Cómo superar el Intrusismo Profesional | 593

Ejemplos de Intrusismo profesional | El intrusismo como amenaza | Cómo superar el Intrusismo Profesional | Cómo acabar con el intrusismo y ganar posicionamiento | Cómo vencer el impulso al intrusismo | Soy un intruso en mi medio industria nicho de mercado
Cómo superar el Intrusismo Profesional. ¿Qué puedes hacer para superar a los profesionales y hasta los intrusos que incursionan en tu medio o industria? En la imagen Gustavo Pérez Ruiz.

Para vencer el Intrusismo Profesional

He seleccionado el título de esta entrada gracias a un correo electrónico que recibí recientemente. El autor de la carta firma con una especie de usuario o sobrenombre que le da poca seriedad a su mensaje,

pero el hecho que me parece halagador es que ha dedicado su tiempo a hacerme una serie de comentarios críticos acerca de este programa de emprendimiento (tanto en blog como en podcast ) así como de mi persona, y agradezco que no me lo haya puesto en ninguna red social.

En general la crítica es dura, o más bien muy dura, denotando un tono de molestia y fastidio.

 

Siempre prefiero tomarme con ‘profesionalismo deportivo’ la poca o mucha verdad que puedan contener esta clase de mensajes.

Y, para que no me afecten este tipo de «severos juicios», lo que siempre hago es tomar «como buena» gran parte de la retroalimentación que me llega solo con el fin de mejorar.

No voy a ahondar en detalles acerca de mis defectos, errores y carencias,

lo que más bien quiero es desarrollar esta emisión en torno al punto que me llamó más la atención, y es que el desconocido signatario me acusa de intrusismo profesional,

y a pesar de que es anónima, me sorprende que la carta esté medianamente bien escrita, cosa que no suele suceder en estos casos.

El problema para mí y para mi ‘feedback‘ es que sus comentarios adolecen de solidez en la argumentación, y omite señalarme en cuál o en cuáles temas estoy siendo intrusivo.

Este asunto del ‘Intrusismo Profesional’ es el que me ha dado la puntilla para desarrollar el tema que lleva como título esta emisión.

Según el diccionario de la Real Academia Española:

Intrusismo es el ejercicio de actos profesionales por quien carece de título oficial o académico que lo autoriza al mismo. Si se acompaña de la atribución del carácter de profesional del que se carece, da lugar a la aplicación de un tipo agravado.

En otras palabras, un intruso es quien ejerce una profesión sin la debida certificación o título que esté avalado por una autoridad oficialmente reconocida.

El intrusismo profesional se presenta cuando una persona pretende cobrar por un servicio para el cual no está certificado oficialmente.

En mi vida profesional, por ejemplo, he cobrado en diversas ocasiones por mis servicios profesionales como Ingeniero Civil, título expedido por una Universidad reconocida con un plan de estudios debidamente avalado por la Secretaria de Educación en México, así como por el Ministerio de Educación Homólogo de un Segundo país.

Con este papel he podido cobrar por el ejercicio profesional de una disciplina académica. ¡Hasta allí!

En el caso concreto de ‘the Manager’s Podcast’,

donde desarrollo tópicos variados que no corresponden directamente a profesiones formales universitarias, sino más bien a temas de interés general,

tales como la disciplina ejecutiva, la gestión de proyectos, la productividad, los conflictos en el trabajo, o el mismo tema del emprendimiento,

aquí puedo afirmar que no necesito de ningún certificado (oficial o No oficial) para ejercer mi libre albedrío de opinar de estos asuntos.

Yo escribo y hablo de planeación, de toma de decisiones, de marca personal o de grupos de trabajo, como también puedo hablar de fútbol, o de coches deportivos;

todos estos son temas que me gustan y en los que afortunadamente no requiero de un ‘background’ o fondo académico, ni de ninguna certificación para poder desarrollarlos como hasta lo he venido haciendo.

Además, nunca he cobrado por hablar o escribir de estos temas, tampoco por darle consejos o mentoría a las personas quienes me lo han pedido en particular.

Los personajes que si cobran por hablar o escribir de estos temas están en todo su derecho,

y me parece muy bien que lo puedan hacer, yo no veo que éstos afecten a nadie (ni a sus propios competidores, ¡El sol nace para todos!),

porque en estos asuntos no puede afirmarse que exista el intrusismo profesional,

empezando porque estas materias no están reguladas ni calificadas por organismos oficiales, solo por algunas empresas privadas que cobran periódicamente (en su caso) por mantener la entrecomillas «certificación».

Y estas materias… ¿Porqué no están reguladas por organismos oficiales?

Porque éstas no requieren de grandes estudios para dominarse, cualquiera puede pagarse un curso en una academia privada o contratar un seminario remoto Online para que le emitan un papel que le avale esos conocimientos.

Conocimiento, Contenido y Posicionamiento

Es bien cierto que en estos temas de índole general, donde obviamente existen muchísimos competidores,

hay quienes saben más y hay quienes saben menos (conocimiento),

también hay los que generan mucho, poco o cero contenido,

y también quienes tienen un mejor posicionamiento en relación a otros (posisionamiento Online).

Estos son tres factores que hay que tener bien claros a la hora de hacer comparaciones profesionales:

«Conocimiento, Contenido y Posicionamiento».

Para ser reconocido en una industria.

Es muy interesante el hecho de que a la hora de querer ser reconocido en un medio, o en una industria, estos 3 factores juegan un papel fundamental,

A) tanto entre profesionales que necesitan un título para ejercer,

B) como entre personajes que no necesitan de un reconocimiento académico tan estricto como para cobrar por sus servicios de consultoría.

Los temas que abordan generalidades

El emprendimiento, el personal branding, o el coaching para elaborar currículums, solo por citar unos ejemplos, son temas generalistas que «cualquiera puede dominar» entre comillas.

Yo conozco académicos con estudios a nivel doctorado de temas generalistas que acaban convirtiendo su enorme saber en una potente y enriquecedora propuesta intelectual,

su alto nivel de conocimientos expuesto en forma de contenido con calidad y cantidad,

así como sus extensas aportaciones en forma escrita u oral acaban construyendo un perfil de alta competencia y competitividad, uno difícil de superar.

Estos académicos generalmente ocupan las mejores posiciones entre sus colegas, a pesar de los pocos o muchos individuos que haya por allí practicando el intrusismo.

Como ya lo he mencionado, soy Ingeniero civil desde hace 27 años, y oficialmente lo seguiré siendo hasta que me muera.

Tengo experiencia ejerciendo la profesión en varias materias y niveles de mi carrera, pero no tengo gran posicionamiento,

¿Porqué no tengo buen posicionamiento? (como Ing. Civil)

Porque a pesar de contar con experiencia y conocimientos, casi no he generado contenido, y digo ‘casi’ porque tengo un par de artículos que tienden a cero en cuanto a cantidad de contenido, esto no es suficiente para destacar.

2 artículos no me preceden ni me avalan como un experto en Mecánica de Suelos, o en Diseño de Puertos,

porque al momento actual,

cuando quiera posicionarme como un referencia en esas materias propias de mi carrera, encontraré complicaciones a la hora de querer aparecer orgánicamente entre los primeras búsquedas en Google, o en Youtube, porque carezco de un contenido propio que me avale.

Podría logra destacar siempre que pague por posionamiento para ocupar los primeros lugares del buscador,

¡PUEDE SER! Pero esto es efímero y sin sentido,

porque a pesar de mi título y experiencia, en cuanto alguien me descubra, entre a mi página web y encuentre que no tengo nada qué ofrecer en esas materias técnicas, difícilmente me podrá considerar como alternativa viable.

Aquí en este caso, lo bueno para mi gremio y para otros similares es que el ‘Intrusismo profesional’ lo tiene todavía más difícil, aunque algunos falsifican sus títulos.

Yo veo muy complicado que alguien que no tenga un título, y por lo mismo carezca de estudios especializados pueda generar un contenido tan relevante que lo haga destacar por encima de los otros ingenieros que si cuentan con sus títulos y visados colegiados,

y que además han producido libros y artículos en revistas especializadas;

porque para poder hacer eso se necesitan años de estudios en los que se superen materias que van ligadas las unas con las otras como prerrequisitos.

El intrusismo profesional se da a niveles más altos de jerarquía

En la realidad podemos observar cierto grado de intrusismo profesional al ejercer las posiciones o puestos de trabajo que no exijan un mínimo conocimiento técnico, como por ejemplo a nivel directivo.

Muchos casos se llegan a dar en donde supuestos titulados pretenden ocupar cargos de mediana y alta responsabilidad;

pero en estos casos el intruso tendrá muy complicado llegar lejos en su puesto al momento de verse exigido, cuando tenga que demostrar sus conocimientos.

Lo que se adquiere fácil no necesita el ‘Intrusismo profesional’

Las materias que no necesitan otras materias o estudios como prerrequisitos, y que se pueden aprender con cualquier tutorial gratis o pagado siempre tendrán más competencia, porque son más fáciles de dominar, y solo necesitan (en algunos casos) del buen sentido común con el que casi todos contamos.

Tomar un curso de repostería o de edición de vídeos, o clases de SEO (Search Engine Optimization) o de optimización de búsquedas en Internet, no convierte a una persona automáticamente en experto, incluso ni siquiera su experiencia,

porque por muchas habilidades que tenga, si no tiene un contenido consumible que lo respalde como experto no podrá ganar credibilidad.

Y este contenido consumible se ha de presentar en forma de vídeo, artículo, libro, audio, tutorial, seminario, conferencia, curso, etcétera.

Por ejemplo:

Si una persona que por un lado tiene el título de Chef y por el otro carece absolutamente de contenido propio, y además le falta una página web donde comparta su conocimiento,

dicha persona tendrá pocas posibilidades de competir contra un chico que solo cocine por afición, pero que tiene producidos varios vídeos con miles de vistas en Youtube, donde enseña cómo guisar determinados platillos.

Lo anterior NO se puede considerar como intrusismo profesional, de ninguna manera.

Esto no se puede tomar como intrusismo profesional porque casi nadie les va a exigir ni títulos ni certificados a ninguno de los dos, ni al Chef ni al Aficionado,

los potenciales clientes solo confiarán en quienes ellos determinen que es mejor,

y si uno de éstos no está visible, difícilmente lo podrán considerar, por mucha experiencia que tenga.

En los oficios existe poco intrusismo profesional

Los temas del Vox pópuli, esos en los que cualquiera puede opinar con facilidad, como el desarrollo profesional, la toma de decisiones o incluso el personal branding se pueden considerar como oficios si se ejercen con regularidad y consistencia.

Y describo éstos como oficios porque

no exigen tanto tiempo de asistencia en academias para poder lograr un certificado, ni cumplir con rigurosos exámenes y normativas para poder ejercerlos.

Estos temas no requieren de materias prerrequisitos, ni de estudios previos,

aunque cabe destacar que la posesión de un título profesional afín como por ejemplo la de Magisterio, o la de Relaciones industriales o la de Sociología, solo por mencionar tres, sí que pueden ser de gran utilidad para su desarrollo;

pero no son prerrequisitos indispensables para su aprendizaje ni para su ejercicio profesional.

Cualquiera sin estudios universitarios puede acceder a una academia de coaching, o de mercadotecnia y pagar por cursar estas materias.

El hecho de que unos y otros compitan entre sí por arrebatarse la clientela no los convierte en intrusos, solo en competidores.

El intrusismo tiene fácil cabida en donde no se necesitan prerrequisitos.

El intrusismo provoca competencia desleal en las industrias donde el sentido común predomina sobre las bases teóricas.

Un medio donde las bases teóricas son escasas, casi nulas o no exigibles facilita la enorme competencia entre un montón de similares.

En cambio,

Si tú tienes un buen ‘background‘ o antecedentes profesionales considerables, no importando tus estudios ni tu profesión,

y si además cuentas con conocimientos de actualidad

y encima te gustan estos temas generalistas,

seguramente podrás marcar una diferencia sustancial con respecto a tus competidores, los consideres o no intrusos
Y LO REPITO,

siempre y cuando puedas demostrar tu saber en forma de contenido, y si tienes calidad esto debería poder colocarte en una buena o mejor posición que los demás.

Quien esté bien preparado no debería temer al intrusismo profesional

Si cuentas con todo esto (conocimiento, contenido y posisionamiento), no tendrías por qué temer a tus competidores,

porque los superas con claridad;

pero si a pesar de ser excelente no te has dedicado a generar contenido suficiente no los podrás aventajar, ni a los titulados ni a los intrusos.

Si no cuentas con un contenido propio y generoso en todos los sentidos no lograrás tener visibilidad,

y cualquiera que proponga mayor contenido que tú te va a opacar, tenga o no título profesional, o de oficio técnico,
incluso a quienes consideres con menores conocimientos que tú, o que califiques de incompetentes, o aunque les señales muchos defectos, te superarán mientras puedan aportar más y mejores ideas que tú.

El problema es que hoy mandan los algoritmos

Hoy en día, donde los algoritmos deciden quién es relevante y quién no lo es, cada vez impresionan menos los títulos, provengan de donde provengan.

Afortunadamente para firmar el plano de la construcción de un puente atirantado todavía te exigen ser ingeniero de estructuras,

todavía, por fortuna, para pilotar un Airbus A-380 también tienes que mostrar un certificado que sea avalado por muchas y exigentes instancias oficiales,

y gracias a Dios que para operar a alguien del corazón se exigen unos estudios y experiencia probada como Cirujano cardiovascular.

Lo malo es que en general, ya no sirven tanto los títulos como antaño.

Lo que hoy sirve para destacar es demostrar las cosas que pregonas.

En este interconectado mundo donde abunda la competencia,

donde supuestamente hay intrusos que te arrebatan a tus clientes,

la idea para que marques una diferencia es que produzcas contenido en cantidad y calidad, uno que avale tus conocimientos y experiencia,

cosa que debidamente manejada por los canales y plataformas adecuadas (en Internet) te conducirá a ocupar si no la primera, al menos si alguna de las principales posiciones en las cada vez proliferan las inevitables búsquedas en Google, Bing, Duckduck o Youtube.

Tu ventaja competitiva en el mundo del intrusismo profesional

El problema para muchos y la ventaja para ti es que casi nadie está dispuesto a trabajar por construir su contenido, en el formato que sea,

a tal grado que muchos individuos y empresas pagan a terceros para que les escriban sus propios contenidos y se los gestionen en redes sociales con el pretexto de que no tienen tiempo.

La verdad es que casi nadie quiere hacer el trabajo duro, y algunos lo hacen en cantidades que son insuficientes para lograr un respetable posicionamiento.

Los temas que no exigen prerrequisitos tienen más competidores

Toma en consideración que
a menor nivel de exigencia para alcanzar una certificación de conocimientos, mayor competencia y también mayor necesidad de generar contenido de calidad.

Un solo artículo, o un solo libro por bien escritos que estén no son suficientes para darle un buen posicionamiento a un profesional, o en su caso a un intruso.

El intrusismo solo se presenta a nivel profesional, porque uno cobra por ejercer el trabajo para el cual no está cualificado y que le evita ejercerlo a otro que si es competente, esto incluso es un delito.

No puede haber intrusismo en el ‘amateurismo’ o en lo que se hace por afición, o en lo que todavía no está debidamente normado ni certificado.

La fría realidad del presente es que si una persona necesita contratar a un arquitecto paisajista, por ejemplo,

lo primero que hará será ir a los buscadores más utilizados, como el Google y seleccionará entre las primeras diez opciones que le arrojan los resultados de la primera página.

Ese es el terreno en el que hay que estar posicionados hoy, sea uno profesional, amateur o intruso, nos guste o no, esas son al parecer las reglas del juego.

En un futuro,

lo más probable es que todo cambie, y quien necesite un Arquitecto paisajista ya no usará el Google, en su lugar le preguntará a Siri (en su teléfono celular), o a Alexa (en un altavoz o altoparlante inteligente que te vende Amazon, Facebook o Wallmart):

-Oye Siri: ¿Qué Arquitecto paisajista me recomiendas en Córdoba?

Allí, el potencial cliente recibirá una sola respuesta,

y si tú eres Arquitecto paisajista de la zona en la que se haga la pregunta, en este caso Córdoba, seguramente querrás ser la respuesta que arroje el robot, pero para esto lo que no va a cambiar es la indispensable producción de contenido,

Si no puedes demostrar tus competencias con los hechos, ni pagar por posicionamiento, no podrás ocupar los primeros lugares, aunque te sientas un crack.
¿Qué es o qué se espera de un Profesionista crack?

 


Un hombre que no tiene nada qué hacer con su tiempo, no tiene consciencia de su intrusión en el tiempo de los demás.

-Jane Austen

Otras entradas similares que pueden interesarte:
¿Dónde obtengo inspiración para generar Contenidos?
La Importancia de poder dar tu Opinión Profesional
10 Cosas que hacemos por Orgullo Profesional

Fotografía del archivo personal de Gustavo Pérez R.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *