Cibervoluntarios, Emprendedores de Transformación Social | Entrevista a Yolanda Rueda | 496

Yolanda Rueda Presidenta de la Fundación Cibervoluntarios.org y empodera.org | ciber activismo | emprendedor social tecnológico | empodera a la gente | @ciberyolanda | promover el uso de las TIC para generar innovación social | voluntariado sin ánimo de lucro
Entrevista a Yolanda Rueda, Presidenta de la Fundación Cibervoluntarios.org y empodera.org. Cita de Yolanda Rueda: “Es tan importante lo que hacemos como el cómo lo hacemos. No es una cuestión de modelo de negocio sino de transformación social”.

Cibervoluntarios, Emprendedores de Innovación Socio-digital.

Además de proporcionar contenidos ilustrativos a Emprendedores en el mundo digital, este podcast de emprendimiento tiene entre otros objetivos apoyar acciones sociales que propicien el empoderamiento ciudadano, la comunicación entre profesionales y la generación de sinergias que ayuden a promover propuestas de valor; por esto, en esta ocasión, he tenido el gusto de conversar con Yolanda Rueda, Presidenta de la Fundación Cibervoluntarios.org.

Cibervoluntarios es un organismo que ha sido recientemente reconocida por el Financial Times y Google como una de las 100 entidades pioneras y líderes en la transformación digital en Europa.

Yolanda Rueda nos ha comentado cómo han logrado crecer e impactar a través de la innovación socio-digital.

Entrevista a Yolanda Rueda (Resumen).

1.- ¿Desde cuándo y cómo surgió la idea de cibervoluntarios? y, ¿cuál es vuestra misión?

Cibervoluntarios surgió en el 2001, a partir de la idea de que las nuevas tecnologías estaban provocando “brecha digital”.

Yo vengo de haber fundado “Campus Party”, que era una concentración de usuarios de ordenador, y para mí, la tecnología era todo lo contrario:

Yo entiendo la tecnología como la mejor herramienta que jamás hemos tenido los ciudadanos para por fin eliminar todas las brechas sociales existentes, unas relacionadas con la participación, con el conocimiento, con la educación y con la salud.

Entonces, vi que las tecnologías no estaban creando esa brecha y pensé:

-“Podremos usar esas tecnologías como palanca para dársela a todos los ciudadanos, para que descubran todas las oportunidades existentes, y que las adapten en su día a día, para mejorar su calidad de vida”.

Empecé con la plataforma haciendo un llamamiento a todos mis compañeros de la Campus Party, que en aquel momento éramos más de cuatro mil personas.

Y, dado que nosotros siempre veíamos la tecnología desde el punto de vista más vanguardista, nos preguntamos:

-“¿Qué podríamos hacer para compartir conocimiento con las personas que todavía no están en Internet?”.

Así surgieron las ideas, como organizar talleres, cursos, nos dijimos:

-“Vamos a dar charlas y a sensibilizar a la gente”.

Pero, pronto me di cuenta que no solo era una cuestión de alfabetización digital,
porque más allá de la información que se da,

de las habilidades y esas competencias (soft skills) que se adquieren a través de los talleres de formación, que es cuando la persona se apropia de la tecnología y lo que hay más allá.

vi que esa apropiación de la tecnología le sirve a la gente

para gestionar su día a día; y, a partir de allí se les abre un mundo de posibilidades, unas que utilizan para cambiar su vida y mejorar aquello que más le interesa, desde hablar con un familiar hasta conseguir un trabajo, o a facilitar su cita médica, o acceder a sus cuentas bancarias, o incluso hacer ciber-activismo.

La cuestión es hacer lo que te gusta e interesa,

y poder hacerlo con esas herramientas que utilizas como palanca de cambio y de transformación social. Para nosotros en cibervoluntarios es muy importante eliminar esa desigualdad.

“Para nosotros, la tecnología ‘no’ es una herramienta que puede crear brecha, sino todo lo contrario, la vemos como una palanca para eliminar esa desigualdad”.
En cibervoluntarios luchamos por la igualdad de todos los ciudadanos.

Al igual que el objetivo de desarrollo sostenible es que haya ‘hambre cero’, o ‘energía para todo el mundo’, nosotros queremos que haya ‘Internet para todos’, y ‘que todos tengan la posibilidad de tener las mismas competencias tecnológicas’;

porque teniéndolas en TIC (Tecnologías de la información y la comunicación), en tu creatividad, en tu filosofía, en tu conocimiento, en la atención de tus necesidades, o en tus inquietudes es como se producirá un cambio.

2.- ¿Qué es un emprendedor social tecnológico?

En cibervoluntarios empezamos con la idea de ayudar a la gente y poner nuestro granito de arena para producir un cambio.

Desde la época en que cree Campus Party, allá por el 96 y 97, todo era muy ‘techie’. Creamos empresas tecnológicas relacionadas con juegos, pero a final todo era generar modelos de negocio y beneficios.

Cuando escuché que se estaba produciendo esa “brecha”, pensé:

-“Esto no puede ser, porque a mi alguien en su momento me ha enseñado cómo descubrir Internet y un mundo de posibilidades asociadas, Yo quiero hacer algo, quiero cambiar esto”.

Entonces fue cuando vendí mis acciones de las empresas que había creado con mis compañeros, me tomé un año sabático, un año en el que hice un Máster de Gestión y Administración de Fundaciones; a partir de allí decidí crear la Fundación Cibervoluntarios ya como entidad, para ir un paso más allá.

Cuando monto la fundación, Yo decido tomar otro camino:

Podía haber seguido generando negocio en al ámbito digital, lo cual es muy legítimo, pero decidí crear otra cosa y pensé:

-“¿Porqué no puedo generar todo un movimiento y por supuesto, generar recursos?

Pero, para que haya una transformación más allá de solo negocios, eso que produce la tecnología debe a su vez generar un movimiento de transformación social.

De allí viene el porqué somos emprendedores sociales tecnológicos, y el porqué promovemos que haya otras personas que también lo sean.

Nosotros vimos la necesidad social de ayudar a la gente que en este momento no conoce el uso de las herramientas tecnológicas, para que las conozca y tenga las mismas oportunidades, de tal forma que no exista tanta desigualdad en ese sentido.

También hay otras personas que están viendo otras necesidades.

En el momento en que se detectan esas necesidades y se las convierte en hacer algo para tu día a día, donde puedan generar esa transformación social y convertirse en tu modo vital, es allí donde hay emprendedores sociales tecnológicos.

3.- ¿Qué perfil necesita cumplir una persona o profesional que quiera convertirse en cibervoluntario?

Como venimos de un ámbito tan “techie”, alguien podría pensar que  para ser cibervoluntarios deberíamos tener muchísimas habilidades, pero al final, lo que enseñamos en el día a día son habilidades bastante básicas, tales como el uso del correo electrónico, manejar las redes sociales, el descubrir todo tipo servicios, de contenidos y aplicaciones tecnológicas.

Al final, el cibervolutariado es un un voluntariado muy agradecido, porque somos seres sociales por naturaleza; y lo que os ofrece Internet es la oportunidad de comunicarnos, de abrir espacios de participación, de educación y demás.

Entonces, no necesitas ser ingeniero o tener una carrera técnica, todo lo contrario.

Si te apasiona la tecnología, y todos los días utilizas el correo y las redes sociales, y cuando sale algo nuevo te interesa, o eres un persona curiosa en ese sentido, tú ya llevas un cibervoluntario dentro.

No te puedes imaginar lo bueno y agradecido que es cuando enseñas a otra persona que no ha tenido las mismas oportunidades,

cuando descubres estas herramientas para que vea el mundo de posibilidades que le abres;

¡allí es donde te das cuenta de todo lo que sabes!.

Damos por hecho que nuestro conocimiento es sencillo,

pero cuando ves a otra persona dar un cambio grande, y con todo lo que cuesta, pues la verdad que es muy satisfactorio.

Yo animo a todas las personas que quieran hacerse cibervoluntarios que lo hagan a través de nuestra página web cibervoluntarios.org.

Hoy por hoy, nosotros somos la red más grande que hay en todo el mundo, somos más de 1,500 cibervoluntarios activos, con un montón de actividades por toda España.

4.- ¿Qué alicientes encuentran los cibervoluntarios al participar en la organización?

Los interesados en ser cibervoluntarios tienen que hacer un curso online desde el principio, para que descubran y aprendan todas las posibilidades que tiene ser uno de los cibervoluntario.

No obstante, los mismos cibervoluntarios nos pueden ofrecer actividades.

Los cibervoluntarios pueden ser agentes de cambio social activo, ya que gracias a ellos siempre podemos hacer cosas tan innovadoras.

Para nosotros, los cibervoluntarios son canalizadores de todas las demandas existentes,

porque al final ellos son actores de cambio, portavoces de las necesidades y de lo que podemos hacer, ellos están en las actividades y ven cómo podemos solventarlas; siempre nos ofrecen iniciativas con mucha creatividad.

Entonces, el poder ser escuchado, el poder estar en una organización con características del siglo XXI,

son elementos que empujan a alguien a participar en una organización horizontal y flexible, en una en dónde no tienes que estar todos los martes y los jueves de tal hora a tal hora. En lugar de esto, nosotros proponemos actividades, las que pueden ir desde 1 hasta 20 horas.

Pero, al final, los cibervoluntarios son los que eligen dónde, cuándo y cómo.

Todo esto lo gestionamos a través de Internet en lo que es “la propuesta”. En más del 80 % de los casos las actividades son sociales.

Es muy importante escucharla voz del cibervoluntario.

Cerca del 80 % de los voluntarios hacen las actividades que proponemos.

Solo un 20 % son más activos en ese cambio, pero a nosotros nos basta, porque le ofrecemos la oportunidad tanto de formación como de ser escuchado, y por supuesto, el juntarse con otros cibervoluntarios y gente con las mismas inquietudes.

Nosotros hacemos estos encuentros posibles gracias a que organizamos eventos como la reunión anual de empodera.org .

Allí en empodera.org es donde los juntamos, donde tienen la posibilidad de encontrarse con personas que cambian el mundo a través de la tecnología.

Como también tenemos muchos proyectos europeos, los enviamos a todo tipo de eventos para que nos representen, tanto a nivel nacional como internacional. Yo creo que ese es el mayor reconocimiento que se puede tener a la labor que hacen, y sobre todo el ser escuchado.

En relación al premio ‘Europe’s 100 digital Champions’ que recibieron en Bélgica:

En España han sido reconocidas varias entidades tan importantes como Telefónica, BBVA y Seat, pero nosotros hemos sido la única ONG, y esto nos hace pensar que algo estaremos haciendo bien, ya que estos 18 años de trayectoria dicen mucho.

Yo creo que al darnos el premio han tomado en cuenta dos cosas:

A) Toda esa experiencia y potencialidad, y

B) La creatividad, la capacidad de innovación, el ser disruptivo y el ser transparente.

Es tan importante lo que hacemos como el cómo lo hacemos, y para nosotros es más importante el cómo; no es una cuestión de modelo de negocio sino de transformación social.

Da lo mismo el ámbito en el que nos movamos o lo que queramos cubrir, siempre ponemos al ciudadano en el centro, para cubrir sus necesidades y hacerlo de una forma abierta, transparente, sostenible, inclusiva y sostenida, esos son los verdaderos ejes de nuestro cambio.

5.- En vuestra plataforma aceptáis y apoyáis iniciativas de innovación social que os proponen los mismos cibervoluntarios, podrías comentarnos algún caso que hayáis lanzado, y ¿qué resultados obtuvisteis?.

Dado que a lo largo de nuestra trayectoria con cibervoluntarios tan cercanos a esas necesidades, sabemos lo que ellos mismos ven y se plantean, lo que a nosotros más nos llama es el cuestionarnos:

-“¿Porqué no voy a crear esta pequeña asociación que ayude a la mujer o a las sociedades culturales?, o

¿Porqué no voy a ayudar a las personas con diversidad funcional, o a los jóvenes a través de vídeos de educación y tal?”.

Al ver esto, lo bueno es que como en cibervoluntarios  también estamos muy enfocados en la formación, porque tenemos que poner el foco en algo muy concreto.

Desde muchas organizaciones nos pedían el poder hacer otro tipo de actividades, y

dado que contábamos con los voluntarios y vimos que existían necesidades, nos dijimos:

-“¿Cómo juntamos todo esto?.

Entonces empezamos a pensar, y salió el objetivo del desarrollo sostenible.

Además tuvimos la oportunidad de conseguir un proyecto europeo del que hemos sido coordinadores.

Hemos estado más de 3 años involucrados en ese proyecto, uno que lanzamos hace más de un año, y ahora vamos a promover, una plataforma, empodera.org.

Creamos empodera.org como plataforma para involucrar a la ciudadanía para la consecución del objetivo de desarrollo sostenible.

Esto quiere decir que hemos creado todo el itinerario de innovación social en el que hemos estado trabajando con voluntarios y organizaciones sociales, con las universidades y diferentes agentes activos, así como con lo que llamamos todo el cuarto sector:

Administraciones, empresas, organizaciones civiles, ONG’s, centros educativos y medios de comunicación,

todo para plantearnos retos que se puedan solventar, todos relacionados con el objetivo de desarrollo sostenible, desde evitar los plásticos en el mar hasta potenciar una mejor educación.

Además de todo eso que se te pueda ocurrir:

Tú lo puedes plantear en retos pequeños o más grandes, y una vez planteados estos retos, la gente puede ofrecer sus soluciones, y después de elegir los que más te gusten se organizan para llevar a cabo acciones.

Es la primera red social para hacer acciones.

En vez de quedarnos solo en el ciberactivismo, que es muy diferente a lo que es cibervoluntarios (que es vamos a reivindicar a través de las acciones, vamos a visibilizar, lo cual está muy bien), nosotros más bien lo concretamos en acciones dentro de nuestras comunidades, para solventar retos sociales, ecológicos, laborales o lo que se nos pueda ocurrir a través de las propuestas de las personas.

6.- ¿Puede pertenecer a cibervoluntarios una persona que viva fuera de España y de la Comunidad Económica Europea?, y en caso afirmativo, ¿Cómo puede empezar a involucrarse?

Por supuesto que se pueden apuntar aquellos que quieran se cibervoluntarios. Nosotros seguimos el mismo proceso, todo se hace a través de formación online.

Una de nuestras  características interesantes es que tenemos una escucha activa, y vemos qué se puede hacer en las comunidades de todos los cibervoluntarios que se apuntan.

Para nosotros, allá donde haya un cibervoluntario existe una oportunidad de mejora.

Para los que decidan ser cibervoluntarios en cualquier localidad del mundo:

Tenemos procesos completamente replicables y escalables. Tenemos una metodología testada, ya contamos con una forma de hacer las cosas.

Hacemos que la gente pueda aprovechar este conocimiento, siempre con los mecanismos de calidad y formación con los que ya contamos, y una vez superado todo ese proceso se podrán llevar cibervoluntarios a cualquier lugar.

Nosotros somos una entidad que tenemos una forma de hacer las cosas muy diferente a las que existen hoy por hoy.

Queremos ser esa organización del presente y del futuro,

para ayudar a toda esa gente que como nosotros se han sentido muy solos en este camino,

para que no tengan esa soledad y puedan ver también cómo poder hacer las cosas, para que sean más fáciles,

y llegar antes, y sobre todo compartirlo, es nuestra filosofía colaborativa.

En vez de hacer código,lo que hacemos es trabajo colaborativo con otras personas, para que sus proyectos de transformación social lleguen, el único requisito es que siempre se tenga la tecnología como eje transversal de esa transformación. -Yolanda Rueda.


Datos de contacto de cibervoluntarios:

Página web cibervoluntarios.org
Correo electrónico: fundación@cibervoluntarios.org
En Facebook
En Twitter @cibervoluntario
Canal de Youtube
Yolanda Rueda en Twitter @ciberyolanda

Logotipo de la imagen cortesía de cibervoluntarios.

Entrada y salida musical de Kevin MacLeod de Incompetech.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *