50 Competencias que debemos dominar. Parte 2 | 441

Destrezas que debemos dominar | habilidades profesionales y competencias ejecutivas | habilidades de una persona | habilidades para un trabajo | destrezas para emprender | herramientas que debemos dominar | Administración de Empresas
50 Destrezas Personales que todos debemos dominar (Parte 2).

Destrezas que debemos dominar (26 a 50).

Probablemente seas muy bueno o “el mejor” en tu oficio, pero,,,

si eres repelente o no le caes bien a la persona que tomará la decisión de contratarte, o de adquirir tus productos o servicios, o de recomendarte, no podrás hacer gran cosa  para superarlo.

En esta entrada del blog y podcast de emprendimiento continuamos con la segunda parte de las 50 destrezas que todos debemos dominar.

Es increíble que, al margen de los conocimientos y habilidades que tengamos respecto de nuestro oficio o profesión,

las competencias transversales (o soft skills) puedan llegar a tener mayor peso a la hora de conseguir un empleo, o a la hora de llegar a un acuerdo comercial, o al momento de ganarse la confianza de los consumidores.

Más vale caer en gracia que ser gracioso.

-Dicho popular.

Por mucho dominio o conocimiento que tengas de un tema, éste no pesará tanto en comparación con tener compatibilidad con una persona, o con sentirte identificado, o con caerle bien.

No sirve de mucho que hagas muy bien tu trabajo si no puedes coordinarte con tus compañeros,

es inutil ser el mejor futbolista del mundo si tu equipo no te pasa el balón,

tu trabajo no servirá de mucho si tus compañeros no te proveen la información que necesitas,

no tiene sentido ser un excelente periodista si no tienes fuentes de información que confíen en ti,

si eres un Cirujano con excelentes destrezas, no le servirás a tu comunidad si le desagradas al Director del Hospital en el que te interesa trabajar.

La inteligencia emocional surgió cuando algunos psicólogos encontraron

que para poder relacionarse, asociarse o trabajar en equipo, es mejor tener compatibilidad y afinidad con tus compañeros que ser muy bueno en tu trabajo.

Las 50 destrezas que debemos dominar.

Segunda Parte.

26. Conocer lo básico de Leyes.

En general, las leyes de cualquier país pueden ser muy complejas y difíciles de interpretar, para eso existen los Abogados, para explicárnoslas.

Pero, si no eres Licenciado en Derecho, lo mínimo exigible es que conozcas lo básico de las leyes, normas y códigos civiles de tu país. Además,

debes saber la diferencia entre derecho civil, mercantil, penal y la normativa general de la industria en la que estás.

27. Hablar en público.

Hablar en una reunión o dar un discurso ante un grupo de personas es una de las destrezas personales que más te pueden ayudar o perjudicar si no sabes hacerlo con soltura, confianza.

Ofrecer un discurso público es una de las destrezas que a muchos nos cuesta trabajo dominar, pero es necesaria si quieres hacer llegar tu mensaje con claridad y causando interés.

La parte positiva de mostrar Nerviosismo al hablar.

28. Conoce los fundamentos de Administración de Empresas.

Aunque no seas un Licenciado en Administración de Empresas, no deberías encontrar complicado gestionar este tema.

Si no ejerces un puesto administrativo,

puede que seas un emprendedor o un freelancer, o que tengas otra profesión; pero en todo caso,

debes trabajar para que durante el transcurso de tu carrera profesional aprendas de materias administrativas, tales como:

Recursos Humanos, Contabilidad, Mercadotecnia, Ventas, Finanzas, etcétera.

Debes tratar de estar preparado y actualizado con un mínimos de estos conocimientos.

29. Saber respetar otras ideologías.

Tu mayor interés como profesional debe ser desarrollar bien tus funciones, de tal forma que mejores la vida y el trabajo de los demás.

Pero, si tienes la fea característica de debatir y cuestionar todas las ideas religiosas, filosóficas, políticas e incluso deportivas de otros, no vas a ganar que te distingan como tú quieres, al contrario.

Es conveniente conocer lo básico de estos temas solo para comentarlos, no para discutirlos, y de preferencia, si te interesa mejorar tu Marca Personal, evita tocarlos, especialmente con tus clientes, jefes, colegas o futuros consumidores.

30. Procura tener Cultura General.

“Tener cultura general” es una sugerencia que se escucha mucho. “Hay que saber de todo un poco”, pero esto es prácticamente imposible, porque saber “un poco” de la acumulación de un conocimiento universal casi infinito es irreal.

Lo que si puedes hacer es poner atención en los temas que a otras personas o grupos les interesan, esta es una de las destrezas más fáciles de adquirir.

Para que te tomen como experto no podrías estudiar a fondo algunas materias,

pero mejor procura documentarte acerca de los gustos en cuanto a arte, literatura y música que tienen aquellos con quienes quieres conectar,

así abrirás oportunidades de diálogo y sobre todo generarás afinidad.

31. Saber conectar con otros en el mundo real.

Para muchos no es sencillo hablar y desenvolverse con extraños o recién conocidos, y puede que la causa sea porque son tímidos, o que no saben cómo romper el hielo.

Paradójicamente, hoy en día, la gente se desinhibe a la hora de comentar y chatear con gente nueva vía Online, parece que en las redes sociales les es más fácil conectar.

Desde mi punto de vista, conectar en el mundo Online, solo tiene utilidad en el sentido de acortar distancias entre unos y otros.

Pero en el trato personal, un gesto de aprobación, un rostro gentil, una sonrisa y las expresiones faciales difícilmente se pueden transmitir con emoticones.

Saber conectar en persona, uno a uno es una habilidad que se debe desarrollar para generar y afianzar relaciones.

¿Cómo puedes mejorar tus redes de contactos?

32. Saber lo básico de nutrición.

Con el ritmo vertiginoso de actividades y trabajo,

muchas veces dejamos de lado nuestra alimentación, y por momentos puede que no pongamos atención en la cantidad y forma en que comemos.

Con el fin de evitar problemas de sobrepeso, anemias u otros males alimenticios,

es necesario tener nociones acerca de nutrición, para que balanceemos nuestras comidas y gocemos de una buena salud.

¿En qué consiste una alimentación saludable?

33. Debes aprender a reírte de tus problemas.

A pesar de las dificultades que enfrentes, siempre debes poder transmitir un estado de ánimo afable, y hasta donde puedas “relajado”, esto la gente lo nota y lo valora.

Casi todos preferimos juntarnos con personas positivas y alegres que con amargas y negativas.

Saber reírte de tus problemas mientras te respetes es signo de inteligencia y sabiduría.

34. Debes saber improvisar.

Gestionar un problema no previsto, hacer o exponer algo que no tenías preparado, con el fin de salir adelante resolviendo, arreglando, sugiriendo o sorteando, son destrezas que te pueden evitar problemas mayores.

Saber improvisar es una competencia que se puede practicar.

Hoy en día existen ejercicios que en el mundo del coaching te pueden ser de mucha utilidad para practicar y mejorar tu capacidad de improvisación.

Te recomiendo ampliamente LA CAJA AZUL, una de las Empresas de Coaching con las que trabajo.

35. Debes saber publicar información en las distintas plataformas, como imágenes en Ínstagram o artículos en Facebook.

Aunque no te interesen mucho las redes sociales, hoy en día necesitas saber cómo publicar un archivo, un documento o una imagen de forma clara y efectiva en las distintas plataformas Online;

esto con el fin de transmitir tu mensaje o marca como tú quieres que se entienda.

36. Hacer Planes de Negocios.

Tener una idea de negocio es diferente a realizar un Plan o Proyecto de Negocio con esa misma idea.

Los planes de negocios pueden ser tan grandes y complejos como sean necesarios, y muchas veces son un fastidio.

Un Plan de Negocio es una necesaria ruta de trabajo para lograr un objetivo:    Hacer rentable tu negocio.

El Plan de Empresa en una sola página.

37. Saber organizarte.

La gente exitosa no tiene más horas al día que cualquier persona normal, pero sí disponen de más tiempo libre, porque saben cómo organizar sus vidas personales y profesionales.

Una buena organización se obtiene a partir de crear sanos y efectivos hábitos personales.


Escucha y/o lee la Primera parte de 50 Competencias que debemos dominar.


38. Lavar y Planchar tu ropa.

En algún momento puedes estar de viaje de negocios y encontrarte con que tienes que ampliar tus días de estancia.

Por esto y otras causas, debes contar con nociones de lavado y planchado de ropa, porque en donde te encuentres es probable que no dispongan de lavandería.

Siempre debes cuidar tu pulcritud y buena imagen.

Consejos para Vestir y Mejorar la Marca Personal.

39. Dominio de operaciones Matemáticas.

No es indispensable que seas un matemático o un físico teórico,

pero si te sería de gran utilidad tener buenas destrezas con las operaciones básicas de matemáticas, y no solo para darte cuenta de los resultados, sino para mejorar tu imagen.

Las personas que saber multiplicar, que obtienen proporciones, que suman y restan mentalmente con buena precisión, suelen ser percibidas como más inteligentes.

40. Saber cocinar lo mínimo.

Si no eres un chef, de ti no se esperará que cocines como tal, pero en algún momento puedes verte en la necesidad de tener que preparar algo de comida.

Todos debemos tener al menos nociones de cómo preparar dos alimentos básicos: el arroz y la pasta.

Tanto el arroz como la pasta en todas sus versiones,

espagueti, fusilli, macarrones, tallarines, fideos, etcérera,

son alimentos muy versátiles que se pueden preparar, acompañar y condimentar de mil maneras.

Ventajas del arroz y la pasta:
Rinden mucho, son económicos y de rápida elaboración.

Cómo cocinar arroz y pasta.

41. Saber orientarse.

Saber ubicarte con un plano callejero es una cosa, y otra es usar el GPS de Google u otras aplicaciones.

La habilidad para ubicarte con medios o sin ellos es una característica que te evita perder tiempo, y también a los demás, porque llegarás puntualmente a tus citas.

Se dice que las personas que desarrollan su sentido de orientación también son creativas e innovadoras a la hora de proponer soluciones a problemas.

42. Saber delegar.

Poder delegar funciones no solo tiene que ver con dar órdenes o señalar con el dedo:

Delegar es asignar actividades que tú no sabes o no puedes hacer, de tal forma que esa persona asignada que las desarrolle pueda concluirlas no solo a satisfacción tuya, sino que al terminarlas también sienta que ha sido útil y que su trabajo es reconocido con justicia”.

43. Aprovechar el trabajo que otros ya han realizado.

Muchas veces encontrarás que ya existen trabajos realizados, estudios, análisis, o proyectos que aunque caducos o pasados de moda, pueden hoy tener una utilidad para ti, o para otra persona o para tu empresa.

Rescatar el libro, el estudio o el artículo escrito hace 2 años por otro profesional para sugerírselo a otra persona

es una forma de agregar valor, porque les ahorras tiempo y dinero, además le das el crédito a alguien, lo recuerdas, incluso más que si tu mismo hubieses desarrollado ese trabajo.

Esto en cierta forma es reciclar información y al mismo tiempo actúas como conector. Es importante que desarrolles ésta como una de tus destrezas personales.

44. Ten capacidad de empatizar.

Tener empatía  es una de las destrezas que muchos dicen tener pero pocos suelen demostrar.

Ser empático es demostrar la intención de comprender los sentimientos y emociones que otro individuo está sintiendo, intentando experimentar de forma objetiva y racional su situacion.

En pocas palabras, trata de ponerte en sus zapatos y ayudarlo en la medida de tus posibilidades.

Alguien con empatía llega realmente a identificarse y comprender a quien pasa por un momento crítico.

45. Tener la costumbre de hacer listas.

Escribir listas de pendientes, prioridades, actividades u objetivos es tener una capacidad de síntesis que normalmente se mejora con la práctica.

Si eres de los que escribe y revisa permanentemente sus prioridades y pendientes, seguramente eres de los que suele concluir objetivos y alcanzar metas.

46. Aprende defensa personal.

Saber defensa personal es una de las destrezas especialmente necesarias para las mujeres.

Si no puedes ser una karateka de nivel cinta negra, al menos trata de tener las mínimas destrezas para defenderte y escapar ilesa en caso de una improbable agresión.

47. Saber cuándo y dónde regalar algo.

El alumno que le regala a su maestra la típica manzana no pretende comprar su calificación, ni influir en su atención; desde mi perspectiva, solo le está manifestando que le estima y le agradece su enseñanza.

Tener la sutileza y el tacto de hacer un regalo en un entorno profesional, sin sobrepasar los límites de la ética y el respeto, es una habilidad que solo puede mejorar tu imagen, ¡nada más!.

Regalar algo a alguien es expresarle lo que vale para ti, es agradecerle con un detalle que lo o la valoras.

48. Manejo de herramientas básicas.

Tener y saber utilizar un martillo, un juego de destornilladores, las llaves inglesas o un taladro, en fin, saber usar un poco de todo esto siempre es de gran utilidad para cualquier ajuste o reparación.

49. Saber ahorrar dinero.

El hecho de ahorrar no solo significa meter dinero en una cuenta, también implica saber reducir gastos y costes con prudencia y justicia.

Ahorrar es saber recortar costos,

por ejemplo a un presupuesto, quitando actividades o sugiriendo otras menos caras, eso sí, siempre que no tomes ventaja de tu posición para abusar o aprovecharte del trabajo de los demás.

Ahorrar significa conocer la diferencia entre comprar un coche utilitario y comprar un coche de lujo que solo representa más gastos para ejercer las mismas funciones.

50. Descubrir dónde puedes agregar valor.

Casi todos estamos interesados en vender nuestros productos y/o servicios, pero para esto,

primero debemos encontrar nuestra utilidad y saber cómo podemos utilizarla para ayudar a que los demás mejoren su vida o su trabajo (con nuestra marca).

Si no eres capaz de encontrar dónde puedes ayudar o apoyar a los demás, solo eres un vendedor más, eso convierte tu supuesta marca en mercancía común.


La felicidad llega cuando probamos nuestras habilidades con algún propósito significativo.  -John Frank Stossel.


Fotografía de Pixabay.com libre de Derechos de Autor.

Fotógafa:  Alexandra München.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *