Valorar a los demás produce beneficios | 389

Las Ventajas de Valorar a los demás.

Aprender a Valorar a los demás | Saber darle su valor a las personas | Marca Personal | Técnicas de Ventas | Desarrollo Personal | Asociación | Colaboración y empatía | Darle su importancia a otros | Podcast de Administración de Empresas | Recursos Humanos
La importancia de cultivar un genuino interés por los demás y darles su debida atención.

Absolutamente todos los seres humanos tenemos la necesidad de sentirnos valorados. Todos en nuestro ego, queremos creer que lo que hacemos es importante para alguien más, tanto que en muchas ocasiones le damos preferencia a los comentarios que otros hacen acerca de nuestro trabajo más que el beneficio económico que podemos obtener de ese desempeño.

Psicólogos como el norteamericano Abraham Maslow han definido en sus estudios del comportamiento humano, que por ejemplo:

Los empleados que perciben su trabajo como bien valorado aportan un rendimiento mucho mayor que aquellos que no cuentan con el reconocimiento de sus Superiores, aunque ganen menos dinero que los otros.


Para el establecimiento de buenas relaciones tanto profesionales como personales, debemos entre otras cosas valorar a la persona, darle su debido lugar en función de sus capacidades, reconociendo su valía,

Aprender a valorar constructivamente es:

Ser capaces de distinguir esos elementos únicos que aportan los demás y que creemos importantes para establecer una buena y duradera relación.

Los negocios no pueden llegar a ser constructivos sin

un reconocimiento mutuo de valores entre las partes, entre socios, entre colegas del medio, y especialmente entre Marca y cliente.

El éxito o fracaso de una relación tiene un fundamento muy importante en el reconocimiento de lo que la otra persona aporte a la interacción, ya sea un Socio, un Empleado, un proveedor o un Cliente.

Una buena asociación empieza por reconocer que

nos vamos a complementar, que combinaremos nuestros conocimientos y experiencias con el fin de abarcar una mayor área del nicho de mercado; esto es valorar en su justa medida a nuestro prospecto de socio.

Sucede de igual forma en las relaciones sentimentales, en ellas nos complementamos, no competimos ni nos menospreciamos, incluso compartimos decisiones e inversiones.

Si considero que soy sustancialmente superior a la otra persona, sea socio, cliente, pareja sentimental o empleado, aunque no se lo diga, ésta persona acabará dándose cuenta, y si no le hago sentir que su aportación a la sociedad es importante para mí, esto acabará destruyendo la relación.

Cuando uno se siente superior y no valora a otros.

Cuando creo que mi producto o mi servicio son tan buenos y tan grandes que no importa que uno o dos de mis clientes estén inconformes, y además desprecio sus comentarios, por injustos que me parezcan, estaré auto-saboteándome; porque esos clientes siempre pueden tener un porcentaje de verdad, y hacer caso omiso de su sentir me perjudica.

Técnica de Ventas (Valorar a los demás).

Mientras más valor le demos a los demás, y no solo a nuestros clientes, mientras más importantes los hagamos sentir, más apreciarán la relación que tienen con uno.

Ésta es una herramienta que muchos “Vendedores” utilizan imprudentemente como técnica de ventas.

Cuántos hemos visto y escuchado a un vendedor de perfumes o de ropa diciéndole a una señora que “¡Está muy guapa!”;  esto es adular, es exagerar, y la gente se da cuenta.

Adular y sus efectos negativos.

A veces no necesitamos se psicólogos ni expertos en el comportamiento, todos hemos llegado a sentir que nos quieren engañar reconociendo hipócritamente nuestras capacidades.

Un Asistente Ejecutivo recibe el halago de su Jefe justo antes de pedirle que se quede a trabajar horas extras, o que lo sustituya en algún evento o reunión a la que no quiere asistir, y le dice:

– “Oye, tú que eres muy bueno para esto, ¿porqué no te quedas hasta tarde y lo acabas?”…

Si intentamos adular a otra persona, si fingimos haciéndole creer que la valoramos cuando no es así, podremos provocar que se sienta inferior o insignificante, o injustamente tratada, así solo ganaremos su repudio y enemistad.


Cuando realmente valoramos el trabajo o las habilidades de alguien más,

y se lo hacemos saber y sentir con sinceridad, estamos en toda regla construyendo una relación, una relación que puede ser de largo plazo.

Mientras mayor sea el interés que le demuestres a alguien más, mientras más preguntas le hagas acerca de sus conocimientos y experiencia, más reconocimiento le estarás dando, y más importante le harás sentir.

¿A quién no le gusta sentirse importante? es parte de nuestro ego, y tampoco es tan malo.

¿Qué has sentido cuando te estás presentando con alguien, o le expones tu punto de vista con mucha determinnacion? Y, éste te interrumpe para atender su Smartphone, o te dice:

-“Espérame un momento”,

y se pone a conversar con otra persona.

En estas ocasiones te sientes poco o nada valorado, te hace sentir que lo que para ti es importante para él no lo es tanto; es un momento incómodo por el que no nos gustaría pasar.

Estas actitudes de grosería e indiferencia también reflejan una falta de educación que afecta la Marca Personal.

Agregar Valor es la esencia de la Marca Personal.

Hazte esta pregunta:

¿Yo recomendaría el producto o servicio de una persona que me ha despreciado, de alguien que me ha hecho sentir poco valorado?

Creo que nadie en su sano juicio recomendaría positivamente a quien no le ha valorado, a quién le ha hecho un desaire, a quien le demuestra desconsideración.

Empecemos con valorar primero a los demás.

La regla es:

“Cuanto más interés demuestres en los demás más valorados se sentirán”.

Para construir relaciones debemos valorar y demostrar un genuino interés por aquello que es importante para los otros.

Si realmente nos interesan las personas para relacionarnos a largo plazo, para construir una comunidad o una tribu como dice Seth Godin, debemos hacerlos sentirse notables, aunque no les vayamos a comprar nada.


No es difícil hacer que los demás se sientan valorados.

No tratemos de halagar o hacer sentir bien a los demás solo por interés, para obtener algo. Ya no estamos en la época de vender por vender, de salir a perseguir clientes, es el momento de valorar a las personas por lo que son y ayudarlas a hacer mejor su trabajo.

Mitos del Networking y cómo iniciar una Red de Conexiones.

Cuántos hemos estado en reuniones de tipo Networking, y después de presentarnos con alguno éste se despidió casi inmediatamente. Allí nos dimos cuenta que como no vieron en nosotros un potencial cliente prefirieron conectar con otra persona, esto no es Networking, ni relacionarse positivamente, ni una actitud de generar empatía, eso es carroñería, es no saber valorar a la persona.

Dicen que casi no existen personas que se interesen genuinamente por los demás, y de existir seguramente se harían famosas, como la Madre Teresa de Calcuta.  Yo afortunadamente si he tenido la oportunidad de conocer a mucha gente de alto valor que me ha hecho sentir muy bien con su presencia y con su interés.

La Capacidad Emprendedora de la Madre Teresa de Calcuta.

Cultivar un genuino interés en los demás le puede aportar a uno grandes éxitos en forma de relaciones y conexiones.

Hoy las empresas se construyen a base de valorar y tejer relaciones con colegas y profesionales que en muchos casos pueden hasta parecer disfuncionales, dado que nada tienen que ver entre unos y otros; pero que sí aportan las conexiones necesarias para ampliar ese tejido de relaciones.

¿Con quién prefieres trabajar, o colaborar, con quien te tiene bien valorado, o con quien no te considera importante?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *