Discurso de Motivación. Por: Les Brown | 270

DISCURSO DE MOTIVACIÓN

Discurso de Motivación para Emprendedores, Emprendedoras, Estudiantes y desempleados.
Les Brown es un connotado orador que se caracteriza por su motivador discurso, siempre cargado de energía y pensamientos positivos; sus pláticas se acompañan por su frase distintiva: “Es posible”.

En esta entrada, les he preparado un un discurso netamente motivacional, uno que adapté y traduje del conductor de radio y televisión, DJ, escritor, y orador norteamericano Les Brown.

Creo que tanto emprendedores, como estudiantes, desempleados y/o empleados por cuenta ajena,  encontrarán de gran utilidad este discurso de Les Brown, espero que les guste:

Discurso de Motivación.

Por: Les Brown.

Quiero que pongas atención

y pienses en la mayor meta que te hayas propuesto, puede ser algo en lo que ya estés trabajando.

Has experimentado muchas adversidades y derrotas, también decepciones; quizá ya te diste por vencido, o necesitas un pequeño estímulo para volver a la lucha.

Escucha esto que te digo:

“existen ganadores, existen perdedores y hay gente que no ha descubierto cómo ganar”,

y todo lo que necesitan es algo de coaching, un poquito de apoyo.

Y, quiero que pienses en algo que quieras para ti, que sea real, que sea importante para ti, que le dé a tu vida sentido especial y poder. No quiero escuchar que dices: “no puedo hacerlo”.

Hace cinco años, cuando empecé como orador motivacional, no habría sido capaz de realizar el salto mental hacia donde estoy justo ahora.

No quiero que te empieces a echar para atrás.

Debes mantenerte siempre hacia adelante, sigue experimentando, reajustando continuamente tu estrategia y tu plan de acción, buscando formas de ganar.

Puedes no tener el dinero, puedes no tener la educación, puedes no tener el apoyo y los recursos necesarios,

pero, ¿qué es ese algo que nos mantiene avanzando? lo que nos permite seguir nuestro sueño.

Esto es lo que quiero que repitas conmigo, con fuerza y convencimiento:El cambio es posible”, vuelve a tu sueño, y repíte cada día: “Es posible”.

La mayoría de la gente funciona fuera de su memoria personal,

fuera de las cosas que han hecho, de las experiencias que han tenido. Pero, lo que te propongo es que funciones fuera de esa gran visión que tienes de ti mismo.

Quiero que te veas haciendo eso que quieres hacer,

experimentando lo que quieres experimentar, teniendo lo que quieres tener, haciendo eso que le da a tu vida sentido y valor.

Muévete para operar fuera de tu imaginación, no de tu memoria.

Si volteas a donde quieres ir, tendrás algunas conversaciones internas, basadas en información de lo que has experimentado en vida, eso que te dice que no podrás lograrlo.

Así que lo primero que tienes que hacer es ignorar esa conversación interior.

A la mayoría de la gente les sucede algo: empiezan a creer que “así son las cosas”, que “esa es la forma en que siempre han sido las cosas”; y, no pueden ver la posibilidad que esas cosas puedan ser diferentes.

Recomendaciones de Inteligencia Emocional.

Antes de abril de 1954, la creencia universal era que:

“Un hombre no estaba físicamente capacitado para recorrer una milla en menos de cuatro minutos”.

Se había intentado muchas veces, siempre sin éxito, una y otra vez sin lograrlo, ese era la creencia mundial.

Pero, apareció Roger Bannister, y rompió la barrera de los cuatro minutos. Lo significativo acerca de este acontecimiento es, que hasta esta fecha, más de 20,000 personas han logrado hacer lo mismo.

¿Qué pasó aquí?  Ocurre que 20,000 personas lo han hecho también.

Lo que sucedió es que se lanzaron a la pista, supieron que ya se había logrado, y gracias a ese conocimiento, surgió una nueva creencia: esa meta ya era alcanzable.

Esas 20,000 personas se pusieron a correr creyendo,

sabiendo en sus corazones que si alguien ya lo había hecho, esto era posible, que ellos también lo podrían lograr.

Si conoces a alguien que haya tenido alguna meta, algún sueño, y ya lo ha conseguido, entonces, tendrás claro que si alguien lo logró, tú sabes que también puedes hacerlo.

¡Es posible!,

y si alguien hizo ese sueño realidad, entonces es posible que tu puedas convertir el tuyo en realidad.

Ahora sé que puedo hacer lo que quiera,

puedo escribir mi propio libro, puedo tener mi propio negocio, puedo tomar un viaje alrededor del mundo, es posible. Puedo levantarme y esquivar la adversidad y reinventar mi vida, es posible.

Sin tomar en cuenta dónde me encuentre, las cosas me pueden mejorar, es posible.

Existe una diferencia entre la visión con los ojos y la visión con la mente.

Cuando uno ve con los ojos:

Juzga de acuerdo con lo que ve, de acuerdo a las apariencias. Pero, la vista con la mente es cómo interpretas lo que ves, y alguno puede decir: “no es posible”, “no puedo más”, “he enfrentado rechazos y derrotas una y otra vez”, “allí afuera no hay trabajos”, “no hay apoyo financiero”.

Cuando uno observa con la mente:

Puede creer que a pesar de los rechazos y los fracasos, que por muy mala que esté la economía, sin hacer caso a lo que digan los periódicos y las noticias, es posible; todavía cree que se puede lograr. Si alguien en algún lugar cree que se puede, lo logrará.

Y damas y caballeros, adivinen, eso es lo que tenemos que hacer con nuestros sueños.

Nada es imposible.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *