Errores de los Políticos que debemos evitar | 448

Errores de los políticos que todos deberíamos evitar para no afectar nuestra buena imagen y marca personal | Branding | Marketing | Buenas maneras | Gustavo Pérez Ruiz El mejor Podcast de Emprendimiento, Marca Personal y Grupos Mastermind | Frases de Winston Churchill
10 Errores de los Políticos que todos deberíamos evitar para no afectar nuestra Marca Personal. Frase de Sir Winston Churchill (1874 – 1965).

Errores de los Políticos de Marca Personal.

Los políticos son personajes muy criticados por sus actuaciones, pero:

¿Sabías que a pesar de criticarlos también cometemos muchos errores de políticos? unos que afectan nuestra Marca Personal.

Mi definición de ‘Político’:

Los políticos son personajes más o menos populares que tienen como objetivo representar de la mejor forma posible nuestros intereses como ciudadanos ante una instancia local, municipal, regional o nacional.

Generalmente, los políticos están vinculados a la administración pública o al gobierno, desde donde tienen que cumplir con el objetivo de mejorar la vida y el trabajo de los ciudadanos que representan.

Es posible y comprensible que a muchos de nosotros no nos gusten ni nos convenzan las figuras de los políticos tradicionales, pero para bien o para mal, allí han estado durante siglos.

Como todo personaje público que es elegido en base al voto popular,

un político debe contar con la influencia para hacer que las normas y leyes se cumplan, o en su caso para cambiarlas o modificarlas.

De acuerdo con el mundo 2.0, los políticos son unos de los ‘Influencers‘ con más injerencia en el devenir económico de un país, son quienes tienen más peso a la hora de tomar las decisiones que nos ayuden o perjudiquen a todos.

Como cualquier figura pública, los políticos gozan de cierto prestigio, unos más que otros, y ese prestigio o marca personal puede que no convenza a todos, porque el carisma, o los errores de los políticos podrá gustar o no a unos y a otros.

Al igual que los de todos los seres humanos, tanto a nivel personal como profesional, los errores de los políticos afectan sus carreras y su marca personal.

Los errores de los políticos son de los más notorios, porque a diferencia de la gente de a pie, ellos tienen “poco margen para el error”, ya que:

No es lo mismo que cometas un error y que tu jefe y dos o tres compañeros más se den cuenta, a que cometas un error y todo un pueblo, un estado o un país que ha confiado en ti te lo recrimine.

Aquí te comparto

10 Errores de los políticos en cuanto a Marca Personal que todos deberíamos evitar.

UNO. Carecer de integridad.

Muchos políticos no demuestran congruencia entre lo que dicen y lo que hacen.

Yo creo que este es uno de los errores de los políticos más importantes en términos de imagen y prestigio, ya que casi siempre tiene que ver con toda su actuación pública, hagan lo que hagan.

Prometer algo, decir que se va a hacer tal cosa, o que no se va actuar como el otro y luego hacer lo contrario destruye cualquier reputación, por buena que haya sido.

DOS. Olvidar quién es realmente (perder originalidad).

Tener originalidad, o ser original es una de las características deseables de una buena Marca Personal, y es una que puede llevar a un político y a cualquier persona a ser distinguido por tener una actuación diferente o muy destacada.

Pero, creerse exageradamente su papel de salvador, hombre resolutivo, de generador de brillantes ideas, gestor como ninguno, ídolo de las masas, o mesías es uno de los errores de los políticos que les pueden llevar a perder toda la credibilidad.

Se sabe que el poder puede hacer perder la cabeza de quien lo ostente, y olvidarse de sus propios orígenes creyéndose un superdotado, sintiéndose alguien inaccesible, es un grave error de marca personal.

Los políticos arrogantes que pierden originalidad se olvidan a quiénes se deben. Dejan de tener lealtad a quienes votaron por ellos, a quienes los apoyaron y los encumbraron.

TRES. No dan justificaciones de sus actos y decisiones.

Entendemos que en su vida personal, los políticos solo tengan que dar cuenta de sus actos a su familia y personas más allegadas, eso está bien y se debe respetar, pero,

en un medio donde otros son los que han decidido que éstos pueden estar allí y ocupar cierta posición de privilegio, deben rendirles cuentas de sus actos.

La Rendición de Cuentas Mutuas factor del Éxito Mastermind.

El hecho de que alguien ocupe un puesto no significa que pueda actuar unilateralmente, sin asesorarse, o eludiendo preguntas, y menos sin explicar los motivos de sus decisiones.

CUATRO. Hablan lo que piensan y no piensan lo que hablan.

Cuando alguien se hace cargo de un puesto público, debe expresar el punto de vista de la mayoría de la facción o grupo al que se representa,

y puede que muchas veces éste comentario no esté de acuerdo con todos, pero

como delegado o abanderado de una colectividad debe expresarse bajo unos términos que representen a todos en general,

y en el caso de que exprese su punto de vista personal, debe guardar la debida prudencia, ya que ese no debería generar polémicas.

Hablar por hablar, o escribir por poner cualquier cosa puede acarrear consecuencias negativas en la propia imagen, este es uno de los errores de los políticos que muchos conocemos.

Expresar las pasiones personales tanto en forma escrita como hablada casi siempre daña la propia marca personal.

CINCO. No tomar acciones, ser pasivo.

Una persona que trabaja activamente, alguien que toma acciones y empuja a los demás para que las cosas sucedan, y que sucedan bien y a favor de todos es alguien con una buena marca personal.

Uno de los errores de los políticos, y también de algunos ejecutivos, reside en ocupar un puesto y luego luego relajarse;

llegar a una posición de poder no solo significa que se va a estar allí calentando el asiento, o poniéndose a delegar,o  sintiéndose jefe de dedo (de señalar quién hace y quien no, o dando órdenes).

Al igual que cualquier líder o ejecutivo de cierto nivel, un político con una buena marca personal no es solo un simple administrador, o cualquier ejecutor, o sea el que recibe órdenes de arriba y se limita a cumplir a rajatabla,

un líder es un promotor de ideas, es un generador de soluciones, es quien impulsa a todos a subir de nivel, es el o la que busca ir más allá para hacer convenios,  o alianzas,

el verdadero líder con una buena marca personal es un profesional que insta a todos a ser mejores en aras del bien común, no quién se queda sentado y cobrando.

SEIS. Criticar las actuaciones de otros.

Criticar negativamente el desempeño de un antecesor en el puesto, de un competidor, de un colega, o de otro profesional no le hace a uno mejor que los demás, ni mejora su marca personal, al contrario.

El hecho de señalar a otro como malo, mediocre, incompetente, corrupto, intransigente, etcétera, no quiere decir que quien lo diga no lo sea, o no lo haya sido.

Hablar o incluso comentar acerca del trabajo y actuación de alguien más, especialmente si es para criticar destructivamente, es un error común entre políticos de baja categoría.

SIETE. Reaccionar lentamente para tomar decisiones.

Es típico ver cómo algunos políticos o sus allegados cometen errores, y en lugar de tomar decisiones para mejorar las cosas o hacer cambios, se quedan estáticos.

Cuántas veces vemos que los políticos toman decisiones tardías solo debido a la presión mediática, decisiones que ya no solucionan nada, al contrario.

Tomar decisiones tarde, o peor, quedarse parado sin decidir refleja una imagen de inseguridad y/o dejadez, de ‘no me importa mientras yo siga aquí’.

OCHO. Cambiar el discurso por otro, manipularlo o tergiversarlo.

Una de las características que distingue a cualquier persona es su historia personal, sus antecedentes, sus fracasos, y las gestas por alcanzar sus logros, éstas últimas importan mucho y pueden causar mucho interés.

Cada uno puede contar su propia historia como quiera,

puede ser en forma de currículum, de autobiografía, de elevator pitch, o contando una historia, hoy le llamamos storytelling.

Cómo presentarse breve y llamativamente.

Cómo destacar contando tu historia.

Todo esto está bien para construir la propia marca personal,

siempre y cuando la historia personal no se cambie a cada rato, o se pretenda agregar algo que no se ha logrado, como una carrera que no se tiene, o un maestría inexistente, o una condecoración ganada sin justicia.

Los políticos con una deficiente marca personal suelen cambiar mucho sus historias, o esconden y manipulan su propia información, esto obviamente solo daña su marca personal.

NUEVE. Entender que la Marca Personal solo es producto de la mercadotecnia (o del marketing).

Este es uno de los errores de los políticos más recurrentes, y también el de sus asesores.

Una marca personal distingue a cualquier persona por lo que realmente es, por sus antecedentes, por sus estudios, por su carrera, por sus ambiciones, y especialmente por lo que puede hacer por los demás…..

Pero, muchos suelen equivocarse tratando de construir una imagen basada en hechos inexistentes, o en competencias que no se tienen, o en logros que nunca fueron tales, en exageraciones;

la creación artificial de una marca personal equivale a construir un edificio de varios pisos sin cimentación, y muchos construyen rascacielos, que acabarán derrumbándose inevitablemente.

DIEZ. No querer dejarse asesorar.

Muchos políticos con un ego engrandecido llegan a pensar que son los mejores para tomar decisiones y que no necesitan que les expliquen las cosas, claro, porque están en la cima.

Nadie puede saberlo todo, y es indispensable que un líder cuente con un variado grupo de asesores, unos que le provean la información y alternativas para tomar las mejores decisiones.

No saber o no querer escuchar a asesores y consultores, por arrogancia, desconocimiento, falta de empatía o vergüenza por ignorancia es una actitud que va en detrimento de la imagen y marca personal,

y lo peor, también significa un gran estorbo para los que sí quieren solucionar o activar las cosas.


Más que las equivocaciones de los demás, los errores de los políticos

pueden afectar potencialmente su marca personal, dado que su grado de visibilidad y exposición mediática es juzgada por todos, y también por el impacto que generan entre la ciudadanía.

Las buenas acciones y los errores de los políticos tienen una repercusión de mayor calado que la de cualquier otra persona.

Los políticos deben ser un ejemplo de integridad, respeto y valores.


Los hombres tropiezan ocasionalmente con la verdad, pero, la mayoría de ellos se levantan y salen corriendo, como si nada hubiera pasado.

-Sir Winston Churchill

35 Frases inspiradoras de Sir Winston Churchill.


Entrada y salida musical de Kevin MacLeod de Incompetech.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *