La Rendición de Cuentas Mutuas factor de Éxito | 362

La Rendición de Cuentas Mutuas factor de Éxito

¿Cómo funciona un Grupo de Mastermind? A partir de la rendición de cuentas mutuas | Sinergias | Colaboración | Desarrollo Profesional | Emprendimiento | Emprendedores | Pymes | Crecimiento empresarial
El poder de “La Rendición de Cuentas mutuas” para lograr el crecimiento empresarial y personal.

A todos nos ha pasado que le contamos a un amigo la idea de un negocio que queremos llevar a cabo, y por ejemplo le decimos:

– “Mira, estoy planeando hacer una tienda online o e-commerce para vender ropa usada, ¿Qué opinas?. Lo interesante es que tendré esa ropa en consigna*, por lo que no tendré que hacer un gran desembolso para iniciar mi proyecto, solo necesitaré de una página web”.

(*) Tener un producto en consigna significa que el dueño original de la prenda no recibirá su pago hasta que ésta se haya vendido en la tienda.

Mi amigo me puede responder:

– “Excelente, me parece una idea genial”.

Y después de tres meses, me vuelvo a encontrar con mi amigo y me pregunta:

– “¿Cómo vas con tu tienda de ropa online?”

Entonces, empiezo a justificarme con una serie de pretextos:

– “Es que no he podido hacer nada, tengo mucho trabajo, ando en varios proyectos a la vez, mi asesor en informática está enfermo, etcétera.”

Aunque mi amigo no es mi Jefe, haberle rendido cuentas me ha apenado, porque en los tres meses no hice nada, me siento mal porque puede pensar lo que realmente ha pasado, que solo hablé por hablar, que soy negligente, que no tengo empuje, que pongo pretextos o que no soy muy resolutivo para lograr metas.

La rendición de cuentas existe desde el principio de la humanidad y es una de las causas de que haya progresado.

Los cavernícolas salían de la cueva a cazar todo el día y a su regreso tendrían que dar algún tipo de justificación, especialmente si llegaban con las manos vacías.

Los niños rinden cuentas a sus padres por sus malas o mediocres calificaciones, y también a sus maestros, tienen que explicarles porqué no hacen sus tareas o porqué baja su rendimiento escolar, este es un trago penoso. Lo mismo pasa con un empleado, le rinde cuentas a su jefe, semanal o mensualmente.

En general todos le rendimos cuentas a alguien, hasta moralmente.

Un CEO ( o Director General) como Larry Page le rinde cuentas al Consejo de Administración de Google y a sus Accionistas, les informa del estado de resultados de la compañía, justifica las causas por la disminución de ventas y la falta de toma de decisiones, o explica porqué no se han alcanzado los objetivos que se impusieron hace 6 meses.

La rendición de cuentas es necesaria como una especie de auto-impulso para realizar lo que tenemos que hacer, para desarrollar nuestras funciones y concretar objetivos.

Depende de cada caso, pero en ocasiones desarrollamos

nuestras funciones y alcanzamos los objetivos no tanto por convicción y amor al trabajo, sino por vergüenza, entregamos algo para que los demás vean que cumplimos con nuestras responsabilidades, especialmente a nuestros Jefes, ya que si nuestro incumplimiento se vuelve regular podemos no solo perder el empleo sino hasta nuestro buena Marca Personal.

¿A quién se le tienen que rendir cuentas?

¿Cada cuándo se tienen que rendir cuentas?

Depende, a mayor nivel de responsabilidad mayor será el período en que se tenga que ejecutar una junta o reunión de rendición de cuentas.

Por ejemplo:

A) El Director General de una Constructora Multinacional quizá se reúna una o dos veces al año con el Consejo de Administración para rendirle cuentas.

B) Uno de los cinco Gerentes de Construcción que le reporta al Director anterior puede gestionar uno o dos proyectos importantes. Este Gerente quizá tenga que reunirse con su jefe una vez al mes, para una rendición de cuentas o control.

C) Los Superintendentes de obra que reportan al anterior Gerente, esos que se encargan de los trabajos de campo seguramente se reúnen cada semana con su Jefe, para rendirle cuentas de todos los avances.

Mientras mayor sea el nivel de responsabilidades, mayor será el período entre juntas de control, y mayor será el margen de maniobra y libertad que tendrá un profesional para ejercer sus funciones.

Se supone que un profesional al más Alto Nivel (como un Director General) no necesita acicates, ni directrices diarias porque ya sabe qué tiene que hacer, prácticamente no consulta ninguna decisión que toma porque tiene las facultades e injerencia suficiente para tomar esas decisiones sin necesidad de autorización.

Mientras más bajo sea el nivel de jerarquía, menor injerencia que tendrá el individuo acerca de las decisiones que pueda hacer. Los operativos de niveles inferiores no pueden tomar decisiones personales que contradigan los proyectos, las normas, los planos, los presupuestos autorizados o los tiempos establecidos, solo tienen que velar por su estricto cumplimiento.

Los trabajos de cualquier empresa evolucionan entre otras cosas gracias a la rendición de cuentas mutuas.

Si durante un año no se desarrollaran las juntas de seguimiento, o nadie se reuniera con sus superiores para una rendición de cuentas, les aseguro que la empresa se convertiría un caos, en una anarquía, los trabajos caerían en atrasos, en falta de calidad y los gastos se dispararían hacia arriba.

Todavía no existe una empresa en la que no haya rendición de cuentas, porque solo con juntas de control y seguimiento es como se ubican los trabajos en sus programas, tanto en tiempo, forma y situación financiera.

¿Cómo hace un Emprendedor para avanzar sin rendición de cuentas?   ¿A quién le rinde cuentas?

Todos sabemos que trabajar por cuenta propia es complicado, porque uno de los retos principales es saber gestionarse a sí mismo.

Un emprendedor casi siempre está solo en sus inicios, y aunque la mayoría empiezan dirigiendo proyectos pequeños, como  Pymes,

tienen que ser tanto en su actitud como en su resolución de objetivos como el CEO de una compañía multinacional, porque a pesar de que su proyecto sea pequeño su voluntad y motivación tienen que ser mayores.

¿Cuál es la diferencia entre Motivación y Voluntad?

La esencia del Emprendedor:

Muchos profesionales que han sido Directores Generales o Gerentes acaban emprendiendo por su cuenta, porque ya están adiestrados en el buen cumplimiento de objetivos sin tener un control permanente sobre su actividad. Así, libres de Jefes son más versátiles y se mueven con mayor rapidez.

Este tipo de emprendedores saben cómo y cuándo proceder, por lo cual se lanzan por su cuenta, sin necesidad de justificar sus actos empresariales, aprovechan su know-how a su favor.

Pero incluso auto-gestionándose con eficiencia,

muchos emprendedores experimentados en la dirección de grupos de trabajo buscan reunirse periódicamente con otros emprendedores, para intercambiar opiniones y sugerencias, para plantearse mutuamente sus propios retos y de alguna forma desarrollar una rendición de cuentas en la siguiente reunión.

A estos grupos de profesionales que no necesariamente trabajan en la misma industria, se les conoce como Grupos de Mastermind.

Los Grupos de Mastermind surgieron a principios del siglo XX, cuando empresarios como Dale Carnegie y John D. Rockefeller se reunían con otros emprendedores para intercambiar ideas y sugerencias, para hacer una rendición de cuentas mutuas.

Hoy en todo el mundo y a todos los niveles se organizan Grupos de Mastermind,

entre amigos, entre colegas o entre personas de diversas especialidades para generar sinergias mutuas. Muchas de estas reuniones son presenciales, se desarrollan en una sala de juntas y otras son remotas a través de Skype o de Google Hangouts.

En mi caso, participo en un Grupo de Mastermind en el que nos reunimos cada semana vía Skype. Todos los miembros perteneceos a países tan lejanos como Colombia, Bolivia, México y España, todos con husos horarios diferentes, pero con la fuerte voluntad de llevar a cabo una rendición de cuentas mutuas.

Los Grupos de Mastermind como el que yo coordino sirven para:

Impulsar el crecimiento y el éxito de todos los miembros basándonos en varias reglas o estatutos sencillos pero poderosos, entre ellos la rendición de cuentas mutuas.

La rendición de cuentas mutuas es lo que le ayuda a muchos emprendedores a generar ese impulso extra que necesitan para llevar a buen fin sus metas, para concretar sus objetivos.

En posteriores emisiones de este programa, the Manager’s Podcast, profundizaré en las premisas y normas que rigen estos Grupos de Mastermind, y que también son igualmnte importantes para el Desarrollo Profesional.

Los Grupos Mastermind no son exclusivos para emprendedores,

también pueden participar personas que buscan crecer dentro de su propio empleo; en el grupo encuentran el apoyo, la retro-alimentación (feedback) o mentoría necesaria para mejorar como profesionales.

En mi propia experiencia dirigiendo grupos de trabajo y también perteneciendo a un Grupo de Mastermind,

he descubierto que la rendición de cuentas mutuas es una herramienta muy poderosa y útil para alcanzar metas en tiempo y forma, además de ser un serio compromiso con uno mismo y con los demás.

Estoy organizando la gestión de algunos Grupos de Mastermind de manera remota vía Skype.

Si quieres participar en uno de mis grupos y vives en algún país de Latinoamérica, los Estados Unidos, Canadá, España o Europa mándame un correo electrónico a:

info@themanagerspodcast.com

Entrada y salida musical de Kevin MacLeod de Incompetech.com

Imagen de Pixabay libre de Derechos de Autor bajo Creative Commons.      Fotógrafo:  Alexas_Fotos

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *