Efectos del uso del teléfono Móvil o Celular | 365

Etiqueta para el uso del Teléfono Móvil o Celular

Efectos negativos del uso del teléfono Móvil o Celular | Comunicación | Marca Personal e Imagen | Buena Educación | Empatía | Etiqueta al hablar por teléfono | Chatear por WhatsApp | Modales al hablar
Etiqueta y buenos modales para el buen uso del teléfono celular.


Seguramente te has sentido incómodo cuando te encuentras reunido con una persona y ésta se distrae porque “Tiene que atender su teléfono”.  Quizá le respondas: “No hay problema, responde la llamada o el WhatsApp”.

Esta es una situación incómoda y molesta que casi nadie admite como tal.

Mientras el otro está allí atendiendo “Sus asuntos”, uno se queda sin saber qué hacer o qué cara poner, o volteamos a todos lados, o tomamos nuestro teléfono y nos ponemos a pretender que también estamos haciendo algo.

El teléfono celular, o teléfono móvil ya se ha convertido en una necesidad, para muchos es hasta una herramienta de trabajo indispensable.

Los que están entre amigos podrán tomar sus teléfonos y distraerse libremente, ya que allí existe la confianza suficiente incluso para decirle: “Oye, sabes, mejor hablamos en otro momento”, o “¿Para qué me haces venir si no me haces caso?”

Pero, si estamos reunidos con un cliente, si vamos a una entrevista de trabajo, si hablamos con un colega, incluso si estamos saliendo con una chica que nos interesa para tener una relación más allá de la amistad, debemos ser prudentes y demostrar buenos modales con el uso del teléfono.

Premisas para un buen uso del teléfono celular (o móvil) cuando estamos frente a otros.

Cuando interrumpes una conversación personal para tomar tu teléfono, solo para ponerte a chatear o a hablar de cualquier cosa, estás enviando un mensaje indirecto como si dijeras: “Tú no me interesas tanto, tengo cosas más importantes qué atender”.

Una de las cosas que el ser humano más necesita

además de satisfacer sus necesidades primarias es la ser reconocido, de ser escuchado y debidamente atendido. Las personas que menos conviven con otros seres humanos, los que llegan a estar aislados por largos períodos de tiempo, pueden padecer serios trastornos psicológicos por esta falta de reconocimiento.

16 Sencillas habilidades que mejorarán tu vida.

Una de las actitudes más hostiles del ser humano es su capacidad de demostrar indiferencia.

Cuando somos indiferentes con otra persona le estamos señalando una de dos cosas:

A) Que no nos importa en lo absoluto o,

B) Que no nos resulta desagradable.

El desinterés, es una demostración muy sutil de agresividad en la que le transmitimos a nuestro acompañante que otras cosas están por encima de él o de ella, que no le valoramos lo suficiente, porque lo colocamos en un segundo plano, porque el primero siempre será el que atendemos inmediatamente: en este caso el teléfono, o quien esté del otro lado de la línea.

7 Recomendaciones de Comunicación efectiva.

Cuando interrumpimos a alguien por atender nuestro teléfono

le indicamos claramente que tenemos cosas más importantes en qué pensar. Aunque no lo manifieste, mucha gente lo puede tomar como una falta de respeto.

Por Principio de igualdad:  ‘El tiempo de los demás es igual de valioso que el nuestro; el egoísmo le evita a muchos entender este principio’.

Chatear por Whatsapp mientras estamos en una reunión, o atendiendo a una conferencia puede que hoy sea  de lo más común, pero está claro que así demostramos poca empatía con los demás.

La Generosidad como ingrediente del éxito.

No porque nosotros mismos no tomemos a mal que otros nos hagan lo mismo (que nos dejen solos mientras atienden el teléfono), no asumamos que se lo podemos hacer a los demás, esto sería como caer en el egoísmo y una falta total de empatía.

Si estamos reunidos en grupo y todos menos uno atienden el teléfono, sentimos que allí sobramos.
Un fenómeno curioso y muy pedante

del que casi todos nos damos cuenta es que mucha gente atiende el teléfono incluso cuando ni siquiera son requeridos para hacerlo, porque no han recibido mensajes ni llamadas, vemos que solo intentan ‘hacerse los interesantes’.

No funciona pretender que uno es importante o muy solicitado, adoptar una actitud así equivale a vulgarizarse, y uno devalúa su propia imagen.

Si realmente tienes tanto trabajo que no puedes dejar de atender el teléfono proyectarás tu ineficiencia al atenderlo, o transmitirás la idea de que no sabes gestionar tus responsabilidades, y que eres desorganizado.

Consejos de 10 Emprendedores para organizar mejor tu trabajo.

Si sales a un evento o a un viaje y vas acompañado,

hazles saber a tus subordinados que confías en ellos, y no los estés llamando permanentemente cuando todavía no se despiertan, o cuando están comiendo, respeta su tiempo. Tu gente debe saber gestionar prácticamente todo sin ti, si no es así seguramente la causa del problema eres tú, proyectas una inseguridad, y por consiguiente das una mala imagen.

Cuando llegas a una reunión, y especialmente si llegas tarde y

además vas atendiendo el teléfono, y dices, “Espérame un momento que me surgió algo muy importante”, estás mandando señales de total falta de interés.

Está muy mal visto ponerse a chatear con otro que esté ubicado dentro del mismo sitio en el que estás,

incluso a uno o dos asientos del tuyo. Esto equivale a hablar en secreto o a cuchichear, así dejas ver que están confabulados o de acuerdo en que algo del entorno no les gusta, que lo critican o lo desprecian, y si esto no es cierto, al menos así lo parece.

Chatear mientras estás comiendo o reunido

con alguien equivale a susurrar, y parece que estás hablando mal de la persona que tienes en frente.

En algunos lugares es inapropiado y mala etiqueta que suene tu teléfono y

que lo contestes, porque tus sonidos entorpecen la comunicación de los demás. A nadie le interesan los grandes negocios que diriges.

Atender de forma escandalosa el teléfono demuestra una serie de carencias, y esto en psicología equivale a decir:

“Me falta atención desde que era niño, y esta es mi forma de llamar la atención”.

Evita dejar abandonado a alguien diciendo: “Espérame un momento, ahora vengo que voy a atender esta llamada un segundo”, y lo dejas allí solo durante largos minutos.

Si te vas a reunir con alguien y efectivamente esperas

una llamada para tomar una decisión capital en tu vida o en tu trabajo, avísale a tus acompañantes con anticipación que esperas la llamada, y que te disculpen; así se sentirán menos desatendidos porque estás teniendo la gentileza de informarlos, les estás dando un lugar prioritario a pesar de la llamada, esto es signo de buenos modales.

La comunicación puede llegar a ser difícil si la hacemos complicada, los malentendidos y las discrepancias se dan en cualquier conversación, pero si aunamos el factor teléfono a la ecuación la cosa se puede complicar más.

Por ejemplo: Hablando por teléfono frente a otros les estás poniendo al tanto de asuntos que quizá no deberían saber, porque escucharán lo que no deberían. Quienes estén a tu lado generarán un juicio seguramente incorrecto, ya que les estás dando información incompleta, como cuando atiendes asuntos familiares frente a tu jefe, o peor: junto a tu cliente.

Cuando estamos reunidos con una persona proyectamos la imagen que pretendemos, buenos modales y etiqueta,

pero al responder el teléfono a nuestros amigos o familiares, esa persona que nos compaña puede darse cuenta de otros aspectos de nuestra personalidad, ya que por teléfono hablamos en un tono alterado y un instante después nos convertimos en una persona gentil.

No se trata de guardar las apariencias para engañar, se trata de ser mejores como personas, de evolucionar y pensar primero en los demás, especialmente en quien nos acompaña con su presencia, y nos brinda algo de su tiempo.

Si apagas tu teléfono y le demuestras a tu interlocutor que estás al cien por ciento con él o con ella te valorará con mayor justicia, te verá como una persona más segura e implicada, y podrás incrementar el vínculo con esa persona.

El Chat como Herramienta Productiva.

Imagen de Pixabay libre de Derechos de Autor (Creative Commons).

Fotógrafo:  Rawpixel.

Pista musical de entrada y salida de Kevin MacLeod de Incompetech.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *