La Relativa Importancia de tener más Seguidores | 523

La cantidad de seguidores y su valor | Razones por las que los seguidores son tan importantes | La Relativa Importancia de tener más Seguidores | Followers o seguidores de calidad | Cómo lograr más seguidores en facebook instagram twitter linkedin | Engagement en redes sociales | no comprar seguidores
La Relativa Importancia de tener más Seguidores en Redes Sociales. Frase de la imagen de Cornelius Lindsey: “Las redes sociales son un lugar muy peligroso para buscar afirmación, aceptación, identidad y seguridad”.

La Importancia de tener más Seguidores

¿Hasta dónde es necesario contar con muchos seguidores?

¿Qué valoración le das al hecho de contar con muchos followers?


En esta actualidad digital, donde el Internet y las redes sociales constituyen una realidad casi omnipotente en nuestras vidas, resulta casi ineludible dejar hablar de Facebook, de Linkedin, Twitter o de Instagram, tanto en conversaciones profesionales como personales.

Cuando estoy conversando con amigos o conocidos, inevitablemente salen a la luz comentarios de las redes sociales.

Continuamente intercambiamos opiniones acerca del buen o mal uso de las redes sociales, y casi siempre sale la misma pregunta:

-¿Tú cuántos seguidores tienes en Twitter, o en Facebook, o en Linkedin?
La pregunta parece obligada,

pero el tipo y la variedad de respuestas pueden resultar interesantes desde varios puntos de vista. Muchos se ponen a dar explicaciones:

-Yo tengo pocos seguidores porque no atiendo esa red social.
Yo la verdad tengo muy abandonado mi perfil, por eso no me siguen tantos como quisiera.

Otros, con más o menos actividad en esas redes dicen:

-Yo utilizo X red social para contactar gente, me gusta porque encuentro artículos interesantes

Yo publico y retuiteo todo lo que encuentro relacionado a determinado tema.

En su caso, algunos se justifican con comentarios tales como:

-No he colgado contenido propio porque no tengo mucho tiempo para producir y publicar, pero pondero la importancia de tener más seguidores.
Los que tienen un poco más de seguidores, 3 ó 4 mil

hablan como si estos números fueran envidiables para los que tienen menos,

y éstos que presumen de un gran número de seguidores, son precisamente los que más se acomplejan cuando se comparan con quienes tienen cantidades más elevadas de seguidores;

por un lado creen que sus números son impactantes, y por otro lado se sienten menos, esto se debe a su falta de seguridad en sí mismos.

En términos generales, todos los que tenemos perfiles abiertos en cualquier tipo de red social aspiramos a tener el mayor número de seguidores,

¿Y, por qué?

Porque el número de followers es un indicativo generalmente aprobada de nuestro «relativo nivel de influencia», o del impacto que generamos con nuestros contenidos e interacciones.

Comúnmente, a este fenómeno se le conoce como ‘métricas de vanidad’.

Las ‘métricas de vanidad’

son los números en que nos fijamos para satisfacer nuestro ego,

son una especie de evaluación generalmente aceptada del grado de éxito que uno tiene al publicar cualquier tipo de contenido, sea escrito, en imágenes, en audio o en video.

Muchos estiman la importancia de tener más seguidores en redes sociales como una prueba de su éxito.

Se supone, o se sobreentiende que en la medida en que uno cuente con un mayor número de seguidores uno puede demostrar:

A) Mayor influencia en un medio

B) Mayor índice de popularidad

C) Más oportunidades de vender la marca, en vista de que uno llega a más gente, y esto brinda mayores posibilidades de lograr una venta (de allí la importancia de tener más seguidores).

D) Mas reconocimiento de una audiencia debido al impacto que alcanza cada publicación que llega a más y más gente.

El hecho de tener muchos o pocos seguidores depende de los intereses de cada quien, de la misión y visión que se haya establecido al momento de dar de alta su perfil.

-«Yo no quiero tener muchos seguidores, a mí me basta con tener unos pocos que me produzcan muchos ingresos».

-Gary Vaynerchuk

Yo en esto concuerdo con este reconocido personaje de los medios digitales,

¿Para qué necesitas grandes cantidades de followers que no van a consumir tu contenido, o a comprar tu marca?

¿Realmente te siguen solo porque esperan reciprocidad (esto es, que tú también los sigas)?

¿Te siguen porque les interesa que consumas su marca?, como es el caso de los crecientes seguidores que ofrecen grandes ganancias con bitcoins.

En cuanto al Instagram

Es destacable el hecho de que algunas marcas reconocidas y hasta gente famosa solo tengan perfiles privados (a los que no cualquiera accede), o en su caso, simplemente carecen de un perfil, porque solo les interesa mostrarse a un selecto grupo de gente que consideran como sus similares.

Los magnates Carlos Slim o Warren Buffet carecen de perfiles en Instagram, ni los necesitan, y el caso curioso de Larry Ellison, cofundador de Oracle la importante compañía desarrolladora de software, paradójicamente tampoco tiene perfil de Instagram.

10 Consejos de Warren Buffet para alcanzar el éxito

En cuanto al Facebook

Ya habrás notado que cuando accedes a cualquier perfil en Facebook, sea de empresa o personal te indica claramente:

Comunidad

840 personas les gusta esto

800 siguen esto

Es curiosa la valoración de estos 2 datos, unos 840 indican que aprueban ese perfil pero no todos tienen los suficientes argumentos a favor del mismo perfil como para seguirlo,

y ¿porqué?

No soy experto en marketing digital, pero estimo que estos valores no tienen mucho sentido, por eso se lo consultaré a un experto en redes sociales y en la importancia de tener más seguidores.

En cuanto al Linkedin

El Linkedin te indica junto al perfil de cualquier profesional por ejemplo:

130 contactos, o

Más de 500 contactos

Y prudentemente cambiaron esto, por que antes decía ‘más de 50 recomiendan a fulano’,

en esta red social le dan un enorme peso al número de conocidos,

Entiendo este elemento calificador del Linkedin, ya que es muy importante conocer a qué profesional acudir en caso de pedir apoyo, o para saber a quién proponerle un proyecto, o en su caso solicitar una recomendación, de hecho, justo en esta red un contacto equivalente a una recomendación.

Para mí, un profesional que cuenta con más de 1000 contactos que lo puedan recomendar es un verdadero prodigio.

Hace unos cuantos años, uno solía pedir con mucha prudencia cartas de recomendación.

Uno aquilataba dos, tres o cuatro cartas de personas que lo habían recomendado, y si éstas recomendaciones venían firmadas por un CEO (Chieff executive officer) o algún profesional de gran prestigio en un medio en el que uno había trabajado, eran consideradas de alto valor, y constituían un gran peso específico a la hora de tomar decisiones para optar por uno.

¿Qué es un CEO y cuáles son sus funciones?
No cualquiera te daba una carta de recomendación,

ni mucho menos te la ofrecían a ligera, para eso había que haber demostrado una serie de valores y resultados en el desempeño profesional, allí residía su importancia.

Sin afanes de ser irónico:

Una persona que haya podido construir una red de contactos profesionales tan grande que todos lo puedan reconocer y avalar, es digna de tomarse muy seriamente en cuenta.

LA RELATIVA IMPORTANCIA DE TENER MÁS SEGUIDORES
Más que fijarnos en nuestro número de seguidores, o el de los demás, lo que quiero sugerirte es:

Algunos puntos acerca de la relativa importancia de tener muchos o pocos seguidores en redes sociales:

UNO. Más vale calidad que cantidad.

Me parece muy bien tener miles de seguidores,

pero creo que si uno pretende tener cierto nivel de protagonismo en un medio, o algún grado de posicionamiento, lo ideal sería aspirar e intentar que lo siguiesen los profesionales más representativos de ese medio, como si son 20 ó 30, con éstos sería suficiente,

esto querrá decir que a uno lo reconocen como profesional las personas indicadas, que éstos lo avalan a uno como alguien digno de ser leído, escuchado o visto.

Si Yo pudiese tener solo 10 seguidores en mis perfiles de redes sociales, me gustaría que fuesen:

Mark Cuban, el inversionista estadounidense y reconocido personaje del programa Shark Tank.

Oprah Winfrey, la mujer más poderosa e influyente en el mundo de los medios audiovisuales.

Mario Vargas Llosa, connotado escritor peruano y Premio nobel de Literatura.

Malala Yousafsai, activista y bloguera paquistaní, Premio Nobel de la paz, y

Mis compañeros de los Grupos Mastermind.

DOS. El fin podría justificar los medios.

En ocasiones, es conveniente aspirar y luchar por tener determinado número de seguidores, porque eso te lleva al siguiente nivel, tal como el caso de Instagram, en donde a partir de más de 10,000 seguidores se te habilita la opción de poder incluir un enlace directo hacia tu página web desde las stories que publiques;

esto es muy importante para llevar con facilidad el tráfico desde esa plataforma hacia tu sitio web, que es donde quieres que consuman tu contenido y puedas lograr la venta de tu marca.

TRES. Que también te sigan profesionales de medios afines.

Aunque es imposible tener control sobre quien te sigue o no, busca en la medida de lo posible que también te sigan profesionales de medios afines o similares al tuyo.

En algunos casos, cuando abres un nicho de mercado totalmente nuevo, uno que todavía es desconocido, tendrás que interactuar con otros medios, por ejemplo:

En mi caso, el tema de los Grupos Mastermind es relativamente nuevo en el mundo hispanoparlante,

por lo que busco interactuar en medios como el del coaching, la marca personal o el emprendimiento, éstos son círculos que de una u otra forma pueden migrar hacia mi nicho porque tienen muchas similitudes.

CUATRO. Sigue a tus competidores. ¿Porqué no?

Pregúntate:  ¿Sigo a los profesionales de mi competencia?

Yo creo que no tiene nada de malo seguir a tus competidores. Es probable que algunos prejuicios te pueden evitar que lo hagas.

Te puede incomodar el hecho de seguir a alguien que no te siga, podrías creer que eso te rebaja de categoría:

-Si mi competidor no me sigue y yo si a él, o a ella, ¿me estoy rebajando de nivel?

A veces el orgullo nos cierra puertas.

Piensa que sigues a alguien No para copiarle sino para conocer su actividad, para que te reconozca como similar, para generar comunidad o para hacer sinergias, hasta donde puedas.

CINCO. Fíjate en el ‘engagement rate’

Más que esperar a que muchos te sigan, mejor presta más atención a la tasa de reacción que generas (engagement rate).

Esta tasa mide el nivel de impacto que uno de tus contenidos ha provocado en tu audiencia.

No soy experto en esto del marketing digital, pero sé que esta tasa muestra cuánta gente realmente ha interactuado con ese contenido que produjiste, y los factores que influyen en esta tasa de engagement los puedes valorar por:

El número de likes o me gusta que recibes, o

la cantidad de comentarios que te dejan, o

las veces que tu contenido se ha compartido a través de redes sociales o

que es enviado por e-mail.

SEIS. Presta más atención a las estadísticas de tu propio sitio web.

Podrás tener muchos seguidores en varias redes sociales, pero si estos no llegan o no los conduces apropiadamente hacia tu página web, realmente no estás generando una vía hacia tu contenido, y/o hacia tu servicio o producto.

En muchos casos, quizá en la mayoría, lo que se busca es lograr una venta. Yo en mi caso utilizo el Google Analytics para evaluar el comportamiento de los usuarios de mi página web.

SIETE. Las menciones que te hagan.

Toma muy en cuenta las menciones que otros medios digitales o periodísticos hagan de ti, de tu contenido o de tu página web.

Más que tener muchos seguidores que no interactúen, es preferible contar con medios que te mencionen y agreguen un vínculo hacia tu contenido.

Esta es una medida razonable del verdadero impacto que genera tu contenido en tu audiencia, porque te estás dando cuenta quién consume y recomienda tu contenido.


“Las redes sociales son un lugar muy peligroso para buscar afirmación, aceptación, identidad y seguridad”.

-Cornelius Lindsey

Fotografía de ‘La Importancia de tener más seguidores’ de Pixabay.com libre de Derechos de Autor.
Fotógrafa: Sarah Richter Art

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *