes objetivos en el mundo de los negocios. Estoy hablando del empresario, inversionista, y dueño del equipo de basketball los Mavericks de Dallas  de la NBA: “Mark Cuban”.

Como casi todos los norteamericanos, Cuban también tiene orígenes lejanos, en este caso su abuelo era un inmigrante ruso que al llegar a Ellis Island se cambió el apellido de “Chabenisky” por el de Cuban. A pesar de que sus abuelos eran de clase social trabajadora y su propio padre era un reconocido tapicero automotriz, los Cuban llegaron a prosperar mucho y hasta vivir en un suburbio relativamente opulento. Esto no hizo que el joven Mark se confiara ni llegara a sentir que porque su familia había logrado algún éxito él no tendría que trabajar muy duro para labrar su propio y próspero destino.

Desde los 12 años se inició en el mundo del emprendimiento, a esa edad empezó a vender bolsas de basura para poder pagarse los costosos tenis de basketball que tanto deseaba. En la escuela, antes de la Universidad desempeñó gran variedad de trabajos, tales como cantinero, instructor de baile y hasta ambientador de fiestas disco.

Se cuenta, que en lugar de acudir al último año de Bachillerato, Mark se inscribió como estudiante de tiempo completo en la Universidad de Pittsburgh, y después de ese año fue transferido a la Universidad de Indiana, graduándose en la escuela de Negocios de Kelley como licenciado en Administración de Empresas. Mark escogió esta Universidad porque era la más barata de todas las Escuelas de Negocios de la lista de las Top 10, (de las 10 mejores), esto habla del carácter y mentalidad de Mark Cuban desde muy joven, quería estar en una de las mejores escuelas de negocios pero al menor costo, porque él siempre ha considerado que el temperamento y la decisión de una persona son más importantes que las instituciones donde haya estudiado o trabajado, es una persona muy práctica.

Hoy en día, a Mark Cuban se le reconoce por ser un inversionista “Tiburón” no solo en su vida profesional sino también como el personaje de la Serie Shark Tank, de la que él mismo es dueño, productor y hasta actor, ha tenido muchas participaciones actuando en varias películas y series, esto habla de su gran versatilidad y disposición a salir de su zona de confort y hacer cambios radicales de “su” persona o lo que sea necesario para experimentar, aprender y lograr lo que se propone.

Su experiencia como empresario en diversos ámbitos es muy amplia, y más que vérsele como a una persona que no sabe lo que quiere, por estar en diferentes negocios, se le reconoce como un a Emprendedor en Serie por que se compenetra en una gran diversidad de proyectos, lo que le ha provisto de un vasto criterio y extenso conocimiento. Entre otros negocios, Cuban es dueño de la cadena de cines Landmark, además de ser accionista principal de Magnolia Pictures y Presidente de la Cadena de televisión por cable HDTV ASX. Se asoció con Mascot Books para entre otras cosas poder publicar  su primer libro para niños “Vamos Mavs” haciendo alusión a su propio equipo de basketball. También ha invertido en Sharesleuth.com, empresa en internet que creó para revelar fraudes e información errónea de las compañías públicas de los Estados Unidos. En fin, no acabaría nunca si tuviera que mencionar a todas las compañías en las que tiene o ha tenido participación, su historia es tan larga como interesante.

Mark Cuban es de los emprendedores que creen en el trabajo donde se agrega valor, no en el que se acumulan horas de trabajo para cumplir mecánicamente con unas labores que cualquiera puede desempeñar. Cuban defiende el trabajo verdadero, el que consiste en buscar o generar nuevas oportunidades, en tomar decisiones capitales que funcionan adecuadamente, y en poder entender la conexión entre clientela, su marca y sus operaciones.

Yo había estado pensando que si hipotéticamente pudiese pedirle a Mark Cuban que durante un minuto me diera unos consejos personales para un emprendedor ya con un poco de camino andado, pero todavía en ciernes, esto me podría costar una fortuna, porque uno solo de sus minutos de consultaría me sería incosteable; pero como Mark Cuban es un hombre generoso, y es de los que les gusta compartir y agregar valor, afortunadamente puedo transmitirles este minuto de traducción que hice, en el que Cuban le concede a IncVideo.com página web especializada en emprendimiento estos interesantes y valiosos consejos:

“No tengo nada que perder. Si no tienes nada que perder, y todavía sigues sentado en tu escritorio, y no tienes el coraje para hacerlo, no te puedo dar ninguna ayuda, no tengo nada para ti. Si estás soñando en empezar un Negocio, y sales a comprarte un coche, o compras una casa, y pagas el enganche o anticipo de la hipoteca, y haces todo lo posible por pagar esa deuda, no tengo nada para ti, porque ya sabes que te estás cortando desde las rodillas tu futura vida de emprendimiento. Pero, si te encuentras a ti mismo pateándote el trasero en cada minuto libre que tengas, trabajando en UNA, no en CINCUENTA, trabajando en UNA sola idea. Si te encuentras trabajando en convertir  esa sola idea en una compañía. Trabajando en crear esa compañía durante cada minuto libre que tengas después de levantarte y en el que no estás en tu trabajo. Trabajando en todo aquello que te sea posible por salvar cada centavo que puedas, viviendo casi sin de dinero, no gastando nada, de tal forma en que llegues al momento donde puedas renunciar a tu trabajo y empezar esta compañía. Y, cuando inicies esta Empresa sabrás en tu mente que sin lugar a dudas estás mucho más preparado, y que conoces el ámbito de tu industria mejor que ninguno, entonces, en realidad no estás asumiendo ningún riesgo, tu ya estás listo para lanzarte, y sabrás bien cuándo es el momento para arrancar, y ¡Yo estaré allí para aplaudirte cuando lo hagas!”.

Cita del mismo Mark Cuban.

Las 10 reglas de éxito de Will Smith | 141

En esta ocasión voy a contarles las 10 reglas para lograr el éxito que el conocido actor, productor, escritor y cantante de rap norteamericano Will Smith ha ido acuñando en el transcurso de su ya larga y productiva carrera. . Newsweek ha llegado a designar a Will Smith como el actor más poderoso de Hollywood. Forbes lo ha considerado como la estrella más rentable en el mundo del espectáculo. Yo, concretamente no voy a hablar de él a nivel personal, ni aportaré mi punto de vista como en otras ocasiones en este Podcast, aquí solo voy a compartirles la traducción que hice del video que Evan Carmichael preparó para su canal de Youtube. En ese video Carmichael reunió una serie de frases motivacionales que Will Smith ha ido proponiendo a lo largo de su carrera, unas han sido obtenidas de momentos histriónicos durante sus películas o series, y otras las obtuvo de algunas entrevistas que Smith sostuvo con  importantes entrevistadores norteamericanos.

UNO. No escuches a quienes se sienten menos. Las siguientes frases se las enseña a su hijo en la película The Pursuit of happyness, o “En busca de la felicidad”, cuando ambos padecían una etapa de zozobra económica: “Nunca dejes que nadie te diga que no puedes hacer algo, ni siquiera yo, ¿de acuerdo?. Tu tienes un sueño, y tienes que protegerlo, la gente que no puede lograr hacer cosas por sí misma te dirá que tú no puedes tampoco. ¿Quieres algo? Ve por ello, ¡Punto!”.

DOS. En donde te encuentras no es donde vas a estar siempre. No crecimos con el sentido de que donde estábamos era donde íbamos a permanecer siempre. Crecimos con la creencia de que donde estábamos casi no importaba, ¡porque nos estábamos convirtiendo en algo más grande!

TRES. Haz una elección, toma una decisión. Tengo el concepto de que no quiero ser un ícono, quiero ser una idea, quiero representar una idea, quiero representar posibilidades, quiero representar magia, ¿cierto?. Estamos en un Universo en que 2 por 2 es igual a 4, 2 por 2 solo te da cuatro si tu aceptas 2 por 2 es igual a cuatro; 2 por 2 estará donde Yo quiera que esté, hay un poder redentor en el que hacer una elección, es solo eso,  y que al tomarla no te afecte a otras cosas que te sucedan.

Haz tu elección como si solo hubieras decidido qué vas a ser, quién vas a ser, cómo lo vas a lograr, solo decídelo y entonces hazlo. Desde ese punto el universo se moverá a tu modo, como si fuera agua, como fluyendo a tu alrededor. Así que Yo quiero representar posibilidades, quiero representar la idea o el concepto de que uno realmente puede hacer lo que quiera. Uno de mis libros favoritos es El Alquimista, de Paulo Coelho, yo creo en eso, en eso que dice que puedo crear cualquier cosa que quiera, solo si pongo correctamente a mi mente a trabajar en eso, a estudiarlo, a leer los patrones; es difícil ponerlo en palabras con tonterías metafísicas y esotéricas, pero creo fuertemente que somos aquello que hemos decidido ser.

CUATRO. Ten un propósito. Me han preguntado la diferencia entre depresión y alegría. Sí, yo creo que esta diferencia es “el propósito”, como cuando te levantas por la mañana y tu vida significa algo para alguien más quien no eres tú, tienes un propósito, y si no vas a hacer las responsabilidades que tienes que hacer las vidas de otras personas van a sufrir, y creo que esa clase de propósito de vivir al servicio no de ti, sino vivir al servicio de la humanidad, vivir al servicio de tu familia, vivir al servicio de tu ciudad, de tu país, de tu mundo, vivir al servicio de los demás es la que yo siento la forma más pura de la alegría.

CINCO. Sé grandioso. La Grandeza no es de ese tipo de características maravillosas, esotéricas, ilusorias, o divinas que solo aquellos muy especiales entre nosotros van a poder disfrutar, esto es algo que existe verdaderamente, que está entre nosotros, es algo muy simple y es en lo que creo, y estoy dispuesto a morir por ello, ¡PUNTO!, es así de simple. Sé quién soy, y sé en lo que creo, y es todo que debo saber, a partir de allí uno hace lo que debe hacer. Y pienso, lo que sucede es que nosotros hacemos las situaciones más complejas de lo que son, buscando la complejidad solo nos vamos a complicar más las cosas.

SEIS. Comprométete. El camino hacia el éxito pasa a través del compromiso, y a través de la fuerza de conducirse con ese compromiso cuando las cosas se  ponen difíciles. Y sí que se va a poner duro, y en algunas ocasiones te van a dar ganas de renunciar, pero la situación se tornará del color de quién tú eres, y más de quién quieres ser; yo llegué definitivamente a esta conclusión. Querer ser un actor surgió a partir del deseo de querer ser alguien, y de querer transmitir algo a la gente.

SIETE. No te dejes derrotarLa única cosa en la que yo veo que no te puedes ver a ti mismo derrotado, la única que es distintiva de mi persona es que no tengo miedo de morir en una cinta o la banda de correr (aquí Will Smith hace una metáfora que quiere decir que no se dejaría nunca vencer en la lucha). Y sigue diciendo: Yo correría, pero no me derrotaría, punto. Quizá puedes tener más talento que yo, podrás ser más listo que yo, puedes ser más sexy que yo, y tener cosas para superarme hasta en 9 categorías, pero si nos subimos juntos a la banda de correr, surgirá una de dos cosas, o tú te bajas primero o yo me muero en la cinta, es así de simple. Entonces, volviendo a la pregunta de porqué la gente me categoriza o me encasilla, te contesto que entonces tengo esas dos opciones, o regreso adentro o me muero; es así, no vas a derrotarme, es un concepto muy básico y sencillo, y es así, la persona que está dispuesta a luchar más duro es la que va a ganar la partida, la bola va y viene, es una bola suelta, pero el que se esfuerza más se la lleva. Yo lo veo como un producto básico o commodity, y es que en este commodity la mayoría de la gente no está llegando a los lugares que desean, o no logran los objetivos que quisieran en este negocio, todo está basado estrictamente en el empuje por tratar de lograrlo, en no dejarse derrotar, en no perder oportunidades cruciales.

“Yo lo digo todo el tiempo, si ya estás bien preparado ya no tienes porqué estar listo”.

OCHO. Trabaja en mejorar tus habilidades. La diferencia entre talento y destrezas es uno de los grandes conceptos malentendidos entre la gente que quiere lograr la excelencia, que quiere superarse, la que quiere alcanzar sus sueños. El talento se da naturalmente, las habilidades solo se logran a través de horas y horas, y horas y horas de trabajar en vencer tu arte, lo que sea que desempeñes; no hay camino fácil alrededor de esto sin importar qué tan talentoso seas.

“Tu talento va a fracasar si no tienes habilidades, si no estudias y si no luchas realmente duro, y si no te dedicas mentalmente a ser mejor cada día no te será posible mejorar, superarte ni comunicarte con la gente”.

NUEVE. Deja que el miedo te motiveYo estoy motivado por el miedo, y ¿miedo a qué?….. Miedo del miedo. Odio el miedo de estar asustado por realizar algo. Odio ese sentimiento, como el que tuve antes de tener aquella reunión con Quicy Jones, Benny Medina y Jeff Pauly, cuando se acercaron a mí con la idea de la serie El Principe de Bel Air; y odié estar asustado, tanto que ni siquiera quería asistir a la reunión que me convocaron estos productores. Tuve oportunidades a la puerta cuando estuve rapeando el primer año, Bill Cosby y su equipo había ya visto mis videos musicales y me llamaron para que participara en el Show de Cosby; y cada vez que me convocaban por alguna razón yo no llegaba a las reuniones, por miedo, y lo odiaba, odiaba tener miedo de hacer algo.

“Entonces, lo que empecé a desarrollar en mis primeros trabajos fue abordar las cosas a las que les tenía miedo”.

DIEZ. Sé increíble con lo que haces. Frase de despedida de este Podcast. Esta frase no tiene mucho que ver con el diálogo que el Príncipe de Bel Air sostiene con su Padre y su Tío.

La pista musical de entrada y salida del programa es de Kevin MacLeod de Incompetech.com

Cómo reaccionar positivamente ante personas agresivas | 140

Cómo reaccionar positivamente ante personas agresivas. Encontrar lo positivo y bondadoso en las personas puede resultar a veces muy difícil, especialmente si no estamos acostumbrados a intentar esta búsqueda de buenas virtudes en los demás.

Siguiendo con el tópico de conflictos en el trabajo, hoy voy a contarles la Historia del jardinero con un distintivo.

Un jardinero y paisajista se encargaba de su negocio familiar, esta era una empresa que ya cumplía las cuatro generaciones. El personal en esta compañía siempre se mostraba muy feliz y relajado, a los clientes les encantaba visitar el local de la tienda, y contratar los servicios de ésta compañía para que les diseñaran y trabajaran sus jardines, también para que les propusieran cómo arreglar los patios de sus casas o simplemente para hacerles pedidos de plantas y flores.

Hasta donde todos podían recordar, tanto el actual dueño de la empresa como sus previas generaciones, padres, abuelos y bisabuelos eran todos personas extremadamente positivas y demostraban claramente estar siempre felices.

La mayoría de los que los conocían y conocieron daban por hecho que esta notoria felicidad se debía a que dirigían un exitoso negocio. Pero de hecho, esta asunción era todo lo contrario.

Una tradición respetada en este negocio familiar era que el dueño siempre portaría una gran insignia en la solapa que decía: “El Negocio es Maravilloso”.

De hecho, este negocio era realmente próspero, aunque, como cualquier otro negocio atravesó por varios momentos críticos de grandes dificultades económicas. Pero, lo que nunca cambió, lo que siempre permaneció inamovible era la actitud de los dueños que jamás dejaban de portar en la solapa de sus ropas de trabajo la insignia o chapa en la que se leía claramente: “El Negocio es Maravilloso”.

Clientes, proveedores y amigos, todos los que notaban y leían por primera vez la insignia con ese alentador mensaje, invariablemente preguntaban: ¿Qué es tan maravilloso en este negocio?

Algunas personas también comentarían que su propio negocio por el contrario, era miserable, o que ellos personalmente eran desgraciados y se encontraban en un estado de mucho estrés, debido a tantas penurias financieras.

De cualquier forma, esta chapa o insignia de “El Negocio es Maravilloso” siempre propiciaba el inicio de la conversación, la que típicamente incluía al dueño del negocio hablando de montones de aspectos positivos del trabajo y de la empresa, por ejemplo, solían mencionar y destacar lo siguiente aspectos afortunados:

  • Del placer de poder conocer y hablar con gran diversidad de gente cada día.
  • De la recompensa que llega por ayudar a su personal a tomar nuevos retos y experiencias, tanto a nivel profesional como personal.
  • De la diversión y las risas que se comparten en un ambiente de trabajo relajado y saludable.
  • De la fascinación del trabajo en sí mismo, así como la del trabajo de otros y del Negocio también.
  • Del gran sentimiento de satisfacción cuando terminas un trabajo realizándolo con lo mejor de tus capacidades.
  • De todas las cosas que aprendes cada día, incluso sin buscarlo así,
  • Del saber que todos los miembros de ese negocios son agraciados, porque saben que en el mundo existen millones de personas que se cambiarían inmediatamente por ellos, debido a su precaria situación, ya que no cuentan con las mismas oportunidades de desarrollar un trabajo tan productivo y’ significativo, en el contexto de un país civilizado donde no existen preocupaciones macro-económicas de gran relevancia.

Bueno, la lista seguía y seguía. Sin tomar en cuenta qué tan miserable fuera una persona, los que escuchaban todas estas razones usualmente terminaban sintiéndose mucho más felices solo después de unos cuantos minutos de recibir todo este entusiasmo positivo e infeccioso.

Es imposible medir o cuantificar una actitud de este tipo, pero de una forma u otra es una profecía auto-cumplida, en el que si en algún momento se le pregunta al dueño de la empresa por el significado de la insignia, éste podría contestar tranquilamente que “La insignia fue lo primero, el maravilloso negocio llegó por consecuencia después”.

Encontrar lo positivo y bondadoso en las personas puede resultar a veces muy difícil, especialmente si no estamos acostumbrados a intentar esta búsqueda de buenas virtudes en los demás. A continuación les comparto algunos consejos que el escritor y bloguero norteamericano Michael Lee nos propone para empezar esta búsqueda en la dirección correcta:

UNO. Primero busca lo bueno en ti mismo.

DOS. Todos podemos tener un mal día.

TRES. Practica el ser positivo.

Busca a Michael Lee en Selfgrowth.com

En esta emisión, me despido con una frase del más famoso diplomático, político, filósofo y escritor del Renacimiento italiano: Nicolás Maquiavelo.

Formas y parámetros de medir el éxito | 139

Formas y parámetros de medir el éxito. Una de las inevitables actitudes de los seres humanos es compararnos con los demás. Estamos constantemente midiéndonos con aquellos que son parte de nuestros círculos sociales y profesionales, y lo que es ridículo hasta con aquellos a los que no conocemos. En alguna ocasión, un compañero mío, al escucharme hablar muy bien de un colega que trabajaba en otra compañía, sin conocerlo, me preguntó: Oye, ¿Sinceramente a quién crees que le va mejor a él o a mí? Le dije: ¿y porqué te tienes que compararte con él? ¿eso qué importa? Y además no lo conoces. También me preguntó: ¿tiene estudios de maestría? Y la clásica ¿qué coche tiene?

Creo que este tipo de preguntas, pueden reflejar una serie de carencias interiores, complejos de inferioridad y por supuesto que cierto grado de envidias.

Entonces, las comparaciones y la motivación por alcanzar algún estatus de relevancia jerárquica, académica o social son componentes innatos de nuestra naturaleza humana y no parece que vayan a cambiar muy pronto. Pero, si las comparaciones son inevitables, cuáles podrían ser los parámetros justos que deberíamos utilizar para medirnos con los demás; no podemos entonces evitar compararnos con otros, pero lo que sí creo que podemos es decidir qué criterio usar para medirnos.

Ya he oído a alguno decir por allí: “Yo estoy mucho mejor preparado y trabajo más que cierto cantante famoso, pero no gano tanto”. Bajo determinado parámetro podríamos afirmar que uno es menos exitoso que otros, en este caso los parámetros son la fama y el dinero. Uno podría concluir negativa y amargamente que no es tan guapo como Brad Pitt, ni tan famoso como George Cloney, ni tan laureado como Mario Vargas Llosa, ni tan Inteligente como Stephen Hawking, y lo clásico: ni tan rico como Bill Gates. Bajo todas estas referencias yo claramente no me puedo medir con estos personajes, esta sería una reactiva y destructiva forma de valorar mi éxito y el de cualquiera.

A muchos no les importan estas varas de medir, y mal harían en comprarlas, porque no es justo ni equitativo hacer estas comparaciones. Mucha gente se reconforta ayudando a los demás a mejorar sus vidas, sin que se los paguen o reconozcan, no necesitan tampoco un reconocimiento público.

Entonces, una fórmula para aceptarnos a nosotros mismos, y estar conformes con nuestro desempeño sería escoger nuestra propia medida del éxito. Desde mi punto de vista, no me parece correcto medir mi éxito ni el de cualquiera por la ostentación de bienestar económico, o por el tamaño de la cuenta bancaria. Y creo que no lo digo por envidia, en estos momentos de crisis se lucha más por alcanzar una estabilidad económica personal, que por lograr hacerse con mucho dinero.

Quienes escuchamos a exitosos y renombrados podcasters como Pat Flynn, Amy Porterfield o John Lee Dumas quienes hasta publican mensualmente sus “Estados de Resultados”, sentimos que ellos miden constantemente su éxito en función del impacto social y global con el que llegan a influir en cientos de miles de seguidores, a pesar de que publiquen sus ganancias monetarias, yo no siento que lo hagan por presumidos . Esto puede sonar medio arrogante, pero el hecho es que cada quién puede escoger cómo medir su propio éxito, no estamos obligados a medirnos con las varas de los demás, si aceptamos las métricas que otros nos quieren imponer seguramente vamos a ser infelices, porque pueden no ser justas para nosotros.

Nadie nos ha dicho todo esto, ni nos lo han enseñado, no es algo que escojamos en la escuela, en nuestro hogar o en nuestro equipo deportivo.

De hecho, la mayoría de nuestros sistemas sociales y profesionales han generado sus propios parámetros para medir el éxito, y en la mayoría de las circunstancias nos vemos forzados a medirnos con éstos y hasta respetarlos y adorarlos.

Debes estar en el peso que marca la tabla de alturas, debes obtener buenas calificaciones en la escuela, debes hacer mucho dinero, debes vestir con ropa de marca reconocida por tu grupo de amistades o de tu gremio, debes comprar el coche que todos desean, debes acatar tal o cual autoridad, debes casarte antes de determinada edad y tener equis número de hijos.

Muchos de estas varas de medir que la sociedad nos impone, pueden ser útiles para nosotros, pero la mayoría son descartables y tratar de acoplarnos a éstas a rajatabla será seguramente motivo de angustias, frustraciones e inconformidades. Estas medidas del éxito no son absolutas ni obligatorias, pienso que no debemos limitarnos a ellas ni venerarlas tampoco. El dinero es muy útil y saca de muchos apuros, provee bienestar y paga las facturas, pero estimo que no debemos tomarlo como la medida del éxito. Por otro lado, tener poca preparación académica no hace que alguien sea una mala persona, eso no tiene nada que ver con el éxito, asistir a todos los servicios religiosos de una comunidad no hace moralmente a una persona mejor que las demás ni más valiosa, tampoco le otorga mayor decencia.

Cada cabeza es un mundo, y cada uno cuenta con la facultad y el derecho de escoger los parámetros del éxito que mejor le convengan, todos somos diferentes y tenemos escalas de valores muchas veces contrarias, por lo que no debemos dejar que nos impongan otros parámetros y especialmente por respeto no tratemos de imponer los nuestros a los demás porque todos tenemos orígenes, educaciones y paradigmas desiguales.

“No imponer nuestra escala de valores a los demás” bien podría ser una de las bases o principios de la tolerancia.”

Por supuesto, que cada quien podrá tener su parámetro para juzgar desde su particular punto de vista lo que el éxito representa para sí mismo, y así lo debemos respetar .

Me gustaría saber cuáles son los parámetros con que mides tu éxito, cuál es tu propia métrica, no la de tu grupo, la que a ti te gustaría que te reconocieran. Te voy a comentar algunos de los pobres y negativos parámetros de la medida del éxito que he ido escuchando y hasta aceptando a lo largo de varios momentos de mi vida:

Quién puede aguantar tomando más bebidas alcohólicas,

Quién conduce a más velocidad,

Quien tiene más novias o quién liga más,

Quién se avienta más alto a la piscina desde el balcón,

Quién gasta más dinero en artículos de marca.

En esta ocasión, me despido con una cita de Benjamin Franklin.

También puedes seguir mi podcast en itunes y/o Ivoox,. Te pido que me dejes un comentario de lo que opinas acerca del Podcast y  me pongas la mejor calificación que puedas en  itunes, esto le ayudará a este Podcast a tener mayor visibilidad en esta plataforma,. También puedes seguirme en Facebook:

https://www.facebook.com/TheManagersPodcast ¡Gracias!

8 Lecciones de los ricos para alcanzar finanzas sanas | 138

8 Lecciones de los ricos para alcanzar finanzas sanas. El título de esta emisión puede sugerirles o invitarles a interpretar que aquí voy a compartir secretos para que nos hagamos ricos, ya me gustaría a mí saber al menos una fórmula para hacer dinero fácil. Yo no creo que exista una fórmula para convertirse en millonario, porque sino ya muchos la estaríamos practicando, pero como este es un Podcast de desarrollo personal y profesional, voy más bien a comentarles un compendio de lecciones que recopilé en varios artículos y blogs acerca de los hábitos y disciplina que algunos Millonarios utilizan en su vida cotidiana para no solo alcanzar su riqueza, sino hasta para conservarla también. Y, siendo consistente con los paradigmas de este Podcast, con los temas que trato, voy a proponerles estas 8 lecciones que los ricos utilizan para alcanzar finanzas sanas y mantener su bienestar, pero más bien enfocado desde el punto de vista de los valores humanos, no tanto de los valores financieros.

  • CUANTO ANTES EMPIECES MEJOR. Cuando obtengas tu primera paga, cheque o ganes dinero por cuenta propia debes iniciar con una ahorro sostenido y planeado. Puedes invertir tu dinero en renta fija o variable, también en productos financieros, pero no solo asesórate con expertos, también trata de entender el funcionamiento de estas inversiones y lee cuanto puedas del tema financiero, trata de estar actualizado o actualizada para evitar que te puedan engañar o te salgan con cuentos chinos. Cuando se invierte prudente y sabiamente, la riqueza se empieza a construir con el paso del tiempo mientras los intereses trabajan y se reinvierte el capital.
  • AUTOMATIZA TUS AHORROS. Tú puedes ser tu propio enemigo si quieres alcanzar el éxito financiero. Es muy fácil procrastinar y descuidarse con aquello que debemos cumplir, evitemos caer en las tentaciones de gastar más de lo que tenemos asignado. La mejor forma de protegernos de nosotros mismos es automatizar nuestros ahorros. Esto significa programar transferencias regulares a nuestra cuenta de ahorros en base a un porcentaje de nuestro salario, o cada vez que recibamos un fondo de ahorros, aguinaldo, bono o reparto de utilidades; lo cierto es que todos estos incentivos tienden a desaparecer del mundo empresarial, pero ésta es una forma de forzarnos a evitar gastar en cosas innecesarias, y no tener malos hábitos financieros porque el dinero no pasa por nuestras manos, se va directo al ahorro.
  • NO CARGUES TARJETAS DE CRÉDITO CONTIGO NI PIDAS PRÉSTAMOS DE DINERO RÁPIDOS. Las tarjetas de crédito y los préstamos de empresas agiotistas o leoninas te van a cargar intereses altísimos que multiplicarán tu deuda exponencialmente, estas son una de las grandes amenazas para tu libertad financiera. Éstas te pueden arrastrar a la quiebra personal, te costarán mucho dinero en intereses, cargos innecesarios por manejos y mil conceptos que te cobrarán si te descuidas. Todo esto te evita por supuesto el ahorro y te aleja del bienestar económico. Los ricos no cargan tarjetas de crédito, y no porque no las necesiten, porque también son útiles para no cargar dinero consigo, pero no las portan más bien por principio de ahorro y como un hábito positivo. Evita la mentalidad del mínimo pago de la tarjeta de crédito, estos están diseñados para que tu deuda se incremente mientras sientes que vas cumpliendo, es un engaño disfrazado para que te creas responsable. Aprende a usar las tarjetas con habilidad, más que pagar caprichos y artículos innecesarios. Trata de generar y usar los puntos que algunos bancos te dan por su uso, comprométete a pagar todas tus tarjetas, a liquidarlas en su totalidad y de preferencia quedarte con una sola, una al menos sí es necesaria para pagar por ejemplo vuelos de avión por internet o reservar hoteles; sé prudente con el uso de tu tarjeta de crédito.
  • DEFINE TU ESCALA DE VALORES. Escribe una lista de las cosas que verdaderamente te importan, que de preferencia no se compren con dinero y ponlas en orden de importancia. El dinero es un valor, pero financiero, no es un valor humano. Muchos millonarios invierten en obras de caridad y ayudan al desarrollo de zonas marginales y empobrecidas.
  • TEN OBJETIVOS Y LUCHA POR OBTENERLOS. Los objetivos importan mucho, nos inspiran, motivan y nos dan un propósito. Ya es conocido que la gente rica siempre está concentrada en alcanzar varios objetivos específicos, no solo financieros, también académicos o profesionales. Muchos tenemos objetivos comunes, como pagar nuestros créditos hipotecarios, pagar nuestro fondo de retiro, liquidar proveedores o algún apalancamiento para el negocio, etc. Desafortunadamente, estos objetivos pueden verse más oscuros y difíciles de lograr combinados con todas las responsabilidades y estrés de la vida cotidiana. Cuando estos objetivos te perturban más que motivarte pierden el sentido y te pueden influenciar a empezar con malos hábitos financieros. Para hacer realidad tus objetivos, no te desenfoques y dedícales un momento para revisarlos y evaluarlos, dales prioridad y asígnales una partida de tus ahorros para liquidarlos hasta donde sea posible.
  • VIVE COMO POBRE. Yo interpreto que esta lección no hay que tomarla en el sentido literal de estar muriéndonos de inanición bajo un puente. Más bien, va por el lado de tratar de vivir y sobre todo de ser feliz con lo que uno tiene.  Hay muchos que no tienen dinero pero que pretenden ser lo que no son, viven por arriba de sus posibilidades y la mayoría de las veces a costa de estar endeudados y viviendo una situación precaria, todo por aparentar una bonanza económica de la que carecen. Claro que es fácil vivir por debajo de tus posibilidades cuando se tienen millones en la cuenta bancaria, pero aunque tengas mucho menos, te será de gran ayuda que establezcas hábitos para gastar lo mínimo y ahorrar, lo que te beneficiará en el largo plazo. La clave es adoptar la disciplina mental de “hacer más con menos” y no desviarte de tus objetivos, incluso cuando tus ingresos y posesiones se incrementen con el paso del tiempo.

“Trata de vivir y ser feliz con lo que tienes”

  • EDUCATE FINANCIERAMENTE. La mayoría de los millonarios e inversionistas exitosos ocupan mucho de su tiempo estudiando y actualizándose en temas claves de sus empresas y del medio financiero-bursátil. Estos aprenden lo necesario para contar con un criterio personal, para no depender demasiado de sus asesores, además de que están al día de los movimientos y tendencias de su mercado. Yo sugiero mucho la lectura básica y  diría que hasta conocimiento indispensable del libro Padre Rico Padre Pobre” de Robert Kiyosaki.
  • EVITA LAS TENTACIONES Y LAS MALAS INFLUENCIAS. La tentación de vivir a lo grande y más allá de nuestras posibilidades está latente siempre allí donde estemos. Las publicidades de artículos caros, la televisión, los banners, los colegas del trabajo, los amigos y hasta los familiares, todos bien podrían mal influenciarnos si nos permitimos adoptar sus escalas de valores. Es muy difícil escaparse de las presiones para gastar y gastar solo por tratar de aparentar lo que los demás consideran como bueno y válido dentro de sus escalas de valores. Si no sabemos decir que no, y seguimos el ritmo desenfrenado de gastos de nuestras amistades y grupos sociales nos sobregiraremos y acumularemos deudas que difícilmente podremos enfrentar; y si no nos hemos gastado ya nuestros ahorros tampoco ahorraremos más y nuestra seguridad financiera se pondría en jaque. La recomendación es que nos forcemos a nosotros mismos a evitar las influencias negativas tanto como podamos. Esto se traduce en gastar solo en lo indispensable, en no ir a centros comerciales si no podemos resistir la tentación de gastar, no asistir a reuniones de grupo a restaurantes y centros nocturnos caros, ni compremos cursos que ya sabemos que no vamos a concluir. Vivir dentro de nuestras posibilidades es una de las claves del éxito.

Al final, todo el éxito de alcanzar un bienestar y estabilidad financiera se resume en ser constantemente disciplinados y con la determinación suficiente para sostenernos haciendo las cosas correctas para acumular la riqueza que podamos y lograr retirarnos tempranamente. La gente financieramente responsable y exitosa no construye su bienestar por accidente o de la noche a la mañana.

Cita del escritor alemán Johann Wolfgag von Goethe.

¡ Gracias por escuchar y compartir este Podcast !

Las 10 excusas más comunes para no emprender nuestros proyectos personales | 137

  • Las 10 excusas más comunes para no emprender nuestros proyectos personales. Independientemente de que unos vivan económicamente ajustados y otros más holgados, en términos globales, me voy a atrever a generalizar que ya sea que tengamos un empleo fijo, o aspiremos a emprender una Empresa por nuestra cuenta, creo que todos deseamos vivir con una independencia financiera, nos gustaría llevar un modus vivendi en el que podamos generar nuestros propios ingresos haciendo lo que más nos guste, esto sería lo ideal.  Mucha gente vive muy bien trabajando en un empleo por cuenta ajena, pero ésta también aspira en el fondo a no tener que reportar a nadie, sea un jefe o una directiva, y a poder tomar decisiones por cuenta propia, decisiones que no se tengan que consensuar, discutir o sujetar a la aprobación del de arriba, y esto solo se puede lograr trabajando por cuenta propia, siendo emprendedores de nuestro particular concepto de negocio.Emprender un Negocio por cuenta propia no es fácil, pero tampoco es imposible, especialmente cuando nosotros mismos buscamos y encontramos gran cantidad de excusas para no ponernos en marcha, para no arrancar con la elaboración del proyecto, siendo esto igual para empleados o desempleados.

    Lograr emprender, y ser exitoso no es facultad exclusiva de los ricos, o de los que tienen un alto coeficiente intelectual, tampoco se necesita contar con mucha suerte o con privilegios especiales.

  • El emprendimiento está al alcance de cualquiera que se lo plantee seriamente y que sobre todo haga que las cosas sucedan, sin ponerse pretextos ni excusas. A continuación les comparto diez de los más comunes pretextos que nos ponemos nosotros mismos para no emprender, y me costó hacer una selección, porque estuve investigando cuántos pretextos existen en artículos y blogs, y es impresionante la cantidad de excusas que somos capaces de inventar solo para no iniciar un Negocio.
  • Por poner solo un ejemplo, en el popular blog de Chris Brogan (entrada 106), un invitado, Tommy Walker (Estratega de Marketing) le compartió una entrada: 106 excusas para prevenirte de alcanzar la grandeza, aquí voy a compartirles solo algunas de las que me parecieron más comunes e interesates:
  • UNO. ESTOY MUY OCUPADO Y NO TENGO TIEMPO. Esta es más que un pretexto, una justificación. Y con esta no ganaremos la aprobación de nadie a pesar de que parece que buscamos que nos den una palmadita por nuestra falta de carácter. Todos tenemos alguna responsabilidad, y acerca de estar muy ocupados ya hablé en la Emisión No 092 Porqué siempre estamos ocupados, esto solo refleja una de dos cosas, falta de ganas verdaderas por emprender o real incompetencia por no poder liberar tiempo para elaborar el proyecto. Si algo verdaderamente es importante para nosotros encontraremos la forma y el tiempo para llevarlo a cabo, administrando mejor nuestro trabajo y respetando nuestra escala de prioridades.DOS. EL MERCADO ESTÁ MUY COMPETIDO. Nos refugiamos fácilmente en este pretexto cuando varios están haciendo cosas similares en el mercado. Cierto es que un mercado muy saturado es más competido, pero como Seth Godin dijo alguna vez “Esta es una razón que me motiva más, porque la competencia valida mi idea creando una categoría más, y me pone en acción como si me encendieran un fuego bajo tu trasero.”

    TRES. NO TENGO EL DINERO NI LOS FONDOS. Se supone que ponemos esta excusa porque ya tenemos un Plan de Negocio terminado, en el que el modelo financiero arroja datos de negocio viables, y que solo necesitamos los fondos para arrancarlo. La verdad es que muchos ni siquiera elaboran un Plan de Negocios y así se lanzan a emprender, hasta buscan socios financieros y se presentan al banco sin un Plan debidamente terminado. Cuando un Plan de Negocios es muy bueno y viable no debe tener mayores problemas para encontrar capitales para su puesta en marcha.

    CUATRO. NO TENGO EL CONOCIMIENTO NECESARIO. Hay una sola palabra que tira por la borda esta escusa: “Google”. Si no encuentras una tonelada de información en Google, busca un libro en Amazon.com que te de un panorama general, y si no te funciona busca y contrata un Coach. Hoy en día, la información y su resumen es más que nunca en la historia accesible, y la mayoría de las veces ¡es Gratis!. Dedica tiempo a buscar solo lo que necesitas saber, hazte el compromiso personal de aprender con el fin de vencer tus obstáculos.

    CINCO. AHORA NO PUEDO PERMITIRME TOMAR ESTE RIESGO. Y si no es ahora, entonces ¿cuándo?. Esta excusa revela un miedo a lo desconocido. La realidad es que si tienes un buen Plan de Negocio y que es viable, lo que ahora no puedes permitirte es no tomar ese riesgo inmediatamente. Es bueno ser prudentes con las decisiones, sobre todo si vamos a arriesgar nuestro dinero o el de alguien más, pero lanzarnos al emprendimiento sin un Plan de Negocio sí que es un enorme riesgo, tanto como un salto mortal hacia el vacío.

    SEIS. NADIE LO ADQUIRIRÍA. Si la gente compra cuadros de cinco metros cuadrados con solo dos pinceladas, o adquiere supuestos cascajos del Muro de Berlín y hasta calcetines usados por Michael Jackson, bien pueden comprar tu producto o adquirir tu servicio. Solo necesitas tener un poco de visión de la economía y el mercado donde incursionarás, saber cómo posicionarte y proveer razones justificadas del porqué te necesitan a ti.

    SIETE. NUNCA ANTES LO HE HECHO. Aunque un mínimo de experiencia es deseable y muy útil, tampoco es indispensable. Todos hemos empezado algo sin previo conocimiento, fuimos a la escuela sin haberlo hecho antes, besamos por primera vez a alguien si saber cómo, nos sentamos a manejar un coche por primera vez, nos iniciamos en algún deporte sin saber, aprendimos a leer y escribir. Esta excusa se basa en el miedo a lo desconocido, está bien tenerle respeto a las cosas, pero la inexperiencia es una de las peores excusas.

    OCHO. ESTOY MÁS CÓMODO HACIENDO LO QUE HAGO. Una de las formas que más se comentan y se sugieren para tener algún éxito es salir de la zona de confort, ese lugar donde nos sentimos cálidamente tranquilos y, donde prácticamente no nos ponemos en riesgo; salir de la zona de confort implica riesgos y probabilidades de alcanzar fracasos y encontrar hasta estrepitosas derrotas. Mucha gente de éxito toma riesgos, no tiene mucho miedo de cometer errores y sobre todo hace su Ego a un lado, especialmente cuando enfrenta las derrotas. La vida nos sitúa en momentos donde tenemos que enfrentarnos a lo desconocido, donde atravesaremos situaciones críticas, pero también llenas de oportunidades.

    NUEVE. ESTOY MUY VIEJO, O ESTOY MUY JOVEN. Como ya se mencionó, tener experiencia es muy bueno, y es deseable, pero en general para hablar de negocios el factor edad no debería ser importante. En esta época, cada vez más gente joven emprende y tiene éxito en los negocios. Y nadie es demasiado grande de edad para poder alcanzar sus metas empresariales. En ocasiones sentimos que las generaciones más jóvenes tienen más oportunidades, pero esto no es necesariamente cierto, a mayor edad se cuenta con una mejor capacidad analítica y hasta sabiduría, así que nunca se es muy joven ni muy viejo para emprender. Más que usar la edad como una excusa utilízala como ventaja, ya seas muy joven o muy viejo. El éxito tiene muy poco que ver con la edad, creo que más bien llega con la perseverancia y las acciones que se ejecutan día a día.

    DIEZ. ES IMPOSIBLE. El escritor y autor del popular blog Business Inisder Matthew Toren, comenta que cuando estamos ante un objetivo extremadamente difícil de alcanzar, es natural que queramos abandonar la lucha, que nos desmotivemos y consideremos el objetivo como imposible. La palabra imposible no figura en el vocabulario de los emprendedores más exitosos. Estos entienden que fracasar unas cuantas veces es parte del camino que se ha de recorrer hacia el éxito. Cuando fracasamos en el intento, aprendemos varias lecciones, esa debe ser la mentalidad positiva. Si algo parece imposible, asumámoslo como un reto. Si alguien ya lo ha logrado, tú también puedes, si nadie lo ha logrado tú puedes ser el primero.

    Reconocer las excusas como lo que son es el primer paso para dejarlas atrás. Y, más allá de esto, todo depende de ti. Puedes aceptar las excusas que te das a ti mismo y tratar de convencer a los demás con éstas, o puedes ponerte a trabajar sin poner pretextos. ¿Qué camino crees que te dirija mejor para ser un activo Emprendedor?.

  • Cita de Mitt Romney.

Seguir leyendo Las 10 excusas más comunes para no emprender nuestros proyectos personales | 137

12 Ejercicios para provocar la creatividad emprendedora | 136

  • 12 ejercicios para provocar que nuestra mente cree o encuentre ideas y soluciones creativas. y emprendedoras.
  • En esta época en la que vivimos en una dinámica tecnológica tan agitada, de tanta innovación para superar los límites, límites que se vencen y rompen una y otra vez en poco tiempo, poder generar ideas con inventiva y a veces hasta con fantasía es lo mínimo que se le exige a cualquiera que esté en una posición de liderazgo y de solución de problemas.Un Director, un Empresario, un Emprendedor, un Doctor, un Ingeniero de Software o hasta un Periodista son profesionales que cobran por pensar o aspiran a ello, o sea, a que les paguen por desarrollar un trabajo que implique encontrar soluciones, prever amenazas, resolver con conocimiento y tomar decisiones, proponer ideas originales, crear nuevas necesidades o generar contenido intelectual, todos necesitan al menos un mínimo de inspiración y creatividad para poder innovar, para destacar sobre la competencia y lograr un buen posicionamiento, o en dos palabras: tener éxito.La creatividad difícilmente puede surgir de la rutina, o de estar siempre en la zona de confort, algunos sí llegan a desarrollar una gran inventiva a pesar de que su medio es constantemente invariable. Pero no siempre podemos estar esperando a que las ideas innovadoras nos lleguen por inspiración divina o por milagro, la mayoría de las veces debemos salir a encontrar la inspiración, todos la tenemos aunque muchos no lo crean, o no se sientan creativos, solo es necesario propiciarla y hasta buscarla. En esta ocasión, les propongo estos DOCE ejercicios para provocar que nuestra mente cree o encuentre ideas y soluciones creativas (creatividad emprendedora).UNO. Hacer que las cosas pasen, actuar, ejecutar y equivocarte te provee de nuevas ideas y te brinda otros caminos para seguir innovando. Cuando nos damos cuenta que nuestra idea ha fallado, nuestro cerebro empieza a generar nuevas alternativas en base a ese tropiezo y propone otras soluciones. Lo ideal es hacer las cosas y no quedarse impávidos, aunque fallemos.DOS. Comenta tus planteamientos a otras personas o pide otra opinión, de preferencia que sea a alguien de una profesión u oficio diferente al tuyo, no importa que no sea de tu gremio, es increíble que por ejemplo un Financiero pueda pedirle su opinión a un amigo Paisajista, pero este ejercicio puede generar una tormenta de ideas donde surjan algunas que por su objetividad lleguen a ser buenas alternativas de solución. No las descartes y agradécelas todas.

    TRES. Escribe todas tus ideas, no dejes nada idea sin escribir aunque suene a tontería, en papel todo se vale. Ten un cuaderno o libreta siempre cerca y utilízalo para apuntar ideas o soluciones que te vayan llegando a la mente. Llega a pasar que si estás en medio de un sueño te surja alguna idea, despiertas y crees que esa idea puede valer mucho, levántate y escríbela, porque al día siguiente difícilmente te acordarás de ella. Yo, particularmente siempre cargo un cuaderno para apuntar nuevos temas y contenidos que me van surgiendo, o que escucho por allí, o me sugieren, para desarrollar después nuevas emisiones del Podcast.

    CUATRO. Visita museos, galerías de arte y exposiciones. Hace no mucho, vi un programa en la televisión donde el Director de Diseño de una marca deportiva de ropa y tennis, la que tiene un felino brincando, llevó a todo su equipo creativo a un museo de historia antigua japonesa; este Director le pidió a su equipo que sacaran nuevas ideas de antiguas armaduras samuráis, de vestimentas, de espadas y demás accesorios allí expuestos para diseñar su nueva línea de zapatos tennis. De esta visita surgieron muchos trazos de líneas y materiales que en la actualidad muchas marcas siguen utilizando. Entonces vayamos a estos museos no solo para cultivarnos sino para enriquecernos y despertar la creatividad emprendedora.

    CINCO. Lee libros, blogs e historias de personas que hayan vencido situaciones adversas. Estas anécdotas además de motivacionales, siempre pueden proveernos de algunas sugerencias y conceptos rescatables que servirán para moldear nuestras propias ideas. Un ejemplo que a mí me gusta mucho, es el periplo del expedicionista Ernest Shackleton para rescatar a su tripulación en el viaje que hizo hacia el Polo Sur, este lo pueden escuchar en la Emisión Número 082 de este Podcast.

    SEIS. Practica la creatividad con manualidades. Mucha gente busca soluciones dibujando en papel o esculpiendo en barro, de esta forma se materializan las ideas sin mayores gastos, así se pueden visualizar problemas y encontrar ideas a partir de generar el concepto espacial. Alguien me recomendó alguna vez que construyera un juguete de lego o de mecano, por ejemplo que armara un cochecito pero sin ver el manual de ensamblaje, solo con la imagen de la caja. Con las piezas de estos juguetes muchos ingenieros hemos construido modelos a escala para visualizar posibles problemas durante las fases de construcción y también para proponer soluciones que ahorren recursos e incrementen la seguridad.

    SIETE. Pregúntales a varias personas qué es lo que más les gustaría tener, ser o alcanzar. Todas estas respuestas te pueden brindar una gran variedad de ideas acerca de necesidades insatisfechas o no cubiertas. También te pueden proveer de luz para iluminar donde tenías obscuridad o aclarar conceptos que tenías equivocados o que  necesitaban otro punto de enfoque.

    OCHO. Dale variedad a tus rutinas. No siempre camines por el mismo lugar, cambia de ruta al trabajo, prueba otra clase de comida, lee al menos un libro de otro género que no sea tu preferido, si nunca has jugado algún juego inténtalo al menos una vez, conversa con gente que exteriormente luzca contraria a tu propio canon o modelo ideal. Todo esto seguramente te proveerá no solo de entendimiento de otras formas y culturas, sino que te despertará una visión periférica, o sea que puedas analizar y comprender cualquier asunto desde distintos puntos de vista, esto se logra, como todo, ejercitándolo continuamente.

    NUEVE. Acepta un reto que te empuje a rebasar tus propios límites. Esto no significa que aceptes un trabajo peligroso como pescador en el turbulento Mar de Bering cuando no tienes la menor idea ni condición para ello. Con esto, más bien me refiero a que conozcas y midas tus propios límites, que sepas cuándo puedes decir Sí a un nuevo reto, que será seguramente difícil porque quizás tengas que ponerte a estudiar nuevos conceptos, practicar para aprender otras rutinas, usar tu disciplina para seguir lineamientos que para ti no eran convencionales, pero que estimas vas a poder lograr con constancia y trabajo. Y lo principal, que te guste y te motive ese nuevo reto.

    DIEZ. Evita las distracciones. Para concentrarse, en principio uno necesita estar solo, relajado y en silencio, aunque ya sé que hay a quien le gusta escuchar música mientras se inspira en solucionar o crear algo, y está bien para los que así funcionen. Cuando uno está tratando de crear algo o solucionar un problema, las distracciones que interrumpen la concentración son terribles destructores de la creatividad y la innovación; Cuántos no hemos perdido el hilo de una idea cuando tuvimos que atender avisos de e-mails, soniditos de whatsapp, mensajes de facebook y twitter o llamadas telefónicas, todos estos ruidos desconcentran hasta el más ingenioso.

    ONCE. Evita el perfeccionismo. No existen ideas ni soluciones perfectas. Cuando surge una idea, esta debe ser revisada, evaluada y perfeccionada. Puede que después de revisar y evaluar una idea llegues a la conclusión de que no es viable o no es buena, pero si tiene posibilidades hay que trabajar en esta para mejorarla, muchas veces durante su ejecución o sobre la marcha, así que no descartes ni tires a un lado una idea solo porque no la consideres perfecta. Recuerda cómo el primer ipod que Steve Jobs presentó tenía muchos inconvenientes, este y otros gadgets similares evolucionan con la retroalimentación y con el tiempo, pero nunca son perfectos.

    DOCE. Habla menos y escucha más. Es muy bueno que opines y expreses todos tus puntos de vista, pero mucho mejor es escuchar con atención lo que los demás tienen que decir, sean experimentados o no, adoctrinados o ignorantes, trabajadores o flojos, alegres o solemnes, todos y cada uno tienen ideas únicas que pueden aportarte valor con sus conceptos y paradigmas. Evita por supuesto a los negativos, los que dicen No a todo, estos pueden desmotivarte y descartar injustamente todas tus ideas. Acepta que cualquier persona, no importa sus estudios, antecedentes, experiencia o carácter te puede iluminar el camino con una sola frase, aprende a leer entrelíneas todos los mensajes y a ser agradecido con quien te sugiera una idea o te brinde su punto de vista.

  • Si quieres que te envíe el texto completo del audio de esta y otras emisiones de este Podcast, solo tienes que ponerte en contacto conmigo y con mucho gusto te lo envío por e-mail.
  • En esta ocasión, me despido con una cita de autor anónimo.

Seguir leyendo 12 Ejercicios para provocar la creatividad emprendedora | 136