La Importancia de Guardar Registro de tus Experiencias | 515

Cómo mantener la memoria y su importancia | Escribir una bitácora de vivencias y anécdotas personales | Guardar registro de experiencias profesionales | Escribir tu historia para mejorar tu Marca Personal | Inspiración para escribir contenidos | Marketing de contenidos
La Importancia de Guardar Registro de tus Experiencias Profesionales. Frase de la imagen de Gustavo Pérez Ruiz. “Si escribes tus experiencias, podrás contestarte porqué lo hiciste y cómo lo hiciste, y juzgarás tus resultados como un Asesor externo”.

Guardar registro de tus vivencias profesionales

Si escribes breves notas de tus experiencias, te estarás haciendo una gran favor a futuro.

Suelo ponerme a recordar anécdotas acerca de mi vida profesional, y entre los registros de mis neuronas, me cuesta trabajo buscar y encontrar experiencias que no haya aún desarrollado en alguna otra emisión de este programa de emprendimiento, experiencias profesionales que tengan relación con los temas que aquí escribo y grabo:

Emprendimiento, Gestión Administrativa,
Personal Branding, Marca Personal y
Grupos mastermind.

Recuerdo muchas cosas, pero no todo lo que me ha sucedido puede contarse aquí, porque

muchas cosas no vienen al caso, o

estimo que no valen la pena, o

se pueden malinterpretar.

Pero, ciertos eventos que he tenido la fortuna o desgracia de haber vivido, me han servido para preparar los contenidos de varias emisiones que he compartido aquí, tanto en el blog como en el podcast de emprendimiento.

Aunque recuerdo suficientes experiencias profesionales,

seguramente las que me habrán impactado más, hoy me regaño porqué en su momento no tuve la iniciativa de apuntar todas las experiencias, básicamente por desconocimiento.

Hace unos siete años,

antes de saber que iba a desarrollar este programa para emprendedores, me puse a escribir para guardar registro de las historias personales que viví;

traté de recordar las más que pude, y anoté solo generalidades.

Ese ejercicio ha sido de gran ayuda para conservar parte de mis anécdotas profesionales.

Guardar registro de mis experiencias profesionales con el fin de recordarlas posteriormente no solo es un ejercicio que me ha servido para escribir artículos o grabar podcasts:

Me he dado cuenta que el hecho de poder recordar cada evento vivido (al guardar registro),

o al acordarme de cada acontecimiento bueno o malo, de cada anécdota en el ejercicio de mis funciones, de cada decisión crucial que tomé, de cada fracaso, y no tanto cada logro (aunque también es bueno recordarlos),

me ha ayudado a tener presente este acervo personal, el cual me está siendo muy útil para varias cosas.

Aquí te propongo algunas ventajas que obtienes al guardar registro de tus experiencias profesionales, y

luego te comentaré cómo guardar registro, “tal como lo hago Yo”.

Todo esto me sirve para valorar todas mis actividades presentes, esté donde esté, ya sea trabajando para un tercero o como autónomo o emprendedor,

UNO.

Apuntar tus experiencias profesionales te servirá como un valioso recordatorio de lo que hiciste, o de lo que dejaste de hacer.

Si en el momento de vivir determinado evento no tenías claridad u objetividad acerca de las circunstancias, créeme que con el paso del tiempo irás viendo las cosas en perspectiva y con más subjetividad,

tú mismo podrás ir juzgando tus actuaciones como adecuadas, necesarias, negligentes, mediocres, audaces, cobardes, etcétera.

DOS.

Al guardar registro de cada evento en su tiempo, si se puede con fecha exacta, te será de gran apoyo para ubicar los hechos en el entorno social o económico en que te sucedieron.

Esto te sirve hoy para valorar muchas cosas, la evolución de tu madurez, tu nivel de conocimiento, tu grado de implicación, tu lealtad hacia la empresa y colaboradores de entonces, etcétera.

Al guardar registro de tus experiencias, podrás contestarte porqué lo hiciste y cómo lo hiciste entonces, y juzgarás los resultados como si fueses un asesor externo,

Y, mientras más tiempo haya pasado desde el acontecimiento más claridad tendrás, tampoco esperes gran objetividad en el primer año.

TRES.

Por breve que haya sido tu vivencia, al escribirla y guardar registro de ésta, probablemente te ayudará a recordar otros eventos asociados al evento, situaciones personales.

A mí esto me pasa cuando hoy digo:

-“Ahaja, me acuerdo cuando me enviaron a trabajar una semana a Veracruz, ¡qué experiencia más difícil!; para entregar tal trabajo tuve muchos problemas con fulano y zutano.

Y, justamente recuerdo que en ese viaje aprendí de la cultura gastronómica del lugar, ya que comí tal platillo delicioso, y descubrí esa música folclórica que hoy sigo disfrutando”.

CUATRO.

Hoy me doy cuenta, más que nunca, que las experiencias que voy registrando me sirven  como materia prima para generar contenidos.
Entiéndase como ‘contenido’ cualquier cosa que agrega valor a quién se lo compartes, y para que sea así, tiene que ayudarle a mejorar su vida o su trabajo; de otra forma solo es una anécdota intrascendente.

Entonces, el registro de estas vivencias te servirán para que en determinado momento que necesites proponer un contenido diferente y original hagas uso de esa anécdota personal, y la apliques de acuerdo al enfoque que necesites, o al tema que vayas a desarrollar.

CINCO.

Si te piden que escribas un artículo, una entrada en un blog, o si tú mismo quieres preparar un tema original para una conferencia o tu libro,

o  bien, si tienes que hablar de un tema del cual tú ya dominas los entresijos y dificultades, o aún más, si tienes que agregar alguna experiencia puntual a tu currículum, o quieres prepararte para una entrevista, la que sea, de trabajo o en algún medio como la radio o un live de facebook,

ese registro de vivencias te ayudará para refrescar tu mente,

porque siempre contarás mejor las historias que has vivido,

nadie puede contar mejor tu historia que tú mismo, esto es parte del storytelling.

Siempre es mejor contar tu propia historia que estudiar o preparar la historia de alguien más, por famoso o millonario que sea.

SEIS.

Te darás cuenta que al leer una de tus experiencias escrita hace unos años, podrás ver con curiosidad y satisfacción, o con risas, o con un poco de pena ajena que ya piensas diferente,

esto seguramente se deberá a que tu criterio y tu forma de juzgar han evolucionado, y leerlo te sirve como un acto de reflexión personal, de donde obtienes un aprendizaje.

Al utilizar estos recuerdos escritos como base para nuevos contenidos, te darás cuenta que cada anécdota, cada error, cada dificultad, cada decisión podrá ser enfocada de diversas formas.

Si por ejemplo, viviste una experiencia difícil con un cliente, podrás escribir desde tu punto de vista,

pero con el paso del tiempo también podrás utilizar los argumentos de tu cliente como base para otro contenido, otro desde el punto de vista del cliente, incluso para producir un contenido que hoy nada tenga que ver con la actividad que ejercías en otra época.

En mi caso, hoy utilizo anécdotas de cuando ejercía como Ingeniero civil. Yo jamás hubiera pensado que utilizaría esas historias para producir un contenido de marca personal o de Grupos Mastermind, y ni siquiera sabía qué eran esa cosas.

SIETE.

Guardar registro de tus propias vivencias profesionales

funciona muy bien cuando la naturaleza de tu trabajo te obliga a tener muchas interacciones con otros profesionales, cuando desarrollas muchas actividades al día.

Casi siempre se producen más historias cuando trabajas por cuenta ajena.

Como empleado puedes acumular más experiencias en el ejercicio de tus funciones, porque a mayor cantidad de responsabilidades, mayor será el número de eventos que podrás experimentar.

Ejemplo:

Si eres subdirector y te reportan cuatro gerentes, quienes a su vez les reportan tres supervisores a cada uno, esto multiplicará tus experiencias,

porque tú estás a cargo de todo y eres responsable de los resultados de tus subordinados, y

si eres una persona responsable e implicada, seguramente te tocará vivir una gran variedad de eventos dignos de ser registrados, mientras más mejor para guardar registro.

OCHO.

No descartes las pequeñas anécdotas, por intrascendentes que te parezcan.

Créeme que con el paso del tiempo también valorarás cada pequeña anécdota, y las considerarás dignas como para producir un contenido específico.

NUEVE.

Si trabajas por cuenta propia, puede que no tengas tantas interacciones con otros profesionales,

esto en el caso de que seas un autónomo, o un freelancer, o un consultor que tenga uno o dos empleados;

pero, si eres un emprendedor más bien empresario, y tienes bajo tu cargo a 50, 100 ó más empleados, entonces tu registro de anécdotas se te multiplicará.

No es lo mismo dedicarse a diseñar hojas web, programar aplicaciones o vender servicios por Internet, que dirigir a un grupo numeroso de profesionales para la consecución del objetivo de una empresa que no es tuya.

Cuando tu trabajo depende del trabajo combinado de otros profesionales, las experiencias se multiplicarán, y todas son una excelente fuente de anécdotas para guardar registro.

DIEZ.

Si no tienes mucha actividad, tampoco generarás tantas experiencias, y allí puedes aprovechar tu tiempo para interactuar con otros,

Por ejemplo:

ve a networkings, o asiste u organiza seminarios presenciales, o ve a reuniones de tu colegio de profesionales, etcétera.

Lo importante es que guardes registro de los eventos a los cuales asistes, o participas, que es al final lo que buscamos:

tener experiencias variadas y enriquecedoras que podamos aprovechar para generar contenidos.

Guardar registro de tus experiencias, tal como lo hago Yo

No considero necesario que escribas cada anécdota como si desarrollaras un tema completo para tu autobiografía, no es para tanto, aunque una gran acumulación de eventos sí que te será de gran utilidad en caso de que quieras por ejemplo escribir tus memorias.

A) Yo lo que hago es registrar datos puntuales, procuro ser breve.

No te recomiendo escribas a tanto detalle, más bien es una especie bitácora sencilla, de hecho, la palabra blog viene de allí web-log, que significa bitácora en la red (en la WWW).

B) Yo escribo a mano en un cuaderno o libreta.

También puedes guardar registro en archivo digital, eso ya depende de ti.

Si te gusta escribir en aplicaciones para tomar notas, o en el procesador de palabras pues adelante, solo toma las precauciones que sean necesarias para no perder tu valiosa información.

C) Anota la fecha del evento, lo más exacta que sea posible,

tampoco pasa nada si solo registras el mes en que viviste tal experiencia.

D) Haz una descripción breve del evento.

Puedes guardar registro de tu experiencia en un solo párrafo, eso depende de ti y del tamaño de la experiencia vivida, y de la importancia que le des para escribir todo lo que consideres relevante o digno de no ser olvidado.

E) No es forzoso ser tan explícito al guardar registro de tus vivencias.

No es necesario apuntar detalladamente si no vas a utilizar tu anécdota personal para un concurso de narrativa, porque solo con leer la breve descripción tu propia mente empezará a recordar todos los pormenores.

F) Anota los nombres de los actores principales de tu experiencia.

Si vas a registrar el nombre verdadero de un ex-compañero con quien discutiste o a quien deploras, ten cuidado de guardar bien eso por allí, guarda mucha prudencia.

Cómo ganar prestigio con la prudencia

Yo por eso utilizo sobrenombres, eso depende de cada uno

Recuerda que cuando hagas uso de esa anécdota para cualquier tipo de contenido, seguramente cambiarás los nombres, y no deberás mencionarlos con precisión para guardar discreción o privacidad;

seguramente sustituirás determinados datos por otros, y pon mucha atención al guardar registro con estos detalles.

G) Al guardar registro agrega tu breve opinión.

Guardar registro de tu opinión personal es muy importante para recordar tus sentimientos, para revisar tu criterio y tus emociones en el tiempo que sucedieron los acontecimientos.

Todos estos registros te serán de invaluable ayuda para recordar toda la vivencia,

Piensa que guardar registro de toda esa información te consolida como alguien inigualable.

Todo lo que escribas en tus notas te hace único, y

estos apuntes combinados con tu cultura general, con tu forma de ver la vida, con las maneras en que expresas tus opiniones conforman tu marca personal.

Esa marca personal te distingue, y te podría destacar positivamente solo si utilizas todo esto para aportar valor,
para ayudar a los demás, para evitarles problemas, para mejorar su actuación,
o para que aprovechen eso a su favor, y esto incluye también que ahorren, o produzcan un beneficio económico.

“Yo soy Yo y mi circunstancia”.

-José Ortega y Gasset | ‘Meditaciones del Quijote’

Otra entrada similar que te puede interesar:
La Importancia del Reporte de Viaje

Fotografía de ‘Guardar registro de tus experiencias profesionales’ de Pixabay.com libre de Derechos de Autor.
Fotógrafo:  Free Photos English

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *