Las Políticas Corporativas están para mejorarse | 394

Una historia de Políticas Corporativas

Políticas Corporativas | Normas Institucionales | Reglas empresariales | Recursos Humanos RRHH | Desarrollo Profesional | Emprendimiento | Emprendedores Digitales | Liderazgo | Administración de Empresas | Tomar la Iniciativa
Una historia que cuenta la importancia de cuestionar a tiempo las Políticas corporativas.

En esta entrada te comparto una pequeña historia de Políticas Corporativas, la cual se desarrolló en la Inglaterra de finales de los años 90’s.

Una antigua fábrica de cerveza hizo una inversión importante para implementar un nuevo sistema de enlatado y envasado. Esto le permitiría que sus productos fueran promocionados y presentados de forma competitiva tanto en tiendas como en centros de distribución.

Estas inversiones lograron transformar a una pequeña empresa cervecera en una compañía con mayor visibilidad, todos confiaban en mejorar su posicionamiento en los mercados, dada la enorme aceptación de sus productos.

Cómo mejorar tu posicionamiento de Marca Personal.

Para celebrar la puesta en marcha de las nuevas líneas de producción, los directivos organizaron una fiesta de re-inauguración en las instalaciones de la fábrica, allí fueron invitados autoridades locales, periodistas, políticos y empleados actuales y retirados.

Después de cumplir con los requerimientos de la industria

y de poner en marcha la nueva línea de producción, re-inauguraron las instalaciones. Los invitados se dedicaron a departir y conversar en pequeños grupos. Y mientras disfrutaban de la cerveza y el bufete que les ofrecieron, hablaban acerca de la fábrica y sus posibilidades de incursionar con fuerza en unos mercados cada vez más competitivos.

Entre todos los invitados, había un pequeño grupo de 3 personas discutiendo acerca de transporte y distribución.

Uno de ellos era o es el actual Gerente de distribución (Mánager). Los otros dos eran ex-empleados jubilados que también habían trabajado en el área de distribución y logística. Estos hombres representaban tres generaciones de empleados que había trabajado en la Gerencia de distribución cubriendo entre todos un período de más de 50 años.

Mientras conversaban y discutían constructivamente

acerca del sistema de distribución de los nuevos productos, el Gerente en funciones les comentaba a sus dos colegas todo el estrés por el que estaba pasando dadas las políticas de la compañía.

Les decía que ya de por sí era difícil lograr un buen servicio de distribución y reparto de mercancías, dado que tenía que cumplir con las Políticas corporativas y Normas de transportación de la empresa, entonces no veía posible mantener al menos el mismo servicio de entregas con todo el incremento de producción por delante.

Este Gerente les comentaba que:

Los trayectos que hacían los camiones para hacer sus entregas, los que requerían unos recorridos de grandes distancias, tenían que ser cubiertos solo los lunes y los martes. Las entregas de producto para los recorridos de distancias más cortas se tenían que hacer solo los viernes, y durante los miércoles y jueves se programabann los recorridos de mediano alcance.

Este gerente seguía diciéndoles a sus dos antecesores que:

Con el inminente crecimiento de la demanda se vería en mayores dificultades para cumplir a tiempo con la logística de entregas.

Estimaba que si se dejaba de lado la Políticas corporativas y se hacía una buena planeación, se podrían combinar los recorridos cortos con los largos.

Había calculado que estos cambios a la Política corporativa mejoraría el servicio, ahorrarían combustible y horas de trabajo, haciendo también más eficiente la propia producción,

la que generalmente se detenía por momentos con el fin de no saturar las bodegas, reanudándola de acuerdo con el servicio de entregas de cerveza;

él veía que esta política era absurda y no tenía ningún sentido.

El colega de mediana edad, quien hace no mucho tiempo

había dejado el mismo cargo, empezó a comentarles que también llegó a experimentar el mismo problema

y se acordó del tiempo en que todo esto le preocupaba y estresaba,

ya que le costaba mucho trabajo cumplir con la planeación de las entregas basándose en esa política corporativa tan rígida. No logró dar las razones por las que se estableció esa política corporativa de entregas, solo se limitaba a cumplirla, sin cuestionarla.

Después de escucharlos con calma, el colega más veterano

empezó a recordar que también había pasado por todo eso que sus predecesores sufrían o sufrieron; y haciendo un esfuerzo de memoria, se acordó de la causa por la que se había establecido esa política corporativa de logística y entregas:

Les platicó que durante la segunda guerra mundial, dada la normal carencia de combustible y sus limitaciones de consumo,

la dirección de la empresa cervecera decidió distribuir sus productos en carretas tiradas por caballos, así que implementaron la Política corporativa de hacer los grandes recorridos de distancias los lunes y martes, dado que después del fin de semana los caballos estaban en mejores condiciones y más descansados.

Dejaron los recorridos de distancias medianas entre semana y las distancias cortas para los viernes con el fin de no fastidiar a los caballos y mantenerlos en condiciones óptimas para el trabajo.

Esta política corporativa les dio grandes resultados haciendo que pudieran mantener una buena productividad durante la Segunda Guerra Mundial, política institucional que mantuvieron durante poco más de 50 años, hasta casi finales de los noventas, cuando tuvo lugar esta conversación.

Historia original de MoralStories26.com


Esta historia nos deja ver las desventajas de las Políticas corporativas que proporcionan un marco limitado para la toma de decisiones.

Las Políticas corporativas funcionan para que las empresas operen con eficiencia y funcionalidad.

Las empresas establecen y mecanizan muchos y diversos procesos con el fin de estandarizar y facilitar la consecución de actividades, para que no haya dudas en su forma de realización, siempre que se completen en tiempo y forma.

Para tener en cuenta todas las preocupaciones o problemas operacionales que puedan surgir,

las reglas deben ser lo más actuales y completas que se pueda. De lo contrario, es posible que no reflejen adecuadamente todas las situaciones que puedan surgir. Cuando esto ocurre, la limitación del sistema de reglas queda expuesta y requiere que se formulen nuevas reglas para tener en cuenta las deficiencias actuales.

En este mismo caso, por ejemplo, la Política corporativa de entregas en base a trayectos largos y cortos funcionó de maravilla durante la guerra, cuando necesitaron los caballos para distribuir sus productos, pero luego quedó obsoleta, y dicha norma se respetó durante años; pero

¿En todos esos años no hubo una persona que tomara la iniciativa de solicitar una revisión de la normativa?,

Se hubieran ahorrado muchos recursos, y por lo mismo habrían ganado más dinero.

25 Consejos para ahorrar dinero en tu Negocio.

No es común que los Emprendedores y las Startups establezcan políticas corporativas.

Esto no suele suceder porque los Emprendedores todavía no crecen hasta el tamaño de una corporación, esto en muchos casos es una de sus ventajas y fortalezas.

Los Emprendedores pueden hacer mejoras y decidir cambios conforme se vayan necesitando, sin necesidad de hacer reuniones y tomar decisiones trascendentales,

Tú como Emprendedor, piensa solo en cómo se puedes mejorar las actividades y sus procesos y hazlo sin perder el tiempo.

Seamos Emprendedores o Empleados, siempre debemos cuestionar constructivamente las Políticas corporativas.

Cuestionemos las Normas empresariales siempre y cuando demostremos que las cosas se pueden hacer mejor, con más eficiencia, para mejorar el trabajo de todos y evitar hacer actividades que ya se ejecutan de forma obsoleta.

Es un error basar toda la producción, la creatividad, la investigación y los trabajos solo en una Política corporativa. Encuentra mejoras y comunícalas a quien tome las decisiones, siempre basándote en las prioridades.

Si eres empleado, no sigas las políticas solo por seguirlas, si ves o sientes que las cosas se pueden mejorar trata de ir más allá, y de llegar hasta donde sea necesario para ahorrar dinero y mejorar el servicio de entrega.

Si tu iniciativa prospera, habrás no solo hecho ganar a la empresa, también mejorarás tu propia Marca Personal.

Gracias por leer y escuchar este Blog y Podcast de Emprendimiento.

Quizá también te puedan interesar estas entradas:

Consejos de Brian Tracy para mejorar tu Marca Personal.

¿Cuál es la Productividad de un Multitareas?

Imagen: Cuadro de Nacho Quiroga picassomio.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *