Proteger a tus Empleados Impulsa la Productividad | 525

Cómo mejorar la Productividad impulsando la colaboración y la comunicación de equipo | Proteger a tus Empleados para mejorar los resultados financieros y laborales | Cómo lograr buenas condiciones de trabajo | Terminales de Carga y descarga de buques portacontenedores
‘Proteger a tus Empleados Impulsa la Productividad’. Frase de la imagen de autor anónimo: “El liderazgo no se trata de quién es el jefe o quién está a cargo, se trata de quién se gana el respeto de los demás”.

Proteger a tus Empleados Impulsa la Productividad

¿En tu trabajo te has sentido protegido por tu Jefe?

¿Sueles blindar o proteger a tus empleados?


Para este post he seleccionado una historia que ocurrió en la industria marítima en el medio de transporte multimodal, un medio en el que tuve la oportunidad de trabajar hace unos años. Pude colaborar como Ingeniero civil en el área de gestión de carga y descarga de productos de exportación en terminales marítimas, esta es una historia real que se conoce en la industria naviera.

Los mejores Jefes blindan o protegen a los que trabajan para ellos.

Annette Kyle era jefa de operaciones de patio dirigiendo a poco más de 60 empleados en una terminal de estibadores en Texas, USA, donde se dedicaban a cargar y descargar productos químicos desde furgones de tren hacia buques porta contenedores y camiones, y viceversa.

A mediados de los años 90’s, Annette lideró una verdadera revolución en el medio portuario que incrementó enormemente el desempeño de su unidad de trabajo, esto lo logró a través de una serie de cambios que ella misma puso en marcha, entre estos ajustes:

A) Incluyó una mejor planificación de todas las actividades

B) Le otorgó mayores atribuciones de responsabilidad a los puestos de menores jerarquías

C) Mejoró las mediciones de carga haciéndolas más transparentes

D) Implementó numerosos cambios culturales.

Una de las medidas más controvertidas que Annette estuvo evaluando mucho antes de aplicarla y la que más impacto, fue la de colocar a todos sus trabajadores unos parches en los uniformes, que decían:

“Sin quejarse” (No whining),

El objetivo de estas etiquetas que ella misma confeccionó, y que cosió personalmente en cada uno de los uniformes de su equipo de trabajo, tenía el fin de

tratar de desmotivar la arraigada costumbre que tenían esos estibadores de quejarse por todo.

Annette empezó a notar que los lamentos y quejas de sus estibadores provocaban que la productividad bajara, y vio que todos esos gritos les hacían perder su valioso tiempo, con el pretexto de que «No les parecía la forma en que se hacían las operaciones».

Lo que sucedía era que cada operador de patio defendía sus ideas particulares acerca de cómo debían gestionarse las operaciones, y por no dejar de expresarlas y discutirlas, entre todos no hacían más que perder el tiempo, además de que también provocaban gastos innecesarios a la compañía estibadora.

Otra poco convencional decisión que Annette Kyle tomó fue la de subastar su propio escritorio entre todos los trabajadores. Les avisó que el que quisiera podría pujar por éste, empezando con un precio de salida de 60 dólares, y así se deshizo de su escritorio.

Y en sus propias palabras, Annette dijo lo siguiente:

“Yo no debería estar sentada detrás de un gran escritorio, más bien debería estar contribuyendo a lograr los objetivos de todo el equipo hasta donde me sea posible”.

Estas radicales modificaciones en su forma de trabajo, casi eliminaron todas las sanciones que les venían imponiendo las líneas navieras por los retrasos que provocaban, la mayoría debidos a que no estaban preparados para recibir el barco cuando atracara, a pesar de que el arribo al muelle de la terminal estaba programado con antelación,

se suponía que como toda empresa de estibadores debían estar bien preparados para cargarlo y descargarlo.

Antes de los cambios radicales de Annette Kyle,

los cargos por demoras le costaban a la compañía de estibadores 2.5 millones de dólares al año, y, para el siguiente año se redujeron a 10,000 dólares.

La causa de estos cargos por demoras

Anteriormente se demoraban en promedio más de 3 horas en cargar por ejemplo un camión. Después de la revolución que Annette puso en marcha, más del 90 % de los camiones eran despachados dentro de la primera hora de su llegada.

Algunas encuestas e investigaciones que en la misma terminal realizaron técnicos de la Universidad del Sur de California, demostraron que después de los cambios implementados por Annette,

los empleados estaban más satisfechos con los trabajos que desempeñaban y que se sentían muy orgullosos de sus logros.

Cuando el investigador y original escritor de este artículo, Robert I. Sutton le preguntó a Annette

-¿Cómo has podido lograr cambios tan radicales en una compañía de gran tamaño? Unos que modificaron toda su cultura empresarial.

Ella le contestó lo siguiente:

-Cuando le propuse estas ideas a mi Jefe,
él inmediatamente asintió y me blindó,
me protegió de los directivos de más alto rango,
porque ya imaginábamos que no estarían de acuerdo, y se puso en acción para proporcionarme los recursos y el personal mejor capacitado que Yo necesitaba;
pero nunca entró en controversias ni menos se puso a discutir ni poner a consideración esas medidas con los altos directivos, al menos hasta que alcanzamos nuestros objetivos con éxito”

Fuente de «Cómo proteger a tus empleados para mejorar la productividad»: Porqué los buenos jefes sintonizan con su equipo. Por Robert I. Sutton. | The McKinsey Quarterly

Moraleja de la historia ‘Cómo proteger a tus empleados’.

El probable que esta anécdota no necesite el despliegue de una moraleja muy detallada y profunda,

casi todos sabemos o percibimos que los empleados que son valorados y adecuadamente compensados por su trabajo, tendrán más ímpetu y ganas de ir más allá de sus funciones en aras de apoyar a su empresa y a su Jefe.

Los empleados que se sientan apoyados también serán más responsables por la parte que les toca, para que la productividad sea mejor, y más competitiva.

Y lo que creo que también está por demás decir es que:

Los trabajadores que se sienten totalmente apoyados por su jefe se sentirán más felices en el desempeño de sus funciones.

Es importante apreciar que un trabajador vea a su jefe trabajando a tu lado, y como se dice comúnmente:

“Verlo subirse las mangas de la camisa y ensuciarse junto a uno”.

Ésta es una forma en que un jefe puede transmitir (de vez en cuando), que no solo sabe dar órdenes y delegar, sino que también demuestra que sabe y puede hacer las cosas,

Es muy positivo que en caso de necesidad, un jefe se sume a la fuerza de trabajo y empuje como uno más, esto no es obviamente posible en todos los casos, ni tampoco práctico, pero hasta donde se pueda implementar es de gran motivación para todo el equipo, se puede decir que es una forma de proteger a tus empleados.

Otro detalle importante a tomar en cuenta,

es que cuando se toman ‘arriesgadas’ medidas (como estas), ‘arriesgadas’ porque no es correcto dejar de informar a los superiores, con esta forma de actuar se asume un riesgo que también tiene posibilidades de salir mal, cada uno debe saber evaluar y tomar sus propias decisiones.


 “El liderazgo no se trata de quién es el jefe o quién está a cargo, se trata de quién se gana el respeto de los demás. -Anónimo


Otras entradas similares que te pueden interesar:
Jueves de Silencio para aumentar la Productividad
Cómo Reducir Gastos Agresivamente
Cuál es la Productividad de un Multi-Tareas

Fotografía de «Cómo proteger a tus empleados» de  Pixabay.com libre de Derechos de Autor.
Fotógrafo: Obsidian Photography

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *