Cuando no eres el favorito de tu Jefe | 451

Cuando no eres el favorito de tu Jefe | Conflictos en el Trabajo | Favoritismo laboral | formas para lidiar con un superior que muestra favoritismos | Tips para ser el favorito | Ser el Empleado preferido | Desarrollo Profesional y Marca Personal | Frases de Mark Twain
“Se entra en el paraíso por favoritismo. Si fuera por méritos, mi perro entraría inmediatamente y yo me quedaría fuera”. –Frase de Mark Twain (1835 – 1910). Consejos para sobrevivir con el favorito de tu Jefe.

¿El favorito de tu Jefe es alguien más?

¿Tú has sido alguna vez el favorito de tu Jefe?

¿Te afecta que tu Jefe tenga favoritismo por alguien más?

Es probable que te haya tocado trabajar en un área o departamento donde el favorito de tu jefe haya sido uno o varios de tus compañeros, y tú no te encontrabas entre ellos.

Puede que tú pienses:

“Bueno, si Yo soy o no soy el empleado favorito de mi jefe, eso no es un asunto realmente importante para mí”,

¡Pero en la vida real,,,, Sí que lo es!.

En muchos casos, puede que sea desmotivador, o desalentador y a veces hasta doloroso encontrar que un Director tenga uno o varios favoritos, y descubrir que uno no está incluido en ese selecto grupo,

porque a nadie le gusta saber que no es exactamente la estrellita del cielo de su jefe, o de su maestra de biología, o del coach del equipo beisball sabatino, o de sus padres.

Cuando uno considera que no cuenta con la preferencia de la persona que toma las decisiones, especialmente aquellas decisiones que pueden cambiar positivamente el rumbo de mi destino, uno entiende que se encuentra en una situación de clara desventaja, una que además es muy incómoda.

Algunas experiencias en que me he visto relagado:

A) A ti no te ha pasado que tu jefe compró determinado libro, que al parecerle tan interesante regaló copias a varios de tus compañeros, y aunque tú ya hayas leído el libro (y él no lo sabía), de todas maneras te sentiste desintegrado, porque claramente entendiste que él no cuenta contigo para eso, no piensa en ti para esas cosas.

B) Puede que en alguna ocasión, el director general convoca una junta de ejecutivos en la que tú claramente podrías estar, dada tu jerarquía, o categoría de responsabilidades; pero, éste no te invita a participar, y

puede que digas: -“Pues es mejor no ir, quizá me carguen con más trabajo”-, pero en el fondo realmente te sientes frustrado, porque te han marginado.

C) Y un ejemplo clásico del favorito de tu jefe:

Llega el día de conocer los ajustes salariales, y por lo que se comenta, te das cuenta que fuiste quien recibió una menor o nula compensación, tu ajuste salarial fue el más bajo de todos.

Evalúas objetivamente todos los factores y determinas que ha sido injusto,

dado que desde tu punto de vista tú tienes un número más grande de actividades bajo tu mando,

ejerces funciones de mayor peso y

también te ocupas de las responsabilidades realmente importantes para el funcionamiento de tu departamento, y hasta de la empresa en su conjunto,

Aún así, escuchas pretextos nimios y ridículos para justificar al favorito de tu jefe, o al resto, a los claramente apoyó.

Para cualquier profesional, pasar por una situación así es realmente desmoralizador y deprimente, por muy fuerte que se sienta emocionalmente, son golpes duros al ego, y más cuando uno está totalmente convencido de su propia valía.

Por esto, me he permitido prepararte una serie de

Consejos para mejorar tu situación laboral cuando no eres el favorito de tu jefe.

Analiza objetivamente las causas de ese favoritismo.

Las causas por las que tu jefe favorece a uno u otros por encima de ti puede deberse a varios factores:

Uno. Es posible que el favorito de tu jefe tenga más y mejores capacidades. Él o ella es más competete que tú, y este favoritismo así sería entendible, en cuyo caso te toca mejorar en todos los aspectos,

la solución está en ti, no en tu jefe ni en su favorito.

Dos. Puede que el favorito de tu jefe sea incompetente, pero tiene conocidos y conexiones que lo favorecen por encima de ti, esto lo tienes que poder visualizar y saber digerir,

Entiende que hay ocasiones donde existen intereses más allá de tus posibilidades y perspectivas (y esos intereses puede que sean turbios o no), como si el favorito de tu jefe es familiar de uno de los accionistas de la empresa, o de tu propio jefe, o pertenecen a una mafia interna; así que

en estos casos es mejor estar al tanto y no entrometerse.

Tres. Es posible que el favorito de tu jefe tenga alguna afinidad con tus superiores, una que tú no tienes, y en cuyo caso debes descubrir, pero no trates de imitar ni de igualar.

Una afinidad podría ser por su religión, por su género, por su escuela, por su mentalidad mutua, etcétera.

Una vez que sabes las causas toma algunas acciones:

Jamás confrontes a tu jefe por este asunto,

y tampoco te encares con su favorito. Esto no te hará ningún favor, serás el único que saldrá perdiendo.

Trata de estar de su lado (de tu jefe y de su favorito).

No te insinúo que les des coba, o que los adules, o conviertas en su “Yes man”. Esto es complicado. pero es mejor tratar en la medida de tus posibilidades participar con ellos, apoyarlos, no confrontarlos,

Nunca, nunca, nunca los expongas.

Aunque tengas la oportunidad de exponer al favorito de tu jefe como incompetente, ignorante, irresponsable o mediocre en una junta,

¡No lo hagas!, no rebases ese límite (y menos en frente de los demás), a no ser que tu honorabilidad o tu integridad estén en juego, en cuyo caso defiéndete sin señalar a los otros,

Siempre trata de evitar el conflicto.

Si ves venir un inevitable conflicto, o tienes un inminente enfrentamiento contra el favorito de tu Jefe, o contra ambos, evita a toda costa los reproches directos, limítate a hablar de lo tuyo.

Recuerda que además de ellos, hay gente que también te está observando y juzgan tu buen o mal desempeño.

Salir no solo victorioso, sino sin daños a tu prestigio en uno de estos conflictos, es una característica muy deseable de un Ejecutivo de primer nivel.

Si puedes desempeñarte bien en una de estas situaciones conflictivas, le harás un gran favor a tu imagen y marca personal, de eso se pueden dar cuenta los que miran externamente.

Trata de hacer equipo.

Yo nunca te recomendaría que adules a nadie, pero

aunque Tu Jefe y sus favoritos no te tomen en cuenta para muchas cosas, trata de hacer equipo con ellos.

Una forma de hacer equipo es hacerte indispensable.

Si logras hacer una conexión con el favorito de tu jefe, si tienes una buena relación profesional con él, y después te enteras que por causas fortuitas que éste favorito es promovido a un puesto de altísima responsabilidad, seguramente querrá contar contigo si se llevaban bien.

Lo anterior puede llegar a pasar. Ten en cuenta que si tú no eres el favorito, no está tan mal ser el favorito del favorito.

Al final su suerte a ti te puede repercutir positivamente.

No señales la situación de favoritismo.

Evita decir o comentar que otro se ve favorecido por encima de ti, porque entonces provocarás que el grado de exigencia hacia ti se vea aumentado,

todo lo que hagas será visto hasta con lupa,

tu trabajo será más pesado y cuesta arriba….. Y,

muy probablemente, te incluirán en la lista de los próximos despidos, por muy competente que seas.

Trata de guardar prudencia y evita demandar un trato igual, porque es muy difícil hacer comparaciones equitativas.

Cómo Ganar Prestigio con la Prudencia.

Busca un mentor.

En muchos casos, lo ideal es que tu propio jefe se convierta en tu mentor, dado que se supone que tiene más experiencia y conocimiento acerca del medio en que trabajan, y podría ser un buen guía para ti.

Como hablamos de favoritismo y del favorito de tu jefe, seguramente tu Jefe será mentor de ” Su Favorito”, así que él no te servirá de gran cosa.

“Muchos jefes evitan ser mentores de sus propios subordinados por egoísmo, porque tienen la retrógrada idea de que si comparten su conocimiento y experiencias se verán un día desplazados por sus propios empleados”.

Entonces, si tu jefe no puede ser tu mentor, te recomiendo que busques uno fuera de la empresa.

Tu mentor puede ser un amigo, un ex-compañero, un asesor externo, un coach, o intégrate a un Grupo Mastermind.

Qué es un Grupo Mastermind.

La idea es que puedas apoyarte con un mentor que te brinde la perspectiva necesaria que quizá no tienes cuando te sientes desplazado por el favorito de tu jefe.

Un mentor te ayudará a ver las cosas con un criterio externo y te servirá incluso para guiarte entre la zona de conflictos.

Consejos de un Mentor para Emprender.

Tienes que estar preparado(a) para que tu mentor te diga lo que no quieres escuchar:

que quizá no existen los favoritismos que tu creías ver,

o que tú tienes un problema de sensibilidad, o que

te falta más carácter para enfrentar situaciones adversas,

Tienes que saber digerir todo esto, porque

la idea es que te superes a ti mismo(a), más que al favorito de otra persona.

Se observador.

Puede que el favorito de tu jefe tenga muchas cualidades, en cuyo caso debes agradecer que esté cerca de ti, porque puedes aprender de él o de ella, aprovecha esta circunstancia.

Aprende cómo los favoritos se ganan el favor de sus jefes.

Tómalo como un aprendizaje, solo de las cosas buenas, rechaza las actitudes que vayan en contra de tus valores;

Comprende que tú no puedes saberlo todo, y

visualiza que existen competencias transversales (o soft skills) a las que puede que nunca les hayas prestado atención, y si tienes la oportunidad, apréndelas de otros, ya que por algo serán los favoritos

Esto me pasó a mi.

Yo creía que era suficiente solo con hacer bien mi trabajo.

Nunca entendí que mi trabajo también debía mejorar el trabajo de los demás.

No me tomaba el tiempo para analizar cómo me percibían mis colegas, en pocas palabras no administraba en lo absoluto mi marca personal, y eso fue un craso error, ahora lo entiendo.

Date un tiempo para tratar de integrarte en el equipo.

A pesar de tus esfuerzos por integrarte a un grupo, por hacer bien tu trabajo, por colaborar y por apoyar a los demás, es posible que tu situación no mejore, en cuyo caso tendrías que plantearte seriamente cambiar de empleo, o emprender por tu cuenta.

Ya sé que desde aquí, todas estas son palabras fáciles de pronunciar, pero tienes que asignar un tiempo para integrarte a un grupo, por ejemplo, seis meses; si no puedes mejorar tus circunstancias, cámbialas, o provoca un cambio.

No trates de ser el favorito de tu jefe.

Tratar de ser el favorito de tu jefe nunca será un objetivo razonable.

Lo importante es ser competitivo, si se puede indispensable,

y lucha por lograr un trato equitativo, nada más.

Recuerda que ser señalado como el favorito de tu jefe no es una etiqueta que distinga a nadie, y puede que más bien sea algo negativo.

¿Tu pondrías en tu currículum?

“Yo era el favorito de mi Jefe”.


Se entra en el paraíso por favoritismo. Si fuera por méritos, mi perro entraría inmediatamente y yo me quedaría fuera.

-Mark Twain.


Otros artículos similares que podrían interesarte.

“What to do when your boss has a favorite and its not you”. De la revista HBR.

¿Es bueno ser el Empleado favorito del Jefe?. De la revista Forbes (España).


Fotografía de pixabay.com libre de Derechos de Autor.

Fotógrafo: www_slon_pics

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *