27 Leyes de las Redes Sociales | 654

Normativa de las redes sociales | legislación de redes sociales España, México, Colombia, Argentina | 27 Leyes de las Redes Sociales | El buen uso de las redes sociales | Leyes de buena convivencia en social media | Cómo participar con tu marca personal en Facebook Instagram Linkedin y Twitter
27 Leyes de las Redes Sociales | Artículo escrito por: Gustavo Pérez Ruiz

27 Leyes de las Redes Sociales

Las redes sociales del Internet son plataformas muy poderosas que gestionadas correctamente le pueden ayudar a cualquiera para ganar visibilidad en un medio o en una industria, y ¿por qué no?, con trabajo y suerte allí también se puede lograr un gran reconocimiento hasta nivel global.

Las plataformas sociales son vistas, entendidas y usadas desde diferentes perspectivas, cada quien puede incluso aplicarle sus propias leyes a las redes sociales que utilice.

Muchas personas y profesionales, y yo diría que la mayoría usan las #RRSS para la dispersión y el ocio.

Otros las utilizan para estar al tanto de los asuntos de su interés, otros más para actualizarse en determinados temas, y los más intrépidos las aprovechan como fuente de ingresos;

creo que todos estos usos son respetables y en algunos casos hasta encomiables, siempre que se gestionen de manera constructiva.

Algunas personas están más facultadas que otras para proponer sus propias leyes de redes sociales.

Yo no soy experto en gestión de redes sociales ni lo pretendo, pero si puedo agregar que ya llevo varios años conviviendo en algunas de estas plataformas, como Twitter, Facebook e Instagram,

y en ese recorrido he ido recogiendo algunos conceptos -personales y ajenos- acerca del buen o mal aprovechamiento de estas plataformas de socialización, y entiendo que

una prudente o en su caso una indebida publicación de un tweet, de un comentario o de una frase puede tener implicaciones de mucho peso en la marca personal de quien la emita.

Por esto, aquí me permito compartirte algunos conceptos que he acumulando a lo largo de mi discreta participación en redes sociales, conceptos a los que he designado como «Leyes de las redes sociales» solo por llamar la atención con un título original,

y como siempre aclaro:

Aquí no pretendo erigirme con la verdad universal, ni tampoco doy por sentado que estas proposiciones sean la panacea o deban considerarse como sentencias lapidarias,

pero tampoco niego que alguna no esté libre de cierta polémica que pueda provocar gran discrepancia, y para eso están precisamente las redes sociales, para opinar constructivamente acerca de la mucha o poca asertividad de estas digamos «consignas estrictamente personales», a ver qué opinas de mis

27 Leyes de las Redes Sociales

1. Generar mensajes o publicaciones en redes sociales que sean consistentes en forma y fondo podrían conformar una sólida imagen de la persona que los publique.

2. Publicar un adecuado y certero mensaje puede causar la reflexión de la persona indicada, con lo cual podría cambiar su forma de ver y actuar en el mundo.

3. Si una sola persona cambia para bien su visión del mundo después de haber leído una de tus máximas, entonces ese solo hecho ya podría justificar todo tu trabajo acumulado.

4. La reciprocidad de seguimiento mutuo, del ‘Yo te sigo porque tú me sigues’ no convierte a ninguno de los dos en influencer, ni tampoco en referencia de su sector.

Grandes mentiras de un Influencer

5. Las redes sociales tienen que ver fundamentalmente con los demás.

Para que prime la armonía y el crecimiento personal todo ha de girar en torno a los otros y no a uno mismo.

6. No hay reglas escritas para tener más seguidores.

No hay garantías de que te sigan más y más, tanto si apareces en un ‘live’ diario como si lo haces cada mes, ni aunque pagues por un curso donde te instruyan acerca de cómo llegar a cien mil ‘followers’, especialmente si el que te propone el curso apenas lo ha conseguido.

7. Comprar seguidores es como pagar por tener sexo,

porque al final es solo una transacción monetaria sin intercambio de valor agregado.

Esos seguidores pagados -si realmente existen-, no te apreciarán por tu verdadera propuesta de valor.

8. Tú y tu contenido no le van a gustar a todos,

tampoco a la mayoría, y eso tienes que aceptarlo como algo natural para no dejar de producir y publicar contenido.

9. Las más grandes confusiones en redes sociales se dan por malentendidos e innecesarias luchas de egos.

10. No existe una sola red social en la que tengas que estar y publicar obligatoriamente para triunfar en tu medio ni en ningún otro, a no ser que tu medio sea una red social en específico.

11. El hecho de tener un número de seguidores grande o pequeño no define por sí mismo la calidad del contenido que presentas,

aunque sí refleja el impacto que tienes con ese contenido o propuesta de valor.

Las métricas generalmente son de vanidad y no representan el valor de una marca personal.

12. Los que más gastan su tiempo personal navegando y haciendo scroll en redes sociales generalmente son los menos participativos a la hora de comentar y/o aportar sus propias propuestas de valor.

13. En redes sociales se nota claramente la diferencia entre los que están allí para dar y los que están allí para recibir.

Los que dan casi siempre generan más impacto.

Muchos de los que reciben quisieran generar un impacto, pero lo tienen más complicado si no han demostrado con anterioridad que saben dar con generosidad.

14. Los curadores de contenido no dejan un legado

Los curadores de contenido son generosos porque proponen el trabajo que consideran destacado de otra persona,

pero el hecho de ser un curador difícilmente le llevará uno a destacar porque solo los que producen con creatividad e innovación tienen mayores posibilidades de ganar notoriedad,

si el curador quisiera llamar la atención por sí mismo y dejar un legado, entonces tendría que producir y publicar con regularidad y calidad.
15. No propongas tu contenido principal en una o varias redes sociales,

mejor publícalo primero en tu propia página web y de allí ya lo vas compartiendo por donde juzgues mejor.

Producir y publicar contenido en una y otra red social es como sembrar y cosechar tomates en diferentes granjas que no son de tu propiedad.

16. La atención que prestes a tus seguidores es fundamental para crecer en término de más seguidores,

porque éstos son quienes siempre avalarán tu nivel de cuidado y cortesía, en la medida que demuestres consideración hacia tus ‘followers’ tu marca personal se verá reforzada.

17. En cuanto a ‘constancia’ y ‘regularidad’ las redes sociales son un arma de doble filo,

A) porque es muy fácil tener presencia diaria sin aportar valor, lo cual no ayuda a la construcción de una buena imagen, y

B) porque es más difícil lograr esa regularidad agregando valor, y

C) en el momento que se falle al compromiso de publicar con regularidad se puede perder la construcción de la marca personal.

18. Parece normalmente difícil ganarse la confianza de los seguidores,

pero perderla es lo más fácil del mundo:
Solo con un comentario desafortunado, con un error de interpretación, con una expresión fuera de lugar, con una falta de educación o con una foto en traje de baño se puede perder todo el trabajo acumulado durante varios años.

19. Lo que muestres en redes sociales habla de tus prioridades y valores, por eso cuida mucho lo que publiques en cualquier plataforma.

20. Te aconsejo que tengas unos parámetros de valor que delimiten tus principios,

y si dudas antes de publicar, si piensas que quizá eso sale de tu modelo de valores entonces mejor no lo publiques, déjalo para un mejor momento y escoge otro tema que no te comprometa públicamente.

21. Si llegas a pensar o a creer que tú o tu marca personal se puede definir por tu actividad histórica en determinada red social, respóndete:

¿Qué pasaría con mi marca personal si esa red social se cerrara?

O ¿Qué haría si me cerraran el perfil en Facebook? o

¿Si me lo ‘hackearan’ y no lo pudiese recuperar nunca?

22. El uso de las redes sociales debe ser mesurado y prudente.

Quien gasta mucho de su tiempo observando «sin participar» puede ser visto como un voyeur digital.

Recuerda que todo lo que veas, escuches o sigas deja un registro de tu actividad, así que procura que ese registro te defina por tus gustos e intereses, evita que ese registro de actividad te pueda avergonzar.
23. Algunas personas crean grupos con el fin de utilizarlos como plataformas personales de posicionamiento,

si tú estás de acuerdo con participar en uno de esos grupos bajo esa condición pues adelante, ¡hazlo!, pero no critiques después al fundador del grupo si éste evita interactuar contigo, o si no te deja publicar tus comentarios ni tus contenidos.

24. No invites a todos tus amigos y/o seguidores a apoyar tus causas o a que le den ‘like’ a determinada página si luego no les vas a permitir interactuar,

o si te molesta su presencia tampoco les pidas ayuda si después no la piensas dar a cambio;

si invitas a otros a que le den ‘like’ a otras páginas y perfiles en los que tú tienes intereses asume las consecuencias de mezclar tráfico en tus redes sociales.

25. Mezclar el perfil personal con el profesional raramente produce resultados positivos.

Si quieres venderle tus servicios a tus amigos, o si le vendes tus productos a un potencial cliente como si fuera uno de tus amigos, así tendrás muchos problemas para establecer, redefinir y diferenciar tu marca personal.
26. Si no generas contenido propio,

si solo consumes contenido ajeno, lo mejor sería que evitaras hacer críticas públicas en relación al contenido de los demás, porque tus comentarios carecen de peso específico.

27. Para iniciarse compartiendo contenido propio en redes sociales
yo recomendaría empezar por ocupar el 80 por ciento del tiempo productivo en la generación contenido y el restante 20 por ciento en promoverlo en dichas redes sociales.

Y, lo que entiendo es que quienes gastan la mayor parte de su tiempo en redes sociales lo hacen porque la mayoría de su contenido insignia ya ha sido generado, por lo cual pasan a invertir los números ocupando menos tiempo en seguir produciendo y más en promoverse.


“Los mejores momentos de mi vida no llegan a las redes sociales” Yo misma.

Laura Aalders @aruall

Otras entradas similares que podrían interesarte:
¿Para qué estás en Redes Sociales?
¿Cómo superar el bloqueo para generar Contenido?
¿Cómo ganar credibilidad de marca creando Contenido?

«27 Leyes de las Redes Sociales» es un artículo original de Gustavo Pérez Ruiz para the Manager’s Podcast.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *