El problema es que todos lo pueden hacer | 661

Qué hacer ante un problema de posicionamiento | todos hacen lo mismo por eso no tienen éxito | Ser como todos los demás no destaca a nadie | El problema es que todos lo pueden hacer | Cuando los problemas te superan | trucos que todos pueden hacer | lo que la mayoría de los seres humanos no pueden hacer o lograr | Yo puedo hacer lo mismo que los demás | cualquiera lo puede hacer mejor que tú

El problema es que todos lo pueden hacer | Artículo escrito por: Gustavo Pérez Ruiz

El problema es que todos lo pueden hacer

En un mundo donde la macro economía está muy golpeada, donde los países, las empresas y obviamente también las personas luchan por ser auto-suficientes y alcanzar unas finanzas sanas, vemos con pena que la mala administración de los recursos, la recesión, la caída del consumo y las guerras comerciales a todos los niveles provocan graves problemas de desempleo y escasez.

La opinión de los personajes públicos

Por allí, los personajes más optimistas de los medios digitales suelen afirmar que a pesar de estos severos contratiempos todavía estamos pasando por una época de oportunidades,

de oportunidades que lógicamente se le presentan a quienes las buscan y las saben aprovechar,

unas oportunidades que básicamente se pueden encontrar -al parecer- en el mundo del Internet, en los nuevos medios de comunicación, en las redes sociales o en el aprovechamiento de las grandes plataformas digitales como Facebook, Instagram, Amazon, Google, UVER.

Todas éstas son ejemplos -medio imposibles de alcanzar- de que las oportunidades están allí para quienes las puedan crear, para quienes las trabajen, las procuren, las cultiven y las hagan crecer.

Bueno, esto es lo que dicen algunos personajes del mundo digital, gurús como Seth Godin., conferencistas como Gary V, y personalidades de la comunicación y de la publicidad.

Y estas personalidades del mundo de los medios digitales y el marketing afirman todo esto porque en cierto sentido, como ya lo he comentado en otras emisiones,

hoy no se necesitan grandes recursos tecnológicos ni monetarios para lograr determinado nivel de éxito en internet,

ni para alcanzar cierto grado de reconocimiento, uno que a su vez provoque ganancias económicas o bienestar en la persona que ya convertida en personaje público demuestre que le va bien con su actividad online,

especialmente mientras desarrolla esa actividad públicamente, la que más le gusta compartiéndola o proponiéndola en forma de contenido;

ofreciendo públicamente esa actividad que lo destaca con notoriedad y su vez le provee de más oportunidades de donde escoger, para poder seguir creciendo en todos los aspectos.

Cómo ganar credibilidad de Marca creando contenido

Así está concebido el universo del internet.

El mundo digital es un enorme espacio abierto y casi infinito de oportunidades para poder triunfar,

pero como no todos pueden lograr lo que quisieran en ese espacio digital, siempre surgirán varias preguntas:

1.  ¿Porqué es tan difícil triunfar en internet?

Entendiendo como «triunfo» en términos generales a

A) hacer dinero con uno o varios negocios digitales,

B) A construir un nivel de audiencia tan importante como para poder monetizarla, o a

C) A crear y hacer crecer una plataforma que sirva de punto de encuentro para una comunidad tan grande que pueda marcar una referencia en cualquier industria.

2. ¿Qué se necesita para crecer y triunfar como personaje público o como empresa en unos medios donde todos ambicionan estar en los primeros lugares de posicionamiento?  o en las primeras opciones de las búsquedas.

3. ¿Por qué unos trabajan y proponen contenidos iguales o similares a los demás y solo uno o dos logran brillar entre todos?

o haciendo la pregunta de otra forma:

¿Por qué la gran masa de Youtubers, blogueros, podcasters, instagramers, o empresarios afincados en facebook no logran sobresalir a pesar de que ofrecen contenidos, productos y servicios tan buenos como los mejor posicionados?
Para contestar a todos estos cuestionamientos, la respuesta más sencilla que se me ocurre es:

“El problema para triunfar en Internet es que todos lo pueden hacer”.

Y,,, ¿Por qué todos lo pueden hacer?

UNO) Porque para emitir un vídeo o una conferencia en vivo con transmisión a nivel global solo se necesita un teléfono celular o una computadora portátil con conexión a internet, y eso casi todos lo pueden hacer.

El problema es que todos lo pueden hacer, y ¿por qué?

DOS) Porque para escribir un artículo en un blog o en una plataforma determinada no se necesita licencia de periodismo, aunque la licenciatura en periodismo sí que puede ser de gran apoyo para hacerlo mejor.

Pero en principio, prácticamente cualquier persona que sepa leer y escribir puede publicar sus ideas con relativa facilidad, sin sufrir grandes restricciones ni severas censuras,

a no ser que viva en un país donde cierto tipo de publicaciones o propagandas estén naturalmente restringidas por motivos políticos.

Y ¿por qué todos lo pueden hacer?
TRES) Porque para grabar, colgar y emitir un audio en forma de podcast no se necesita de licencia de podcaster ni de podcasting (afortunadamente).

Cualquiera que tenga un smartphone o un micrófono más un portátil puede grabarse a sí mismo y colgar sus ideas y propuestas gratis en Ivoox.

Aunque muchos quieran pontificar acerca de lo que es o no es un podcast, o quién puede ser considerado como un «podcaster«,

hoy por fortuna todavía se goza de total libertad para publicar contenidos en audio y distribuirlos a nivel global.
El problema es que todos lo pueden hacer, y ¿por qué?

CUATRO) Porque para proponer un producto o un servicio cualquiera puede apoyarse en las redes sociales para distribuirlo y tratar de hacerlo viral,

ya sea que pague por su posicionamiento o que trabaje a conciencia para tratar de hacerlo llegar de forma orgánica a la audiencia más amplia que se pueda.

La dificultad para destacar y posicionarse en el número 1

Es que el problema principal para ganar un buen nivel de posicionamiento, o para granjearse la simpatía de un medio específico, o para crear una gran comunidad de seguidores en forma de audiencia o de clientes es que todos lo pueden hacer.

Y el hecho de que todos tengan la posibilidad de alcanzar un razonable éxito provoca que exista una interminable cantidad de competidores.

Hay decenas, cientos y miles de aspirantes a ser personajes reconocidos, a ser winners o triunfadores que se ganan la vida “según dicen” trabajando unas cuantas horas a la semana mientras el resto del tiempo se tiran en la playa, o echan la siesta o se toman un daiquirí junto a la pantalla de su computadora la cual les va mostrando cuánto crece su estado de cuenta bancaria.

Sea todo esto verdad para unos cuantos o mentira para muchos,

lo cierto es que no cualquiera está dispuesto a dar la milla extra para poder lucir su trabajo ni para ir más allá de los convencionalismos de su medio para marcar una diferencia significativa con respecto a todos los demás.

Pocos tienen la determinación de avanzar trabajando durante años proponiendo sus conceptos sin desesperarse por la falta de reconocimiento en forma de likes o de comentarios,
solo unos cuantos continúan subiendo escalones -uno a uno- mientras vencen a la indiferencia, o mientras hacen caso omiso del escarnio público.

En la medida en que una disciplina profesional o una técnica requiera de pocas horas y escaso trabajo para ser dominada, en esa misma medida también aparecerá y crecerá la competencia,

Y,,, ¿por qué?

Porque la facilidad para colgar una fotografía en instagram,

o emitir un live en facebook, o

publicar un pequeño artículo en Linkedin, o

elaborar un vídeo y editarlo con las dificultades que esto conlleve pueda ser dominado como técnica por cualquiera que se lo proponga,

mientras la publicación de contenidos se vaya facilitando cada vez más esto abrirá una puerta más ancha para que cualquiera lo pueda intentar, para que cualquiera trate de desplazar a los demás, o de hacerte a un lado. El problema es que todos lo pueden hacer como uno.

Esto no sucede por ejemplo en otros ámbitos profesionales, como por ejemplo en la industria aérea.

En el mundo de la aviación comercial, donde para ser piloto de élite, como del AIRBUS A380, allí no pasa lo que en internet,

porque para ser seleccionado como comandante o como copiloto es estrictamente indispensable demostrar estudios actualizados y certificados de aeronavegación,

además de un sinnúmero de horas de vuelo acumuladas en otras aeronaves similares.

Se necesitan muchas horas de estudios y vuelo suficientes como para desplazar al resto de competidores que también quieren pilotar uno de estos aviones como forma de vida.

Como regla general:

La profesión que no requiera de grandes horas de estudio ni de práctica para dominarse siempre tendrá una mayor y más dura competencia, y a su vez,
la destreza que se puede adquirir con facilidad difícilmente será conquistada porque en su facilidad reside precisamente la dificultad para destacar, por la enorme cantidad de rivales que allí se pueden encontrar.

Allí donde las cosas son difíciles de demostrar,

donde escasea la calidad,

donde prácticamente no existe originalidad porque todos se copian las fórmulas que ya están funcionando,

donde las habilidades son complejas y pesadas de adquirir (porque requieren de muchas horas, días y hasta años para dominarse con soltura),

donde la certificación o titulación es dura o muy dura de obtener,

donde la innovación luce por su ausencia,

donde no existe la creatividad,

donde la generosidad no es lo común,

donde son insuficientes las propuestas de valor que realmente ayudan a otros a ser mejores sin esperar nada a cambio.

Allí es donde se encuentran las oportunidades,
allí es donde veo que solo pocos logran prosperar.
Allí, en ese espacio donde se carece de todos estos elementos es donde casi ninguno está dispuesto a hacer el esfuerzo necesario para sobresalir con un trabajo que sea tangible o medible en forma de contenido de valor.
El problema es que todos lo pueden hacer igual o mejor que tú, siempre y cuando te decidas a revertir esa tendencia.

«Es recomendable contar con un conocimiento y/o con una habilidad difícil de adquirir, junto con una forma original de transmitirlo».


«Si fuera tan fácil hacerlo, cualquiera lo haría».

-Vox Populi

Otras entradas similares que podrían interesarte:
Emprendedores: ¡Uno es los Medios!
30 Ideas de Creatividad Emprendedora de Pablo Picasso
Complacer a todos con tu trabajo
Quién gana y quién pierde en competencia

Fotografía de «El problema es que todos lo pueden hacer» tomada de  Pixabay.com libre de Derechos de Autor.
Fotógrafo:  Aatlas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *