Agregar Valor es posible con esta fórmula | 604

¿Qué significa aportar valor? | ¿Cómo podemos agregar valor a un negocio? | Agregar Valor es posible con esta fórmula de Gustavo Pérez | Claves para dar un valor añadido a tu producto o servicio | Cómo agregar valor a un escrito, artículo, blog, audio, vídeo, seminario, conferencia o curso.
Agregar Valor es posible con esta fórmula. Investigación, recopilación y escritura del artículo y el guión desarrolladas por Gustavo Pérez Ruiz para the Manager’s Podcast.

Agregar Valor es posible con esta fórmula

¿Por qué es tan difícil generar o aportar valor?

¿Por qué cuesta tanto trabajo sentarse a producir una idea que pueda convertirse en un producto, o en un servicio de alto valor, o en su caso en contenidos en forma de artículos o de vídeos que puedan considerarse valiosos?

Para tratar de contestar estos cuestionamientos me permitiré recordar una historia de uno de los mejores grupos musicales…

The Beatles

Los Beatles compusieron muchísimas canciones de diversos tipos y géneros musicales.

Puede que no todas las canciones de los Beatles sean del gusto de todos, pero estoy casi seguro que a todos les gusta al menos una de sus canciones, y esta selección personal nunca coincidirá con la de otras personas.

Yo estoy convencido que cuando los Beatles se iniciaron como grupo no producían pensando en agregar valor, nunca decían:

-¡Hoy vamos a aportar valor!

Nooo…

Los Beatles se reunían para compartir las ideas que a ellos les gustaban. Proponían cada uno de sus conceptos artísticos, y también los debatían, independientemente de que a unos o a otros no les gustaran.

Cuando los integrantes de esta banda de Liverpool ya eran considerados como un grupo de referencia a nivel mundial hicieron un viaje a la India, y después de éste viaje produjeron esto:

La canción ‘Come together’.

‘Come together’ no es considerada como una genialidad,

ni tampoco le gusta a mucha gente, pero es la propuesta artística que estos músicos ingleses hicieron después de la influencia que vivieron en la India, y en su época fue un rotundo éxito.

Allí, en la India sumaron sus ideas, buenas o malas y las combinaron con esa nueva experiencia que los influyó para producir algo original.

Si las primeras canciones de los Beatles hubiesen sido del estilo de Come Together nunca habrían alcanzado ese enorme éxito, porque como propuesta de valor -esa canción- habría sido difícil de asimilar si antes no hubiesen ganado cierto prestigio como grupo musical, especialmente careciendo de una mínima producción en cuanto a cantidad.

La historia de aportar valor de Pablo Picasso

Antes de ser famoso, el artista malagueño Pablo Picasso pinto muchísimos cuadros de corte «realista», él pintaba unas obras con tanto detalle y calidad que algunas se notaban como fotografías por el alto nivel de definición que imprimía en cada uno de sus detalles.

Picasso tenía mucha competencia

Durante las primeras etapas de producción de Picasso también existían muchos artistas que pintaban con gran calidad, y destacar entre todos no era en lo absoluto algo fácil.

Pero, un día,

ya después de haber demostrado su calidad con una enorme producción a sus espaldas, Don Pablo se presentó con la pintura de unas caras trazadas con rectas y pocas curvas, y dijo algo parecido a lo siguiente:

-Aquí está mi propuesta de valor, se llama “Cubismo”.

Esa propuesta del «Cubismo» se convirtió en una corriente artística.

Luego luego surgieron muchísimos pintores, miles que lo imitaron, pero casi ninguno podía respaldar su propuesta de valor porque carecían de una producción que los avalara, una que hablara por sí sola; no todos podían demostrar que eran tan buenos pintores. Cuantas veces decimos:

-“Yo también puedo pintar así”,
El cubismo no parece complejo”
«Esos cuadros cubistas parecen fáciles de realizar. No lo entiendo.
¿Cómo es que en las casas de subastas un Picasso se cotiza en millones de dólares?
30 Ideas de Creatividad Emprendedora de Pablo Picasso

Generar y aportar valor no es fácil, vaya que ya lo sabemos los productores de contenidos, pero desde mi punto de vista, existen dos formas de aportar valor, o de dar un valor añadido:

Agregar Valor es posible con estas fórmulas

LA PRIMERA. La genialidad

Si tú naces con un don especial, o con una inteligencia creativa fuera de lo común es muy probable que destaque una de tus ideas de valor,

también es factible que llegues a crear algo innovador y desproporcionadamente útil para mejorar la vida y trabajo de los demás.

Para sobrevivir profesionalmente: Creatividad e Innovación

La historia de un verdadero genio

El matemático autodidacta indio Srinivasa Aiyangar Ramanujan, quien contaba con una mínima educación académica de matemáticas puras hizo revolucionarias contribuciones a la teoría de números, las series y las fracciones continuas, quien por cierto murió penosamente a los 33 años afectado por una tuberculosis.

En fin, Ramunajan le confesó a su Director de tesis, Godfrey Harold Hardy que las ideas y fórmulas matemáticas para simplificar ecuaciones y series le llegaban durante la noche.

Ramunajan le decía a Hardy que mientras dormía una divinidad (o deidad) de su cultura india se la aparecía entre sueños para dictarle los parámetros de sus fórmulas.

Pero, mientras tú no seas un genio nato, o no tengas sueños como los de Ramunajan tendrás que intentar aportar valor con la siguiente alternativa.

LA SEGUNDA. Mi fórmula para agregar valor

Tú, como todo mortal común y corriente de este planeta, podrías producir algo (producto-servicio-contenido) que aporte valor en base a esta fórmula:

(IDEA + INFLUENCIA) X CANTIDAD = VALOR

Donde: INFLUENCIA = Conocimiento + Experiencia
Esto, dicho en otras palabras:
Todos tenemos ideas

Continuamente todos producimos o generamos ideas,

pero muchas no son del todo originales ni tampoco son tan buenas, ni tan creativas como para distinguirse como innovadoras, pero pueden ser interesantes y muy respetables.

Y, si a estas ideas les agregamos nuestro toque personal de influencia, o ¿por qué no? la influencia que otro nos provea para mejorar esa idea, podríamos estar produciendo algo diferente, algo que se distinga de los demás propuestas (como el caso de los Beatles donde cada uno aportaba su influencia a las ideas de los compañeros, y con influencia me refiero a la suma de conocimientos y experiencias).

Los Beatles viajaron a la India para ampliar este horizonte experiencias y conocimientos porque sentían que necesitaban nuevas influencias para enriquecer sus ideas y agregar valor.

Agregar Valor  es la esencia de la Marca Personal
Pero, para que esto llegue a suceder,

para que una de tus ideas realmente pueda llamar la atención como propuesta de valor primero es necesario que generes una gran cantidad de ideas, y que también las hayas podido llevar a la realidad.

Es muy complicado aparecerse con una idea revolucionaria y captar la atención de productores, inversores o en su caso seguidores, especialmente si uno no está avalado por un trabajo que lo reconozca.

Al mismo Ramunajan le costó muchísimo trabajo que respetaran su trabajo, uno que hoy es considerado revolucionario y genial, pero que en su época estuvo señalado y ninguneado por la discriminación racial

Ni siquiera siendo un genio podía ser reconocido (Ramunajan).

Puede que debas considerar ayuda para impulsar tu idea de valor

Si tu idea es altamente creativa e innovadora, y un personaje famoso te la compra, éste entonces tendrá más posibilidades de convertirla en algo que alcance un éxito, porque tiene mayor voz y voto,

este es el caso de Elon Musk, quien se presta a escuchar todo tipo de ideas para apoyarlas y hacerlas realidad.

Elon Musk en realidad no es un genio, pero eso sí, es un ágil emprendedor y ejecutor de primer nivel que sabe que agregar valor es posible con su actitud integradora.

Elon Musk Innova en Comunicación con un Email

¿Qué te detiene de proponer tu idea?

Yo en lo particular creo que lo primero que nos detiene no solo de producir sino de llevar a cabo esa “Idea» que tenemos, es que uno mismo no cree que dicha ‘concepción’ pueda tener un mínimo valor.

Lo que sucede es que uno mismo es el primero que se auto-censura, uno es el que instantáneamente se descalifica como productor de valor.

¿Y por qué nos auto-reprobamos?

-Por inseguridad.

Nos descalificamos porque pensamos que los demás no lo van a considerar valioso. Pero hay que entender que lo que unos consideran como aporte de valor para otros puede que no lo sea tanto, aunque lo califiquen de intrascendente, y a eso no le deberíamos dar importancia.

Agregar valor no solo es generar algo creativo, innovador o genial:
Es proponer una cosa que otro desconozca o que no sepa cómo hacer,
o es exponer algo que resulte novedoso para una comunidad.

Los obstáculos mentales que nos auto-imponemos

Una traba mental que todos nos ponemos cuando nos sentamos a trabajar es hacerlo pensando que uno no se puede levantar hasta no haya creado una idea novedosa, disruptiva, que por supuesto agregue valor, esta es una exigencia casi imposible de lograr.

Es como sin un alpinista pensara en todo momento en los 2,568 metros de altura que le restan para escalar esa cordillera,

o como solo estar pensando en la copa del campeonato en cada entrenamiento y antes y durante de cada partido de temporada, todo esto no se debe de pensar, ha de hacerse.

Otra visión del caso Steve Jobs con Apple

En su segunda etapa como CEO de Apple Inc.
Steve Jobs no inventó un nuevo teléfono.

Jobs se dedicó a juntar una gran cantidad de ideas creativas e inventivas de varios de sus ingenieros para producir una computadora con teléfono integrado, y dijo:

-Esto es lo nuevo. Nuestros competidores (los que sí son productores de teléfonos) tendrán que adaptarse a nuestra propuesta de valor si quieren sobrevivir en este mercado del software que nosotros dominamos, no al revés.

Estos productores tendrán que aprender de software si quieren seguir compitiendo en el mercado de teléfonos.

Él (Steve Jobs) no inventó nada nuevo,

solo conjuntó una serie de ideas con la influencia de mucha gente para producir un valor que hoy seguimos disfrutando.

7 Claves de Steve Jobs para impulsar tu Marca Personal

No pienses que al generar contenido no estás agregando valor,

ni te exijas que el resultado de tu trabajo tenga que ser altamente valorado.

Ten en cuenta que eso que produces puede que ayude a algunos, no a todos por supuesto,

pero no te detengas con el prejuicio de que ‘eso’ no le va a gustar a Fulano, ni a tu Jefe, ni a tu Medio, o que va a ser criticado o ninguneado con la indiferencia.

¡Tú prodúcelo!, compártelo, proponlo, intenta venderlo y cree en ello, y por lo mismo cree en ti.

El no creer en nuestras propias capacidades es lo que en realidad nos paraliza de generar contenido (sea o no de valor).

Yo veo que lo que nos detiene en la diaria práctica es la opinión de los demás.

No esperes que los demás te aplaudan, o que te den miles de ‘likes’, o que compartan tu idea inmediatamente.

No dejes que influya el hecho de que otros piensen o te hagan sentir que tu o tus ideas no son dignas de ser valoradas.

 «El Arte es un acto personal de coraje, algo que hace un ser humano y que crea un cambio en el otro».

Seth Godin

Fotografía de «Agregar Valor es posible con mi fórmula» de Pixabay.com libre de Derechos de Autor.
Fotógrafo: Senjin Pojskic

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *