Los Medios para transmitir el Contenido de una Marca Personal | 358

Los Medios para hacer llegar un Contenido.

Los Medios Digitales más convenientes para posicionar tu Marca Personal | Branding | Marketing de Contenidos | Redes Sociales | Posicionamiento en Google | SEO SEM | Podcast de Desarrollo Profesional
Cómo escoger los Medios Digitales que más te convienen para posicionar tu Marca Personal.

El contenido es el material que producimos profesionalmente y que nos distingue, éste debe estar preparado para ser consumido por otras personas; puede ser un producto o un servicio, y no necesariamente se debe cobrar por su consumo.

En la actualidad existen muchas formas para hacer llegar un mensaje y poder posicionarlo bien, y con posicionarlo me refiero a ocuparun lugar predominante entre la gente de un gremio de profesionales, o entre un grupo de influencia (Influencers).

Cómo ganar Influencia no solo en Redes Sociales.

Existen infinidad de medios que si aprovechas bien, pueden impulsar positivamente tu Marca Personal.

Podrías empezar por escribir artículos o un libro, o dar conferencias, u organizar video-conferencias, hacer videos, podcasts o blogs. Estos son en general los mecanismos que te dan visibilidad a través del Internet y de sus Redes Sociales.

Si tu contenido es bueno y aceptado, será más fácil que logre un posicionamiento importante incluso a nivel global.

El posicionamiento te da visibilidad (que puede ser mala o buena).

Cómo posicionar Globalmente una isla en Internet.

Cualquiera puede ocupar una posición destacada en un grupo social, en un medio, o en el SEO de Google, lo cual no significa que proyecte una buena marca personal.

– Esto es muy común entre los políticos, algunos se ven favorecidos en cargos de buena posición, y no por sus méritos, esto sucede solo porque alguien los puso allí. Eso no significa que su actuación sea necesariamente buena, ni mucho menos que su prestigio o marca personal sean bien reconocidos.

¿Qué le da un buen posicionamiento a una Marca Personal?

Respuesta.-  Su Contenido.

En principio, el contenido debe interesarle a un grupo de personas y debe ser de fácil accesibilidad. Por muy bueno que sea dicho material tampoco le va a interesar a la mayoría, esto es normal, con que sea consumido por un pequeño grupo es suficiente para que se continúe produciendo.

El contenido se debe distribuir a través de un medio.

Hoy en día, las aplicaciones (las APP’s) y las Redes Sociales (#RRSS) son medios muy poderosos para dar a conocer un contenido. Las infografías en Pinterest, las imágenes en Instagram, los videos en Snapchat o las newsletters pueden ayudar a transmitir un mensaje con gran eficacia y eficiencia.

El contenido debe dirigirse a una audiencia específica que esté interesada en consumirlo, a este grupo de potenciales clientes se le llama: ‘Nicho de Mercado’.

A lo largo del Internet y, por cada uno de los temas o búsquedas de contenido que hagamos, aparecerá una monstruosa cantidad de opciones, no dejemos que esto nos desmotive. Difícilmente surgirá algún contenido que sea totalmente original.

Hay que esforzarse por hacer un buen contenido, el mejor que se pueda; un contenido que uno mismo produzca, porque al final, ese es el que nos va a distinguir y a posicionar.

Debemos plasmar en nuestro propio material cualidades que indiquen que es nuestro, frases propias e historias personales.

Para ganar una buena posición, hay quienes se dedican a difundir exclusivamente el material de otros, a través de entrevistas o de compartir sus mensajes en redes sociales, y eso también funciona para que te vean, pero lo que hará que destaques es tu contenido propio, ese es el que lleva tu esencia.

Todos los que desarrollan cualquier tipo de trabajo, el que sea, todos tienen el potencial de producir contenido propio y original.

Después de generar material personal, de escribirlo un contenido único, o de grabarlo o de fotografiarlo, solo falta lanzarse a la alberca y ver lo que sucede.

Si publicas un libro o un blog, lo que sea, hazlo en el entendido de que no existe contenido perfecto, ni contenido que no tenga errores, tampoco existe contenido que sea exageradamente malo o continuamente tedioso; siempre habrá alguien a quien pueda interesarle todo o parte del material.

El contenido no solo se produce y se publica, también

se le tiene que dar seguimiento para que pueda ganar una buena posición en los buscadores, como el  de Google que hoy por hoy es el principal.

Por esto, no esperes que tu contenido se haga viral en los medios justo después de su publicación. Dedica tiempo a contestar mensajes y comentarios, agradece a todos aquellos que te dejan una reseña o comparten tu publicación.

“Es de bien nacidos ser agradecidos”.

En la vida real, a nadie le interesa si tu marca personal es buena o no, los demás se pueden dar cuenta de algo, pero sus opiniones no son determinantes.

Afortunadamente todavía no existe una organización como Lloyds o Standard and Poors que ponderen si ‘Fulano‘ tiene una calificación de Marca Personal doble BB, o si ‘Ella’ cuenta con una Triple AAA.

Entonces, la construcción y buen posicionamiento de una marca personal es tarea, responsabilidad y sobre todo interés de una sola persona, de ti mismo.

En cierta medida, uno como persona es una marca, pero no en el sentido de ser un producto como un reloj,

o un refresco. Uno es humano, y cualquiera que sea nuestro contenido y nuestro formato (o medios) en que lo demos a conocer, ese contenido que expongamos, regalemos o compartamos es de hecho nuestra marca personal.

Ese contenido es nuestra esencia, porque allí nos vemos reflejados.

Tengamos la precaución de tratar nuestro contenido como la esencia de nuestra marca, porque éste nos define, pero no como si fuera un producto.

Quien sale a venderse a sí mismo se está tratando como un producto, en el sentido de solo hablar bien de sí mismo:

Porque se auto califica como bueno, porque se propone como experto, o se nomina a sí mismo para algún premio; tengamos cuidado de no caer en las garras del narcisismo, porque eso daña el prestigio y hace perder posiciones.

Cierto Nivel de Riqueza puede provocar Narcisismo.

Analicemos en qué Medios queremos dar a conocer nuestro contenido.

Cada uno de los medios tiene reglas escritas y no escritas, así como sus propias condiciones y su auditorio particular.

En la época en que asistí a la Universidad Iberoamericana el Internet apenas empezaba, no existían las redes sociales.

Tenía un profesor que impartía una cátedra tan interesante y amena que era llamado a dar clases en varias universidades, también lo invitaban a dar conferencias y seminarios.

Su sola presencia (o sea su carisma) causaba una gran simpatía.

Él nunca se planteó alcanzar la fama en su Medio, pero sus grandes cocimientos (el contenido) y la forma en que los hacía llegar (el medio en este caso clases, conferencias y seminarios) lo hacían destacar por encima de sus similares.

Hoy en día no sé si mi profesor habría tenido éxito en las redes sociales (#RRSS), probablemente si tuviera un canal de Youtube tendría muchos seguidores entre estudiantes, diseñadores de puertos o catedráticos universitarios. Quizá podría tener muchísimos miembros en un Grupo de Facebook llamado ‘Diseño de Puertos y Vías navegables’, ¡quién sabe!.

Pero, si para dar a conocer su contenido, ese profesor escogiese como uno de sus medios la plataforma de Instagram, no tendría tanto éxito, allí su presencia física no importa tanto como las imágenes, o a lo mejor tendría que compartir infografías y vistosos apuntes en Pinterest

Estos medios digitales no pueden reflejar su gran carácter y personalidad, además de que creo que allí la audiencia no sería precisamente la más interesada en consumir sus contenidos, básicamente porque allí (en Pinterest e Instagram) hay básicamente gente joven compartiendo su día a día.

De la periodicidad.

Puede que un contenido no sea tan malo, incluso muy bueno, pero insuficiente, o requiere de mayor periodicidad en su publicación, 2, 3 ó 5 veces a la semana, depende, Twitter, Snapchat y Facebook, probablemente te exijan que publiques varias veces al día.

La importancia de cumplir con Regularidad.

En el caso de Instagram o Twitter, las publicaciones tienen no solo que ser diarias, sino suficientes, eso va en función de cada tema, de cada audiencia y de los medios que selecciones.

Tienes que evaluar tu audiencia objetivo, algunos necesitan consumir mucho más contenido, otros esperan contenido muy basto y elaborado, pero otros quizá se conformarían con una publicación en medios cada semana o cada o cada quince días.

Lo ideal es publicar continuamente, pero para que sea de calidad tienes que investigar, documentarte, escribir, revisar y publicar.

Si estás grabando vídeos es complicado ser espontáneo si no estás debidamente preparado.

Debes hablar con tus experiencias, y las experiencias no son cosas que se puedan fingir, pretender o imitar.

No es estrictamente obligatorio compartir contenido a través del Internet, puedes ser como mi profesor. Pero de lo que estamos hablando aquí es de escoger uno de los medios para posicionar tu Marca Personal, para que hagas llegar tu contenido a la audiencia específica a la que quieres ayudar.

Si lo haces bien, incluso medianamente bien, tienes que ponerte en la posición de generar volumen.

Puede que no seas una celebridad con millones de seguidores, como Gary Vaynerchuck o Simon Sinek,

pero si cuentas con un conocimiento interesante, una historia, una forma de hacer mejor las cosas o de solucionar algo, no dejes de publicarlo, en el medio que sea.

Abandonar u olvidar tus experiencias y eso que sabes y dominas es desperdiciar ese conocimiento y dejarte como a la deriva.

Quizá no quieres llamar la atención y esa discreción también es buena, esa es una decisión personal, pero si tienes algo que puede ayudar a los demás compártelo, y escoge uno o dos de los medios que más te acomoden, esta es la manera como ganarás posicionamiento y una buena marca personal.

No renuncies a ser relevante.

Imagen de Pixabay libre de Derechos de Autor.  Fotógrafo: Snufkin.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *