El Poder de la Conciencia como Habilidad Ejecutiva | 530

Funciones ejecutivas y toma de decisiones | disfunción ejecutiva | Control mental a la hora de decidir | El Poder de la Conciencia como Habilidad Ejecutiva | Las competencias blandas o soft skills son habilidades muy valoradas en un ejecutivo o emprendedor | Habilidades transversales
El Poder de la Conciencia como Habilidad Ejecutiva. Frase de la imagen de Carl Gustav Jung: “Hasta que lo inconsciente no se haga consciente, el subconsciente seguirá dirigiendo tu vida y tú le llamarás destino”.

El Poder de la Conciencia

¿Sabes controlar tus emociones a la hora de tomar decisiones?

En esta entrada del podcast de emprendimiento te voy a compartir una de las historias que se le atribuyen a Sócrates, el connotado filósofo de la Grecia Antigua.

Sócrates ( 470 a.C. – 399 a.C. )  ha sido una de las figuras del pensamiento más importantes de la historia universal, fue un maestro dedicado a generar pensamiento a través de la conversación y el diálogo, en donde él ejercitaba lo que llamó Mayéutica‘.

Mayéutica.- Arte de ayudar y propiciar la aparición y entendimiento de los conceptos del pensamiento universal a través de un diálogo civilizado.

Lo curioso y paradójico de la vida y obra de Sócrates es que a pesar de haber enseñado muchísimos temas, y desarrollado conceptos tan variados como la justicia, la ética, la belleza, la virtud, la verdad o el deber, él al parecer nunca escribió un solo libro,

todos los registros de sus pensamientos, así como sus diálogos y conjeturas fueron escritos por varios de sus discípulos, entre ellos el más importante fue Platón, en sus ‘Diálogos Socráticos’.

En los Diálogos Socráticos, Platón narra una serie de conversaciones que Sócrates debatió con sus discípulos durante los últimos días de su vida.

Sócrates fue un hombre sabio que lideró a un pequeño grupo de pensadores llamados sofistas,

y en su momento fue criticado injustamente por el ‘establishment‘ de la época, o sea, por las personas que ostentaban el poder, quienes lo consideraban una especie de disidente (o desobediente de las leyes), éstos veían en él y en la filosofía que profesaba un riesgo para las ideas morales de la época.

A Sócrates le dieron la oportunidad de retractarse de su filosofía transgresora, cosa que sus discípulos le rogaban, porque así hubiera evitado su dramático desenlace; pero dado que era un hombre de firmes principios, no pensaba arrepentirse de sus conceptos, así que acabó siendo ejecutado:

Lo obligaron a tomarse la cicuta (planta herbácea altamente venenosa).

A continuación, les comparto una de las historias que se le atribuyen a Sócrates.

Un día, mientras Sócrates se encontraba disertando con sus discípulos, se presentó ante todos un astrólogo quien afirmaba que podía definir con acierto el carácter de una persona solo con observar su cara.

Los discípulos de Sócrates, como personas proclives a escuchar nuevas ideas y conceptos, le pidieron al astrólogo que describiera la personalidad de Sócrates.

Entonces, el astrólogo se puso a observar con mucha atención al maestro filósofo, y dijo:

-La forma de las fosas nasales me dice que esta persona tiene problemas con el control de la ira.

Como era de esperarse, al escuchar esto, los discípulos de Sócrates se molestaron , querían rebatirle al astrólogo, porque si algo distinguía a Socrates era que jamás demostraba su enojo, pero Sócrates les pidió que se calmaran y que dejaran al astrólogo continuar con su ejercicio.

El astrólogo continuó la observación y dijo:

-La forma de la cabeza revela que esta persona es definitivamente codiciosa. Por la composición de su barbilla se puede afirmar que es alguien caprichoso. Además, por la forma de sus labios y la disposición de sus dientes se puede aseverar que esta persona siempre incita a la gente a la rebeldía contra la autoridad.

Al final, y aún después de todas esas afirmaciones,

el mismo Sócrates le pagó al astrólogo por su dictamen y lo invitó dejarlos e irse de allí.

Los discípulos de Sócrates se encontraban muy sorprendidos, porque conocían a su maestro y sabían que no había una sola verdad en todas esas afirmaciones. Y le preguntaron:

-Maestro: ¿Por qué lo recompensaste después de escuchar todas esas mentiras y cosas negativas acerca de ti?

Sócrates, en su estilo moderado y conciliador los tranquilizó diciéndoles:

-Es verdad todo lo que dijo el astrólogo acerca de mí. Yo acepto que tengo todas esas características negativas en mi persona, y por eso le di una compensación económica.

Y, continúo explicándoles:

-Pero, también les puedo decir que ese astrólogo sí que cometió un error:

Lo que sucedió es que a pesar de haber dicho todas esas cosas negativas, no hizo hincapié en el poder de mi consciencia. Ese astrólogo no dijo que con el poder de mi conciencia mantengo el control sobre todas esas cosas negativas, que son parte de mi naturaleza, las que no voy a negar.

Aquí la moraleja del ‘Poder de la conciencia’ podría ser que:

Todos carecemos de una u otra virtud, pero si a pesar de todo podemos controlar nuestra naturaleza y usar el poder de nuestra conciencia, entonces podremos lidiar con facilidad cualquier situación crítica o de dificultad.

Nadie que uno conozca en este mundo es perfecto.

En el mundo de la actualidad empresarial, al poder de la conciencia que decía Sócrates,

se le llama ‘capacidad ejecutiva’ al dominio de la mente sobre esas debilidades de la naturaleza humana, y

el buen manejo de esta capacidad es una de las habilidades más valoradas entre los ejecutivos de más alto nivel, y hago hincapié en el más alto nivel porque es justo en esos estratos donde se toman las decisiones más complejas,

A mayores responsabilidades en la toma de decisiones, mayor alcance y repercusión en sus resultados, aquí se requiere mayor exigencia para tener un control total sobre las emociones primarias.

Ante la toma de una decisión, el ejecutivo primero tiene que saber dominarse, para estar en condiciones óptimas para evaluar y decidir lo mejor para su compañía.

Esta habilidad de control personal bajo altos niveles de presión ahora también se conoce como una de las soft skills (competencias transversales), o competencias blandas.

Las Competencias Transversales como factores de Éxito.

Una de las habilidades más valoradas en un ejecutivo, el que sea, es su capacidad de auto-control, de saber gestionarse bajo presión, o de saber controlarse incluso cuando está remando contra corriente, contra las adversidades.

Otras entradas que pueden interesarte:
Pequeñas decisiones con grandes consecuencias.
Consecuencias del Ego en la toma de decisiones.

Hasta que lo inconsciente no se haga consciente, el subconsciente seguirá dirigiendo tu vida y tú le llamarás destino.

-Carl Gustav Jung

Fotografía de «El Poder de la Conciencia» de Pixabay.com libre de Derechos de Autor.
Fotógrafa: Erika Wittlieb

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *