¿Cuál es la diferencia entre Motivación y Voluntad? | 300

La diferencia entre Motivación y Voluntad.

Motivación y Voluntad | Desarrollo Profesional y Personal | Disciplina Ejecutiva | Emprendimiento | Emprendedores | Lucha y esfuerzo | Objetivos Metas Logros | Gustavo Pérez | Emisión de Aniversario
A pesar de que mucha gente cree que son lo mismo, hay una marcada diferencia entre Motivación y Voluntad. Emisión Número 300 de Tercer Aniversario.

¿Cuál es la diferencia entre Motivación y Voluntad?

Hace algunos años cuando estudiaba Ingeniería Civil, uno de mis profesores nos preguntó en clase:

¿Quién podrá construir mejor una Casa?, un Abogado convencido y entusiasmado o un Arquitecto apático y sin ganas.

La pregunta provocó un debate en buenos términos.

Al principio, la mayoría de los alumnos nos inclinamos por el Arquitecto, ya que además de ser un colega de una profesión afín, cuenta con los estudios apropiados para construir la hipotética casa.

A pesar de que el abogado no deja de ser un profesional serio, de otra disciplina que no le provee de las herramientas y técnicas con las que sí cuenta el Arquitecto, pocos se inclinaron por éste, incluido el profesor.

Escucha 30 frases de emprendimiento de Ernest Hemingway.

Lo que acabó persuadiéndonos de que ese Abogado convencido y entusiasmado construiría una casa mejor que el Arquitecto apático y sin ganas, sería precisamente su voluntad de hacerlo mejor; con hacerlo mejor se entendía que construiría esa casa superando al Arquitecto en tiempo, calidad, y probablemente costo.


El filósofo y pedagogo José Antonio Marina escribió para la Revista Psicología y Salud Natural el siguiente comentario que tiene relación con lo anterior:

“En buena parte de los actuales tratados de psicología no aparece en ningún lugar la palabra voluntad; la palabra voluntad se ha sustituido por otro concepto que parece explicar lo mismo pero mejor: la motivación. Pero, la voluntad y la motivación son dos cosas distintas. En el concepto de voluntad, el sujeto determina su propio comportamiento, mientras que en el concepto de motivación lo que cuenta solamente es el motivo”.

En el caso del Abogado y el Arquitecto encontramos que los dos tienen la misma motivación, el motivo de ambos es construir una casa, la mejor que se pueda, pero lo que los diferencia es la carencia de voluntad del Arquitecto.

Este Abogado del ejemplo si tiene la voluntad de construir la casa, entendiendo como voluntad esa fuerza interior que lo impulsa a iniciar los trabajos hasta convertir la casa en una realidad.

Este Arquitecto podrá haberse graduado con honores en la mejor Universidad, pero si tiene desgana, dudas, apatía, no está plenamente convencido o está solo comentando el asunto y dándole vueltas, pero no aterrizándolo, quizá no supere la etapa de hacer y terminar los planos de la casa.


Escucha cómo Posicionar una Isla sin Internet / Marketing


Cuando se dice:  “Es que estoy desmotivado”, esto significa que no se carece de un motivo, que no se tiene un objetivo. Pero, cuando ya se tiene un objetivo, cuando se cuenta con la motivación, es necesario pasar a la acción (a tener la voluntad de que las cosas sucedan).

Todos podemos tener una o varias motivaciones, pero no todos podemos contar con la voluntad para ponernos en acción y hacer que las cosas se hagan realidad.


Escucha las claves del éxito de Jeff Bezos con Amazon.com


Este ejemplo aunque hipotético es realizable, es posible que un Abogado supere a un Arquitecto bajo esas condiciones emocionales, pero lógicamente no se puede generalizar a otras profesiones, yo por mucha motivación y voluntad que pudiera tener no podría hacer un trasplante de corazón o aterrizar un avión de pasajeros.


“La voluntad es la motivación inteligente. La fuerza de voluntad es la energía necesaria para mantener el impulso y perseverar en los proyectos. La voluntad es la inteligencia aplicada a la acción”. – Jaume Soler y Maria Mercè Conangla. Libro: “La Ecología Emocional”.

Nadie quiere lo bastante, si no es capaz de actuar.

La compresión debe ir seguida de una acción inmediata. La voluntad nos dará la energía para llevar a cabo los proyectos o los cambios que sean necesarios para mejorar nuestra vida.

Para activar la voluntad, necesitamos disciplina y hasta valor.

Nadie nace con la voluntad activada. La voluntad debe educarse y ejercitarse.


Sir Alex Ferguson, ex Mánager del equipo de futbol inglés Manchester United F.C.  hace unas interesantes reflexiones acerca de la motivación en su libro titulado “Liderazgo”.

Alex Ferguson comparte una serie de experiencias donde utiliza las palabras motivación y voluntad para relatar parte de su entorno profesional mientras dirigía a ese famoso equipo de fútbol.

“Durante algunos años intenté entender por qué algunas personas tienen más motivación que otras. No estoy seguro de que ahora tenga más capacidad para aclarar ese misterio mejor que hace treinta años, pero aprendí cómo aprovechar ese ímpetu y, sé que, si tuviera que elegir entre motivación o talento como el mayor acicate, me quedaría con la motivación”.

“Para mí la motivación es una combinación de buena disposición para trabajar duro, fortaleza emocional, un enorme poder de concentración y la negativa a aceptar la derrota”.

“En el Manchester United dirigí a muchos jugadores que eran el paradigma de la motivación necesaria para triunfar. La motivación de un jugador puede tener un tremendo efecto en un equipo, una motivación ganadora es como una poción mágica que se contagia”.

“Muchos jugadores tenían una motivación inspiradora, una como para jugar más partidos que el promedio de la liga, y eran valientes, organizados y disciplinados, pero, carecían de suficiente ritmo y toque, sin embargo yo los seleccionaba para jugar porque compensaban sus carencias técnicas con una contagiosa y enraizada voluntad para ganar. Esto para mí era casi lo más importante”.

Cuando Ferguson menciona a jugadores que carecían de facultades técnicas en ningún momento les quiere restar méritos,

decía que apreciaba a muchos a pesar de carecer de un talento innato y siempre los ponía de ejemplo de motivación porque, solo con su fuerza de voluntad, valor y determinación compensaban con creces todas sus carencias técnicas.

Escucha este emprendedor discurso de J.K. Rowling (Autora de la exitosa zaga de libros de Harry Potter).

“La preparación, el trabajo, el talento innato y hasta la genialidad

nunca podrán superar por sí mismos a la perseverancia. El mundo está lleno de gente preparada y gente con talento que no ha logrado conseguir sus metas, ya sea por una falta de motivación, o de no tener un motivo. Lo que marca la diferencia es la voluntad, la determinación”. – María Mercè Conangla y Jaume Soler.

Los planes, los objetivos o las metas, son retos que nos ponemos a nosotros mismos y con los que nos ponemos a prueba.

“Los ganadores y los perdedores no son fruto de la casualidad, o de un día de suerte, sino que son dos modelos de persona en los que uno de ellos ha de invertir mucho tiempo y esfuerzo. La diferencia viene dada por la voluntad, la lucha e incluso la obstinación para la consecución de lo que queremos”. – María Mercè Conangla y Jaume Soler.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *