Sé el Primero en Incursionar y poner su bandera | 622

Ser primero o ser el mejor | Innovadores de Nichos de Mercado | Sé el Primero en Incursionar y poner su bandera | Neil Armstrong primer hombre en la Luna | ¿Qué es preferible ser el mejor o ser el primero? | Lanzar primero un producto al mercado | Qué transmites si tu marca es la primera
Sé el Primero en Incursionar y poner su bandera | Reflexiones acerca de ¿Ser el Primero o ser el Mejor?

Sé el Primero en Incursionar y poner su bandera

¿Sabes quién fue el segundo hombre que puso el pié en la luna?

Y si lo sabes ¿Puedes mencionar el nombre del tercer astronauta en pisar la superficie lunar?

Generalmente solo solemos recordar los nombres de las primeras personas en incursionar o en lograr un acontecimiento importante, o en los que alcanzaron un hito, o en quienes inventaron una fórmula o una máquina que transformó o creó una industria.

Casi todos nos acordamos de los nombres de personajes famosos porque fueron los primeros en lograr algo descomunal, algo fuera del alcance de cualquier ciudadano de a pié.

Seguro que sabes quiénes fueron Cristóbal Colón, Alexander Fleming, Johannes Gutenberg, Marie Curie, Joanne. K. Rowling, Michael Phelps, o Neil Armstrong,

estos hombres y mujeres han grabado sus nombres en los libros de historia por la importancia de sus hazañas,

o por el gran impacto de sus contribuciones para el beneficio de la humanidad,

estos son nombres que prácticamente todos reconocemos y casi ni ponemos en duda/cuestionamos.

Pero, hablando de personas más del mundo común y corriente,

sabemos que cada uno de nosotros se traza sus propias metas, cada quien seguro cuenta con el ideal que le gustaría o aspiraría alcanzar, y eso es totalmente respetable y loable,

pero si tu objetivo es pasar a la posteridad,

o ser reconocido y recordado por alguna de tus contribuciones al mundo -incluso después de haber pasado a mejor vida-, no te valdrá con haber sido siempre el segundo, ni te será suficiente el haber estado constantemente entre los primeros,

porque casi nadie se acuerda de los segundos lugares, y menos del tercero.

Pasarás al olvido si no eres el primero en incursionar

Por circunstancias ajenas a cualquier individuo, por muy destacado que seas, es casi inevitable que pases al olvido si no llegaste a ser el líder en algún momento puntual, y especialmente si no te mantuviste como el más destacado a lo largo de un período de tiempo, o si no repetiste tu logro difícilmente permanecerás en el recuerdo de los demás.

¿Quién será recordado en 1000 años?

No es lo mismo ser el líder que haber llegado primero

Lo que quiero decir con todo esto es que tratar de pasar a la posteridad como una celebridad de fama mundial es una cosa diferente a tratar de ser el primero en incursionar en una industria como marca o como personaje,

o a intentar ser el primero de una clase, o el ‘top performer‘ de un deporte, o el mejor profesionista de un medio específico, me refiero a que

para destacar en un medio o en tu trabajo a largo plazo, es más fácil lograrlo siendo el primero en proponer una buena idea o en hacer algo único que deje una huella, más que contribuir con una genialidad o con una hazaña imponente esperando que impriman tu nombre en los libros de historia o en el diccionario enciclopédico de la Wikipedia.
El ejemplo del Primer hombre que escaló el Éverest:

Al parecer Edmund Hillary fue el primer hombre en llegar a la cima del Éverest.

Muchos escaladoras más lo han logrado y siguen haciéndolo después de él, y hoy en día hasta parece un reto bastante asequible, pero Hillary plasmó allí su nombre, y casi no lo cuestionan.

Yuri Gagarin fue un astronauta soviético que es recordado por ser el primer ser humano en viajar al espacio exterior.

Hoy muchos otros cosmonautas de diversas nacionalidades -entre ellos algún millonario- también han estado allá arriba, pero casi nadie recuerda sus nombres.

¿Qué podemos hacer para ser el primero en incursionar?

Los anteriores fueron ejemplos en los que hablo de «palabras mayores», de enormes recursos, pero a nuestro nivel, a un plano más realista, ya en nuestro propio medio o en nuestra industria,

¿Qué sería más importante para perdurar en el recuerdo, para dejar un legado, ser el mejor durante un período de tiempo o ser el primero en haber logrado «X» cosa?

Mi Respuesta.- Yo creo que a largo plazo, impacta más el hecho de haber sido el pionero en ese algo que te propongas.

La escritora británica J.K. Rowling propuso un nuevo concepto imaginativo para empujar a los niños al disfrute de la lectura:

El Mago Harry Potter.

Esta contribución literaria ha sido una idea que al principio fue rechazada, pero que en la actualidad es fuertemente valorada e imitada.

Joanne Rowling impuso una nueva corriente de lecturas para niños, una que la ha encumbrado como la escritora más prolífica de la historia;

y solo fue una idea, pero una idea que dejó por escrito.

Históricamente, existieron muchísimos reyes en diversos reinos, pero muy pocos han sido recordados como Enrique VIII de Inglaterra.

El hecho que condujo a Enrique VIII a permanecer en el recuerdo de la Historia Universal es que fue él quien separó la iglesia británica de la romana, dando paso al anglicanismo.

Este cambio fue polémico en su época, pero no se puede decir que fuera un gran hito, este Rey no buscaba con ésto dejar un legado ni imponer su marca personal, solo quería poder cumplir el capricho de divorciarse a su antojo, y así sin quererlo dejó un legado, una nueva religión.

¿Qué sucede cuando eres el precursor de una idea?

Regresando al presente, cuando la marca de un producto o de un servicio, o en su caso cuando una marca personal propone una idea por primera vez -para ser el primero en incursionar-, y la lleva a la acción antes que nadie, «generalmente» se establece como precursor de marca, como pionero de una teoría o de un concepto, y hasta como creador de un nuevo nicho de mercado.

Pero al margen de lograr permanecer como primero de una industria, lo importante a efectos de prestigio es que UNO se pueda considerar (con justicia) como el iniciador de esa nueva corriente o forma de hacer las cosas.

Por supuesto que en muchas ocasiones, los pioneros de una industria llegan a ser superados por la competencia que los sigue y los imita, como el caso de Google.

Google no fue el primero en incursionar, ni inventó el buscador en Internet, ni tampoco fue el primero, pero hoy domina como ninguno ese medio.

Lo que normalmente NO se le pueden quitar a «los iniciadores» es el prestigio de haber sido los primeros.

Ser Primero o ser el Mejor

Ventajas de ser quien llegue primero a un nicho de mercado

La ventaja de que seas el primero en incursionar, en hacer, proponer o lograr algo por escrito (esto es muy importante), es que muy posiblemente recordarán tu nombre, y como ya lo comenté:

No es necesario que hagas una genial contribución a nivel global,

basta con que seas por ejemplo él o la primera en escribir un simple artículo, el cual proponga una nueva forma de ver o entender las cosas.

Te pongo otro ejemplo reciente:

El diplómatico francés Stéphane Hessel publicó en octubre de 2010 un pequeño panfleto y artículo que tituló “Indignados”.

Este sencillo escrito, sin aparentemente mayores pretensiones, logró transformarse (por el empuje de otras personas) en una corriente de pensamiento a nivel mundial conocida como “Movimiento 15-M” o “Movimiento de los indignados”.

Seguro recordarás que el «Movimiento de los indignados» lo componían un grupo de jóvenes que decidieron acampar en mayo de 2011 en varias plazas de España, esto con el fin de manifestarse en contra de los políticos y de los banqueros.

El «Movimiento 15-M» fue un hecho que tuvo influencia a nivel mundial, porque en muchas plazas de otros países replicaron esta acción. Stéphane Hessel es el notable precursor -sin quererlo- de este movimiento a escala global, solo gracias a un panfleto que obviamente puso por escrito.

Yo estoy seguro que tú y Yo, al igual que muchos otros, en más de una ocasión se nos despierta la chispa de una buena idea, una que consideramos única,
y no necesariamente ha de ser la idea de un negocio que vaya a competir con los más poderosos, Nooo,

(A) Puede ser que te imagines una original historia de ficción que pueda servir para una mini-serie de televisión o para el guión de una película, pero solo tienes que escribirla, allí está el reto.

(B) También puede que se te ocurra el estribillo de una canción que aparentemente te parezca ridícula o sin mayor impacto, como la de Aserejé.

Seguramente recordarás que esa pegajosa canción se basó en la historia descrita por un usuario de Twitter llamado Milky Silver Chance, quien afirmaba que ‘Diego era un tipo muy borracho que trataba de cantar su canción favorita en la discoteca’, y ya sabes lo que sucedió después, se convirtió en un éxito musical de escala mundial.

(C) A su vez, es posible que se te ocurra que los ‘muffins’ (esa especie de magdalena o panqué cubierto de dulce) combinan con un buen vino, tal como lo hizo la emprendedora Judy Wicks.

Un día, Judy tuvo la visión de que podría considerarse como fino y de categoría combinar un delicioso ‘muffin’ casero con un vino, no importando tinto o blanco,

ella dijo esta combinación o maridaje es “elegante”

Y, cuándo le preguntan ¿Por qué es elegante?, ella ha respondido:  -¿Porque lo digo Yo!

La idea que en ese momento lucía como una aparente tontería, reprobada por los conocedores del vino, acabó siendo toda una corriente gastronómica que muchos cafés y restaurantes de moda imitaron en los estados unidos, europa y más allá.

Hoy muchísimos restaurantes de buen nivel ofrecen en sus cartas este mismo concepto de ‘muffins con vino’,

y a pesar de tanta competencia, la fundadora del White Dog Café sigue siendo reconocida por su marca personal y su negocio no deja de prosperar gracias a la originalidad de una simple idea que ella presentó antes que nadie en el programa de televisión de Martha Stewart, o sea, plasmó su idea en un video.

Si tú tienes una idea original, por improbable, ridícula o insustancial que la puedas llegar a considerar,

te recomiendo que primero la pongas por escrito, o la grabes en video, y mejor si la publicas;
y de preferencia sé el primero en llevarla a cabo,
porque a pesar de que otros te copien ‘tu idea’ a su favor, el hecho de dejar un registro por escrito (con fecha) te convierte en su precursor, así solo tú serás el artífice de esa idea.

Si se te ocurre una idea que propone un concepto o una técnica novedosa, trata de ser el primero en plasmarla por escrito, hasta en tu blog, o en un artículo, o en tu canal de Youtube.

Ten en cuenta que la fecha que indica esa publicación es como poner un pie de playa, es como si pusieras tu bandera personal al ser el primero en llegar a ese nuevo territorio,
así demuestras (y marcas) que eres el primero en dar el pistoletazo de salida de una posible competencia por un nuevo nicho de mercado.

No se es el primero en incursionar cuando solo se platican las cosas o cuando se comentan por allí,

es cuestión de hacer las cosas, de plasmar una simple idea, de preferencia por escrito, para que puedas demostrar «con los hechos» que eso es un concepto original tuyo, uno que podría imponer una profunda huella que deje en un medio tu marca personal para siempre. ¿Por qué no?


 “Nunca le digas a nadie fuera de la familia lo que estás pensando”. y Yo agregaría: Primero ponlo por escrito.

-Vitto Corleone, personaje de «El Padrino», caracterizado por el actor Marlon Brando.

Entradas similares que podrían interesarte:
Para sobrevivir profesionalmente Creatividad e Innovación
¿En quién Confías para Invertir en su Marca Personal?
Para trascender deja tu Marca con una Acción
Fotografía de «Ser el primero en incursionar o ser el mejor» de Ispot.tv

2 comentarios sobre “Sé el Primero en Incursionar y poner su bandera | 622”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *