Ley de Murphy para Emprender | 476

Ley de Murphy para Emprender | Razones porque las cosas salen mal | Toma de decisiones Ejecutivas Ejecutivos | Pensamiento Positivo | Mentalidad Ganadora | Inteligencia Emocional | Grupos Mastermind | Si algo malo puede pasar, pasará | Desarrollo Profesional
Selección de leyes, frases y corolarios de la Ley de Murphy para Emprender. La frase de la imagen es la conocida Ley de Murphy: “Todo lo que puede salir mal, saldrá mal”.

Ley de Murphy para Emprender.

Tú podrías decir si:

¿Eres de l@s que tiende a ver las cosas positiva o negativamente?

¿Te consideras una persona proactiva o reactiva?

Seguramente, en alguna ocasión habrás tenido que atender un evento en el trabajo, o un festejo en casa, uno en el que a ti te ha tocado comprar algunas cosas, cosas indispensables como comida, bebidas, cubiertos, etcétera.

Y, al llegar al supermercado, acabando de llenar tu carrito de la compra,  te acercas a pagar, y encuentras que hay como 20 cajas instaladas pero solo 5 están abiertas, y tienen largas filas de espera.

Tú te pones atrás de las personas que menos cosas llevan, las que estimas que pagarán más rápido.

Entre tanto, te das cuenta que la fila de tu derecha va más rápido que tú, pasa el tiempo y no avanzas; sigue llegando más gente a pagar, entonces te desesperas viendo el reloj, y te cambias a la fila de la derecha.

Justo cuando te cambias, la persona que está pagando empieza a tener problemas, uno de sus artículos no trae precio, o no pesó los tomates, luego, el cajero llama al gerente para que autorice un precio, y tú estás detenido. Mientras tanto, ves cómo todos los que iban por detrás de ti siguen avanzando, y algunos ya hasta salieron del supermercado,

No importa lo que hagas, ves con desesperación que todas las filas avanzan, excepto la tuya.

Cuando por fin llegas a la caja, te das cuenta que prácticamente eres el último en pagar, volteas al reloj y ves con desesperación que ya no puedes hacer nada por llegar a tiempo a tu compromiso: ¡Has perdido demasiado tiempo!.

Este tipo de situaciones cotidianas, entre surrealistas, cómicas e irritantes, se pueden clasificar o describir bajo la conocida Ley de Murphy:

“Todo lo que puede salir mal, saldrá mal”.

Esta famosa ley fue acuñada en el año de 1947 por un ingeniero de las fuerzas aéreas de los Estados Unidos Edward Aloyusius. Murphy Jr. mientras participaba en un programa de cohetes tipo trineo, el cual falló totalmente dado que 16 instrumentos del acelerador estaban mal instalados, hecho que inspiró a Murphy a acuñar la siguiente frase/Ley:

“Si hay dos formas de hacer algo, y una de esos caminos puede resultar en una catástrofe, entonces alguien tomará ese camino”.

De hecho, esta última ley, fue la primera ley que Murphy propuso.

Edward Murphy después generalizó sus conceptos con la hoy popular ley: “Todo lo que puede salir mal, saldrá mal”, misma que se considera la madre de una serie de frases, leyes y corolarios que él y otros autores se dedicaron a crear y recopilar para publicar ese famoso libro con el título de: Ley de Murphy y otras razones porque las cosas salen mal (Autor: Arthur Bloch).

Distintas visiones de la Ley de Murphy para emprender.

En principio, la Ley de Murphy para emprender parece acuñada desde un punto de vista totalmente negativo, porque los defensores de ésta solo esperan y casi dan por hecho que todo vaya a salir mal, no importando lo que hagan o dejen de hacer.

Pero, ésta ley no está exenta de polémica, porque muchos opinamos lo contrario, y sostenemos que la ley es positiva.

La Ley de Murphy para emprender es positiva

en el sentido de que si uno está luchando por alcanzar un objetivo, o completar una meta, siempre y cuando ponga todo su empeño y dedicación posible a sabiendas de que todo va a salir mal, el resultado siempre será mucho mejor y más positivo de lo que esperábamos desde el principio.

Inspirado en lo anterior, les propongo una selección de algunas frases y leyes de la Ley de Murphy para emprender (Del libro de Arthur Bloch), esperando que nos proporcionen una visión positiva, especialmente para efectos de emprendimiento, gestión de proyectos y administración:

Algunos corolarios a la Ley de Murphy para emprender:

  • Nada es tan fácil como parece.
  • Todo lleva más tiempo del que piensas.
  • Cuando las cosas se dejan a su aire, irán de mal en peor.

Filosofía de Murphy: Sonríe que mañana puede ser peor.

  • En cuanto te pongas a hacer algo, te darás cuenta de que hay otra cosa que deberías haber hecho antes.
  • Cualquier solución entraña nuevos problemas.
  • Es inútil hacer cualquier cosa a prueba de tontos, porque los tontos son muy ingeniosos.

Postulado de Boling: Si te encuentras bien, no te preocupes, ya se te pasará.

Ley de Ken: Una partícula que se desplaza, buscará el ojo más próximo.

Ley de la mentira:

No importa la frecuencia con que se demuestre que una mentira es falsa. Siempre habrá cierto porcentaje de gente que crea que es verdad.

Ley de Kranske (corolario a la anterior). Si explicas algo con tanta claridad que nadie lo pueda malinterpretar, no te preocupes, alguien lo hará.

Regla de Fahnstock sobre el fracaso: Si no atinas a la primera, destruye todas las evidencias de que lo has intentado.


Segunda ley de Finagle: No importa cuál sea el resultado previsto. Siempre habrá alguien impaciente por:

A) Malinterpretarlo;

B) Imitarlo,

C) Creer que ha sido a causa de su teoría favorita.


Paradoja de la Ley de Murphy para emprender:

Siempre es más fácil hacerlo de la forma más difícil.


Postulado de Tylczak sobre la probabilidad: Los sucesos más accidentales (o fortuitos) tienden a suceder todos juntos.

Observación de Oiens: La forma más rápida de encontrar algo es empezar a buscar otra cosa.

Ley de Boob: Las cosas siempre se encuentran en el último sitio que se mira.


La Ley de Heid sobre las colas (o filas): Llegue a la hora que llegue, siempre habrá más gente en la cola.


Ley de Johnson y Laird: Los dolores de muelas empiezan siempre los viernes por la noche. Corolario: Si usted es el jefe, los dolores de muelas de sus empleados empiezan siempre los lunes por la mañana.


Anexo a la Ley de Murphy:

En términos matemáticos precisos, 1+1=2, donde el símbolo “=” significa “rara vez”, “si acaso”.


La Ley de Flugg: Cuando se necesita tocar madera es cuando nos damos cuenta de que el mundo está compuesto de aluminio y vinilo.


Ley inaplicable: Lavar el coche para que llueva no suele dar resultado.


Ley de Perrusel: No hay tarea tan simple que no pueda hacerse mal.


La Ley de Murphy sobre la termodinámica, y Yo diría que sobre la toma de decisiones: Todo lo que es sometido a elevadas presiones empeora.


Ley de Allen: Casi siempre es más fácil entrar que salir.


Teoría de Owen sobre la desviación organizativa: “Toda organización tiene asignado un cierto número de plazas para que las ocupen personas no cualificadas”. Corolario: “Cuando una de esas personas no cualificadas deja el puesto, se contratará a otra”.

La teoría de Goia: “La persona menos cualificada es la que más opina”.


Observación sobre la Dirección: La ineficacia y la estupidez del personal corresponden a la ineficacia y estupidez de los directivos.


Si haces algo y estás seguro de que contarás con la aprobación de todo el mundo, seguro que a alguien le disgustará.

Ley de Amand sobre Dirección: Todo el mundo siempre está en otro sitio.


El peligro del genio: Todo Jefe siempre despedirá a un empleado que siempre tenga la razón.


Lema de Lippman: La gente siempre se especializa en el tema que menos conoce.


Ley de la idea genial: Cuando se te haya ocurrido la solución ideal, alguien ya habrá resuelto el problema.


Cosas en las que se puede confiar durante una crisis:

1. Mecadotecnia (Marketing) dice que si.
2. Finanzas dice que no.
3. El Departamento legal tiene que revisarlo.
4. Recursos Humanos está preocupado.
5. El Área de planificación está frenética.
6. Ingeniería pasa de todo.
7. Producción quiere más espacio.
8. Dirección quiere responsabilizar a alguien.


Ley de Jacobson: Cuanto menos trabajo tiene una organización, con más frecuencia se reorganiza.


Primera Ley de Roger:

Se concederá autorización para un proyecto únicamente cuando ninguno de los que lo autorizan pueda ser culpado si el proyecto fracasa, y, que todos se lo puedan atribuir en caso de ser exitoso.

Ley de Conway:

En una organización siempre hay una persona que sabe qué es lo que se cuece, o qué está pasando en realidad. Y a esa persona, hay que despedirla inmediatamente.


Primera regla de inferioridad superior: No permitas que tus superiores se den cuenta de que eres superior a ellos.


Ley de Whistler: Nunca se sabe quien tiene la razón, pero siempre se sabe quién manda.


Conforme se va ganando experiencia, se va descubriendo que uno aprende a vivir con muchos aspectos de la ley de Murphy para emprender.

Tomar como válidas estas leyes es una forma inteligente de ver y aceptar “El fracaso“, es como aceptar que algo puede no salir bien, y esto no es conformismo siempre que nos hayamos esforzado lo suficiente.

Si hacemos un trabajo con dedicación, eficiencia y calidad, podemos esperar que sea bien calificado o no, pero si no le dedicamos un esfuerzo suficiente, el suspenso, la mala calificación, las opiniones negativas, y los rechazos esos sí que ya los tenemos asegurados.


Máxima de Match:

Un tonto en una posición elevada es como un hombre en la cima de una montaña. Al segundo todo le parece pequeño y él le parece pequeño a todo el mundo.


Otras entradas afines que pueden interesarte:

40 Frases de Mentalidad Positiva.
50 Frases acerca del Dinero y el Ahorro.
50 Frases para Emprendedores.
50 Aforismos de Desarrollo Personal y Ejecutivo.

Fuente de la información de la Ley de Murphy para emprender: “La Ley de Murphy y otras razones porque todo saldrá mal” de Adiezca.com archivo en PDF.


Fotografía de la Ley de Murphy para emprender de Pixabay.com libre de Derechos de Autor:

Fotógrafo:  User 12019.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *