Cómo vencer la Indiferencia hacia nuestro trabajo | 602

Cómo actuar ante la indiferencia de otros | Cómo superar la indiferencia | indiferencia de pareja | Cómo vencer la Indiferencia hacia nuestro trabajo | Consejos y maneras de contrarrestar a los indiferentes | La indiferencia como forma de maltrato | el desdén Ejecutivo a los proyectos
Cómo vencer la Indiferencia hacia nuestro trabajo. Artículo escrito por Gustavo Pérez Ruiz para the Manager’s Podcast.

Cómo vencer la Indiferencia hacia nuestro trabajo

Supongamos o imaginemos por un momento que el equipo local de tu comunidad -o de tu ciudad- necesita un jugador para su equipo de fútbol, quiere contratar a un buen mediocampista. Y, tú eres un chico o una chica que juega muy bien al fútbol.

Además, conoces en mayor medida a todos las jugadoras o jugadores de tu zona, y piensas que puedes presentarte a la sesión de prácticas para demostrar tus cualidades y tratar de destacar por encima del resto.

Parece muy sencillo,

además de contar con una gran condición física y buena técnica, solo tienes que jugar mejor que los demás, ¡No hay problema!

 

Tienes confianza en que te van a seleccionar,

y dado que te gusta mucho el fútbol y desearías dedicarte a jugarlo de forma profesional, piensas que tienes grandes posibilidades de ser elegido.

Llegas a la sesión de prácticas en óptimas condiciones

El día de la sesión de prácticas te presentaste puntual, motivado y en perfecta forma. Hiciste una magnífica demostración con el balón, y jugaste con soltura para que los reclutadores del Club te evaluaran.

Por allí viste a otros aspirantes que también hicieron su mejor esfuerzo para llamar la atención, a algunos ya los conocías y a otros no; observaste con cierta tranquilidad que en la sesión con el balón no eran mejores que tú.

Y, al final de las prácticas, uno de los reclutadores te avisa lo siguiente:

«No fuiste seleccionado, ya puedes irte»

¿Cómo te sentirías después conocer que te han rechazado?

Especialmente cuando considerabas que tu demostración tanto física como técnica había superado a todos los demás.

¿Cómo procederías después de no haber sido seleccionado incluso hasta sintiendo cierta indiferencia hacia tus cualidades?

A continuación te voy a comentar las ocho opciones que se me ocurren a mi para vencer la indiferencia:

Cómo superar la indiferencia hacia tu trabajo

UNO. Deprimirte

La primera, y nada recomendable: Deprimirte y no hacer nada. Quizá pensar que la fortuna ha sido injusta contigo y quedarte en casa rumiando tu fracaso.

DOS. Criticar

Pasártela criticando a los responsables del club como faltos de miras, y también a sus jugadores tachándolos de incompetentes.

Justificarías tu fracaso diciendo que escogieron a otro porque ‘tenía palancas’ (o es un enchufado), o porque su contratación ya estaba amañada o previamente arreglada como parte de otros intereses ajenos al club.

TRES. Volver a intentarlo en el mismo lugar

Podrías Regresar al mismo Club para volver a intentarlo, una y otra vez, hasta ver quién se cansa primero, ¿Tú o ellos?

Sabes que durante una temporada todo puede pasar, y en unos meses podrían necesitarte como refuerzo.

Solo sería cuestión de hacerte presente y mantenerte en condiciones óptimas tanto mentales como físicas para poder cumplir con el puesto en el caso de que te hablaran posteriormente.

CUATRO. Podrías intentar lo mismo en otro lado

Podrías ir a otro club, al que más te guste o te convenza y presentarte personalmente como candidato a jugar en el mediocampo.

CINCO. Ir con un busca-talentos o reclutador

Una buena opción sería acudir con un reclutador profesional o con un representante de jugadores y pedirle que proponga tu perfil entre su cartera de clubes.

Para esto tendrías que esperar un tiempo indeterminado,

porque ya sabes que los jugadores que no están en activo pierden fogueo.

No te puedes permitir estar mucho tiempo parado fuera de la cancha, porque requieres del juego directo y competitivo para mantener un buen nivel.

SEIS. Te podrías reinventar profesionalmente

Escogerías no deprimirte, ni criticar al club, ni quedarte parado, pero en lugar de eso optarías por dedicarte a hacer otra cosa.

Esto hoy bien podría entenderse como una reinvención profesional.

Decides que por tu bien debes empezar a desarrollar otras habilidades con el fin de destacar en ese otro medio que también te gusta y en el cual confías en llegar a dominar, y para el cual quizá ya no necesitas mantener tu condición física a tope, solo tu intelecto; esto sería muy bueno para poder vencer la indiferencia.

SIETE. Podrías promoverte a través de medios digitales

Optarías por la realización de un vídeo en el que demuestres tus habilidades tanto físicas como técnicas y se lo envías a los Responsables de reclutamiento de muchos Clubes, unos que estén muy alejados de tu ciudad.

Y aquí puedes escoger todo tipo de clubes, no importando categoría, división ni prestigio, tú lo envías a todos los que te gustaría que te contrataran.

Así, enviando tu vídeo por correo electrónico llegarías más lejos sin tener que desplazarte hasta las ciudades que están tan alejadas como en otro país.

Lo malo de esta alternativa es que otros te la podrían copiar, pero lo bueno es que no podrían igualar tu calidad.

El valor que muestres en tu vídeo tampoco es el mejor, pero es único e irrepetible, y a algún club podría servirle, ¿Por qué no?

OCHO. Podrías intentar formar tu propio equipo

Puede que tu coincidas o prefieras alguna de las anteriores alternativas, o quizá hayas pensado en otra, como formar tu propio equipo,

en cuyo caso también vale como opción emprendedora,

Esta es una alternativa muy respetable y aplaudible, pero también una que requerirá mucho esfuerzo de tu parte para poder concretarla.

Yo optaría por la séptima alternativa

Yo en lo personal, en el caso del futbolista me inclinaría por desarrollar la penúltima opción, la del vídeo, o sea la de aprovechar los medios digitales.

En medio natural del futbolista de este ejemplo sería claramente un vídeo, el cual podría enviar por correo electrónico, en archivo Mp4 ó publicarlo en Youtube, o en su propia página web.

El currículum y el audio no le funcionan gran cosa al futbolista, porque en estos medios no se pueden apreciar sus características tanto físicas como técnicas, en comparación con el vídeo.

He propuesto este ejemplo del futbolista como también podría haber hablado de un Escritor, o un Copywriter, o un Abogado, o un Electricista, o un Diseñador de hojas web, o un Community Manager, o lo que sea.

Todos hemos sido rechazados

Yo estoy seguro que en algún punto de nuestras carreras todos hemos sido rechazados por X empresa, por determinado Grupo, o por un Medio (o industria),

Incluso, hemos sido rechazados en situaciones bajo unas condiciones en donde nos sentíamos favorecidos por nuestras cualidades profesionales, donde nos creíamos superiores a nuestra competencia, pero al final no hemos logrado ser seleccionados, ni incluidos, ni tampoco mencionados.

No es fácil para nadie tratar de mantenerse a un nivel competitivo siendo regular, trabajando un conocimiento o practicando para lograr unas destrezas superiores después de haber sido rechazados,

incluso en varias ocasiones, y especialmente cuando sentimos que una empresa, un grupo o un medio han mostrado indiferencia hacia nuestro trabajo.

¿Cómo motivarse a vencer la indiferencia hacia nuestro trabajo?

La indiferencia es una de las actitudes más feas que la humanidad demuestra hacia sus semejantes,

pero es una constante en nuestra sociedad tan «supuestamente conectada en redes sociales», y tenemos que aprender a gestionarla y a superarla.

Al vencer la indiferencia no estamos superando a los demás, estamos superándonos a nosotros mismos.

Así, lidiando con la indiferencia aprendemos a conocernos y motivarnos bajo condiciones de desinterés, de desdén, de ‘rechazo’, que serán constantes e inevitables en varias de las etapas profesionales que atravesemos.
El lado positivo del rechazo

El miedo al rechazo y a la indiferencia

Yo creo que el miedo a sentir y no poder vencer la indiferencia de los demás hacia nuestro trabajo es lo que nos detiene de intentar cosas novedosa, incluso más que el miedo a las críticas negativas.

¿Cuántos buenos profesionistas se detienen de escribir un blog por miedo a la crítica?

¿Cuántos evitamos salir en un vídeo porque nos sentimos incómodos ante la cámara y el qué dirán?

Y con estas cuestiones no hago alusión a la crítica negativa, porque la crítica positiva casi todos la aceptamos con los brazos abiertos.

Las críticas negativas y destructivas hacia nuestro trabajo nos demuestran que al menos alguien se ha fijado en nosotros, o que una persona nos ha reprobado con argumentos, pero al fin y al cabo nos han volteado a ver.

El hecho de descubrir que otros nos han dejado manitas hacia abajo, o que nos enviaron un emoticón de enojo, o de desprecio, es un resultado que no está tan mal:

¡Porque ya nos están considerando como sujetos!

Pero, la indiferencia es lo peor que podemos sentir

La indiferencia es esa actitud que los demás demuestran hacia nosotros y hacia nuestro trabajo, donde nos parece que pasamos desapercibidos, que no interesamos ni para menospreciarnos ni para ponernos cara de desaire, ni para seguirnos en alguna red social.

Acuérdate cuando obtenías una mala calificación en la escuela, allí:

¿Qué preferías? ¿Qué tu profesor y tus padres te regañaran? o que no te dijeran absolutamente nada; creo que último esto es peor aún.

Sentir esa llamada de atención, incluso de tu jefe es como saberte vivo

Las llamadas de atención e incluso los regaños son una forma de que los demás reconozcan lo que haces, y aunque no les guste o no se inclinen mucho por lo que desarrollas,

tú sientes que te han volteado a ver y al menos saben quién eres.

¿Por qué tantos Blogueros, Youtubers, Podcasters o autonombrados Influencers abandonan sus blogs, sus canales, o sus programas?

Mi respuesta:

Porque no han recibido suficientes likes. Porque no llegaron a 10,000 seguidores, porque a pesar de tener 3,000 ‘followers‘ no reciben comentarios, ni positivos ni negativos, por eso desisten, porque se sienten víctimas de la indiferencia ajena.

El miedo a no poder vencer la indiferencia ajena

El miedo a la indiferencia de los demás es lo que acomoda a muchos en la posición de abandonar sus proyectos y mejor dedicarse a criticar a otros,

y en decirles a sus conocidos que lo que hacen es una pérdida de tiempo porque para ellos sí que lo ha sido, en lugar de luchar y trabajar por entregar una propuesta original y de valor,

y de tomar acciones determinantes para hacer algo que sea simplemente mejor, a pesar de no recibir reconocimiento alguno.

El problema es que la mayoría dependen de la opinión de los demás, especialmente de los comentarios positivos, y actuar solo por esto es dejarse llevar por el Ego.

¿La opinión de los demás es mi Marca Personal?

A pesar de la indiferencia hay UNA BUENA NOTICIA

Yo creo que la gran ventaja de esta época es la oportunidad que todos tenemos de ejercer nuestra libertad de publicación para salir del anonimato, si eso es lo que te interesa.

Ahora no necesitas que los periodistas de la televisión o de la radio te mencionen, aunque obviamente si es de gran utilidad.

Pero tú tienes la oportunidad en la palma de tu mano,

solo te basta con tomar tu propio smartphone y escribir un artículo, o grabar un audio, o realizar un vídeo, y cuélgalo en la plataforma que más te convenga.

Y, si tienes la suerte de que la persona o la empresa apropiada aprecie lo que publiques podrías alcanzar un éxito sin precedentes.

La gran ventaja de nuestros días

Hoy en día, la gran ventaja es que no necesitas del permiso de nadie para escribir un artículo y publicarlo en tu blog.

No necesitas la autorización de ninguna institución ni de ningún colectivo para filmar tus habilidades y enviarlas por redes sociales a las empresas que las puedan valorar en su justa medida.

Tú puedes publicar un buen contenido en la forma que más te convenga a pesar de que algunos no estén de acuerdo o te digan que así no debes hacerlo, o que te afirmen que mejor deberías dedicarte a trabajar en otra cosa, porque según ellos eso no es rentable.

Los medios digitales de esta época le dan a cualquier profesionista o no profesional la oportunidad de salir del ostracismo (de la oscuridad), pero antes tienes que haberte preparado muy bien para demostrar lo que crees que vales.

Y, si eso que propones en forma de contenido es apreciado y valorado por los demás como tú crees que debe ser reconocido, entonces estás en el camino de salir de la indiferencia y ser señalado, y también hasta criticado positiva o negativamente, que esto último también lo deberías aquilatar, que ser criticado duramente vale también para crecer y mejorar.


«Debido a la indiferencia uno muere antes de realmente morir».

-Elie Wiesel

Otras entradas similares que podrían interesarte:
Reciprocidad en Redes Sociales
Las Ventajas de Conectar Personas

Fotografía de ‘Cómo superar o vencer la indiferencia hacia nuestro trabajo’ de Pixabay.com libre de Derechos de Autor.
Fotógrafa:  Simona Love

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *