Cómo ganar Influencia no solo en Redes Sociales | 202

Cómo ganar Influencia no solo en las Redes Sociales | PODCAST | Por: Gustavo Pérez
Cómo ganar Influencia no solo en las Redes Sociales | PODCAST | Por: Gustavo Pérez

HÁBITOS POSITIVOS PARA GANAR INFLUENCIA

Una de las características de una persona exitosa es que tiene influencia. La influencia es la facultad que tiene alguien para ejercer cierto grado de control sobre aquellos de su entorno, o por su definición:

Influencia es la habilidad para obtener la aprobación de alguien y lograr que te siga personalmente, si logras lo mismo con dos o más personas ya estamos hablando de que tienes influencia masiva.

La escritora canadiense Teresa De Grosbois habla de la características de la influencia masiva en su libro MASS INFLUENCE (Los hábitos de la Gente altamente Influyente) y señala que:

“La influencia te ayuda a vivir como quieres vivir”.

De Grosbois comenta que:

“Si quieres ser visto o vista y escuchada, si quieres escalar jerárquicamente, o ascender en una organización, debes contar con un mínimo grado de influencia, debes ser capaz de exponer tus ideas y hacer que tengan peso”.

No es estrictamente necesario llegar a ganar influencia para progresar o ser feliz, depende de las ambiciones de cada quien, hay quienes se conforman con ocupar posiciones de pocas responsabilidades, porque se sienten mejor sin el peso de tomar decisiones complicadas. Pero, lo que es más común es que tengamos Altas Ambiciones, unas que nos lleven a lograr mayores retos, y que nos ayuden a conseguir más cosas en la vida. Esas ambiciones nos empuja a llegar más alto y a buscar mejores oportunidades; pero para poder alcanzar todo esto, necesitamos tener cierto grado de influencia.

Aunque exteriormente digamos que no tenemos tantas ambiciones, todos tenemos más ambiciones de lo que probablemente creemos, o que queremos admitir, y si esas ambiciones no las cultivamos apropiadamente, o si no las desarrollamos correctamente, definitivamente nos estamos limitando. Y, una de las formas para alcanzar nuestras ambiciones es a través de la influencia; todos queremos ganar influencia para progresar en la vida.

Teresa de Grosbois señala que llegar a ser una persona con influencia se puede aprender, y como todo se tiene que ejercitar. Dice que: “se puede empezar a ganar influencia organizando una colecta para los refugiados, o conseguir donaciones para los sin techo u organizando un acto caritativo cualquiera que este sea”.

La influencia es la habilidad de crear un cambio positivo en el mundo, de marcar una diferencia significativa en tu propio entorno.

En la medida que seas capaz de generar cambios positivos en tu medio o en tu industria, estarás empezando a convertirte en una persona influyente.

El escritor Josh Kaufman dice en su libro MBA PERSONAL:

“Animar a un empleado a esforzarse al máximo apelando a su lealtad o a su destreza es influir sobre él. Obligar a ese empleado a trabajar todo el fin de semana amenazándolo con echarlo si se niega a hacerlo es coacción. En general, influir sobre los demás es mucho mejor que coaccionar”.

Todos necesitamos de la influencia, pero de la influencia como habilidad para generar cambios, como destreza para tener éxito en los negocios y para influir positivamente en nuestro entorno.

Estas siendo influyente desde el momento que alguien cree que puede confiar en ti, y si dos o más confían en ti ya estás teniendo influencia masiva.

Teresa de Grosvois  señala unos hábitos clave para ganar influencia:

Primero. Autencicidad, es esa voz interna que te dice lo mismo que tu voz externa. Todo lo que piensas, lo que dices y haces debe estar alineado y en concordancia. Eres más auténtico o auténtica cuando sigues y defiendes con pasión aquello en lo que crees. La gente se da cuenta de esto. No puedes vender algo si no crees totalmente en el producto.

Segundo. No te puedes hacer influyente si no estás constantemente avalando, mencionando y parafraseando a otras personas o profesionales, sobre todo si consideras que éstas personas cuentan con un grado de influencia interesante y acorde con tus principios y objetivos.

En el mundo digital, en el universo 2.0, el de los blogs, el de las Redes Sociales y el marketing digital, estos influyentes están constantemente nominándose unos a otros a premios y reconocimientos públicos, unos influenciadores proponen a otros influyentes y viceversa. Éstos influenciadores necesitan a otros para hablar unos de otros de forma positiva y constructiva.  Todos sabemos que debemos hacerlo, pero no actuamos decididamente al respecto.

Tercero. Aquello que hagas tiene que proporcionar información de utilidad, y darlo como un servicio de forma sincera, tiene que ser valioso para otras personas, pero empezar haciéndolo sin intereses, sin esperar nada a cambio; una vez que vas ganando autoridad y por ende influencia, entonces estarás en posibilidades de proveer un producto o servicio que puedas hacer rentable.

Si solo vemos a los demás como palancas para nuestro propio beneficio eso acabará siendo contraproducente para ganar influencia.

Cuarto. Antes que nada hay que tener una mentalidad de dar primero, de proponer y aportar algún valor, y después todo por añadidura surgirá.

Construye relaciones con personas cercanas, y no solo en tu trabajo, si puedes ayuda a tu vecino con sus reparaciones, apoya a una persona mayor en cualquier actividad, ayúdale a cualquiera a resolver su problema con un conocimiento que domines, puede ser organizando un seminario para enseñar tu conocimiento, organiza un networking, usa alguna forma de self-infuence para ayudar a otros; también puedes crear un blog donde compartas información útil para los profesionales de tu industria, o hacer un webinar gratuito. Siempre debes empezar por ofrecer algo y gratis, construye tu propia plataforma de influencia, puede ser también en las redes sociales donde muchos han logrado construir sus Marcas ganando influencia masiva.

“1000 personas que te escuchan o te ven no tienen que saber si eres o no el Profesional o la Profesional indicada, si tienes las credenciales para estar allí parado o parada ante todos, eso ya te da en sí mismo las credenciales debidas para tener influencia”.
“La influencia es en sí misma una credencial de presentación”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *