Acciones Ejecutivas en Momentos Difíciles | 623

Qué hacer en tiempos difíciles | Estrategias ejecutivas para sobrellevar una crisis económica global | Acciones Ejecutivas en Momentos Difíciles | Cómo asignar prioridades a las actividades productivas durante una recesión | Cómo tomar las mejores decisiones ejecutivas estando confinado en casa | Toma de decisiones desde casa
Acciones Ejecutivas en Momentos Difíciles | 5 Consejos para asignar actividades prioritarias desde casa.

Acciones Ejecutivas en Momentos Difíciles

Hay momentos en que por circunstancias ajenas a nuestra voluntad, uno se ve en la necesidad de tener que recluirse en casa.

Un encierro obligatorio o «voluntario sugerido» por una autoridad mayor y para un largo ciclo de tiempo,

provoca naturalmente que perdamos contacto con gran parte del mundo exterior, con nuestro trabajo, con nuestros amigos o en su caso con nuestros clientes,

esto obviamente acarrea una serie de consecuencias complejas y difíciles de gestionar en el plano ejecutivo, especialmente las que tienen repercusiones económicas cuando tu trabajo depende del trato directo y personal, no tanto del mundo de los negocios Online.

Te propongo 5 Acciones Ejecutivas para momentos difíciles

Algunos Coachs y Consultores sugieren que a pesar de todos los problemas asociados a un confinamiento en casa por un período prolongado de varios días o semanas, sea cual fuere su causa,

afirman que ésta también podría ser una etapa de reflexión personal y profesional, de re-evaluación de metas ejecutivas, y hasta una oportunidad para sacar adelante aquellas cosas que estaban atoradas en la bandeja o en la agenda,
se sugiere que se puede aprovechar ese espacio de tiempo prolongado para terminar todas esas actividades que se habían dejado en el olvido.

A pesar de atravesar por una crisis sin precedentes,

una con consecuencias económicas devastadoras para casi todos, tanto profesionales independientes como empresas de todos tamaños y colores, nos vemos en la necesidad de gestionar todos nuestros asuntos desde casa, o desde el lugar en el que a uno le haya tocado pasar el tiempo confinado.

Pero, al margen de lo que muchos Consultores e ‘Influencers‘ puedan recomendar, yo quiero proponerte una serie de acciones ejecutivas prioritarias durante momentos difíciles para tratar de no perder el ‘momentum’ o sinergia del negocio.

7 Acciones para destacar positivamente

Te voy a sugerir unas acciones ejecutivas en tiempos difíciles para que nos mantengamos -hasta donde se pueda- impulsando esas actividades que veníamos desarrollando, con el fin de paliar los efectos del aislamiento.

Es aventurado hacer recomendaciones a la ligera

Estoy totalmente consciente de que es muy atrevido y hasta imprudente tratar de decirle a alguien lo que tiene o no tiene que hacer justo cuando va a dejar de percibir ingresos, y encima cuando tiene que seguir enfrentando gastos, pagos y liquidaciones de compromisos fijos, los cuales son ineludibles.

¿Cómo se mantienen los gastos de operación si se ingresa poco o nada?

Para mi, esta pregunta es casi imposible de contestar, pero lo que puedo sugerir es que trates de rescatar alguna de estas 5 acciones ejecutivas para momentos de crisis:

Acciones Ejecutivas para paliar Momentos de Crisis

1. Dale prioridad al mantenimiento de tu salud y a la de los tuyos

Come bien. Duerme lo suficiente y hasta donde puedas haz algo de ejercicio.

Si estás enfermo o físicamente mermado más que apoyar a otros podrías requerir de su ayuda.

Entonces, en la medida que te cuides física y psicológicamente estarás en condiciones de apoyar a todos aquellos en tu entorno.

2. Determina cuáles son los gastos de operación imprescindibles

Define los gastos operativos inamovibles para que puedas continuar en marcha con las actividades indispensables.

Analiza cuáles son los gastos fijos que podrías posponer: Los pagos de alquileres de locales, los pagos a proveedores, los de renta de maquinaria parada, los créditos que tengas, etcétera.

Habla con cada uno de los profesionales o empresas con los que tengas compromisos financieros, y a partir de fechas futuras plantea con ellos un nuevo esquema de pagos y amortizaciones.

Obviamente estamos hablando de una situación sin precedentes, una por ejemplo «emergencia global» ajena a tu injerencia, por lo cual te ves en la obligación de hablar y negociar nuevos términos de pagos y liquidaciones con todos aquellos con los que tengas compromisos.

Cómo Reducir Gastos Agresivamente
Trata de mantener -hasta donde puedas- los pagos y sueldos de la gente a la que te debes, pueden ser tus empleados, consultores o servicios indispensables, unos sin los cuales ni tú ni tu negocio podrían subsistir después de que pase la tormenta.

Entonces aquí la prioridad son los demás.

3. Organiza y controla tu trabajo y el de los demás

Lleva un control de todas las actividades en base a prioridades, especialmente el trabajo de la gente que esté a tu cargo: Empleados, Subalternos, Consultores Externos, ‘Stakeholders‘, Gestores, etcétera.

Comprende que en tiempos de incertidumbre las prioridades seguramente van a cambiar.

Es posible que las actividades que usualmente tenías como preferentes no las puedas gestionar, dadas las inciertas condiciones del medio o del ambiente reinante, así que sé razonable y trata de ejecutar lo que puedes controlar tú.

No pidas imposibles. No trates de controlar el caos, ni exijas tonterías basado en tus caprichos, ya que provocarías más ansiedad y tensión en tu entorno.

Después de tener definidas las prioridades, ten claras todas las actividades, sus inicios, sus tiempos de desarrollo y sus nuevas fechas de término.
Haz los ajustes que sean necesarios de acuerdo a las nuevas condiciones.

No te inventes cosas para «hacerte el inteligente ni el interesante», mejor trata de ser lo más realista que sea posible determinando los nuevos tiempos que tomará cada actividad; habla de todo esto con el responsable de cada actividad y pónganse de acuerdo juntos.

Consejos de 10 Emprendedores para optimizar tu tiempo de trabajo
Gestiona personalmente el mayor número de actividades que puedas.

Evita sobrecargarte con trabajos excesivos, y tampoco le cargues la mano a los demás.

Luego, delega prudente y justamente esas actividades que otros deban y puedan hacer por ti, ya sea por su conocimiento, su experiencia o su conveniente situación geográfica, porque están más cerca del lugar donde se tienen que hacer.

4. Mantén una presencia constante y diaria

Debes estar presente con toda tu gente, y también con tus clientes:
Esto quiere decir que NO solo vas a dar órdenes repartiendo actividades sin ton ni son, sino que deberás tener una presencia continua estableciendo unas líneas de comunicación abiertas.

Habla por teléfono o vía conferencia remota (videoconferencia Online vía Skype, Zoom o Hangouts) con el mayor número de involucrados, especialmente con los que llevan a cabo las actividades críticas (esas que no se pueden parar ni posponer).

También mantén un contacto continuo con aquellos que por su falta de experiencia o limitado poder de decisión necesitan que los dirijas más de cerca.

No solo se trata de que apuntes con el dedo y digas:-Quiero esto y lo otro ¡Para Ya!, o ¡Para ayer!-, ni que les hables para quitarles el tiempo; Nooo, se trata de que no permitas que se consuman los tiempos de cada actividad.

Estas son situaciones extremas en que debes estar permanentemente accesible (sin molestar ni ser cansino) vigilando que los tiempos se cumplan.

Si estás recluido en tu casa, probablemente no te permitan aparecerte ni a ti ni a tu equipo en el lugar de trabajo.

Por esto, comprende que éste es el momento de darle mayor libertad de acción a tu gente, de demostrarles que confías en ellos y que entiendan (tú y ellos) que están atravesando una etapa en la que deberían salir fortalecidos como equipo, es momento de probar lealtades.

Y recuerda que la lealtad es mutua.

La lealtad NO es en un solo sentido. No se trata de que otros te apoyen en los momentos más duros, y después tú les des la espalda.

Es momento de demostrar tu liderazgo, no tu miseria.

5. Busca nuevas oportunidades

En épocas críticas, en momentos de insolvencia macro-económica podrían surgir ideas creativas. Dice un dicho:

“De la necesidad se hace virtud”.

En coyunturas complejas podrías tener un chispazo de creatividad, o de innovación, podrías intentar hacer las cosas de forma original, o aprender a hacer algo nuevo que no se había intentado.

Trata de concluir las cosas que no podías hacer dado que las operaciones diarias no te lo permitían, como llevar a cabo limpieza profunda de las instalaciones, o lleva a cabo el mantenimiento que no podías hacer para no parar equipos y maquinaria.

Replantéate las ideas que tenías apuntadas tiempo atrás.

Busca a tus amigos y ponte en contacto con tus clientes, pregúntales si están bien, ofréceles tu ayuda, de preferencia que sea de forma desinteresada dadas las críticas condiciones de la situación que atraviesan.

Aprovecha el tiempo para tratar de descubrir hacia dónde se mueven los mercados, o tu industria.

Analiza cuáles serán las tendencias en tu nicho, o en alguno en el que pretendas incursionar.

Prepárate para los cambios. Lee cosas que te ayuden a superarte, aprende eso que sabes que necesitas saber y tenías pendiente.

«En momentos críticos es cuando todos se dan cuenta quien es indispensable y quien prescindible, quien está disponible para trabajar, quien para ayudar, y quien para marear la perdiz».

-Gustavo Pérez Ruiz @podcastmanager

Otras entradas similares que podrían interesarte:
¿Debo tomar decisiones por instinto?
Cómo Gestionar Explicaciones después de Fracasar

Fotografía de ‘Acciones Ejecutivas en Momentos Difíciles’ de Pixabay.com libre de Derechos de Autor.
Fotógrafo: Tumisu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *