25 Consejos para ahorrar dinero en tu Negocio | 346

25 Consejos para ahorrar dinero en tu Negocio | Finanzas | Ingresos y Egresos | Administración de Empresas | Ahorrar gastos y dinero en la pequeña Empresa | Reducción de costos | cadena de aprovisionamiento | Emprender | Emprendimiento
25 Claves que te ayudarán a ahorrar dinero en tu Negocio.

25 Consejos para ahorrar dinero en tu Negocio

Ahorrar dinero durante las primeras etapas de cualquier negocio es complicado, los ingresos y las ventas no son usualmente lo que uno espera. El primer año de operaciones es una etapa muy importante en la que materialmente se lucha por sobrevivir empresarialmente.

Hasta los empresarios más consolidados necesitan ajustarse el cinturón y apretar los gastos.

Aunque tu negocio vaya bien, de todas formas te propongo que leas o escuches estas propuestas para ahorrar dinero a tu empresa, que alguna ha de poder servirte.

1. Divide la empresa en unidades estratégicas.

Ya seas emprendedor independiente, o una pequeña constructora que tiene varias obras dispersadas en varios lados, o si eres un asesor informático, trata de tener controles separados, por clientes, por obras o por proyectos.

Dividir tu empresa en unidades independientes, te hará distinguir dónde tienes fugas de dinero o gastos que se elevan por encima de lo que deberían ser. Esto para detectar los excesivos gastos que pueda tener alguna unidad de negocio y que no llegue a afectar al resto.

2. Siempre haz al menos 3 presupuestos.

Solicita al menos tres presupuestos de diferentes compañías cuando vayas a comprar algo, lo que sea, materiales, computadoras, muebles,  asesorías, etcétera, esto te ayudará a ahorrar dinero dilucidando el verdadero costo de lo que necesitas adquirir, o contratar.

3. No tomes decisiones bajo la influencia del alcohol.

Es común que algún subcontratista o empresa te invite a comer, o que tú los invites, y está bien, siempre y cuando no tomes ninguna decisión bajo los efectos del alcohol.

Evita decir ‘Sí’, o dar tu palabra, o firmar cualquier acuerdo hasta que lo decidas tú solo en tu oficina, limpio de los efectos del alcohol.

Cómo tomar decisiones bajo presión.

4. No pidas créditos.

Pon en marcha tu negocio y no pidas dinero prestado, ni a bancos, ni a empresas de dinero, hasta donde puedas.

Si eres un asesor, o un profesional que va a ofrecer sus servicios de consultoría, prácticamente no necesitas dinero para arrancar tu empresa, porque “tu empresa eres Tú”.

Siempre recomiendo que no pidas dinero para remodelar locales u oficinas, y especialmente no pidas dinero para remodelar algo que no es de tu propiedad. Los trabajos de remodelación actualizan y le dan plusvalía a cualquier instalación, pero cuando lo hagas, ¡que sea tuyo!.

5. Adquiere insumos a crédito sin intereses.

Si vas a adquirir materiales o cualquier cosa que haga posible las operaciones de tu negocio, trata de pagar en 2 ó 3 meses, si se pueden más mejor, pero sin intereses. Estos meses te darán margen para generar ingresos que paguen eso que adquiriste.

6. Trabaja de preferencias en horas de luz natural.

Aprovecha la luz natural para ahorrar dinero en facturas de energía. Si es estrictamente indispensable trabajar cuando ya ha caído la noche, ten lámparas de bajo consumo o toma las medidas necesarias para ahorrar dinero en tu factura.

Consejos de 10 Emprendedores para optimizar tu tiempo de trabajo.

7. Haz alianzas estratégicas con tus proveedores.

Estar cambiando a cada rato de proveedores y asesores no te viene bien a largo plazo. Crea alianzas con proveedores y consultores buscando mejores precios y condiciones, esto le redituará a todos.

8. Comparte gastos.

Si asistes a ferias o eventos promocionales donde necesites desplazarte, trata de ahorrar dinero compartiendo gastos con otros profesionales, pueden ser gastos de transportes, de locales o stands; con esto, además de reducir gastos, generarás sinergias.

9. No compres enormes cantidades de papelería.

Solo porque comprar mucho al mayoreo es más barato y deducible de impuestos, no significa que te tengas que saturar con papelería para los próximos 10 años.   ¿Y si el negocio no prospera?

No importa que al principio los artículos de papelería te cuesten un poco más, si con el tiempo progresa tu negocio, hasta entonces podrás empezar a considerar comprar al mayoreo y ahorrar dinero.

10. No pagues insumos ni nada con tarjeta de crédito.

Evita comprar equipo, computadoras, o cualquier cosa a crédito con tu tarjeta personal. Aunque algunas tarjetas te ayudan a ahorrar dinero sumado puntos por tus compras, casi nunca te compensarán debidamente los intereses que tendrás que pagar. Hasta donde puedas, aprovecha las ventajas, puntos y paquetes que te ofrecen las TDC, pero sin pagar intereses.

11. No tomes decisiones estando en un estado de estrés.

Uno no suele pensar con objetividad bajo un estado de estrés. Evita tomar decisiones viscerales de las que después te arrepientas, hasta estando positivamente alterado, como cuando alcanzas ventas muy altas, y aún así evita tomar decisiones pasionales de las que después te arrepientas.

Toma decisiones cuando te sientas totalmente calmado y en control.

Causas del estrés y formas de superarlo.

12. No te dejes presionar por los cambios repentinos de precios.

Cuando un proveedor te dice:

“Este precio durará hasta hoy en la tarde”, o

“Este es el último artículo que me queda y tengo varias personas esperando”,

¡No lo adquieras!.

Estos son argumentos de ventas que casi siempre buscan presionarte para que tomes una decisión inmediata.

13. La imagen es importante, pero no te compres artículos de lujo.

No gastes mucho dinero en un coche caro, en ropa de firmas exclusivas solo con el argumento de que debes aparentar una “imagen de éxito”.

¿Qué me compro, un Lamborghini o un Ferrari?

Solo si es estrictamente necesario contar un coche para que

proyectes cierta imagen, compra uno usado, o alquila uno para eventos específicos.

Tener vehículos y oficinas lujosas no necesariamente te redituarán en mayores ventas, pero sí te cargarán gastos innecesarios.

Cómo reflejar una Buena Imagen Exterior.

14. No invites a clientes a restaurantes caros ni les envíes regalos esperando reciprocidad.

Las comidas en lugares caros y los regalos promocionales en sí mismos no son malos, pero tampoco son tan buenos para ahorrar dinero.

Los regalos per se no fomentan la compra, solo ayudan para que la gente se acuerde de ti.

Un cenicero, un pisapapeles, unas botellas de vino personalizadas sirven para reforzar tu marca e imagen, no para que alguien decida si te compra.

15. Revisa los planes de seguros que tienes cada año.

Las Aseguradoras te tendrán que ir dando mejores porcentajes de descuentos mientras más activos vayas acumulando. Contacta a varias y solicítales presupuestos, no dejes que pase el tiempo sin buscar mejores condiciones para ahorrar dinero en pólizas y descuentos.

16. No te inscribas a revistas o cursos que no vas a utilizar.

Es bueno que te actualices comprando inscripciones de revistas, newsletters, cursos o seminarios; pero no leerlos, no asistir o no aprovecharlos es una pérdida de tiempo y dinero.

17. Contrata un paquete teléfonico integral.

Siempre cuestiona a tu compañía telefónica, siempre que vayas a renovar contrato o quieras un presupuesto. Exige que incluya todas tus necesidades.

Si trabajas con varios socios o empleados, y tienen una

oficina o varios lugares de trabajo, pueden contratar un paquete ajustado a su medida y así ahorrar dinero entre todos.

18. No compres cosas solo para deducirlas de tus impuestos.

Puede que un artículo como una moderna computadora sea una de tus debilidades, aunque luego no le des todo el uso que podrías.

Quizá justifiques el gasto para deducirlo de impuestos, pero evalúa que el ahorro de impuestos logrado quizá no será tanto en proporción a su beneficio.

Muchas veces el ahorro reside en no comprar un bien que probablemente no se aproveche al máximo.

19. No decidas viajar a un lugar porque te gusta para vacaciones.

Estarás tomando una decisión emocional si primero decides viajar a un lugar porque te encanta, y luego le tratas de buscarte una causa para combinarlo con tus negocios.

Primero escoge el lugar porque beneficia a tu negocio, porque has estudiado su viabilidad,luego si puedes combínalo con tu viaje personal.

En general, una sana regla es No cargar gastos personales a los proyectos o al negocio.

20. Subcontrata hasta donde puedas

En algún momento necesitarás subcontratar a consultores externos o asistentes virtuales, que aunque te generen más gastos, te redituarán haciendo las cosas en las que no eres experto, y además te liberan tiempo para pensar y trabajar en la generación de más ingresos.

Tratar de hacer todo por tu cuenta es bueno, pero puede que te distraiga de una de tus funciones principales: Generar más ingresos.

21. Evita salir con tus amigos que gustan de lugares y cosas caras.

Si estás en las etapas iniciales de tu negocio, te recomiendo ahorrar dinero evitando salidas a restaurantes y lugares caros, lo más que puedas; al menos hasta que tu negocio te pague un sueldo razonable.

22. Recorta tus impuestos.

Si no te puedes permitir un asesor fiscal busca ayuda con alguna persona que sepa más que tú. Júntate con otros emprendedores y pregúntales cómo o por dónde puedes hacer ajustes, qué puedes deducir, qué deberías posponer y dónde están los caminos alternativos para ahorrar dentro de la ley.

23. No te preocupes si tus ingresos son bajos o crees que ahorras poco.

Cada centavo suma, y aunque te parezca que tus ingresos son aún bajos, y que tus esfuerzos por ahorrar dinero no impactan mucho tus cuentas, siempre que puedas ahorrar algo, lo que sea;

Mientras ahorres estarás del lado del progreso.

24. No pierdas el tiempo.

No pierdas tiempo en actividades intrascendentes. Si estás solo, si tienes tiempos muertos entre un desplazamiento u otro, o si te cancelaron una reunión, trata de tener actividades alternas que te ayuden a gestionar tu negocio o seguir aprendiendo en lo personal.

No te permitas perder el tiempo, porque el dinero se puede ganar y recuperar, pero el tiempo que pasa y no vuelve.

25. Sé positivo.

Todos los empresarios pasan por momentos difíciles, así que en momentos críticos trata de entender que puede ser una situación pasajera.

No te pierdas en pensamientos que no busquen soluciones.

Algunos contamos con un grupo de Mastermind que nos ayuda a superar estos momentos complicados.

Trata de contar con una red de contactos a los que puedas dirigirte y sé positivo, los pensamientos negativos te pueden llevar a tomar decisiones económicamente perjudiciales para tu empresa.

Imagen de Pixabay.com publicada libre de Derechos de Autor bajo Licencia Creative Commons.

Fotógrafa:  Alexandra München.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *