Emprender no es lo siguiente | 491

Emprender no es lo siguiente | el lado oscuro del emprendimiento | emprender no es fácil | el camino incorrecto de los emprendedores | ideas erróneas o equivocadas acerca del emprendimiento | lo que evitan los emprendedores | motivación para emprender
15 Ideas equivocadas acerca del Emprendimiento. Frase de la imagen de Drew Houston, Fundador de Dropbox: “Es un error pensar que los emprendedores aman el riesgo. En realidad, todos queremos que las cosas salgan como esperamos. Lo que necesitas es un optimismo ciego y tolerancia a la incertidumbre”.

EMPRENDER NO ES LO SIGUIENTE.

¿Te has preguntado si lo que haces tiene o no relación con el emprendimiento?

Desde mi perspectiva, existen algunas acciones que poco o nada tienen que ver con el acto de «emprender».

Estoy detectando que el ciberespacio y las redes sociales están llenas de emprendedores y auto-nombrados «figuras públicas«, «expertos» y «gurús«, personas y profesionales que profesan el emprendimiento como una forma de ganarse la vida.

Estos supuestos profesionales, como todos, tienen todo el derecho de tratar de generar ingresos llevando a cabo su proyecto personal.

Independientemente de que mucha gente tenga ideas y proyectos para emprender, en general, el desempleo y la falta de oportunidades para obtener un trabajo digno, en gran medida nos obligan a tener que pensar cómo resolver esa importante y complicada situación profesional que es: “la carencia de ingresos económicos”.

En este podcast para emprendedores he hablado y escrito mucho acerca del significado del emprendimiento, que en estricta definición es:

Emprendimiento.- Acto planificado y concebido para tomar las acciones necesarias que nos conduzcan hacia un claro objetivo.
Bajo esta definición:

El emprendedor busca tener una empresa propia, una que cuente con la capacidad de generar un producto o un servicio que sea deseable o necesario para los consumidores.

En este podcast de emprendimiento, he desarrollado varias entradas acerca de las características con las que debe contar un emprendedor,

tanto en el plano personal (interno, como motivación y voluntad) como

el plano profesional (sus habilidades y competencias), además de

otras variables que también se deben tomar en cuenta, tales como:

insumos, inversión económica, activos, conexiones personales, derechos de autor, plan de empresa y una gran variedad de elementos necesarios para la puesta en marcha de su proyecto.

Emprender es hablar con los hechos, es poder demostrar de forma tangible el trabajo que uno hace, ese que le es útil a los demás para mejorar sus vidas o su trabajo.

15 Cosas que no tienen relación con al Acto de Emprender.

UNO. Emprender no es tomarte una foto junto a un coche deportivo de alta gama,

o subiendo a un jet privado, o sentado en la oficina de un rascacielos. Ten en cuenta que este tipo de fotos pueden haber sido artificialmente concebidas para demostrar una imagen de la que en realidad se carece.

DOS. Emprender no es solo publicar tus fotos en las redes sociales,

así estés sentado frente a una computadora, leyendo un manual o tomándote una cerveza bajo una palmera.

TRES. Emprender no es perder tu tiempo haciendo cosas que nada tienen que ver con las actividades propias de tu proyecto.

Por supuesto que puedes hacer actividades recreativas con tu familia, actividades que te distraigan, como hacer deporte, o salir a bailar.

Pero, si gastas grandes proporciones de tu tiempo jugando vídeo-juegos, viendo películas y series, yendo al bar con los amigos, sin ser un empresario consolidado, estás perdiendo el tiempo que te sería muy útil para avanzar en tu emprendimiento.

CUATRO. Emprender no solo es tener la idea de llegar a lo más alto y menos anunciarla a todos los medios.

Cuando uno pretende convertirse en líder de una gran corporación, o de un colectivo, uno no emprende comunicándolo a todos ni tampoco exteriorizando sus ilusiones,

se emprende y se lidera con el ejemplo, demostrándolo.

CINCO. Emprender no es tener libertad de hacer lo que quieras

y menos andar diciéndolo por allí, porque eso más bien parece una justificación, una en la que quieres dar a entender que haces lo que se te apetezca en cada momento y eso un emprendedor nato sabe que no es posible.

Un emprendedor natural se debe a sus clientes, y en sus primeros años sabe muy bien que carece de libertades.

El emprendedor que inicia un camino lleno de obstáculos no tiene tantos márgenes de maniobra, ni tanto tiempo libre, especialmente en las etapas en que la empresa todavía no se consolida facturando con regularidad.

SEIS. No se emprende solo como solución para hacerte millonario.

Intentar convertirse en un millonario es una aspiración respetable y cada quién está en su derecho de tratar de lograrlo, eso está bien, pero si esa es la principal motivación que te empuja lo veo complicado, especialmente cuando eso se comunica por todos los medios.

SIETE. Emprender no es buscar que otros hagan el trabajo que tú no quieres o no puedes hacer, so pretexto de colaboración.

Los que han emprendido saben que en las primeras etapas de un negocio tienen que ensuciarse las manos, tienen que hacer las cosas para aprender, para saber cómo exigirlas, para ahorrar costes, para conocer cómo se produce algo con calidad.

El emprendedor en ciernes está totalmente consciente de que tendrá que cargar con la mayoría del trabajo y las gestiones que sean necesarias para que las cosas sucedan.

Está bien hacer conexiones y colaboraciones, pero no para utilizar a otros a tu favor.
El principio de colaboración reside en ayudar a los demás.

Un buen emprendedor no le pide a otro que colabore con su tiempo y trabajo con la justificación de que luego le pagará, o que lo compensará cuando la empresa genere algún impacto.

OCHO. Emprender no es hacer lo que otros te dicen, ni acatar las normas en el buen sentido.

En algunas ocasiones el emprendedor tiene que transgredir las normas establecidas, tiene que hacer y proponer lo no convencional.

El que está sentado en una oficina haciendo lo que su Jefe y la compañía le dicen que haga no está emprendiendo, porque está atado. En lugar de esto, el emprendedor propone algo disruptivo, algo diferente y asume riesgos.

NUEVE. Darte de alta el Linkedin no es emprender.

Cargar tu currículum en Linkedin y solicitar muchos contactos no es emprender, eso solo es la mínima acción que tienes que hacer para que alguien te descubra y te proponga un puesto de trabajo, o alguna colaboración

Esto no tiene nada que ver con el hecho de emprender, a no ser que des de alta a tu empresa personal.

DIEZ. Emprender no es estar todo el día pegado a tu smartphone,

ni viendo “qué hace tu competencia en las redes sociales”.

Emprender no es estar dando scroll o desplazando tu dedo por la pantalla del teléfono.

Emprender no es estar esperando «likes» ni comentarios por las imágenes que colgaste, o los pensamientos que compartiste de Albert Einstein.

ONCE. Emprender no es asociarte con una empresa de estructura piramidal,

una que te exija que busques integrar más gente que venda productos de consumo para que tú te lleves una comisión.

Emprender no tiene nada que ver con solo ganar comisiones por las ventas que hacen por y para ti personas de buena fe.

DOCE. Si dices que hacer un Plan de Negocios o elaborar un Proyecto Ejecutivo no es necesario para lanzar tu negocio,

no estás siendo un emprendedor prudente ni planeador; pero s eso sí, eres un arriesgado emprendedor que se juega su inversión de tiempo y dinero sin bases ni estructura.

TRECE. Emprender no tiene que ver con ganar dinero por viajar.

Tal como Yo lo veo, solo se puede ganar dinero viajando si se trabaja para una línea aérea, ya sea como piloto o como sobrecargo, y aún así éstos no son emprendedores, son empleados.

El otro esquema que por allí se propone es cruzando fronteras transportando estupefacientes en pequeñas bolsitas alojadas en el estómago y en los intestinos, pero esto es ilegal y te puede llevar a la cárcel, y tampoco tiene nada que ver con ser un emprendedor.

CATORCE. Emprender no es venderle a los demás una supuesta forma de alcanzar el éxito, tal como tú lo hiciste.

Vender la fórmula de un supuesto éxito personal puede ser una alternativa para generar ingresos, pero tienes que ser muy claro:

Como vender un libro donde comentas tus experiencias, o un seminario en internet que te abra los ojos a un nuevo concepto, o unos tutoriales en video para aprender una técnica,

Pero, el emprendimiento no tiene nada que ver con tratar de vender ideas de un supuesto éxito que no se puede demostrar, o que no está totalmente claro, o que no lo puedes comunicar públicamente sino solo por mensajes en privado.

Los emprendedores más exitosos que conozco (como Mark Cuban) no andan vendiendo por allí sus fórmulas del éxito.

QUINCE. Emprender no tiene que ver con abandonar tus estudios.

Aunque varios gurús del software y de la tecnología hayan dejado sus estudios universitarios y logrado enormes éxitos a escala mundial, no creas que tu camino será exactamente el mismo.

Dejar los estudios en cualquiera de sus etapas no quiere decir que seas un emprendedor mejor que los demás.

Yo siempre te recomendaré los estudios, porque en algún punto te pueden ser de gran utilidad.

No encuentro ni positivo ni constructivo dejar de estudiar con el pretexto de que se va a emprender.

Un título es una herramienta más, y mientras cuentes con más herramientas más fácil harás tu camino de emprendimiento.

Si tienes la oportunidad de estudiar hazlo, no la desaproveches, que después tendrás tiempo de emprender todo lo que quieras.


«Es un error pensar que los emprendedores aman el riesgo. En realidad, todos queremos que las cosas salgan como esperamos. Lo que necesitas es un optimismo ciego y tolerancia a la incertidumbre».

-Drew Houston.


Fotografía de Pixabay.com libre de Derechos de Autor.

Fotógrafo: English Free Photos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *