Archivo de la etiqueta: Motivación

Errores que cometí al Emprender | 173

Diez Errores que cometí al Emprender
Diez Errores que cometí al Emprender | Podcast | Por: Gustavo Pérez
Diez errores que cometí al Emprender

En esta emisión compartiré algunos errores clásicos en los que hemos caído algunos al momento de Emprender. Ya desde hace tiempo venía pensando en el tema para esta emisión, y es que como éste también es un Programa dedicado al Emprendimiento, a su difusión, a promover el lado positivo de Emprender, no quería que al mencionar algunas de mis fallidas experiencias pudiese sonar negativo o que desmotive a que alguno a iniciarse en el Emprendimiento, al contrario, quiero solamente transmitirles algunos de mis errores al haber Emprendido por mi cuenta.

Seguir leyendo Errores que cometí al Emprender | 173

Alcanzando la Satisfacción en el Trabajo | Raquel Cueto | 169

Episodio 169 | Entrevista a Raquel Cueto
Entrevista a Raquel Cueto Directora de Soluciones3E  | Por: Gustavo Pérez

Entrevista a Raquel Cueto.

Variando un poco en temas de Emprendimiento, en esta Emisión hago un cambio en el género del Programa desde lo que he venido realizando normalmente, esta combinación entre periodismo, ensayo y artículo a una entrevista.

Seguir leyendo Alcanzando la Satisfacción en el Trabajo | Raquel Cueto | 169

El buen posicionamiento de la Marca Personal | 159

El buen Posicionamiento de una #MarcaPersonal es un trabajo diario y constante.
La importancia del Posicionamiento de la Marca Personal | PODCAST | Por: Gustavo Pérez

EL BUEN POSICIONAMIENTO DE LA MARCA PERSONAL

El posicionamiento define dónde está una marca, un producto o un  servicio en relación con otros que ofrecen productos y servicios similares en el mercado, así como en la mente del consumidor. Entonces un producto solo puede tener un buen o un mal posicionamiento. Seguir leyendo El buen posicionamiento de la Marca Personal | 159

Siete pasos para planear los objetivos de un Negocio | 156

Plan de Acción en siete pasos que el escritor de Desarrollo Profesional y Negocio Jim Rohn propone para alcanzar bienestar y felicidad. Historia de la pregunta que uno de sus discípulos le hizo al filósofo de la Grecia Clásica Sócrates.

Seguir leyendo Siete pasos para planear los objetivos de un Negocio | 156

Doce tips de un Emprendedor millonario | 154

En esta emisión, voy a hablar un poco de emprendimiento y de un emprendedor muy exitoso del cual ya he hablado en otros programas. Y es que mientras leía el artículo titulado 23 Tips para alcanzar el éxito que la periodista de negocios Melissa Stanger del Business Insider @Businessinsider escribió para la revista TIME, encontré que sería muy positivo hacerme y también compartir en el Podcast un resumen de las más interesantes sugerencias que Richard Branson el magnate dueño de Virgin ha acuñado en el par de libros de negocios y emprendimiento que Melissa Stanger escogió para hacer el artículo; los títulos de los títulos traducidos literalmente son: “Como una Virgen, Secretos que no te enseñarán en la escuela de negocios” y “Al Modo de Virgin, todo lo que Yo sé acerca de liderazgo”.

Seguir leyendo Doce tips de un Emprendedor millonario | 154

8 Lecciones de los ricos para alcanzar finanzas sanas | 138

8 Lecciones de los ricos para alcanzar finanzas sanas. El título de esta emisión puede sugerirles o invitarles a interpretar que aquí voy a compartir secretos para que nos hagamos ricos, ya me gustaría a mí saber al menos una fórmula para hacer dinero fácil. Yo no creo que exista una fórmula para convertirse en millonario, porque sino ya muchos la estaríamos practicando, pero como este es un Podcast de desarrollo personal y profesional, voy más bien a comentarles un compendio de lecciones que recopilé en varios artículos y blogs acerca de los hábitos y disciplina que algunos Millonarios utilizan en su vida cotidiana para no solo alcanzar su riqueza, sino hasta para conservarla también. Y, siendo consistente con los paradigmas de este Podcast, con los temas que trato, voy a proponerles estas 8 lecciones que los ricos utilizan para alcanzar finanzas sanas y mantener su bienestar, pero más bien enfocado desde el punto de vista de los valores humanos, no tanto de los valores financieros.

  • CUANTO ANTES EMPIECES MEJOR. Cuando obtengas tu primera paga, cheque o ganes dinero por cuenta propia debes iniciar con una ahorro sostenido y planeado. Puedes invertir tu dinero en renta fija o variable, también en productos financieros, pero no solo asesórate con expertos, también trata de entender el funcionamiento de estas inversiones y lee cuanto puedas del tema financiero, trata de estar actualizado o actualizada para evitar que te puedan engañar o te salgan con cuentos chinos. Cuando se invierte prudente y sabiamente, la riqueza se empieza a construir con el paso del tiempo mientras los intereses trabajan y se reinvierte el capital.
  • AUTOMATIZA TUS AHORROS. Tú puedes ser tu propio enemigo si quieres alcanzar el éxito financiero. Es muy fácil procrastinar y descuidarse con aquello que debemos cumplir, evitemos caer en las tentaciones de gastar más de lo que tenemos asignado. La mejor forma de protegernos de nosotros mismos es automatizar nuestros ahorros. Esto significa programar transferencias regulares a nuestra cuenta de ahorros en base a un porcentaje de nuestro salario, o cada vez que recibamos un fondo de ahorros, aguinaldo, bono o reparto de utilidades; lo cierto es que todos estos incentivos tienden a desaparecer del mundo empresarial, pero ésta es una forma de forzarnos a evitar gastar en cosas innecesarias, y no tener malos hábitos financieros porque el dinero no pasa por nuestras manos, se va directo al ahorro.
  • NO CARGUES TARJETAS DE CRÉDITO CONTIGO NI PIDAS PRÉSTAMOS DE DINERO RÁPIDOS. Las tarjetas de crédito y los préstamos de empresas agiotistas o leoninas te van a cargar intereses altísimos que multiplicarán tu deuda exponencialmente, estas son una de las grandes amenazas para tu libertad financiera. Éstas te pueden arrastrar a la quiebra personal, te costarán mucho dinero en intereses, cargos innecesarios por manejos y mil conceptos que te cobrarán si te descuidas. Todo esto te evita por supuesto el ahorro y te aleja del bienestar económico. Los ricos no cargan tarjetas de crédito, y no porque no las necesiten, porque también son útiles para no cargar dinero consigo, pero no las portan más bien por principio de ahorro y como un hábito positivo. Evita la mentalidad del mínimo pago de la tarjeta de crédito, estos están diseñados para que tu deuda se incremente mientras sientes que vas cumpliendo, es un engaño disfrazado para que te creas responsable. Aprende a usar las tarjetas con habilidad, más que pagar caprichos y artículos innecesarios. Trata de generar y usar los puntos que algunos bancos te dan por su uso, comprométete a pagar todas tus tarjetas, a liquidarlas en su totalidad y de preferencia quedarte con una sola, una al menos sí es necesaria para pagar por ejemplo vuelos de avión por internet o reservar hoteles; sé prudente con el uso de tu tarjeta de crédito.
  • DEFINE TU ESCALA DE VALORES. Escribe una lista de las cosas que verdaderamente te importan, que de preferencia no se compren con dinero y ponlas en orden de importancia. El dinero es un valor, pero financiero, no es un valor humano. Muchos millonarios invierten en obras de caridad y ayudan al desarrollo de zonas marginales y empobrecidas.
  • TEN OBJETIVOS Y LUCHA POR OBTENERLOS. Los objetivos importan mucho, nos inspiran, motivan y nos dan un propósito. Ya es conocido que la gente rica siempre está concentrada en alcanzar varios objetivos específicos, no solo financieros, también académicos o profesionales. Muchos tenemos objetivos comunes, como pagar nuestros créditos hipotecarios, pagar nuestro fondo de retiro, liquidar proveedores o algún apalancamiento para el negocio, etc. Desafortunadamente, estos objetivos pueden verse más oscuros y difíciles de lograr combinados con todas las responsabilidades y estrés de la vida cotidiana. Cuando estos objetivos te perturban más que motivarte pierden el sentido y te pueden influenciar a empezar con malos hábitos financieros. Para hacer realidad tus objetivos, no te desenfoques y dedícales un momento para revisarlos y evaluarlos, dales prioridad y asígnales una partida de tus ahorros para liquidarlos hasta donde sea posible.
  • VIVE COMO POBRE. Yo interpreto que esta lección no hay que tomarla en el sentido literal de estar muriéndonos de inanición bajo un puente. Más bien, va por el lado de tratar de vivir y sobre todo de ser feliz con lo que uno tiene.  Hay muchos que no tienen dinero pero que pretenden ser lo que no son, viven por arriba de sus posibilidades y la mayoría de las veces a costa de estar endeudados y viviendo una situación precaria, todo por aparentar una bonanza económica de la que carecen. Claro que es fácil vivir por debajo de tus posibilidades cuando se tienen millones en la cuenta bancaria, pero aunque tengas mucho menos, te será de gran ayuda que establezcas hábitos para gastar lo mínimo y ahorrar, lo que te beneficiará en el largo plazo. La clave es adoptar la disciplina mental de “hacer más con menos” y no desviarte de tus objetivos, incluso cuando tus ingresos y posesiones se incrementen con el paso del tiempo.

«Trata de vivir y ser feliz con lo que tienes»

  • EDUCATE FINANCIERAMENTE. La mayoría de los millonarios e inversionistas exitosos ocupan mucho de su tiempo estudiando y actualizándose en temas claves de sus empresas y del medio financiero-bursátil. Estos aprenden lo necesario para contar con un criterio personal, para no depender demasiado de sus asesores, además de que están al día de los movimientos y tendencias de su mercado. Yo sugiero mucho la lectura básica y  diría que hasta conocimiento indispensable del libro Padre Rico Padre Pobre” de Robert Kiyosaki.
  • EVITA LAS TENTACIONES Y LAS MALAS INFLUENCIAS. La tentación de vivir a lo grande y más allá de nuestras posibilidades está latente siempre allí donde estemos. Las publicidades de artículos caros, la televisión, los banners, los colegas del trabajo, los amigos y hasta los familiares, todos bien podrían mal influenciarnos si nos permitimos adoptar sus escalas de valores. Es muy difícil escaparse de las presiones para gastar y gastar solo por tratar de aparentar lo que los demás consideran como bueno y válido dentro de sus escalas de valores. Si no sabemos decir que no, y seguimos el ritmo desenfrenado de gastos de nuestras amistades y grupos sociales nos sobregiraremos y acumularemos deudas que difícilmente podremos enfrentar; y si no nos hemos gastado ya nuestros ahorros tampoco ahorraremos más y nuestra seguridad financiera se pondría en jaque. La recomendación es que nos forcemos a nosotros mismos a evitar las influencias negativas tanto como podamos. Esto se traduce en gastar solo en lo indispensable, en no ir a centros comerciales si no podemos resistir la tentación de gastar, no asistir a reuniones de grupo a restaurantes y centros nocturnos caros, ni compremos cursos que ya sabemos que no vamos a concluir. Vivir dentro de nuestras posibilidades es una de las claves del éxito.

Al final, todo el éxito de alcanzar un bienestar y estabilidad financiera se resume en ser constantemente disciplinados y con la determinación suficiente para sostenernos haciendo las cosas correctas para acumular la riqueza que podamos y lograr retirarnos tempranamente. La gente financieramente responsable y exitosa no construye su bienestar por accidente o de la noche a la mañana.

Cita del escritor alemán Johann Wolfgag von Goethe.

¡ Gracias por escuchar y compartir este Podcast !

Cómo presentarse breve y llamativamente ante una o varias personas | 132

Cómo presentarse breve y llamativamente ante una o varias personas.

Sugerencias para elaborar un discurso introductorio breve y sencillo, que sea digno e interesante.

Hablar de uno mismo no es fácil, sobre todo cuando por sorpresa nos hacen preguntas tales cómo:

¿Tú qué haces?,  o  ¿A qué te dedicas?,

o cuando te dicen:

Preséntate en menos de un minuto, o háblame un poco acerca de ti.

Cuando nos presentan a una persona, puede ser nuestro futuro jefe, un posible socio inversor, nuestro prospecto de suegra, o

cuando vamos a una reunión (ya sea social o del tipo Networking, esas donde uno asiste para conocer profesionales y empresas), en todas estas ocasiones es deseable y hasta necesario en estos tiempos estar debidamente preparados para contestar esas preguntas, de forma decorosa y hasta con cierto lucimiento.

Mitos del Networking y cómo iniciar una Red de Conexiones.

En el mundo angloparlante a esto se le conoce como “elevator pitch” o discurso del elevador, y se refiere a que

si por accidente, te encuentras con el presidente de una compañía (de tu empresa o de otra), ese ejecutivo seguramente no tendrá tiempo para darte una entrevista, pero tendrá un minuto en el elevador para escuchar tu discurso de presentación, es entonces donde tienes que poder aprovechar la oportunidad para expresarte de forma que tus palabras llamen su atención, y la de cualquiera.

El discurso raramente lo tendrás que exponer en un elevador,

pero puedes necesitarlo caminando por la calle, o esperando en una fila del aeropuerto, o hasta que por azares del destino te introduzcan con esta persona y tengas que hacer una presentación personal en pocos segundos.

Mucha gente tiende a pensar que su vida es poco interesante y hasta aburrida, y le da algo de pena o pereza tratar de contestar esas preguntas, sea introvertida o no. Llegan a responder:

«Bueno, qué te puedo decir, no hay mucho de qué hablar, además de la profesión que estudie no sé que puedo agregar».

«Podemos tener un discurso breve en el que hagamos llegar un mensaje interesante y lleno de contenido que inste a nuestros interlocutores a preguntarnos más acerca de nosotros».


Yo creo que cada persona tiene mucho qué decir de sí misma, y puede lograr expresarlo en menos de un minuto.


Si hablamos demasiado de nosotros mismos podríamos transmitir muy poco valor, pero si preparamos bien nuestra respuesta, podemos tener un discurso breve en el que hagamos llegar un mensaje interesante y lleno de contenido, que inste a nuestros interlocutores a preguntarnos más acerca de nosotros.


A Juan Rulfo de hecho no le gustaba nada hablar de sí mismo, rehuía las entrevistas, se podía decir que hasta era tímido, pero bien pudo haber dicho en su presentación:

«Soy fotógrafo y he escrito dos libros que son pilares de la literatura hispanoamericana contemporánea, Pedro Páramo y El llano en llamas«, ¡nada más!.

Pero, a falta de un historial tan notorio o impresionante, debemos poder elaborar nuestro propio discurso breve y sencillo,  que sea a su modo también digno e interesante.
Aquí te haré unas sugerencias:

No empieces presentándote con títulos, tales como «Soy contador», «Soy Arquitecto», «Soy Vice-Consejero de tal empresa», o fui «Director-Gerente», de esos ya hay muchos.

Tampoco empieces diciendo “He sido asistente personal de UN FAMOSO”, porque tal parece que te restas importancia poniendo el nombre de ese famoso por delante, eso ya lo descubrirán luego, si tu discurso inicial es interesante.

Tienes que exponer algo que te diferencie, algo que no todos tengan y que te desmarque sensiblemente del resto, del montón.

Puedes hablar de tus logros y metas alcanzadas, pero evita hacer demasiado hincapié en esto, es mejor hablar de lo que lo que haces en el presente, de cómo agregas valor a la vida de los demás hoy.

No demuestres ni trates de dar a entender que eres mejor que todos, y sobre todo que la persona o personas a quien te diriges, y aunque no sea tu intención con un tono de voz petulante puedes enviar un mensaje equivocado que seguro fracasará.

En las entrevistas de solicitud de empleo, por ejemplo, el entrevistador se fija menos en el fondo de tu pregunta, más bien estudia tu confianza al hablar, tu entusiasmo y la pasión con la que contestas.

La velocidad de tu respuesta es importante.

Un error es hacer muchas y prolongadas pausas, dudar de lo que expones, corregirte a ti mismo y demostrar una falta de conocimiento de lo que dices puede demostrar una baja autoestima.

Un gran error, por supuesto, es no estar preparado para esa pregunta, la de ¡háblame acerca de ti!, ésta nos puede tomar por sorpresa, por eso, tómate tu tiempo para preparar una introducción breve que te presente como tú quisieras, es de alguna forma la presentación de tu Marca Personal.

Como dice Paul Blais en su inspirador y excelente Podcast Doubt the Doubts en la Emisión 291:

Toma esa pregunta como una oportunidad. Usa esa pregunta para mostrar tu pasión, contestarla breve y concretamente demuestra que tienes confianza y te gusta lo que haces, te hace ver como una persona con buen desenvolvimiento y autoestima. Es lo que queremos que la gente sepa y escuche de nosotros. Muestra pasión por tu vida para brincar a otros tópicos o temas que conozcas y te interesen, para que conozcas a gente de forma más profunda y personal.”

Entonces, para empezar a desarrollar tu discurso de presentación, debes entender:

Primero. Quién te va a escuchar.

Segundo. Conócete a ti mismo.

Y, antes de empezar a preparar tu presentación personal, debes de hacerte preguntas acerca de ti mismo, aquí te comparto estas preguntas que obtuve de la página web Psychologytoday.com

1.  ¿Qué es lo que haces? Aquí Se breve y concreto. Escribe aquello que haces y define a tu Marca Personal y de qué quieres que los demás se enteren.

2. ¿Qué tiene de especial o diferente tu enfoque personal? Diferente de tus similares, porque por ejemplo, puedes ser un experto en Marketing On-line, hay muchos, pero: ¿Qué haces tú particularmente atractivo que no hagan los demás?.

3. ¿Qué problemas resuelves y para quién? Aquí encuentra qué soluciones aportas con tu trabajo y actividad, se específico en cuando a las personas y profesionales que necesitan lo que tú haces.

Tercero. Ten un objetivo en mente.

Si quieres que te envíe el texto completo del audio de esta y otras emisiones de este Podcast, solo tienes que ponerte en contacto conmigo y con mucho gusto te lo envío por e-mail.

En esta ocasión, me despido con una frase del experto en Marca Personal Andrés Pérez Ortega @marcapersonal

Seguir leyendo Cómo presentarse breve y llamativamente ante una o varias personas | 132

Cómo remplazar la envidia por hábitos positivos | 131

  • Cómo remplazar la envidia por hábitos positivos. Técnicas útiles que pueden remplazar la envidia con hábitos mentales más productivos que nos hagan sentir más positivos.
  • Muchos de nosotros hemos experimentado en nuestras vidas sentimientos normales de envidia y celos. Además de ser un pecado capital, la envidia se diferencia de los celos porque usualmente se manifiesta cuando deseamos algo que no tenemos. Con la envidia podremos encontrar muchas y diversas formas de menospreciar o descalificar a quien sí tiene eso que deseamos.
  • Cuando en el lugar de trabajo alguien cuenta con privilegios que nos gustaría tener, sentimos natural envidia, pero cuando ese alguien posee cualidades personales que envidiamos, esas que no se pueden adquirir fácilmente, tales como el talento, el carisma y hasta la buena presencia física, tendemos a descartar el valor de esas cualidades y hasta tratar a estas personas con desprecio. Algunos se sienten mejor disminuyendo los logros de aquellos a los que envidian, incluso utilizando frases como “ha tenido suerte”, “es el favorito del Jefe” o “estuvo en el lugar y en el momento preciso”. Con este tipo de aseveraciones, no solo se pone en cuestión la capacidad de la persona que se envidia, también del o los responsables de tal decisión y se pone en tela de juicio la legitimidad de toda la empresa. Se puede decir que quien profiere estos comentarios es una persona reactiva, alguien negativo, y aunque alguna vez podría tener razón, debe saber callarse.
  • Otra manifestación de la envidia es el distanciamiento, mucha gente tiende a alejarse del objeto de su envidia. Aunque los rivales profesionales se pueden retar unos a otros amigablemente, los envidiosos son propensos a tener dificultades para aprender de sus colaboradores y competidores, sobre todo a trabajar con estos en equipo, prefieren evitarlos , esto provoca tensiones y hasta fracturas de grupo.
  • Cómo remplazar la envidia con hábitos positivos.

  • Cómo podemos hacer para evitar o minimizar este reactivo sentimiento de envidia, voy a sugerirles unas cuantas técnicas que he encontrado las cuales pueden remplazar la envidia con hábitos mentales más productivos que nos hagan sentir más positivos:
  • Trata de descubrir lo que provoca tu envidia. La clave es reconocer las circunstancias y cualidades por las que otros desencadenan tu envidia.

  • No te fijes en los demás, concéntrate en ti mismo y en tus acciones, tratando de lograr tus objetivos uno tras otro. Hay que evitar las comparaciones, si alguien gana más dinero y trabaja la mitad que tú, no lo envidies o descalifiques. Desconoces todas las circunstancias de esto, probablemente, tendrá una mayor carga de responsabilidades, eso no lo sabes al cien por ciento. Procuremos concentrémonos en lo nuestro, en hacer que las cosas sucedan y sean tangibles nuestras acciones.
  • No te fijes en los demás, concéntrate en ti mismo y en tus acciones, tratando de lograr tus objetivos uno tras otro.

  • No dependas del reconocimiento de los demás. Aunque alcances un éxito que consideres merezca un aumento de sueldo, premio, condecoración o hasta una aplauso público, no te quedes esperándolo, muchas veces por «n» circunstancias, o hasta por envidia no se te dará el reconocimiento debido. Debes estar seguro de lo que has hecho, emocionalmente tranquilo y saber que algunas veces alguien más podrá recibir ese reconocimiento y tu siendo mejor permanecerás al margen y hasta te sentirás despreciado(a).
  • Reconoce los méritos de los otros. Aunque la envidia es un sentimiento feo, todavía se puede transformar en un aliciente para la buena competencia. Si un compañero recibe una promoción, esta puede servirnos de acicate para despertar de algún letargo o momento de pasividad. Debemos activarnos, analizar las causas del éxito ajeno y tratar de alcanzar nuestro máximo potencial de trabajo. Felicitemos a esa persona con un rostro relajado, sin adularla, reconozcámosla como un ejemplo, imitemos aquellas cosas positivas que le admiremos en lugar de exponernos como alguien envidioso.
  • No acapares recursos para ti mismo. No creas que porque no compensas económicamente a tu equipo, o porque haces acopio de recursos y no los compartes tienes garantizado el éxito, todo esto provoca envidias, resentimientos y rompe las relaciones que muy seguramente necesitarás en un futuro. Reconocer debida y justamente a tu gente, compartir recursos con otros grupos, departamentos y hasta con la competencia te saca del aislamiento, te hace un líder reconocido, lograrás reciprocidad en lugar de generar envidias, y provocarás una necesaria y positiva colaboración, tanto a nivel de tu grupo como a nivel externo.
  • Si quieres que te envíe el texto completo del audio de esta y otras emisiones de este Podcast, solo tienes que ponerte en contacto conmigo y con mucho gusto te lo envío por e-mail.
  • La entrada y la salida musical es de Kevin MacLeod de Incompetech.com
  • En este episodio me despido con una frase anónima.

Seguir leyendo Cómo remplazar la envidia por hábitos positivos | 131

Lo que transmitimos con nuestra Imagen | 109

  • Lo que transmitimos con nuestra Imagen beneficia o perjudica nuestra Marca Personal. Cómo influye el aspecto exterior de una persona, tanto su vestimenta como su semblante.
  • El aspecto exterior de cualquier persona no debería influir en la percepción y los juicios que la gente haga de esa persona, lo ideal, sería que nos calificaran a todos en función de nuestras capacidades, de nuestro potencial y también de nuestro trato y saber estar, esto último va relacionado con la educación, tanto académica como formal. EL saber relacionarse adecuadamente y tener un comportamiento apropiado se nota, y hace que alguien destaque su Imagen y Marca Personal entre todos los demás. Ya hablé de esto en la Emisión No 013: La importancia de la Imagen.
  • No podemos controlar totalmente nuestro aspecto exterior, nadie ha escogido su físico, pero en gran medida sí podemos decidir y controlar la Imagen que queremos proyectar, también podemos decidir qué alimentos ingerimos, qué actividad física desarrollamos para mantener un aspecto sano y sobre todo podemos escoger qué carácter o personalidad queremos reflejar, o sea, decidir si estamos contentos o molestos, esto se nota en nuestra expresión facial.
  • Cuando conocemos a una persona, la primera impresión que proyectemos es muy importante, pero tampoco es definitiva, entonces, busquemos que sea la mejor posible. Pensemos, cuánto tiempo nos tomamos cuando conocemos a una persona, sin siquiera platicar con esta, sin saber cuáles son sus valores o qué lo o la motiva en la vida, solo por el aspecto exterior que apreciamos muchas veces sin quererlo, inconscientemente la etiquetamos, y eso es parte intrínseca de nuestra naturaleza, y no lo podemos evitar.
  • Lo que es un hecho, es que la gente que sonríe con facilidad, la que tiene una actitud afable y sencilla, siempre, pero siempre suelen caer bien, agradar mejor que otros.  Y no necesariamente tienen que estarse riendo en todo momento, porque esto tampoco es bueno, pero la gente discreta y alegre, aquellos que transmiten  su felicidad, que saludan inmediatamente y buscan siempre el buen sentido y el lado positivo de la cosas son quienes la mayoría de las personas nos sentimos atraídos a interactuar, a socializar, y sobre todo con quienes queremos entablar relaciones, no solo por hacer el Networking que ahora está tan en boga, simplemente para charlar y compartir, para aprenderles algo.
  • Proverbio africano.

Seguir leyendo Lo que transmitimos con nuestra Imagen | 109

¿Puedes ser Líder sin ser El Jefe? | 105

  • ¿Puedes ser Líder sin ser El Jefe? Las actitudes que demostremos en un grupo de trabajo o equipo definen nuestra capacidad de liderazgo y dirección, a pesar de la jerarquía, rango o nivel que se tenga.
  • Continuando con el tema de liderazgo empresarial, en el Episodio anterior, el 104, comenté parte de la entrevista que Jordan Harbinger co-conductor del «The Art of Charm Podcast»  le hiciera a Simon Sinek autor de bestsellers y orador profesional. Menciono más sugerencias para demostrar liderazgo de entre las interesantes recomendaciones que Simon Sinek le hizo a Jordan Harbinger en esa entrevista.
  • Confianza, cooperación, y ganas de ir a trabajar deberían ser los sentimientos de todos en el grupo, sentimientos que debe promover el líder, primer responsable por los resultados. Que el líder valore nuestras ideas y promueva nuestro crecimiento como personas es una actitud que debería ser parte de la diaria normalidad en un Grupo o Equipo, no la excepción, o algún tipo de fantasía, y el colmo de todo esto es que de hecho es mucho mejor para la Empresa y el Empresario.
  • Ser El Jefe significa que tienes autoridad, pero ser El Líder significa que has tomado la responsabilidad de todos los que están a tu cargo, esto es liderazgo, y hay que hacer esa transición, algunos la logran fácilmente y a otros se les dificulta más, hay quienes nunca la alcanzan y aún así dirigen equipos. Muchos pasamos por esa transición donde debemos entender que ya no somos responsables por los resultados, somos ahora responsables por las personas quienes son responsables por los resultados, ya no somos más responsables por hacer el trabajo, somos ahora responsables por la gente responsable por hacer bien ese trabajo, ese es liderazgo, y esa habilidad no se enseña adecuadamente ni dentro ni fuera de ninguna organización
  • Entonces, ¿Puedes ser Líder sin ser El Jefe?. Sinek dice que el liderazgo no tiene nada que ver con el rango, se trata de tomar responsabilidades de los que están a tu izquierda y de tomar las responsabilidades de los que están a tu derecha, si además tienes rango solo significa que eres responsable por más gente, el liderazgo sucede en cualquier nivel.
  • El liderazgo es una práctica diaria, el hecho de haber tomado una sola decisión, aunque esta haya sido una gran decisión no significa que seamos líderes, solo significa que hemos hecho una gran decisión, no significa más,  la práctica diaria del liderazgo es un estilo de vida.
  • Una definición de liderazgo, según Sinek, es la de: «preguntarle a alguien cómo está y realmente preocuparte por esa persona, si te dice que lo está pasando mal tienes que interesarte y posponer lo que sea que tengas para escucharla, porque si no te importa la persona no le preguntarás cómo está y mucho menos estarás en actitud de escucharla, no puedes posponerla tienes que atenderla y este tipo de liderazgo solo se aprende con el ejercicio diario, con constancia».
  • Cita del escritor y orador norteamericano John C. Maxwell.

Seguir leyendo ¿Puedes ser Líder sin ser El Jefe? | 105