¿Por qué fracasan algunos Grupos Mastermind? | 599

¿Qué factores afectan el buen funcionamiento de un grupo mastermind? | ¿Por qué fracasan algunos Grupos Mastermind? | ¿Cómo se establece la estructura de un equipo de alto rendimiento? | ¿Qué elementos integran la estructura de un grupo mastermind? | ¿Qué hacer para que funcione bien mi grupo de trabajo?
¿Por qué fracasan algunos grupos mastermind?. Los 6 elementos que debes considerar para conformar la estructura organizativa de tu Mastermind. Artículo escrito por Gustavo Pérez Ruiz para the Manager’s Podcast.

¿Por qué fracasan algunos Grupos Mastermind?

El título que precede a esta entrada puede que suene un poco impactante en el sentido de que se piense que lo he escogido para ganar posicionamiento en los buscadores o llamar la atención.

Y, no he escogido este título para llamar la atención,

lo que verdaderamente si considero que llama la atención es el hecho de saber que unas cuantas personas se han reunido con decisión para fundar o iniciar un grupo mastermind, esto para mí ya es un éxito en sí mismo.

Cuando algunos se ponen en contacto conmigo para comentarme que se han organizado para reunirse convencidos de establecer un plan con el propósito de alcanzar los objetivos de todos sus participantes, entiendo que eso ya de entrada es un éxito, uno que hay que aplaudir.

Para mí todo esto es totalmente positivo.

Lo único que veo como FRACASO o hasta cierto punto con un poco de pesar es saber que un grupo mastermind, cualquiera que sea, no haya podido mantenerse reunido a largo plazo, y con esto me refiero a un año.

La causa más común por la cual fracasan algunos grupos mastermind

Cuando me entero que un grupo mastermind, por las causas que fueran, no ha logrado permanecer junto ni siquiera seis meses, lo considero como un resultado triste, el cual atribuyo en términos generales a una sola causa:

«A carecer de una estructura».

Al igual que los seres humanos nos mantenemos en pie con todos los órganos acomodados en su posición gracias al esqueleto,

o al igual que las columnas y las vigas de un edificio logran sostenerlo con estabilidad y seguridad,

la estructura de un grupo mastermind es el mecanismo que lo mantiene en buen funcionamiento, el cual le proporciona un equilibrio a largo plazo.

¿Qué puedes hacer para que tu grupo mastermind sea exitoso?

Si tienes la inquietud o la necesidad de organizar un grupo mastermind, y tu mejor intención es que éste perdure a largo plazo, debes establecer una estructura para que tu grupo permanezca unido y funcionando.

A continuación te enumero 6 elementos que deberías tomar en cuenta (desde mi punto de vista) para plantear la estructura de tu grupo antes de arrancar las reuniones periódicas, con el fin de evitar que éste se disgregue o se diluya en poco tiempo.

¿Por qué crecen los grupos mastermind?

Primer elemento. Tener claro qué es un grupo mastermind

Parto de la premisa de que tienes una idea más o menos clara de lo que es un grupo mastermind.

Para reunir a tus futuros compañeros todos deben a su vez saber qué es y qué se desarrolla en un grupo mastermind, y en su caso, para quienes desconozcan todo esto, debes poder explicarles con claridad qué es un grupo mastermind y cómo les puede beneficiar.

La definición de Napoleón Hill:

«Un grupo mastermind es una alianza amistosa entre dos o más personas, quienes alientan a uno a seguir adelante con un plan y un propósito».

-Napoleon Hill

Segundo elemento. Encontrar a tus compañeros mastermind ideales

Este fortalecer la estructura deberás encontrar a las personas o profesionales que creas que pueden complementar adecuadamente tu grupo? Y con justicia me dirás:

¿Cómo voy a saber quién puede ser un buen candidato para ser mi compañero de grupo mastermind?

Seguramente le tendrás echado el ojo a algunos colegas o conocidos que pienses que por su nivel de conocimientos y experiencia podrían aportar gran dinamismo y enriquecimiento al grupo, todo esto es correcto me parece muy bien.

Pero antes de ponerte a buscar a una persona con muchas cualidades técnicas, primero tienes que encontrar a alguien que destaque por un valor:
El ‘compromiso’, por ser comprometido o comprometida.

No te sirve de nada tener al mejor profesional de una disciplina o incluso a un personaje público en tu grupo si no asiste con regularidad, o en su caso, si no llega a ninguna de las sesiones.

¿Quién puede considerarse un personaje público?

Para distinguir a una persona “comprometida”, a alguien que cumpla con responsabilidad y seriedad solo tienes que ver los hábitos que demuestra en su vida diaria y analiza:

¿Son puntuales?
¿Demuestran persistentes en aquello que desarrollan?
¿Se dejan vencer fácilmente? o sea ¿Son de los que tiran la toalla a la primera?
¿Cumplen generalmente con lo que dicen?
¿Entregan su trabajo en tiempo y forma?
En esencia, ¿Son responsables?

 

Y, ¡ATENCIÓN!

Estas son características y hasta valores que primero debes cumplir tú, para luego empezar a buscarlas en otros individuos.
Si te cuesta trabajo ser responsable y comprometido, difícilmente podrás contribuir positivamente en un grupo mastermind, y hasta en cualquier equipo en el que te toque participar.

Tercer elemento. Decidir el número de miembros.

Una vez que ya todos saben qué es y qué esperan unos de otros y de sí mismos, y que han formalizado un compromiso con seriedad, entonces tienen que definir el número máximo de participantes.

En base a mi experiencia, Yo sugiero que para comenzar se integre un grupo de 3 ó 4 personas

Uno grupo mastermind de dos personas también pueden funcionar, pero aquí la idea es enriquecer las aportaciones con un mayor número de mentes que colaboren.

Cinco , seis o más personas también pueden hacer un buen grupo,

pero creo que si ninguno tiene experiencia participando en grupos masterminds, el grupo se podría acabar disgregando.

Yo veo con buenos ojos a tres o cuatro personas altamente comprometidas sosteniendo reuniones regulares a largo plazo.
¿Que es un grupo mastermind y quiénes pueden participar?

Cuarto elemento. Definir el lugar, la hora y el tiempo de duración de cada reunión.

La locación de las reuniones, la hora de inicio, así como la duración de cada sesión dependen de la agenda y disponibilidad de cada uno de los participantes, por eso digo que para empezar es mejor que sea entre tres o cuatro compañeros,

porque mientras más participantes se agreguen al grupo, mayor dificultad a la hora de llegar a un consenso en este sentido.

Si entre todos deciden que las reuniones serán a las 8:00 de la mañana cada dos viernes en la oficina de Fulano, y que la duración será de una hora, está bien, esto depende de cada grupo y de los factores particulares de sus miembros.

Los cambios complican más la estructura

Pero una vez que se haya definido lugar, hora y duración, ya no deberían hacer cambios sobre la marcha, porque aunque todos procuren ser flexibles, un cambio brusco en la hora o el día seguramente acabará incomodando la agenda de algún compañero, y quizá acabe por dimitir.

El hecho de que un miembro salga del grupo debido a un desacuerdo debido al cambio de la estructura previamente pactada, puede provocar un efecto dominó en el que todos acaben por desanimarse, lo cual provoque que el grupo se disuelva.

Quinto elemento. Establecer unas normas mínimas de orden y control de cada sesión.

Establecer unas normas mínimas depende lógicamente de cada grupo, y varía de unos a otros, pero lo mínimo para formar una estructura de base es plantear las siguientes premisas:

A) Plantear los objetivos de todos los miembros,

B) Establecer un compromiso serio para cumplir con Regularidad, participación y consistencia.

Luego acordar entre todos que para alcanzar objetivos deberán

C) Rendirse cuentas mutuamente,

D) Darse retroalimentación y

E) Expresarse con respeto y total sinceridad cuando se refieran a los proyectos de los compañeros.

Sexto elemento. Elegir a un coordinador de grupo.

El coordinador o facilitador (como se le conoce en el mundo angloparlante) es un personaje que tiene una gran importancia porque es quien básicamente

A) Organizará las reuniones,

B) Preparará la agenda u orden del día,

C) Lleva un registro y control por escrito de cada participación

El coordinador es de alguna forma un elemento de quien se puede afirmar que «trabaja un poco más que los demás» para hacer posible que el grupo se mantenga unido en base a esa estructura que él mantiene en buen funcionamiento.

¿Cómo dar seguimiento a un grupo mastermind?

Para empezar con la selección del facilitador

Yo sugeriría que sí tu eres la persona que ha tenido la iniciativa de organizar el grupo y juntar a los compañeros y en su caso explicarles lo que es el grupo y lo que se espera de todos, eres la persona ideal para coordinar todas las reuniones, tú deberías comenzar ejerciendo esa posición.

Una forma por la que posiblemente fracasan otros grupos mastermind

Por allí he escuchado acerca de algunos grupos donde se van rotando la función del coordinador de una sesión a otra,

yo a esto no le veo mucho sentido práctico,

y no digo que no pueda funcionar, pero si lo intentas me gustaría que me enviaras tus comentarios.

Yo creo que como mínimo, un coordinador debe permanecer en sus funciones al menos seis meses, yo no lo recomiendo en menos tiempo porque se puede perder el seguimiento por escrito de cada participante.

Casi puedo afirmar que este elemento estructural que representa el coordinador es de fundamental importancia para el sostenimiento del grupo a largo plazo.

El coordinador es la persona que no puede faltar a ninguna de las reuniones, aunque en caso fortuito otro pueda llevar bien los avances y registros, lo cual no es lo ideal.

El estilo particular de gestión de un coordinador, para bien o para mejor, es el elemento que le da el mismo sentido y criterio a cada reunión.

Desde mi punto de vista, el estar cambiando esta figura constantemente es un factor que influye muchísimo para un posible y no deseado rompimiento del grupo, por esto fracasan los grupos mastermind.

¿Cómo dar seguimiento a un grupo mastermind?

Espero que tu grupo mastermind funcione como esperas, y que conduzca a todos los participantes a alcanzar sus objetivos.

Si tienes cualquier comentario al respecto me gustaría escucharte, solo ponte en contacto conmigo y envíame tus opiniones y experiencias al siguiente correo electrónico:

info@themanagerspodcast.com


Un sistema no necesariamente significa una rígida estructura, más bien tiene que ver con establecer la organización que funciona para ti. -Anónimo


Fotografía de «¿Por qué fracasan los grupos mastermind? de Pixabay.com libre de Derechos de Autor.
Fotógrafo:  Andrew Martin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *