Claves previas al Proceso de Personal Branding | 474

5 Guías de Marca Personal | 5 Referentes para destacar tu marca | Claves previas al Proceso de Personal Branding | Elementos fundamentales para considerar antes de intentar posicionar tu marca como líder en tu Medio o en Redes Sociales | Cómo hacer tu branding personal
5 Elementos para considerar antes de iniciar un proceso de personal branding o campaña de marketing en medios digitales. Frase de la imagen de Seth Godin: “La gente no compra bienes y servicios, compra relaciones, historias y magia”.

5 Elementos precedentes al Proceso de Personal Branding.

Preliminares al proceso de personal branding. Antes de lanzarnos a conquistar el mundo de las redes sociales y de la publicidad pagada en medios digitales, primero hay que tener muy claros y haber trabajado algunos elementos que no solemos tomar en cuenta; y no les ponemos atención debido a la premura o urgencia por empezar a conquistar un mercado.

En varias entradas de este Programa de Emprendimiento en formato Podcast he comentado la importancia de contar con un buen prestigio, uno que avalen los demás, uno que la gente de nuestra industria distinga con claridad.

Con el fin de poder ocupar un lugar en un medio o nicho de mercado, es prioritario que los demás nos distingan; sin este reconocimiento uno realmente no ocupa un lugar, ni será una referencia a seguir, o a contactar, o para ser contratado.

A continuación te comparto:

5 Claves previas al inicio de tu proceso de personal branding.

1ra Clave previa al proceso de personal branding. Alguna cosa tendrás que hacer muy bien.

Lo primero y lo más importante antes de iniciar el recorrido para lograr el posicionamiento de tu marca personal es que:

Debes tener la capacidad de hacer bien alguna cosa,

o de dominar un oficio, o un arte, o un deporte;

tienes que ser tan bueno en algo que sea deseable, o

ser capaz de resolver determinados problemas o

dar resultados contundentemente buenos,

Es fundamental contar con una habilidad que te haga único.

Debes tener al menos alguna competencia que te distinga de los demás. Todos tenemos al menos una habilidad, y si ya lo analizaste a fondo y continuas convencido de que no la tienes, entonces tendrás que descubrirla o inventarla.

50 Competencias que debemos dominar.

Para descubrir o inventar tu habilidad:

Proponte alguna cosa que te gustaría dominar, algo que te motive; luego, inevitablemente, tendrás que trabajar duro para desarrollarla con excelencia, tendrás que tomarte el tiempo que sea necesario para especializarte en eso que escogiste.

Tienes que hacerte experto en entregar tu trabajo o tu propuesta de valor en tiempo, costo o calidad.

Si no eres muy bueno haciendo algo:

¿Cómo vas a lograr convencer a los demás de que lo eres?
Los Medios para transmitir el Contenido de una Marca Personal.

2da Clave previa al proceso de personal branding. Tienes que ser responsable.

Lo segundo se trata de que siempre te conozcan porque entregas a tiempo, porque cumples lo que dices, porque respondes con resultados.

Hemos conocido varios ejemplos de deportistas de alto nivel que tienen grandes habilidades técnicas, o también hemos visto ejecutivos que son muy buenos en lo que hacen, pero, le dan prioridad a ciertos intereses que no deben mezclar con su oficio, por ejemplo las fiestas nocturnas, o participan en actividades que provocan el incumplimiento de sus funciones.

Es posible que por haber publicado un artículo o un vídeo en redes sociales hayas llamado la atención, es posible que en algún momento hayas experimentado un pico de gran interacción, también es probable que un amigo te haya recomendado con una empresa para cubrir una importante posición de trabajo, dado que demuestras un “alto nivel de desempeño”, pero

si eres irresponsable, tus grandes habilidades no te servirán de nada para avalar tu prestigio.

Al final tus valores (buenos o malos) terminarán imponiéndose .

Muchos profesionales saben hablar muy bien ante un headhunter, o ante un público, saben “echárselos a la bolsa”, porque tienen capacidad de convencimiento, lo cual está muy bien; pero al final se darán a conocer por sus valores, y entre éstos la responsabilidad es fundamental.

A pesar de no ser un experto, cualquier persona que cuente con ganas y empuje puede lograr más cosas y alcanzar mayores metas que un verdadero experto que carece de impulso, dedicación y responsabilidad.

El personal branding tiene que ver con una serie de técnicas que nos ayudan para lograr visibilidad, esto es:

El personal branding nos ayuda para que nos volteen a ver, pero de eso (de lograr ser visibles) a ser realmente capaces, buenos y responsables en lo que hacemos hay un mundo de diferencia.

Cómo Ganar Prestigio con la Prudencia.

3ra Clave previa al proceso de personal branding. Tienes que tener humildad.

El tercer elemento que tienes que cuidar es la humildad. Y, cuando hablo de humildad no quiero decir que permitas que los demás te califiquen mal y te calles, o que degraden tus capacidades y no las quieras o no las sepas defender.

Hablando de humildad me refiero a que te conozcas bien, a que seas objetivo con lo que sabes hacer, a que entiendas tus limitaciones pero sin menospreciarte.

Reconoce eso que haces bien y trata de que los demás lo descubran, pero sin jactarte, ni presumir, no permitas que tu ego crezca, y mucho menos que hable por ti.

Cuando uno expone o propone a los demás su marca personal, puede caer en la tentación de hablar solo de sí mismo, o

de comentar que uno se ha ganado la confianza de otros,

o que uno es experto, o el mejor en determinado rubro,

que uno ha logrado el respeto de X grupo,

o que uno ha ganado confianza y autoridad.

Ya lo he comentado en otras entradas de este podcast,

“No puedes decir que tienes o has construido una reputación, y mucho menos comentar que otros te admiran, estos son comentarios que aunque puedan ser ciertos, desmerecen tus logros”.

Los humanos tendemos a descreer aquello que nos presentan como muy bueno, como excelente, como inmejorable, como lo mejor; y, al escuchar esto acerca de alguien esperamos muchísimo de su producto, de su servicio o de su marca personal.

Si nos recomiendan al mejor ingeniero de instalaciones submarinas del país, lo vamos a juzgar y a calificar bajo esos parámetros, vamos a ser con éste tan exigentes como nos lo hayan pintado (aunque perciba una compensación pequeña, o un salario bajo, así de desconsiderados podemos llegar a ser los seres humanos), y probablemente nos decepcionaremos de él, o no lo aceptaremos como el mejor, aunque haya hecho bien su trabajo.

Lo peor que puede hacer uno es vanagloriarse de sus supuestos éxitos, ser presumido.

Hablar bien de uno mismo no solo en una entrevista de trabajo, sino en cualquier foro es cosa que afecta totalmente a nuestra marca personal.

Flaco favor nos hacemos hablando bien de nosotros mismos.

Lo que habla bien de ti es tu trabajo, no presumir.

Debes entregar buenos resultados, y aunque en el pasado hayas tenido grandes logros, eso que hoy desarrollas también tienes que entregarlo de la mejor forma posible , y si lo haces muy mal puede que afecte lo que hayas alcanzado, especialmente si tú mismo no has sabido ser humilde al hablar de tus capacidades.

Presumir ¿Ayuda o Perjudica tu Marca Personal?

4ta Clave previa al proceso de personal branding. Construye tus relaciones personales.

Trabaja en tus relaciones personales, incrementa tu número de conocidos.

Como ya lo he comentado en otras emisiones del podcast de emprendimiento, esto de construir relaciones profesionales ha sido uno de mis grandes errores.

Durante mis primeros empleos descuidé totalmente mis interacciones con otros compañeros, no fomente el estrechamiento de relaciones, especialmente con aquellos que no pertenecían al área en que trabajaba.

La construcción de relaciones es fundamental para crear una red de conexiones a largo plazo.

Mi visión personal de agregar conocidos a nuestra agenda:

Uno No consigue contactos, “conexiones” o “enchufes” para irles a solicitar empleo, o para pedirles un favor. Uno propicia estos contactos para que éstos sepan lo que uno hace, y lo que uno domina.

Es necesario que nuestros contactos conozcan qué podemos resolverles, o qué podemos aportarles, qué soluciones somos capaces de brindarles, y qué tipo de ideas les ponemos sobre la mesa.

Es indispensable que todos nos relacionen con nuestra “propuesta de valor”.

Mientras más gente conozca lo que sabemos hacer, nuestro “know how”, y mientras éstos sepan que pueden contar con nosotros, uno irá creando esa red de contactos que estarán conscientes de que pueden contar con uno, en cualquier momento.

Por tu parte, ofrece una atención personalizada, evita responde: “Es que estoy muy ocupado”, o “por el momento no te puedo atender”, esto es detestable, y deteriora las relaciones.

Al generar contactos, provocas una especie de lealtad, pero la lealtad no existe en un solo sentido, solo se da en la reciprocidad.

5ta Clave previa al proceso de personal branding. Dedica el tiempo justo a cada uno de los aspectos anteriores.

Si no trabajas diariamente en todos estos aspectos, en la debida proporción que cada cosa necesite en TU caso, tendrás una agenda caótica.

Es posible que tengas una marca personal muy buena, pero ya ha pasado tiempo desde que te diste a conocer, y quizá tengas que destinar más tiempo a actualizarte, a retomar cierto nivel de eficiencia y calidad.

También es probable que debas implementar otras cosas a tu acervo personal de competencia, quizá tengas que reforzar tus idiomas, o estudiar el curso que te dará mayor visión de algún tema.

El tiempo que dediques a promocionarte en redes sociales tiene que tener esa componente de humildad,

que como ya comentamos no significa que no puedas exponer tu propuesta de valor, significa que lo haces evitando decir que eres el mejor, o que eres un experto.

Debes dedicar un tiempo diario a esto de la interacción en redes sociales, pero no todo, y por supuesto a ir haciendo crecer tu agenda de contactos.

Gasta bien tu tiempo en generar contactos.

Trata de relacionarte con gente ‘valiosa’, no ‘importante’.

Evita perder el tiempo en redes sociales buscando a gente por su número de seguidores, o por el grado de exposición que tienen.

Esto no quiere decir que no tengan valía. Eso lo puedes saber consumiendo su contenido, leyéndolos, escúchadolos, y síguiéndolos. Hasta donde puedas, apórtales alguna idea, pero toma en cuenta que su tiempo al igual que el tuyo también es importante.

Si detectaste un profesional que te interesa y  es muy popular, lo normal sería que esté muy ocupado para atenderte, entonces compréndelo, piensa bien antes de ponerte en contacto.

Mas que tratar de relacionarte con gurús o referencias obligadas, te recomiendo que busques gente con la que te complementes, y no tienen que ser renombrados.

Existe muchísima gente valiosa, solo tienes que descubrirlos para hacerles saber qué puedes hacer por ellos, y si entienden que tú estás para apoyarlos a crecer y complementarse, irás tejiendo una red que puede llega a ser muy grande.


Evaluemos bien antes de iniciar un proceso de personal branding.

Si vamos a construir una marca personal para granjearnos los elogios o admiración de los demás, o solo para ganar dinero, me parece que tenemos una visión egoísta y hasta cierto punto narcisista.

La esencia de la marca personal es agregar valor a los demás.

La gente no compra bienes y servicios, compra relaciones, historias y magia.

-Seth Godin.


Otro artículo que te recomiendo para mejorar tu propuesta de valor es:

“Tú marcas la diferencia”, de @ylseroa en Medium.com


Fotografía de ‘precedentes del proceso de personal branding’ de Pixabay.com libre de Derechos de Autor.

Fotógrafo:  Public Domain Pictures.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *