Cómo podemos programar la mente para el Éxito | 333

Cómo podemos programar la mente para el éxito | Programación Neurolingüística | PNL | Mentalidad Positiva para el Desarrollo Profesional | Resilencia | Disciplina de Emprendimiento | Carrie Green Emprendedora
Recomendaciones para programar positivamente tu mente.


Cómo podemos programar la mente para el Éxito

Para este artículo, he seleccionado el interesante discurso que diera Carrie Green, fundadora de la Asociación de Mujeres Emprendedoras (the Female Entrepreneur Association) para la plataforma de Ted Talk en Manchester.

Puedes escuchar la traducción casi completa en la entrada de este mismo Podcast. Aquí en el blog, me limitaré a compartirte una selección de las frases más representativas de ese constructivo discurso.


Al inicio de la conferencia, Carrie Green solicitó que pasara un voluntario al estrado, encontrandose con un poco de resistencia entre el público; pero finalmente, subió al estrado un voluntario que no tuvo otra cosa qué hacer mas que recibir un regalo de 20 libras esterlinas.

Entonces Carrie pregunta:

¿Por qué no se dieron de voluntarios?, ¿Qué los detenía para subir aquí?

Y añadió: “Mi conjetura es que ha sido por una de estas 3 razones”:

Primera. El miedo de subir aquí frente a más de mil personas. O miedo a lo desconocido, de no tener idea de lo qué te pondría a hacer. O quizá pensaste: “Me pondrá a hacer algo que no podré hacer y me veré como un completo tonto”.

Segunda. Quizá fue por los obstáculos, pensaste que estabas muy lejos del estrado, en lo obscuro, tenías que superar varios obstáculos como sillas, mesas y gente, probablemente me tropiece y me vea como un tonto. Que mejor pase otra persona.

Tercera. Una falta de motivación. Quizá no te querías molestar moviéndote y caminando hacia el estrado.

Conferencia de Carrie Green en Video (Inglés) “Programar la mente para el Éxito”.

Cualquiera que haya sido tu razón, esta inició allí arriba en tu cabeza.

Pero más allá de las veinte libras que se ganó el voluntario, este experimento no tiene que ver con el dinero.

Este experimento demuestra el poder de tu mente, y de que lo que pasa por tu mente genera un gran impacto en las acciones y decisiones que tomas, y en las cosas que experimentas.


Debido a lo que nos pasa por la cabeza perdemos oportunidades casi todo el tiempo, porque hacemos malas decisiones basadas en los equivocados modelos mentales (o paradigmas).

Cómo tomar decisiones bajo presión.

Absolutamente todos generamos esa clase de pensamientos autolimitantes, tales como:

“Yo no puedo hacer eso”, “No soy lo suficientemente bueno”, “No tengo el dinero ni el tiempo”, o “No me quiero molestar, mejor lo hago mañana”.

Y así seguimos, sin iniciar nada, y dejamos que esas ideas maravillosas con gran potencial se nos queden encerradas.

Y eso fue lo que me pasó hace unos años:

Cuando acabé mis estudios universitarios, y me quedé completamente sin dinero, me dije:  -¿Ahora que voy a hacer?


Empecé un negocio que desconocía totalmente, y lo primero que puedes hacer cuando no tienes la menor idea del negocio es pedir ayuda, y eso es lo que hice.

En pocas semanas construí la que probablemente era la peor página web. Descubrí Google Adwords como una herramienta para conducir tráfico hacia mi página web. Con una tarjeta de crédito, gastando hasta un límite de 30 libras al día, mi negocio estaba oficialmente creciendo y en plena operación.


En 2007 me gradué y además tenía un esplendido negocio que iba volando. Decidí que ser emprendedora era mucho más divertido que ser abogada.

Me puse muy metas muy altas y pude construir un negocio a nivel global.

Alcancé mi objetivo de lograr un exitoso negocio a nivel global.

Pero, tenía un enorme problema:   ¡Yo me sentía miserable!

Llevaba el negocio desde mi casa, me sentía totalmente desolada y perdida, algo que mucha gente siente pero de la que poco habla; y Yo me desmoroné.

Me empecé a cuestionar todo, ¿Qué estoy haciendo?

¿Cuál es el fin de todo esto? Mientras más me cuestionaba más me confundía, y los pensamientos negativos me dominaban. Empecé a dudar de todo y a preocuparme por todo.


En el 2010 me sentía totalmente desesperada. Así que empaqué y me fui a Australia, con la esperanza de encontrar una respuesta reveladora. Después de tres meses sin respuestas, me tuve que regresar a Reino Unido.

Allí, todos mis problemas estaban esperándome, tenía que resolver muchas cosas, no me llegaban ideas ni me podía concentrar como antes, ni podía programar la mente;  antes siempre encontraba oportunidades, pero ahora mi mente estaba en caos.

Cómo sobrevivir profesionalmente con Creatividad e Ideas.

Finalmente, en 2011 encontré dos causas de mi crisis:

LA PRIMERA era que Yo quería ser exitosa, y francamente ¿Qué no todos quieren ser exitosos?. Pero desbloquear teléfonos móviles no era mi sueño.
LA SEGUNDA era todo lo que estaba pasando por mi cabeza, todas esas dudas, todas esas preocupaciones, todos esas limitaciones que me autoimponía, y recordé esa frase de Anthony Robbins: “Tu destino está determinado por las cosas que escojas, por eso escoge ahora y escoge bien”.

Me di cuenta de que si quería vivir una vida maravillosa y alcanzar grandes cosas tendría que alinear mis objetivos.

Debía definir:

¿Qué es lo que quiero alcanzar?

¿Porqué quiero alcanzarlo?

¿Por qué significa tanto para mí?

Tenía que descubrir la clase de persona en la que me quería convertir de tal forma que lo hiciera suceder. Y solo entonces programaría mi mente para hacerlo realidad.

Tenía que programar mi mente para el éxito.

La misión es: “El éxito”, entonces “empezar”.

 ¿Qué es lo que realmente quiero?   Analicé mi vida y me dije:

Me encanta ser emprendedora, me gusta generar ideas y convertirlas en realidad, para mí es muy divertido. Pero, me sentía muy sola como emprendedora, así que decidí ver esto en perspectiva,

Así surgió la idea de crear la Asociación de Mujeres Emprendedoras, quería crear una red mundial con miles de mujeres de todas partes, quería ayudarlas, inspirarlas y conectar a unas con otras.

Me hice consciente mis pensamientos negativos, tales como:

¿Pero quién va entrar a este sitio web?, ¿Y quién eres tú para dar Consultoría?, “Esto es una porquería, nunca lo vas a lograr”.

Cada vez que me descubría pensando esto, me detenía, y me dí cuenta que tenía el poder de controlar mis pensamientos (casi de programar la mente).

Pude evitar los pensamientos destructivos y los remplacé por pensamientos de empoderamiento, unos que me ayudaran a moverme hacia mi objetivo, tratando de programar la mente.
Tal como lo hacen los atletas de alto rendimiento, empecé a

programar la mente para el éxito, usando visualizaciones, formando imágenes en mi mente de lo que quería lograr y viéndome hacerlas realidad, sintiendo que lo lograría.


Me di cuenta de que si pudiera conseguir que mi mente estuviera segura de que puedo hacer que algo suceda, cualquier cosa, en alguna forma podría encontrar el camino, o arreglármelas para que pase.

El éxito no es un accidente,

vivir una vida increíble no es accidente,

tienes que hacerlo a propósito,

y empieza sabiendo exactamente qué es lo que quieres lograr,

sabiendo por qué lo quieres lograr, sabiendo el tipo de persona en que te quieres convertir, de tal forma de que sucedan las cosas.

Entonces, tú puedes programar la mente para que las cosas sucedan.

Porque solo tienes una vida para lograr todo lo que quieres alcanzar, así que tienes que actuar de acuerdo con ello. ¡Gracias!.

Pista musical de entrada y salida de Kevin MacLeod de Incompetech.com

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *