¿Qué es hacer bien un trabajo? | 706

Consejos para convertirte en un trabajador exitoso | Cómo hacer bien un trabajo | Cómo destacar con mi trabajo | ¿Qué es hacer bien un trabajo? | Cómo se trabaja bien | Requisitos para hacer un buen trabajo o para trabajar como quiere mi jefe | Cómo ser un buen trabajador | Perfil de un excelente trabajador
¿Qué es hacer bien un trabajo?| Por: Gustavo Pérez Ruiz.

¿Qué es hacer bien un trabajo?

Estamos presenciando la evolución acelerada de las formas de hacer o desempeñar el trabajo, desde aquel que se realizaba personalmente en una oficina hasta el mismo que se lleva a cabo desde una ubicación remota, ya sea en tu casa o en el despacho personal donde tengas tu mesa de trabajo.

Estoy hablando del trabajo de escritorio, ese que no requiere de la fuerza física ni de una manufactura directa en taller o en fábrica.

El trabajo intelectual está sufriendo una transformación sin precedentes gracias a la nueva realidad pandémica.

En un reportaje que vi en la cadena británica BBC, varios especialistas en cuestiones laborales comentaban que independientemente de la pandemia, el trabajo desde casa ya estaba previsto para desarrollarse -en mayor proporción- dentro de 10 ó 15 años más, pero la pandemia aceleró ésta al parecer inevitable tendencia.

Trabajar y hacerlo de manera decorosa desde una ubicación remota plantea retos nunca antes contemplados, especialmente para aquellos quienes le daban un gran peso a las interminables horas en la oficina. Estos individuos ahora se enfrentan a un nuevo desafío:

‘Hacer simplemente bien su trabajo guardando las formas y el fondo predeterminados’.

Pero, ¿Qué es o qué significa hacer bien un trabajo?

Hacer bien un trabajo en principio implica cumplir con resultados.

Generalmente los resultados están asociados a una buena producción, a la eficiencia en el saber hacer y particularmente a la buena generación de ingresos.

Liderazgo es producir resultados

Dice un dicho que ‘Para gustos colores y sabores’, por lo cual cada empresa o profesional le da el valor que juzga conveniente a los resultados individuales que cada empleado o asociado entrega, ya sea de forma presencial o remota.

Seth godin, el famoso conferencista y especialista en Mercadotecnia o Marketing decía hace como diez años, mucho antes de la pandemia, que existen dos formas de abordar el trabajo:

Primera.

Para muchos, una forma de abordar su propio trabajo es la siguiente:

«Llego a tiempo a mi lugar de trabajo, incluso un poco antes de la hora asignada. Hago lo que me pide mi jefe, intentando que sea un poco más rápido de lo que él o ella espera de mi, o de mi puesto.

Procuro mantener y entregar mi trabajo a tiempo y dentro del presupuesto, por lo tanto me puedo considerar como un trabajador eficiente y leal».

Segunda.

Para otros tantos más, su forma alternativa de abordar el trabajo es la siguiente:

Antes que todo me pongo a reflexionar y a cuestionarme «¿Qué es eso que no me están pidiendo lo cual si puedo hacer, aprender de, causar un impacto y posiblemente fracasar (pero sobreviviendo dentro de la organización)?

¿Qué labor o actividad productiva he detectado que no está en mi agenda, pero por la que puedo luchar con el fin de agregarla dentro de mis funciones?

¿A quién puedo alarmar o asustar con una de mis propuestas? (es posible que una de mis propuestas saque a muchas personas de su zona de confort, pero también es posible que esa sugerencia nos haga a todos progresar).

¿Qué más puedo aprender?,
¿Cómo puedo ir más rápido?,
Si estoy cumpliendo eficiente y efectivamente con mis funciones ¿Dónde más puedo ser de utilidad?
¿Qué tipo de legado estoy creando?»

Y, cuando hablamos de legado puede que nos parezca que Seth se refiere a palabras mayores, pero dejar un legado no debería confundirse con escribir una serie de 20 libros, ni con libertar a un país que sufre una dictadura, ni con descubrir una cura para la demencia, ni diseñar el edificio más alto del mundo ni fundar una millonaria empresa de software.

¿Qué significa entregar una labor con calidad?

Ya sea que se desarrolle presencial o remotamente, hacer bien un trabajo tiene que ver además con otro tipo de cosas que van más allá de dejar un legado a la humanidad, por eso aquí les propongo una variedad de ideas en torno al trabajo y su buen o mal desarrollo:

Para empezar:
Hacer bien un trabajo habla del tamaño y de la clase de hombre o mujer que eres, eficiente, organizada, honrado y/o orientada a entregar resultados.
Desarrollar unas funciones de forma encomiable no siempre implica crear algo descomunal o innovar de forma nunca antes vista. Muchas veces hacer bien un trabajo significa trabajar con total dedicación, sin presumir, sin vanagloriarse de los resultados.

Lo que realmente cuenta NO son las horas que dedicas a tu trabajo, lo que cuenta por encima de todo es el trabajo que dedicas a cada una de esas horas.

El escritor alemán Patrick Süskind, autor del libro “El perfume” dice que:
“El trabajo talentoso no significa nada, mientras que la experiencia que se adquiere con humildad y trabajo duro significa todo».

En relación al trabajo Indira Gandhi hizo el siguiente comentario:

“En una ocasión mi abuelo me enseñó que existen dos tipos de personas: Las que hacen el trabajo y las que se llevan el mérito. Él siempre me insistía que tratara de estar en el primer grupo porque allí hay mucha menos competencia”.

Conocemos a mucha gente que detectan el trabajo bien hecho y aun así lo silencian. Muy pocas personas son capaces de dar un paso adelante para reconocer y agradecer ese servicio o producto que ellas no han desarrollado, por no poder o no querer hacerlo.

Tu trabajo, cualquiera que sea, va a ocupar gran parte de tu vida, y la única forma de estar verdaderamente satisfecho es haciendo lo que consideras que es un gran trabajo.

La forma más recomendable de lograr un gran trabajo es amar lo que haces, no importando si recibes o no el reconocimiento de los demás, y hablando de los demás me refiero a tus jefes, supervisores, compañeros, seguidores y hasta tus amigos.


Ya sea que esté bien hecho o no, que sea entregado en persona o en forma remota, cada trabajo es un auto-retrato de la persona que lo hizo. Por lo tanto, autografía eso que produces con excelencia.


Es probable que no te den el justo reconocimiento por eso que haces con gran calidad, pero también existen muchas probabilidades de que te digan:

“Tener a alguien como usted es un gran honor para nuestra organización. Con tu arduo trabajo has contribuido para que esta empresa progrese significativamente.

Quizá no te lo digan cada día, pero más allá de que tu trabajo sea bien o muy bien hecho, siempre es y será un placer trabajar con alguien que sabe cómo crear un ambiente de trabajo amigable e inspirador.

Siempre se aprecia a la persona que reconoce el trabajo de quien se lo merece y que propicia la retribución equitativa entre todos los miembros de un grupo, una persona así es altamente valorada en cualquier ambiente laboral.


Ed Sullivan quien fuera un popular presentador y reportero deportivo decía que:

«Si haces un buen trabajo por los demás, al mismo tiempo te estás curando a ti mismo, porque una dosis de alegría es como una cura espiritual. Cuando lo que haces ayuda a otros eso trasciende todas las barreras (Incluida la suerte….)».

Y hablando de la fortuna:

La suerte tiene una curiosa forma de entrar en la vida de las personas. Dondequiera que vayas observa y sigue a las personas trabajadoras, te darás cuenta que en la mayoría de los casos la suerte no se presenta para los holgazanes.

Alguien que no ha tenido suerte, sino más bien se ha dedicado a crear oportunidades para sí mismo es el Actor y rapero Will Smith, quien ha dicho lo siguiente:

“Si no estás dispuesto a trabajar duro, deja que alguien más lo haga. Yo mil veces prefiero ser alguien que desempeñe un horrible trabajo pero que da el 110%, que ser uno que haga un trabajo deseable pero que solo aporte el 60%».
10 Reglas de Éxito de Will Smith

Sandra Day O’Connor, la primera mujer en ocupar una posición de juez en la Suprema Corte de los Estados Unidos ha declarado que:
«Hasta el momento desconozco que existan atajos para hacer un buen trabajo».

El escritor y orador motivacional Zig Ziglar decía en relación al trabajo que:

Diversas investigaciones indican que los empleados tienen básicamente tres necesidades:

1. Tener un trabajo interesante,

2. Contar con el reconocimiento por hacer un buen trabajo (esto incluye obviamente una compensación económica justamente remunerada y la palmadita en la espalda después de un trabajo bien hecho) y

3. Que se les permita participar en las cosas que suceden en la empresa.


El ex-cantante de ópera y presentador de televisión Mike Rowe suele decir que:
“Existen muchísimas cosas que no podemos controlar, pero lo que está completamente en nuestro alcance y poder es decidir cuál es la definición de ‘hacer bien un trabajo’. Eso solo depende de nosotros, no necesitamos que nadie nos imponga sus parámetros de lo que significa un trabajo bien hecho».

Whitney Wolfe Herd, la emprendedora y ahora empresaria de medios digitales (cofundadora de Tinder) comenta lo siguiente:

“Yo solo espero que más y más mujeres se den cuenta de que si tu instinto te dice que estás haciendo un buen trabajo, lo estás haciendo bien” (es que el instinto de las mujeres casi nunca falla).


Jack Ma, el millonario fundador de Alibaba, el emporio de comercio electrónico online dice que:

«Un buen trabajo no es algo que tu salgas a buscar a la calle, un buen trabajo es algo que tú descubres mientras estás trabajando».

10 Consejos de Jack Ma, el chino más rico del Mundo

Madeleine Albright, quien fuera la primera mujer en ocupar el puesto de Secretaria de Estado de los Estados Unidos acuñó la siguiente cita:

«Cualquiera que sea el trabajo que te pidan desarrollar, a cualquier nivel, haz un buen trabajo porque tu reputación o marca personal es tu currículum».
50 Frases de Mujeres Emprendedoras

Yo creo que todos disfrutamos desarrollando el tipo de trabajo para el que sentimos que estamos mejor preparados, y eso abarca un infinito espectro, no importando si te gusta pintar cuadros al óleo, enseñar un determinado conocimiento, escribir en un blog, podar jardines como Forrest Gump, o como si tienes que hacer interminables cálculos para interpretar datos estadísticos, eso lo decide cada uno.

¡Gracias por leer este blog!


“Es imposible ser perfecto o perfecta, y no harás un buen trabajo mientras estés demasiado concentrado en demostrarle a los demás lo que tú vales”.

-Jessica Williams

Entradas similares que podrían interesarte:
¿Quién puede considerarse Personaje público?
Un Buen Servicio Marca la Diferencia
¿Cuánto vale tu Idea de Negocio?

 


Imagen de Pixabay.com libre de Derechos Reservados.
Fotógrafo: Pexels

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *