10 Características de un Mentor | 591

Qué se requiere para ser un Mentor de emprendedores y ejecutivos | 10 Características de un Mentor | Rasgos de un buen mentor | Cualidades a buscar en un mentor | Qué es Mentoring | Consultoría y Mentoría | Que debe tener un Mentor exitoso | Grupos Mastermind para ser mentorizado
10 Características de un Mentor. ¿Qué cualidades debe tener una buena mentoría?

Características de un Mentor

Es posible que detrás de una Mujer ejemplar o de un gran Hombre haya existido un mentor que los impulsara a progresar para alcanzar sus metas.

Siempre me ha llamado la atención la figura del ‘Mentor’

Yo nunca tuve un mentor como tal, y claro que me hubiera gustado contar con un ‘Consejero’ o ‘Maestro personal’ para haberle consultado asuntos profesionales que me inquietaban por falta de visión ejecutiva.

Creo que en otro tiempo me habría sido de gran utilidad un mentor, para haberme guiado con algunos consejos,

especialmente durante las etapas más críticas de mi vida profesional, donde necesitaba de una persona con cabeza fría que me hubiese podido contar o esclarecer parte del camino por venir.

Hoy afortunadamente cuento con un grupo mastermind

Mi grupo mastermind cubre parte de mis carencias y viene a complementarme como una especie de ‘mentoría‘, aunque tiene marcadas diferencias en relación a los mentores.

En esta ocasión no hablaré de los grupos mastermind,

más bien voy a compartirte «10 características de un mentor», unas que desde mi perspectiva debe tener este guía profesional.

Y como siempre suelo comentar aquí, esto que te propongo no es la verdad universal, tú seguramente podrías agregar tus propias ideas, las mismas que aquí serían bienvenidas.

DIEZ CARACTERÍSTICAS DE UN MENTOR

UNO. Escoge a una persona modélica

Lo primero que te recomiendo al seleccionar a determinada persona como tu mentor es que reconozcas en ella cualidades modélicas,

Tu mentor debe ser sobre todo alguien a quien admires por sus principios.

Un mentor ha de ser una persona cuya actitud, actuación y motivación te sean ejemplares.

Es importante que encuentres en tu mentor valores morales más que valores monetarios.

No escojas a tu mentor solo por el hecho de ser millonario o por que ostenta grandes cosas materiales;

ahora, eso puede que sea parte de tu objetivo, progresar económicamente, pero la idea es que más bien valores su integridad y su probada actuación administrando recursos, activos y dinero también.

Pondera esos elementos morales que le han llevado a alcanzar méritos notables en su especialidad, y que de preferencia su especialidad sea si no igual, al menos lo más parecida a la tuya.

Que sea una persona ejemplar y digna de imitar (en el buen sentido),

pero tampoco quieras convertirte en una copia de tu mentor, que además de ser imposible te resta individualidad.

DOS. Que tenga más experiencia que tú

Busca que tu mentor tenga lógicamente más experiencia que tú, al menos que te lleve por delante unos diez años de trabajo en una o en varias industrias.

Es deseable que esa experiencia la haya adquirido en la práctica profesional,

más que haberla obtenido de los libros; tampoco está mal que te comparta sus lecturas, pero en principio debe llevarte un mayor recorrido andado, de preferencia en tu industria, en tu empresa o en un medio similar al tuyo.

El hecho de que tenga más edad que tú no es estrictamente indispensable.

Aunque se supone que alguien que tiene más edad que tú podría contar con mayor madurez profesional, lo importante es que en comparación contigo tu Mentor sí tenga mayor experiencia laboral o emprendedora, eso sí que te sería de mayor utilidad.

TRES. Que en alguna ocasión haya estado en tu posición

Es recomendable que el mentor esté relacionado con tu campo de trabajo, aunque tampoco es fundamental,

pero sí sería muy interesante que al menos haya pasado por alguno de los puestos por el que tu ya has trabajado y particularmente en el que te encuentras laborando actualmente, o que en su caso que haya tenido experiencias de emprendimiento similares a la tuya.

También es importante que tu mentor tenga experiencia en puestos de trabajo de mayor rango que el tuyo, esto te aportará la visión desde esos puntos de vista, y te proveerá del feedback específico del cual careces “por el momento”.

El ejemplo de esto sería:

Si tu mentor es CEO o Director General de alguna empresa, que puede o no ser en la que trabajas, pero dentro de una jerarquía similar tú estás uno o dos puestos por debajo de él,

allí su consejo y retro-alimentación serán de muchísimo valor para ti,

porque te abriría los ojos a un mundo que todavía desconoces y en el cual sabrás qué esperar de tu entorno y qué aportar.

Con tu mentor tendrás una especie de visión adelantada de algunos hechos en donde sabrás cómo actuar para destacar.

CUATRO. Que te brinde su retro-alimentación

Entre las características que debe contar tu mentor, trata de que esté dispuesto a darte retro-alimención y también a compartirte sus errores.

No se trata de que solo te dé algunos lineamientos de actuación, o que te aconseje tal o cual cosa.

Tú más bien necesitas una retro-alimentación objetiva,

aunque no todo lo que te diga puedas y debas tomarlo como la verdad universal, las vivencias que te pueda transmitir sí que serán una gran aportación para ti. Muchos de sus consejos debe basarlos en sus propios errores.

No todas las personas están dispuestas a hablar de sus fracasos, y están en su derecho, pero si tú quieres una mentoría en toda regla,

tu mentor debe estar dispuesto a compartirte sus experiencias fallidas; y por supuesto que tú también te equivocarás, pero siempre será muy bueno contar con esa información por adelantado.

Luego, un mentor también tiene que ser receptivo a tus comentarios, sugerencias y aportaciones.

Considera que ésta es una relación de ida y vuelta, tú le comentas tu situación y problemática, pero debes también estar dispuesto a brindar tu ayuda a cambio, de la forma que tú puedas.

Aquí no se trata de que solo recibas, tú también debes dar a cambio, puede ser en forma de colaboración o en su caso pagarle a tu mentor como si fuera un servicio.
Si quieres buscarte un mentor accede a Mentornest.com y selecciona entre una variedad de profesionales que pueden ayudarte a alcanzar tus metas.

CINCO. Que tenga buen trato personal

Sería preferible que tu mentor sea una persona con experiencia en el buen trato con la gente, esto significa que a pesar de contar con mucha experiencia y conocimiento técnico quizá tenga problemas de convivencia, o no se le facilite el trato personal.

De preferencia, tu mentor debe ser una persona habituada al trato directo con superiores y subordinados,

y también con sus colegas; esto implica que te podrá transmitir diversos lineamientos de comportamiento para ciertas condiciones que se te presenten.

Si a pesar de contar con notables éxitos éste no sabe tratar bien a la gente, y además te conmina a comportarte de igual manera, es muy probable que tú no alcances los logros que te propones.

SEIS. El mentor debe impulsarte a avanzar

Un mentor ha de ser una persona que te impulse.

Necesitas a alguien que te empuje un poco, solo lo indispensable, tampoco te va arrastrar porque en ese caso tú no sirves para ser mentorizado;
no hay mentor que te pueda apoyar si tú no tienes las agallas para crecer.
Tu mentor ha de instarte a seguir adelante y a tomar tus propias decisiones

De nada te sirve alguien que solo te escuche como si fuera psiquiatra, tampoco te serán útiles comentarios que no te sobresalten o que incluso no te molesten.

Escuchar opiniones incómodas es justamente lo que necesitas para impulsarte, son como jarros de agua fría, porque al margen de las decisiones que tomes, seguramente estas opiniones llevan mucho de verdad.

A ti no te servirá de nada contar con el clásico Yes Man”, el que te diga que sí a todo y no le importe realmente si alcanzas o no tu objetivo.

Similarmente tu mentor es como tu coach deportivo y al mismo tiempo también es tu aficionado (o fan) porque espera que logres tus objetivos.

Ese profesional que te acompaña debe sentir orgullo por tus logros porque en cierta medida también los toma como propios, y esta satisfacción lo empuja a impulsarte.

SIETE. Debe ser alguien en quien poder confiar

Tu consejero personal debe ser alguien prudente a quién le puedas depositar tu confianza, porque le dirás cosas que no te atreves a platicar a la ligera o a confesar públicamente.

Ten muy en cuenta que entre las características de tu mentor éste debe ser un confidente, por lo que no debe contar tus asuntos por allí, y en la misma medida tú debes darle reciprocidad,

debes ser leal con tu mentor y guardar discreción de todo lo que a su vez te comparta.

No es éticamente correcto ni bien visto que andes diciendo por allí que tomaste tal o cual decisión porque «tu mentor te lo sugirió», esa es una actitud indecente y desagradecida.

OCHO. No esperes que te solucione las cosas

Tu guía te puede proveer cierta luz en caminos donde solo ves oscuridad, pero ¡atención! porque esa luz no es la panacea;

entonces, tu labor será generar tu propia fuente de iluminación.

El mentor te tiene que dar ciertos lineamientos a seguir, y te puede advertir de algunos peligros, pero no de todos, y tú debes poder reconocer tu propio camino y también tomar tus propias decisiones.

No esperes que tu mentor resuelva los problemas que son tu total responsabilidad.

NUEVE. Debe reunirse regularmente contigo

Ese Consejero debe estar dispuesto a reunirse contigo regularmente, al menos una hora cada quince días, o el tiempo que él o ella estén dispuestos a brindarte, y tú debes ajustarte a su disponibilidad, no al revés.

A pesar de que no le pagues a tu mentor,

éste debe estar dispuesto a apoyarte regularmente porque le interesas y considera que tu éxito también es su éxito, y aunque él o ella no se pueda adjudicar tu éxito, debe sentir satisfacción cuando venzas obstáculos y alcances objetivos.

DIEZ. Debe velar porque alcances tus metas

El mentor debe enfocarse en que alcances tus objetivos con resultados positivos.

Tú mismo debes plantearte objetivos a corto, mediano y largo plazo, y tu guía debe estar de acuerdo con esos parámetros, y aunque no sea tu Jefe ha de darles un seguimiento continuo.

Considera que tu mentor es una figura que actúa de alguna manera como si fuese tu propio Jefe, y puede que en determinado caso su figura deba importarte tanto como la de tu propio jefe, o la de tu cliente más exigente, y ¿Por qué?

Porque no le puedes fallar a tu mentor, debes lograr alcanzar tus metas y él o ella ha de implicarse a lo largo de tu trayectoria.

Última reflexión acerca de las «CARACTERÍSTICAS DE UN MENTOR»

Para terminar quiero aclarar que aunque estas diez características de un mentor tienen más que ver con lo que tú debes buscar en un mentor,

ten muy en cuenta que debes demostrarle agradecimiento en todo momento por el espacio que te dedica en su agenda;
también debes demostrarle que su atención, esfuerzo y tiempo invertidos en ti han valido la pena porque han sido productivos.

Reflexiona que si no le pagas por su tiempo, aunque no te lo cobre ese tiempo también tiene un costo monetario, y debes valorarlo y respetarlo.

Si tu mentor se da cuenta que su apoyo te está beneficiando con resultados tangibles, él mismo te podría recomendar entre sus conocidos, o en su caso podría considerarte como parte de su red de contactos.

Si demuestras que respondes positivamente a su mentoría

y evolucionas como él o ella espera, ambos podrían convertirse en una mancuerna muy fuerte y productiva que podría en algún momento desarrollar otros proyectos de manera conjunta.

«No le puedes quedar mal a tu mentor».

 


“Un Mentor empodera a una persona para que vislumbre un posible futuro y crea que lo puede alcanzar”.

-Shawn Hitchcock

Otras entradas similares que podrían interesarte:

Consejos de un Mentor para Emprender
Cómo gestionar explicaciones después de fracasar
Todas las opiniones pueden tener validez

Entrada y salida musical de Kevin MacLeod de Incompetech.com

Fotografía de ’10 Características de un mentor’ de Pixabay.com libre de Derechos de Autor.
Fotógrafo:  Mohamed Hassan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *