Novedad para mantener la atención | 383

Cómo mantener la atención.

Estudio del Aburrimiento la falta de atención y vigilancia | Norman Mackworth | Grupo Mastermind | Psicología Aplicada | Innovación | Comunicación Conferencias | Alto Nivel de atención | Josh Kaufman | Marketing de Contenidos | Mercadotecnia
¿De cuánto tiempo disponemos para dar una clase o hacer llegar nuestro mensaje sin que se distraigan nuestros interlocutores?

Uno de los grandes retos que en la actualidad enfrentan maestros, escritores, productores de radio-televisión y hasta expertos en publicidad es el de poder mantener la atención de sus alumnos, de sus lectores, de su audiencia y de sus clientes.

Un reto del Marketing: ‘Mantener la Atención’.

Los libros de antes, aquellos con los que estudiábamos, o con los que nos esparcíamos, como las novelas, solían ser gordos, tenían muchas y pequeñas letras en cada página, eran libros de pocos capítulos, pero abultados en cuanto a contenido. Los autores sí que enfrentaban un enorme reto para mantenernos leyendo a lo largo de interminables páginas y capítulos.

Cómo ganar credibilidad de Marca creando Contenido.

En el moderno mundo digital (del Internet), donde existen enormes cantidades de información que además se obtiene gratis:

La batalla por ganar la atención de los lectores e internautas es grande, y el problema (para los negocios) es que con tantas ofertas de esparcimiento la audiencia tiende a perder la atención pronto, a distraerse y aburrirse rápidamente.


El smartphone o teléfono celular no solo se ha convertido en uno de los grandes acaparadores de atención,  al mismo tiempo es uno de los enormes distractores de nuestra época.

Al proporcionarnos conexión al Internet, juegos, televisión, radio, podcasts, y un sin fin de aplicaciones, el teléfono móvil materialmente secuestra toda nuestra atención del mundo exterior.

¿Porqué no podemos permanecer concentrados en una sola cosa durante un período de tiempo razonable?
¿Porqué nos distraemos y perdemos rápidamente la atención?

Norman Mackworth (1917-2005) fue un psicólogo británico altamente reconocido en el mundo científico por ser uno de los pioneros en el estudio del aburrimiento, la falta de atención y vigilancia.

Hoy en día, después de más de setenta años, los poderosos y exhaustivos esfuerzos de Norman Mackworth por descubrir los orígenes de las distracciones y el aburrimiento tienen total vigencia.

Durante la segunda guerra mundial,

el gobierno británico, a través de la RAF (Royal Air Force) o Real Fuerza Aérea, le solicitó a Norman Mackworth que evaluara detenidamente las capacidades de los operadores de radar.

Los operadores de radar eran los profesionales que pasaban horas y horas sentados frente a un monitor, viendo, escuchando y detectando cualquier parpadeo que pudiese aparecer.

Aunque a simple vista éste parecía un trabajo fácil, requería de un alto nivel de atención,

porque la mayoría del tiempo no pasaba nada, pero por momentos podían aparecer en el monitor algunos puntos o señales extrañas que rompían la tranquilidad, estas señales podían ser aviones o bombarderos enemigos que se adentraban en territorio británico con intenciones de destruir instalaciones y ciudades; estaban en guerra con Alemania.

A los operadores de los radares se les exigía un alto nivel de concentración y atención durante largos periodos de tiempo.

Sus funciones eran muy importantes porque no podían ni debían distraerse; el cansancio, el tedio y el aburrimiento podían hacer que una distracción o un parpadeo tuvieran consecuencias fatales.

Conociendo el potencial problema, Mackworth y su equipo de especialistas en Psicología Aplicada de la Universidad de Cambridge tuvieron acceso a las instalaciones militares, y especialmente al personal de operaciones de defensa para practicarles una sencilla prueba que diseñaron para medir sus capacidades de atención:

Con el fin de simular un entorno muy parecido al de la sala de radares, Mackworth y su equipo reprodujeron condiciones similares de peligro constante.

La Investigación de Mackworth y sus Resultados (en inglés).

El experimento consistía en la creación de un artefacto al que llamaron el “Reloj Mackworth”.

Diseñaron este artilugio con el fin de medir y comprobar el tiempo que un ser humano es capaz de mantener la atención.

Lo que parecía un reloj no era precisamente uno de verdad

en cuanto a exactitud, ya que este cuasi reloj incorporaba una manecilla que funcionaba marcando los segundos, al parecer como un reloj normal, pero con una característica especial:

“La manecilla que en principio iba marcando cada segundo, saltaba aleatoriamente un segundo más, marcaba dos, en lugar de uno”.

La tarea del observador era presionar un botón cada vez que detectara este salto anómalo de dos segundos.

El operador del radar no sabía cuándo la manecilla iba a saltar dos segundos en lugar de uno, esa era la idea del experimento: ‘mantener toda su atención y medirla’.

El estudio arrojó datos muy interesantes.

A)  Que al cabo de diez minutos permaneciendo absortos mirando al reloj, la calidad de la atención del sujeto disminuía radicalmente.

B)  Descubrieron que el período máximo de atención continuada que los operadores más motivados eran capaces de prestar era de treinta minutos, más allá de este tiempo cualquier individuo acababa distrayéndose inevitablemente.

atención | vigilancia
Gráfica del decremento de la vigilancia. Por: Norman Mackworth.

La interpretación que hace Josh Kaufman, autor del libro the Personal MBA es que

“La Novedad, o sea la presencia de datos sensoriales nuevos, esos que llaman la atención a través de nuestros sentidos, es fundamental si se quiere mantener la atención de un individuo durante un largo período de tiempo”.  -Josh Kaufman. Personal MBA.

En resumen:

Si no se está renovando constantemente la oferta de contenido, imágenes o productos, el individuo acabará perdiendo la atención.

Una de las razones por las que la gente es capaz de concentrarse en el teléfono celular durante horas y horas es debido a la novedad constante que allí encuentra:

Los juegos, los vídeos, los podcasts, los gifs, la televisión, la expectativa del like por la actualización del Facebook, el brinco constante de una a otra de estas acciones renueva rápido nuestra capacidad de prestar atención.

El consultor y biólogo en desarrollo molecular John Medina

comenta en su libro Brain Rules cómo mantiene exitosamente la atención de sus alumnos durante sus clases de una hora.

John Medina explica que divide su hora de clase en módulos de no más de diez minutos,

donde en cada uno va proponiendo temas que se dividen en una interesante introducción que llame la atención, y luego plantea un desarrollo breve lleno de contenido de calidad. Así, cada diez minutos le va exponiendo a sus alumnos un tema diferente con el fin de mantener su atención e interés.

De forma similar es como hoy se estructuran los libros

escolares, también los de divulgación y los de no ficción, se dividen en breves apartados de dos o tres páginas de tal forma que para acabar de leerlos no se requieren más de diez minutos de lectura.

Los expertos en dar charlas tipo TED recomiendan que una conferencia no debe prolongarse más de 18 minutos, ya que más allá de ese tiempo la gente se impacienta y puede empezar a perder la atención.

En el caso de las películas

que en promedio duran hora y media, allí se resuelven de igual manera: Se dividen en secciones de acción, suspenso, misterio, romance, sexo y violencia, muchas tienden a mezclar breves etapas de todos estos temas en un constante ir y venir lleno de movimiento, es una técnica utilizada para no perder la atención del observador.

Es un gran reto proponer contenido, video, audio, juegos, e información que mantengan la atención del individuo, la clave está en proponer variedad cada poco tiempo.


LA NOVEDAD ES LA CLAVE

La novedad en sí no reside tanto en mostrar algo nuevo y rompedor, algo totalmente original y nunca visto; la novedad consiste en ir proponiendo constantemente variedad de contenidos que duren breves períodos de tiempo.


Para que tu empresa o proyecto genere Novedad e Innovación únete a un Grupo Mastermind.

Una buena forma para que renueves tus ideas y obtengas puntos de vista objetivos podría ser perteneciendo a un Grupo Mastermind.

Yo estoy organizando Grupos Mastermind, esos equipo de profesionales dispuestos a generar sinergias a partir de la “Rendición de Cuentas mutuas”.

Si quieres saber qué es un Grupo de Mastermind puedes entrar al siguiente enlace, o envíame un email para que me ponga en contacto contigo y te explique a fondo la dinámica de funcionamiento.

¿Qué es un Grupo Mastermind y quiénes pueden participar?

info@themanagerspodcast.com


Imagen de Pixabay libre de Derechos de Autor.

Fotógrafo:  Dieter_G (Deutschland).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *