Las peores excusas para no trabajar | 700

Las excusas más ridículas para no ir a trabajar | Las excusas o pretextos más comunes para faltar al trabajo | Las peores excusas para no trabajar | Las justificaciones más irrisorias para no presentarse a trabajar | Los pretextos más tontos para no realizar un trabajo | Excusas increíbles para no hacer un trabajo | Justificaciones para no ir a laborar
Las peores excusas para no trabajar | Selección, traducción e interpretación por: Gustavo Pérez Ruiz.

Las peores excusas para no trabajar

Hace algún tiempo le envié a una persona cierta información necesaria para que me completara un determinado trabajo, aquí no es preciso ir a fondo en los detalles del mismo.

El cuento es que acordamos que yo le enviaría algunos documentos para que los evaluara y en su caso complementara, y tal como acordamos, le envié la susodicha información a través del Whatsapp, cosa que hoy es de lo más común.

Pero al no recibir una respuesta, ya después de varios días, cuando pude hablar con él me dijo que ‘no había recibido la información porque SU Whatsapp no estaba funcionando’ (sic).

O sea que mientras el resto de los seres humanos que utilizamos esa aplicación con normal operatividad justo este amigo estaba teniendo problemas de funcionamiento con la popular aplicación.

Es bien cierto que un par de veces se ha caído el Whatsapp, pero a nivel mundial, hecho que fue hasta noticia en todos los medios.

Pero esta es la primera vez que me tocaba escuchar lo que me pareció como una de las peores y ridículas excusas para no trabajar.

Esta irrisoria excusa me hizo recordar que hace unos años, trabajando para un empresa equis, uno de mis compañeros no se presentó a trabajar. La excusa que se atrevió a poner es que:

‘En el camino hacia el trabajo chocó -su coche- contra una jauría‘,

o sea, dijo que atropelló a un conjunto de perros callejeros que fortuitamente se le atravesaron.
Como sabemos, una excusa es:

«La razón o el argumento que se da para tratar de justificar una cosa, en especial una falla, un error, una falta o para demostrar que alguien no es culpable o responsable de determinada circunstancia».

Inspirado en este par de anécdotas que exponen curiosas e inverosímiles justificaciones, me puse a investigar y a recopilar las más ridículas y rocambolescas excusas que algunos individuos y pseudo profesionales anónimos han puesto como pretexto para no trabajar, para no presentarse a laborar, para no entregar en tiempo y forma su trabajo o simplemente para evitar cumplir con sus responsabilidades.

A continuación te compartiré una selección de las 30 peores excusas para no trabajar de autores anónimos.

Y, como toda información proveniente de un autor anónimo pues carece de sustento y por lo mismo no he podido verificar que estos pretextos hayan sido realmente utilizados.

Únicamente me he limitado a escoger las peores excusas para no trabajar que me han parecido más graciosas “entre comillas”.

Por lo tanto, no recomiendo que utilices estos pretextos como justificación -en ningún momento-.
Creo que más vale decir la verdad, aunque esta verdad te exponga como haragán, como irresponsable o como descuidado de tu trabajo, porque la verdad siempre acaba saliendo a flote.

Algunas de las 30 peores excusas para no trabajar

EXCUSA NÚMERO 1
«No pude ir a trabajar porque me caí en la ducha y me desmayé».
EXCUSA NÚMERO 2

«No he podido salir de la casa porque me comí el alimento de mi gato pensando que era una lata de atún».

EXCUSA NÚMERO 3
«Llegué tarde a la oficina porque me levanté tan rápido de la cama que sentí un mareo, quedando inconsciente, así no me pude dar cuenta de que sonó la alarma».
EXCUSA NÚMERO 4

«No he podido acabar mi trabajo en casa porque mi perro está deprimido».

EXCUSA NÚMERO 5

«No me levanté porque pensé que era domingo».

EXCUSA NÚMERO 6
«Voy a llegar un poco tarde al trabajo porque no me había dado cuenta de que no tengo ropa limpia para presentarme como es debido a la oficina».
EXCUSA NÚMERO 7

«No he podido salir de casa porque un pájaro se metió por la ventana y no he logrado sacarlo».

EXCUSA NÚMERO 8

«Me presentaré hasta mañana en el trabajo porque mi psicóloga me sugirió que eso es lo más conveniente para mí».

EXCUSA NÚMERO 9
«Estoy seguro que en mi casa hay un espíritu malo y ahora estamos esperando a que llegue un cura en nuestra ayuda».
EXCUSA NÚMERO 10
«Dice Roberto que no vendrá por la mañana a trabajar porque llevó a su hijo al doctor ya que se le atoró un dulce en la nariz».
EXCUSA NÚMERO 11

«Dice Lorena que se rompió un dedo tratando de alcanzar un tarro de azúcar que caía de la alacena».

EXCUSA NÚMERO 12
«Espérenme un rato más hasta que llegue el cerrajero porque no puedo salir de la cochera ya que alguien puso un candado en el portón de salida».
EXCUSA NÚMERO 13

«No pude lograr mi entrega porque me deprimió ver el partido donde perdió mi equipo de fútbol».

25 Frases Motivacionales de Fútbol
EXCUSA NÚMERO 14

«Llegué tarde debido a una manifestación de trabajadores que bloquearon el periférico».

-Clásica excusa mexicana.
EXCUSA NÚMERO 15.

«No puedo hacerlo debido al Brexit».

-Clásica excusa británica.
EXCUSA NÚMERO 16

«No voy a llegar porque todavía sigo en la fiesta».

EXCUSA NÚMERO 17
«Accidentalmente me bebí un desarmador (vodka con jugo de naranja), lo bebí pensando que solo era un zumo de naranja y se me cruzó con mis medicamentos».
EXCUSA NÚMERO 18

«No te puedo decir la causa por la que no termino dado que es un secreto y si te lo digo, te pondría en un grave riesgo».

EXCUSA NÚMERO 19
«Mi esposo no puede ir a la oficina porque el picante de la comida mexicana le ha provocado una diarrea espantosa».
EXCUSA NUMERO 20

«No puedo presentarme sin uniforme porque lo puse a secar en el horno de microondas y se incendió».

EXCUSA NÚMERO 21

«No puedo ir a la oficina porque no estoy seguro si la mermelada que me hizo mi abuelita me intoxicó».

EXCUSA NÚMERO 22
«No voy a poder llegar debido a que mi futura ex-mujer está quemando todas mis posesiones en el jardín trasero».
EXCUSA NÚMERO 23
«No he podido concentrarme en terminar el reporte porque soñé que mi gato se moría y ahora no lo quiero dejar solo».
EXCUSA NÚMERO 24

«No sé cómo me atoré en el cuarto de servicio lo que me tomó cuatro horas para poder salir».

EXCUSA NÚMERO 25
«No quiero presentarme así en la oficina, porque perdí mi dentadura postiza al asomarme por la ventana en la autopista».
EXCUSA NÚMERO 26

«Dice que no puede venir al trabajo porque está ayudando a su vecina que entró en estado de shock».

EXCUSA NÚMERO 27

«No puedo ir a trabajar hasta que acaben de exhumar a mi suegra debido a una investigación policial».

EXCUSA NÚMERO 28
«No he podido acabar mis reportes debido a que me cortaron la luz por no pagarla».
EXCUSA NÚMERO 29
«Una modelo profesional no se presentó a trabajar porque no podía decidir cómo vestirse para salir de su casa».
EXCUSA NÚMERO 30
«No puedo salir de casa porque me di cuenta que se me acabaron las mascarillas, que por cierto son obligatorias y no quiero que me multen».

«Desde que se inventaron los pretextos se acabaron las excusas».  -Vox populi

También se escucha mucho esta otra versión:

«Desde que se inventaron los pretextos se acabaron los tontos». -Vox Dei


Otras entradas similares que podrían interesarte:
Las 10 excusas más comunes para no emprender nuestros proyectos personales
Cómo Gestionar Explicaciones después de Fracasar
Si mi Jefe fuera un Emprendedor famoso
Cómo reconocer Errores de Trabajo

Fuente de la información:
Coburgbanks
rd.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *