Lo que aportas a la Conversación es tu Marca Personal | 412

Aprovechar cada conversación para establecer la propia Marca Personal | Comunicación y Transmisión de ideas | Técnicas de Ventas | Posicionamiento en Redes y en la mente de los consumidores | Marketing de Contenidos | Grupos y Trabajo en Equipo | Colaboración | Networking
El Personal Branding o tu Marca Personal es eso que pones sobre la mesa, es aquello que propones en una conversación y que te distingue de los demás.

Tu Conversación es tu Marca Personal

¿ Eres de las personas que siempre tienen una opinión en toda conversación ?

¿Eres consciente del impacto que tienen tus opiniones sobre los demás?
¿Crees que quienes te prestan atención toman en serio tus opiniones y las respetan, o las desechan al instante?

Todos tenemos una voz única y un punto de vista personal, dado que hemos vivido experiencias personales e irrepetibles, y porque también hemos leído y estudiado cosas que en conjunto nos han forjado un carácter y una opinión específica.

Cómo Destacar, Liderar y Evolucionar con la Lectura.

¿Conoces la importancia de establecer un punto de vista sólido para ocupar una posición dentro de las preferencias de tus potenciales consumidores?

Dado que nuestra opinión es única, seguramente no coincidirá con ninguna otra en términos particulares, pero puede que en términos generales sí sea aceptada y compartida por muchos otros.

Personal Branding es eso que pones sobre la mesa. La Marca Personal es aquello que propones en una conversación.    –Gary Vaynerchuk.

Si cuentas con un bagaje cultural amplio, seguramente tendrás algo qué decir y qué aportar a una conversación en relación a uno o varios temas, especialmente del asunto que más te interesa para que te distingas por eso que sabes hacer.

Nadie está obligado a saberlo todo.

Ninguno está forzado a poseer la cultura más amplia del mundo, eso es imposible.  Creo que lo que sí estamos al menos obligados a dominar es el tópico o tema que nos distingue, ese en el cual trabajamos o en el que estamos desarrollando, ya sea por gusto o por necesidad.

Si solo estoy medianamente enterado del tema que se supone es mi fuerte (porque lo domino), mi opinión solo será una más entre la masa; no seré alguien que cuente con una voz con peso propio, no tendré una opinión distinguida.

En el hecho de dominar y opinar acerca de un tema, no me estoy refiriendo a que pretendamos contar con la verdad universal, pero sí que tengamos una opinión documentada que aporte un punto de vista original, una opinión que sea respetada por su individualidad y por su apertura hacia otras perspectivas, aunque sean contrarias.

Para poder hacer llegar nuestro mensaje y tratar de que sea tomado en cuenta, hay que tratar de convencer.

Durante una conversación, no hablemos solo por hablar, ni impongamos nuestro punto de vista por la fuerza. Tratar de abrumar y apabullar en tono elevado y fuerte (castrense) es una actitud que solo provocará rechazo durante la conversación, y además puede generar animadversión y conflicto.

Cuando no se tiene idea de una cosa, es mejor preguntar y dejar el paso libre para que los que saben más del tema puedan desarrollar sus puntos de vista.

Cuando hablamos durante una conversación provocamos un impacto en quienes nos escuchen, un impacto bueno o malo, eso siempre depende de uno.

Pero atención:

Al momento de transmitir nuestras ideas por escrito, o en audio o en vídeo, esas acciones tendrán un impacto mucho mayor, dado que ese criterio y forma de hablar quedarán registrados para siempre, para exponernos como lo que realmente somos: aprendices, habladores, fanfarrones, o adoctrinados, y eso se nota en cualquier conversación.

¿Cuántas veces no hemos visto y escuchado a gente hablar a la ligera de temas que desconoce?

Con una simple pregunta podemos descubrir si una persona está adoctrinada, o si en su caso solo es un charlatán.

Cómo descubrir la personalidad de alguien con una pregunta.

Hablar pretendiendo dominio y destreza de un tema cuando en realidad se carece del debido conocimiento deja mucho que desear.

En teoría, puede parecer fácil construir una Marca Personal a partir de proponer ideas y conceptos, pero puedes complicarse si no se sabe trabajar con orden.

Todos en general tendemos a juzgar a los demás solo durante la primera impresión, básicamente tomando en cuenta la imagen exterior.

Calificamos a otros incluso antes de que hayan hablado, y nos arrojamos a generar apreciaciones casi después de sus primeras frases, pueden ser incluso juicios duros y fuera de contexto.

Por esta razón, es importante tratar de dominar lo mejor que podamos el tema en el que queremos destacar nuestra Marca Personal.

Agregar Valor es la esencia de la Marca Personal.

Vivimos en un mundo en el que estamos más ávidos de que nos escuchen en lugar de saber escuchar.

Los que mucho tienen que aportar durante una conversación, poco tiempo tienen para exponer sus opiniones. Los que poco o nada tienen que agregar, mucho quieren ser escuchados, y suelen ser quienes predominan en las pláticas.

Opinar con Honestidad Brutal es un Principio de Crecimiento.

Mucha gente que en su pasado (y en su presente) no ha sido debidamente escuchada,

esa que se ha sentido despreciada o humillada, puede que adopte algunas actitudes destructivas, porque quiere hacerse notar, quiere que por fin se le tome en cuenta, aunque a veces su estilo deje mucho que desear.

Una buena conversación debe enriquecer a todos.

Por ejemplo:

Se supones que una reunión entre amigos es un evento en el que todos departen relajadamente, disfrutando incluso de las divergencias de opinión, que además causan risas, y ¿porqué no?, aprendizaje.

No se espera que del resultado de estas amistosas conversaciones surja un debate que resuelva los problemas del mundo, pero tampoco se espera que se convierta en el foro exclusivo para que uno de estos amigos lo convierta en un monólogo personal.

Los amigos están para escucharse, pero el escuchar también debe tener límites.

Una persona que habla durante una conversación no necesariamente tiene que proponer una declaración digna del Nobel de literatura.

Pero cualquiera que quiera establecer su Marca Personal sí debe saber opinar, debe saber poner su comentario sobre la mesa sin pasar por encima de los demás, sin menospreciarlos.

Proponer un enunciado o una frase personal que aporte a los demás un punto de vista diferente es lo que distingue a una persona razonable,

una persona razonable generalmente cuenta con la aprobación de los demás,

y esa aprobación está dada en función del valor que es capaz de aportar, independientemente de que quienes le escuchen estén o no de acuerdo, pero es respetable,

y quien es respetable puede decirse que se ha ganado un prestigio o Marca Personal.

“Todos tenemos un acento diferente, y el hecho de que creamos que nuestra forma de hablar es la normal es el primer indicio de que tenemos un problema con la empatía”.  -Seth Godin

De manera similar sucede lo mismo con la opinión.

El hecho de que pensemos que nuestra opinión debe predominar en una conversación, por ser la correcta y la mejor, es el primer y grave indicio de que no estamos en la posición de entender a los demás. Esa es una señal de egoísmo y de tener un criterio empobrecido.

“Es muy fácil darse cuenta de que todos los que conducen un coche a tu alrededor son peores que tú, pero casi nunca reconocerás que alguien lo haga mejor que tú”.  -Seth Godin. 

Ver la entrada en el Blog de Seth Godin (en Inglés).


Si no opinas y sí escuchas, está bien.

Una característica distintiva y positiva de un buen conversador es el saber escuchar, pero, si no opinas, si no manifiestas de forma estructurada tus argumentos a favor o en contra de determinado punto de vista, podrás perder un destacado posicionamiento, por ejemplo: en tu grupo de trabajo, en tu medio o en tu nicho de mercado, especialmente si tienes una audiencia.

Puede que prefieras pasar desapercibido, porque eres prudente.

La discreción y prudencia están bien, pero ten en cuenta de que no tampoco se trata de hablar por hablar, pero, si no propones algo, alguien más lo hará, si no comentas tu opinión a otros tomarán en cuenta antes que a ti, u otra empresa ocupará tu posición en el mercado, o predominará sobre tu Marca.

Si puedes decir algo que aporte valor, algo que realmente ayude a los demás a hacer mejor su trabajo o a que alcancen eso que están tratando de lograr, entonces estarás estableciendo tu marca personal por encima de otras que hay por allí.

No se trata de participar en una conversación o en un debate para que digan que tú eres mejor, o el que más sabe.

Se trata de que ocupes un lugar entre todos, que seas una alternativa a la hora de decidirse por una u otra marca, una alternativa que se puede ajustar a determinado perfil o necesidad del consumidor.

Tu marca de producto o servicio, o tu propia Marca Personal debe tener unas características distintivas, unas que algunos reconozcan como sus preferidas.

Si algunas personas optan por ti, porque te escogen para trabajar, para colaborar, para asociarse, o para adquirir eso que tienes que ofrecer, entonces quiere decir que han optado por tu marca personal, porque están de acuerdo con tu propuesta basados en los valores que representas y demuestras.

Cuando puedes transmitir tu punto de vista, cuando sabes hacer llegar tu opinión, cuando comentas aquello en lo que crees y lo respaldas con los hechos, con tu actitud, con tus valores, te verán como una persona íntegra, reconocerán que tu marca personal es consistente.

Si logras que te reconozcan por tu marca personal, te habrás diferenciado de los demás, así estarás en la posición de proponer un producto o un servicio más convincente.

Si eres capaz de hacer llegar tu opinión haciendo que ésta sea reconocida y respetada, entonces podrás agregar y ofrecer algún tipo de oferta aprovechando que cuentas con la atención favorable de tus potenciales consumidores.

Definitivamente tu punto de vista personal y profesional juega un rol importante en la decisión que los demás tomen, entre escoger cualquier marca o seleccionar tu marca personal (personal branding).

Si eres capaz de expresar tu punto de vista de tal forma que otros te recomienden sin pedírselos,

entonces estarás fortaleciendo tu posición frente a una posible competencia, quienes no solo tendrán que mejorar su oferta, sino que tendrán que ponerse a construir una mejor alternativa, una que esté soportada con argumentos y hechos más fuertes que los tuyos.

“La gente no compra bienes y servicios, compran relaciones, historias y magia”.    -Seth Godin.


Imagen de Pixabay libre de Derechos de Autor.

Fotógrafo:  Dorothe Darkmoon.

Pista musical de entrada y salida de Kevin MacLeod de Incompetech.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *