La Gestión Emocional del Emprendimiento | Entrevista a Fernando Álvarez | 453

Entrevista a Fernando Álvarez Coach Empresarial y líder de opinión en medios | Gestión Emocional del Emprendimiento | Inteligencia Emocional del Emprendedor | Código Emprendedor el Mejor Podcast de Emprendimiento | Emprender Online | Blog Desde La Trinchera
Entrevista a Fernando Álvarez, Coach Empresarial y líder de Medios de Comunicación. Fernando es además Conductor del mejor Podcast de emprendimiento, Código Emprendedor, y también es Director de la exitosa página web ‘Desde La Trinchera’. En esta emisión, Fernando Álvarez nos comparte sus valiosos consejos acerca de la gestión emocional del emprendimiento.

La Gestión Emocional del Emprendimiento.

En esta entrada del blog y podcast de emprendimiento tengo nuevamente la oportunidad de compartir este espacio con Fernando Álvarez.

Fernando Álvarez es un reconocido mentor, Coach Empresarial y comentarista regular en medios radiofónicos y televisivos. Él ha colaborado con medios tan destacados como la RTVE, Telemadrid, Cadena Cope, Cadena Ser, RNE, Diario ABC, La Voz de Galicia, Revista Emprendedores, Conferencias TED, entre muchas más que me requerirían gran espacio para poder incluirlas todas aquí.

Además de su gran actividad ayudando a muchos emprendedores a gestionar sus aptitudes y competencias, Fernando Álvarez también comparte su conocimiento acerca de gestión emocional del emprendimiento en dos importantes plataformas, las cuales recomiedo ampliamente a todos los Emprendedores y Ejecutivos:

El Blog Desde La Trinchera y

El Podcast Código Emprendedor (búscalo en Ivoox, Itunes o Spreaker).

He aprovechado la oportunidad para pedirle a Fernando que, nos comparta sus interesantes puntos de vista acerca los retos y presiones que enfrentan quienes se embarcan en el apasionante mundo del emprendimiento.

A continuación te propongo una selección de las interesantes ideas y frases que Fernando Álvarez nos ha compartido durante la entrevista:

La Gestión Emocional del Emprendimiento.

¿Por qué quiere uno emprender?

Respuesta.- Hay tantas respuestas como personas y emprendedores.

Las personas emprenden más de lo habitual por el maquillaje glamoroso que eso representa, el del tipo startup. Y, parece como que eso brilla más, pero no es tan glamoroso como parece.

La gente emprende porque las han empujado, o

porque sienten que es ‘cool‘ (interesante, o de moda),

o porque no les queda más remedio, o

porque son pre-jubilados,

muchos buscan montar algo propio;

otros son empujados por la desilusión de trabajos que no les han llenado,

y otros por la ilusión de hacer algo que les llene por dentro y/o les permita DEJAR UN LEGADO.


Hace unos años, después de la crisis, quedaba bien emprender, eso nos ha llevado a tener una mayor cultura emprendedora. (Por esto, hoy en día es muy importante la gestión emocional del emprendimiento).


En unos u otros países, el acto político va en la línea de promover el emprendimiento, con el fin de que la gente se lance por su cuenta y pueda tener control de sus propias vidas.


El acto de emprender es la mejor forma de que una persona pueda vivir la mejor vida que sea posible, y que alcance su máximo potencial.


Cuando uno trabaja para otros (por cuenta ajena),

al final uno tiene que encajar en un puzzle (rompecabezas). Y allí, hay que limar ciertas capacidades, ciertas posibilidades que uno tenga.

Ahora, cuando uno es el que crea el puzzle (cuando trabaja por cuenta propia),

el único que se pone los límites es uno (como cuando emprende). Ni siquiera son los clientes, porque éstos van y vienen, y allí es donde uno puede realmente llegar muy lejos y alcanzar su máximo potencial.


Además de la ‘Gestión emocional del emprendimiento’, te recomiendo esta interesante emisión que grabe con Fernando Álvarez:

“Frases desde la Trinchera”.


¿Emprender por lograr una independencia financiera?

Ser libre financieramente hablando es parte del engaño, si no lo sabes reconocer.

Si te va muy bien podrás tener una cierta libertad financiera, pero el 70 %, o más de los emprendedores no tienen esa libertad financiera, lo que realmente tienen es una montaña rusa, donde a veces tienen mucho y a veces tienen menos.

Y eso nos lleva a la montaña rusa de incertidumbre con la que tienes que aprender a vivir, porque nunca sabes qué va a ocurrir mañana.

Cuando uno trabaja por cuenta ajena, sabe que si no hay una catástrofe, uno recibe su sueldo regularmente.

Cuando uno emprende, uno solo cuenta con lo que tiene en el banco; no hay absolutamente nada prometido para el día de mañana, nada.

Si cierras tu empresa te quedas con lo que tengas en el banco, y no solo eso, porque cerrar la empresa cuesta dinero, y a veces te puede dejar hasta con deudas.

¿Cómo aprender a gestionar la incertidumbre?

Hay que aprender. Es más fácil cuando uno es joven, porque la incertidumbre no pesa tanto en la juventud, pero cuando uno tiene una edad más avanzada la incertudimbre pesa mucho más, sobre todo cuando se tienen obligaciones (económicas o financieras).

¿Y la Incertidumbre económica?

A los 40 ó 50 años de edad, uno se da cuenta de que el tiempo pasa y de que hay oportunidades que se tienen que aprovechar.

Es otro formato de libertad financiera y a veces no es tan libre, pero en cualquier caso, la sensación de que depende de ti, de que tu estás en control y al mando, es una suerte que no tiene precio.

“Soy el amo de mi destino, soy el capitán de mi alma”.

-Nelson Mandela.


Los principales retos de un emprendedor.

Lo principal:
La GESTIÓN EMOCIONAL del emprendimiento.

Tienes que aprender a gestionarte emocionalmente por encima de cualquier cosa.

La gestión emocional del emprendimiento es necesaria a nivel técnico y tecnológico.

No nos han educado para sabernos gestionar emocionalmente. Y esto es necesario entenderlo, porque vamos a tener que colaborar con empleados, colegas y/o clientes.

Cada persona con la que colaboramos tiene su propia agenda, y eso conlleva una necesidad de empatizar, y de ajustarse a cada interés,
cada uno tiene que salir de su estado emocional actual y adaptarse al estado emocional de la persona que tienes delante, para poder ayudarla mejor, y que en ese sentido también se te ayude a ti mejor.

Esto conlleva a que la calidad y productividad de tus días no los marque tu estado emocional, ese con el que te has despertado, sino el estado emocional que tú decides que has de tener.

Lo anterior nos lleva al punto de saber cambiar nuestros estados emocionales, y de visualizar que en un momento dado van a presentarse situaciones duras y complicadas. Pon mucha atención en la gestión emocional del emprendimiento.

¡Estar arriba es fácil!

Todos hemos nacido entre comillas “aptos” para gestionar la felicidad…..

Tampoco hemos nacido sabiendo cómo gestionar eso.

No todos saben cómo comportarse allí, en los momentos de bonanza; gastan más de lo que tienen que gastar, o dicen lo que no deben, o toman las decisiones que no son las mejores.

Y, a veces, unos se olvidan que después de llegar a lo más alto de esa montaña rusa, luego viene la bajada (un declive).

Una persona debe estar preparada para la gestión emocional del emprendimiento, y debe estar preparada para llegar al momento en que tenga que tomar las decisiones, o cuando llegue a una sala se negociaciones;

¡que no dependa de cómo durmió la noche anterior!.

Un emprendedor tiene muchas similitudes con los militares de élite conocidos como los Navy SEAL’s.

El éxito o fracaso de los Navy SEAL’s no depende de cómo hayan dormido la noche anterior.

Estos soldados se embarcan en misiones de días y semanas.

Un emprendedor se está años y años en misión, a veces si vacaciones, a veces sin descanso, trabajando horas y horas, a veces sin dormir, y a veces sin ingresos.

El nivel de entrenamiento necesario para un emprendedor a nivel psicológico es a veces tan alto como el de un Navy SEAL en misión, o combate.

La Escala de Valores Empresarial de los Navy SEAL.


Desconocer la gestión emocional del emprendimiento puede provocar enfermedades, estrés y depresión.

La depresión será para el año 2022 la segunda enfermedad más extendida en el mundo, pero perfectamente evitable si cambiamos la gestión de nuestras emociones.

En muchos casos sería perfectamente evitable.

La gestión financiera entra tanto en el aspecto técnico como en el emocional.

Aspectos técnicos a tener en cuenta:

Muchos empresarios no distinguen entre un costo directo y un costo indirecto, esto es inconcebible para gestionar una empresa .

El empresario, antes emprendedor, debe saber aplicar estos conocimientos técnicos a su propio negocio, debe saber establecer bien sus precios, no solo en base a la competencia, debe conocer su margen de operación (diferencia en porcentaje entre el costo de venta y el costo de fabricación); hay que conocer esto que es absolutamente técnico.

El estar entrenado para poder jugar este juego del emprendimiento es fundamental.


Es trágico lanzarse como emprendedor sin la mínima consciencia y preparación,

Luego, eso provoca depresiones y dinero dilapidado, todo es no saberse gestionar; deja una sensación de poca autoestima al no haberse sabido manejar (de allí la importancia de la emocional del emprendimiento).

Emprender implica asumir riesgos.

La importanca de las competencias transversales o soft skills.

Las competencias transversales (o Soft skills) son las habilidades que más  impactan los resultados de tu negocio.

Las conocidas como “Hard skills” son las técnicas como el marketing (mercadotecnia), la  informática (IT), las finanzas, y la contabilidad.

Las “Softs skills”, son las habilidades necesarias como la negociación el liderazgo , la auto-gestión emocional, la motivació y la productividad.

Según un estudio de Bill Gross, las Soft Skills se encuentran entre las cinco primeras competencias necesarias para gestionar con éxito una empresa.

El World Economic Fórum, o Foro de Davos, ha estableció las 10 Habilidades que serían necesarias para triunfar en los próximos años (del Blog de Jesus A. Lacoste). Todas éstas competencias eran blandas, o Soft skills; la mayoría de las habilidades técnicas son sustituibles por un robot.

Mejor, vamos a preocuparnos de lo que tenemos ahora mismo:

Para el 2020, el 47% de la población será freelance; muchos serán los que tendrán que ponerse a trabajar por su cuenta, sí o sí.

¿Cuál sería el principal factor de fracaso entre los emprendedores?

El principal factor de fracaso es no volver a intentarlo.

Es muy difícil que las cosas salgan bien a la primera, y esto se nos ha olvidado.

De pequeños, cuando empezamos a andar, o a montar en bicicleta o a nadar, ya era evidente que no lo lograríamos a la primera,

pero ahora de adultos nos hemos vuelto muy exigentes, y si a la segunda o a la tercera no podemos, nos sorprendemos con en regalito de decirnos:

“Es que yo no valgo para esto”, o

“Esto a lo mejor no es lo mío”.

¡Lo que tienes que hacer es volver a practicarlo más!.

Si has fallado, vuelve a intentarlo, falla más y falla mejor; si fallas mejor realmente llegará el momento en que estarás mejorando y aprendiendo.

La experiencia nos mejora.

Después de mucha práctica, insistencia y observación, eso te llevará a la maestría.

Ve al tenista Rafael Nadal, él sigue entrenando y mejorando.

Nadal mejora la parte psicológica, aunque unas autoridades en el deporte le digan que se retire, él siempre lo ha vuelto a intentar.

Las 10 Claves del Éxito de Rafael Nadal.

No te creas lo que te contamos, ponlo en práctica, no digas que no es posible,

Si quieres algo levántate y búscalo, y vuélvelo a intentar una vez más, y una más.

Recomendación:

Si no lo has hecho, empieza tu formación en psicología aplicada al emprendimiento y empresas (pon atención en tu gestión emocional del emprendimiento).

Conoce de ventas, negociación, influencia, lee libros, como “El libro negro del emprendedor”, del autor Fernando Trías de Bes.


Entre el tiempo y el dinero como commodities (mercancías).

La vida es finita y el dinero es infinito (porque el dinero va y viene), a veces tenemos más y a veces menos, va y viene en función de cómo te gestiones.

Para mi, no es tan importante el dinero como el tiempo, si alguien con un poco de dinero me puede ahorrar tiempo en fracasos y errores, Yo lo pago encantado, porque me va a dar lo más valioso, tiempo de vida.


Para mi el emprendimiento es una actitud, no es una actividad social ni empresarial.

-El emprendimiento se puede desarrollar.-


Si tienes que irte de vacaciones de tu vida, cambia de vida; yo quiero construir una vida de la que no me tenga que ir de vacaciones.


Datos de contacto de Fernando Álvarez:

Linkedin.
Twitter @LaTrinchera.
Facebook.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *