La Importancia de poder dar tu Opinión Profesional | 329

La importancia de poder dar una opinión profesional justificada fundamentada de valor | Saber hablar | Marca Personal | Opinar con hechos | Expertos | Todólogos | Fanfarrón | Discrepancia | Dictamen
La Importancia de dar una buena y fundamentada Opinión Profesional.


La Importancia de poder dar tu Opinión Profesional

Todos estamos más o menos facultados para dar nuestra opinión acerca de asuntos de interés general, política, deportes, medio ambiente, etcétera. Pero, a la hora de dar nuestra opinión profesional, debemos estar preparados para hacerla con propiedad.

Informalmente, entre amigos, podemos opinar quién ha sido históricamente el mejor piloto de la Fórmula 1. Alguien podrá opinar que Michael Schumacher, Yo opino a favor de Fernando Alonso, y una persona de mayor edad puede argumentar con seguridad que como el fallecido Ayrton Senna nunca habrá otro igual.

Podremos tener un debate amistoso, por que como aficionados de la Fórmula 1 carecemos de “una opinión profesional”, ya que nunca hemos estado involucrados directamente en el mundo del automovilismo, y menos en el de la fórmula uno; apenas construimos nuestras opiniones a partir de lo que vemos en la televisión, o de lo que leemos en algún periódico deportivo.

Aunque acertada, equivocada, injustificada, imprecisa o pasional, nuestra opinión acerca de la Fórmula 1 no tiene la menor importancia, especialmente porque no somos expertos en el tema.

¿Cuándo o cómo se forja una opinión profesional?

Yo digo que desde la escuela. Recuerdo que en la Facultad de Ingeniería Civil llevé la materia de “Diseño de estructuras de concreto”,.El Profesor nos dejaba como tarea leer y comentar una gran cantidad de artículos de publicaciones especializadas en diseño estructural y elementos de concreto.

Estos eran deberes complejos que iban más allá de solo leer artículos abstractos y hacer resúmenes; teníamos que escribir críticas rebatiendo los artículos y proponiendo nuestras opiniones.

Un alumno le preguntó al Profesor:

-¿Cómo vamos a criticar el artículo de un connotado Doctor en Ciencias si apenas estamos aprendiendo la materia?.

El Profesor le contestó:

-“No les pido que critiquen por criticar, les estoy exigiendo su “opinión profesional”. A estas alturas ya cuentan con los elementos suficientes para formular argumentos serios”.

Lo que afortunadamente entendí pronto, es que el Profesor nos estaba empujando a construir rápidamente nuestra “opinión profesional”, él notó que muchos se graduaban y salían a ejercer empleos carentes no solo de una opinión propia, sino de las bases para construir su opinión profesional.

En cuanto salí al mundo profesional pronto me di cuenta de esto.

Por eso he preparado esta emisión, porque estimo que es muy importante y necesario contar con una seria opinión profesional.

En el caso de la toma de decisiones, y de delegar en otros

la toma de más decisiones, debemos tener una opinión profesional propia, una que sea lo suficientemente buena como para calificar positivamente la opinión profesional de aquellos en quienes deleguemos cualquier tipo de responsabilidad.

Hay a quienes se les da muy bien tomar decisiones, éstos generalmente cuentan con un bagaje de conocimientos y experiencias que avalan su buena actuación.

Dar una buena opinión profesional, documentada, justificada y bien elaborada genera confianza en quién la escucha, es un indicio de buena Marca Personal.

Existe gente que carece de la confianza para mantenerse firme en sus convicciones, cambian fácilmente de opinión.

Hay quienes no pueden tomar una decisión hasta estar

completamente seguros de no equivocarse, y lo peor es que a veces esperan que otros tomen las decisiones que ellos están obligados a ejecutar.

Cómo tomar decisiones bajo presión.
Dependiendo del impacto que una decisión pueda ejercer sobre una empresa , en ocasiones la “opinión profesional” le dice a uno que determinada decisión no la debe de tomar, porque no está facultado jerárquicamente, que es mejor que su jefe, o el jefe de su jefe tome tal decisión.

Pero, independientemente de quién tome tal o cual decisión, uno está siempre obligado a tener y defender su propia “opinión profesional”.

Si tienes un trabajo, tienes responsabilidades, y si ejerces tus responsabilidades o has sabido desarrollarlas en tu pasado, tendrás estudios, experiencia y conocimientos, estos te proporcionan esa base necesaria para que generes tu propia opinión profesional.

Cómo Ganar Prestigio con la Prudencia.


Siempre trata de buscar soluciones, o arroja preguntas que generen una tormenta de ideas que puedan conducir a la solución y toma de decisiones.

La incapacidad para dar una opinión profesional deja mucho qué desear.

Un neurocirujano no está obligado a dar una opinión profesional acerca de la viabilidad de un nuevo aeropuerto cerca del mar ya que no es piloto ni controlador aéreo, ni ingeniero de transportes ni nada parecido. Y viceversa.

Con el tiempo, tu opinión tenderá a parecerse a la de los más adoctrinados de tu materia, pero no necesariamente será igual, porque tú debes tener tu propia opinión profesional.

La capacidad para generar buenas opiniones se va mejorando con el paso del tiempo, siempre y cuando se aproveche. La acumulación de lecturas especializadas, la actualización permanente y la experiencia van construyendo tu particular opinión profesional.

Cómo Destacar, Liderar y Evolucionar con la Lectura.

Cómo reinventarse profesionalmente.

La gente que se reinventa tiene que redoblar esfuerzos para demostrar que tiene una válida opinión profesional,

y también credibilidad. La única forma de demostrar esa credibilidad y ganar prestigio es poniendo tu opinión por escrito, y eso se logra desarrollando un Blog formal, o escribiendo artículos interesantes y bien documentados, con regularidad y consistencia.

4 Pasos para lograr la Consistencia.

Imagen de Pixabay.com publicada libre de Derechos de Autor bajo Licencia Creative Commons.

Fotógrafo:  Rawpixel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *