Reflexiones de un Actor galardonado | 183

Discurso de Graduación en la Universidad de Houston
Reflexiones de Matthew MacConaughey | Podcast | Por: Gustavo Pérez

4 Reflexiones de Matthew MacConaughey

Resumen del discurso que el Actor Matthew MacConaughey, pronunciara en el año 2015, durante la Ceremonia de Graduación de alumnos de la Universidad de Houston.

Este discurso se titula 13 LECCIONES APRENDIDAS,  y el mismo MacConaughey indica que espera que estas reflexiones se compartan y distribuyan por donde queramos, sin perjuicio de derechos ni nada.  Aquí solo traduje un resumen de las primeras 4 primeras lecciones;  considero que este discurso vale la pena por las variadas reflexiones en temas como el trabajo, la motivación y el sentido de la vida que MacConaughey comparte en su particular estilo relajado y sincero.

Vínculo/Link:
13 Lessons Learned  By Matthew McConaughey

Por respeto a ustedes y a sus esfuerzos por obtener este Grado Universitario, he estado pensando largo y tendido sobre lo que hoy podría compartirles.

Yo tengo dos hermanos, uno estaba en high school o bachillerato a principios de los 70’s, una época en que obtener el GED (el Examen de Desarrollo de Educación General por sus siglas en Inglés) te daba un trabajo y en la que tener un Grado Universitario era algo muy destacado. Mi otro hermano estuvo en High School a principios de los 80’s, cuando el GED ya no era suficiente para garantizar un empleo, ya se necesitaba el Grado Universitario. Yo me gradué de High School en el 88 y obtuve mi título Universitario en el 93, ese Grado Universitario ya no significaba tanto, ya no es ni boleto, ni bono, ni pase gratis para llegar a ningún lado.

Entonces, ¿Qué significa hoy su título Universitario?: Significa que han obtenido una educación, significa que tienen más conocimiento en «una» materia específica, significa que tienen más pericia en ese Grado que ostentan, y vocación.

Algunos de ustedes quizá ya tengan un trabajo casi asegurado, un camino donde su trabajo puede convertirse en su futura carrera, pero para muchos de ustedes el futuro es probablemente muy incierto. Todavía no tienen el trabajo que refleja directamente el Grado que han obtenido, y muchos de ustedes ni siquiera han trabajado. En su vida Solo han completado su currículum académico, ese que empezaron desde que tenían 5 años y hasta ahora.

Y su futuro (los días por venir) puede que no sea tan claro como lo era hace 5 años. No tienen todas las respuestas, y eso da miedo.

Esto está bien, así son las cosas ahora, esta es la realidad que enfrentan, el mundo en que vivimos.

No estoy aquí para desalentarlos o menospreciar los logros que celebramos este día, estoy aquí para ir al grano, para brincarme las adulaciones y evitar el “muy bien muchachos”, porque Yo sé de esto.

Mientras más pronto nos hagamos menos impresionables, con nuestra vida, con nuestros logros, con nuestra carrera, con las expectativas que tenemos enfrente, tan pronto como seamos menos impresionables y más nos involucremos con estas cosas, lo más rápido que lograremos hacerlas mejor.

Aquí les hablaré de las cosas que me han tocado a mí a lo largo de mi carrera. Les hablaré de mis verdades, pero eso no las hace solo mías, porque uno no puede ser dueño de una verdad. Yo veo estas verdades como paradigmas. Y son suyas, para que las adopten o me las roben, para que las compartan y las apliquen en sus propias vidas, al mejor modo que les convenga.

VERDAD NÚMERO UNO.

LA VIDA NO ES FÁCIL. No intentes hacerla de esa forma, no es justo, nunca lo fue, no lo es ahora ni lo será. No caigas en la trampa de declararte como la víctima, porque no lo eres. Supéralo y sigue adelante con tu vida. Y sí, el sabor de las cosas es más gratificante cuando has sudado lo bastante para conseguirlas.

VERDAD NÚMERO DOS.

«INCREÍBLE» ES LA PALABRA MÁS ESTÚPIDA DEL DICCIONARIO. Increíble no debería salir nunca de nuestras bocas.
Decir ¡Qué obra tan increíble!, ¡fue un libro increíble!, una película, un acto de valentía, ¿realmente lo fueron?.

Pudo haber sido espectacular, fenomenal, excelente y excepcional, pero ¿increíble? NO. Dale a los demás y a ti mismo más crédito, ya pasó, lo atestiguaste o lo has hecho tú, ¡créetelo!.

Pero, ¿qué hay del otro lado de increíble?, cuando los humanos no damos resultados u obramos fuera de lugar. Un hombre estrella el avión que vuela en el World Trade Center, millones mueren de enfermedades para las que ya existen curas, un desvergonzado engaña a alguien, o nuestro mejor amigo nos miente, y lo peor, nosotros nos mentimos a nosotros mismos todo el tiempo, ¿increíble? Eso no lo creo, y justo nos vuelve a pasar, y sucede todos los días. No nos debería sorprender, somos los mamíferos erguidos más tramposos del mundo; no me preocupa que me engañen los simios, me preocupo por ti y por mí.

Nada de lo que hacemos es increíble, esta es una estúpida palabra.

VERDAD NÚMERO TRES.

LA FELICIDAD ES DIFERENTE DE LA ALEGRÍA. Yo solo quiero ser feliz, escucho esto todo el tiempo. Pero ¿qué es la felicidad?. La felicidad es la respuesta emocional a un resultado. Si gano seré feliz, si no lo logro no lo seré. Pero entonces, causa y efecto, solo si tú me das yo te doy como regla general que no podemos sostener porque siempre exigimos.

Lo ves, la felicidad se basa en resultados que primero exigimos.

Si lo que persigues es la felicidad, vas a estar decepcionándote constantemente y serás infeliz la mayor parte del tiempo. En cambio, la alegría, es otra cosa. No es una opción, no es la respuesta a algún resultado, es una constante. La alegría es el sentimiento que resulta de hacer lo que nos place, sin importar cuál sea su resultado.

A nivel personal, como Actor, empecé a disfrutar mi trabajo y ser literalmente más feliz cuando dejé de hacer mis labores diarias solo buscando un fin específico. -Necesito hacer que esta película sea un éxito de taquilla, necesito que mi actuación sea reconocida, necesito el respeto de mis compañeros.

Todas estas eran aspiraciones razonables, pero la verdad es que tan pronto como mi trabajo, la realización de la película, o el desarrollo del guión se convirtieron en la recompensa misma, es que empecé a tener más éxito en taquillas, a recibí más elogios y me gané el respeto que no tenía antes.

Lo ven, la alegría es siempre una Obra en Construcción,

estoy concentrado en ella permanentemente, la tengo muy viva y bien cuidada haciendo aquello que me place, y disfrutando alegremente con ello.

VERDAD NÚMERO CUATRO.

DEFINE EL ÉXITO PARA TI MISMO. Unos años atrás fui a una tienda de voodoo en Nueva Orleans. Allí tenían apiladas botellitas con pociones mágicas que en sus etiquetas indicaban lo que te darían: Fertilidad, Salud, Familia, Ayuda Legal, Energía, Perdón, Dinero.

Adivinen ¿qué columna estaba vacía?. ¡La del Dinero!. Admitámoslo, hoy el dinero es el Rey, hace que el Mundo gire. Dinero es éxito, cuanto más tengamos, más exitosos seremos, ¿verdad?.

Yo diría incluso que hasta nuestros valores culturales han sido financiados, la humildad ya no está de moda, es muy pasiva. Ahora se trata de hacerse rico en internet, de tener nuestros 10 minutos de fama mundial. Lo veo cada día.

¿Todos queremos ser exitosos, no? Pero nos tenemos que preguntar:

¿Qué es el éxito para nosotros?,
¿Qué es el éxito para ti?,
¿Hacer más dinero?

OK, no tengo nada en contra del dinero. Pero el éxito puede ser quizá ¿tener una familia sana?,  ¿un matrimonio feliz?, ¿el ayudar a los demás?, ¿Ser famoso?, ¿Resonar espiritualmente?, ¿Dejar este mundo como un lugar un poquito mejor de lo que lo encontramos?.

No dejes de hacerte esa pregunta. Tu respuesta podrá cambiar con el transcurso del tiempo, y está bien, pero hazte a ti mismo el siguiente favor:

Cualquiera que sea tu respuesta, no escojas cualquier cosa que ponga en peligro tu alma. Prioriza quién eres, quién quieres ser, y no gastes tiempo con algo que contraponga o se enemiste con tu carácter.

La Vida no es un concurso de popularidad. Sé valiente, conquista la colina pero primero contéstate la pregunta: ¿Cuál es mi colina?

¿Cómo defino yo el éxito? Para mí, es la medida de cinco cosas: la paternidad, ser un buen marido, la salud, mi carrera, y la amistad. Esto es lo que para mí es importante en la Vida.

Así que trato de medirme con estas cinco cosas cada día, diario las checo, veo si estoy con cada una en deuda o en la sección de crédito. ¿Estoy con cada una en números rojos o en números negros?

A veces por ejemplo mi carrera está rodando en números negros pero veo que a la relación con mi esposa le vendría mejor un poco más de mi atención. Tengo que recalibrar todas estas cosas, checarlas y balancearlas, para que ninguna caiga en números rojos.

Por cierto, recuerda decir GRACIAS más a menudo.

En resumen, tenemos que definir y hacer reflexiones de lo que es el éxito para nosotros mismos, y trabajar para lograrlo, hacer una evaluación diaria, regar nuestro jardín, mantener en buena forma las cosas que son importantes para nosotros.

Por: Matthew McConaughey

Traducción y adaptación: Gustavo Pérez

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *