25 Acciones que solo tú puedes decidir | 675

Toma de decisiones | Decisiones que afectan a uno y a los demás | Consejos práticos que te ayudarán a tomar decisiones y acciones | 25 Acciones que solo tú puedes decidir | Consejos para tomar buenas decisiones | Acciones que debes llevar a cabo para lograr tus objetivos
25 Acciones que solo tú puedes decidir | ¿Influye la Suerte en el Éxito? | Por: Gustavo Pérez Ruiz.

25 Acciones que solo tú puedes decidir

Cuando vemos que a otras personas ‘les va muy bien’ o que están prosperando de forma que nosotros juzgamos notable, es común que muchos atribuyamos esa bonanza a la suerte, y decimos:

-“Tal persona ha tenido mucha suerte”.

Generalmente hacemos estas sentencias basándonos en nuestro criterio personal, en nuestra siempre limitada perspectiva de las cosas,

porque para exponer muchos juicios generalmente carecemos de elementos suficientes para hacer afirmaciones que puedan ser correctas y verdaderas.

A ciencia cierta no se puede demostrar que la suerte exista.

Incluso en el caso de adquirir el boleto ganador del premio principal de la lotería, allí tampoco se puede afirmar que los azares del destino se hayan confabulado para favorecer al ganador.

Entonces, si tienes la fortuna de ganarte la lotería, ese será un hecho que seguramente no podrás repetir en toda tu vida, dadas las remotas posibilidades que tienes para que ese evento pueda volver a suceder.

El hecho de que alguien gane una o incluso gane dos veces la lotería, son una o dos situaciones eventuales que no se pueden atribuir a que ese alguien esté en control de las variables, más allá de comprar un simple boleto a un distribuidor de lotería.

Las acciones que solo tú puedes decidir provocan oportunidades

Por otro lado, otro hecho puntual extraordinario, como ganar por ejemplo un torneo de tenis de ‘grand slam’ , o en su caso un encadenamiento de sucesos que te lleven a lograr un objetivo, como ganar diez carreras de Fórmula Uno en la misma temporada para obtener ese campeonato.

Estos son eventos que tampoco podemos atribuir a la suerte,

en estos casos podemos más bien afirmar que más que suerte, el ganador ciertamente ha estado en control de una serie de variables y factores sobre los que sí tiene injerencia y peso específico,

como el hecho de entrenar con disciplina, constancia, con tener hábitos ejemplares, con trabajar una mentalidad de resilencia, orden y autocontrol.

Básicamente, la suerte no existe,
pero para alcanzar una meta o un objetivo deseado lo que se necesita para lograrlo realmente está en nuestro control.

En la gran mayoría de los trabajos que buscan llegar a una meta, de las gestas por conquistar algo, de las luchas por ganar, de los proyectos, de las proezas, o de las acciones de emprendimiento,

en casi todos los casos lo que se necesita para alcanzar el objetivo no es la suerte si no estar en control de todos los elementos y factores que están a nuestro alcance,

sobre los cuales sí tenemos injerencia y poder de decisión.

Las acciones que solo tú puedes decidir son las que te llevan a producir oportunidades.

Puede que a pesar de comentarte todo esto sigas pensando que a algunas personas les llega la suerte sin buscarla, y en otros casos más bien creas que aprovechan las oportunidades que les van saliendo al paso.

Pero lo que es innegable es que las oportunidades que directamente te caen casi siempre se deben a tus interacciones con el medio, a tu actitud, a tu poder de decisión y a tu capacidad de acción.

Por eso, si tu no eres de los que está sentado esperando a que la suerte te toque a la puerta, aquí te comparto 25 acciones que solo tú puedes decidir, las cuales están en tu total y completo control para que las oportunidades de progreso y prosperidad se te puedan presentar:

25 Acciones que solo tú puedes decidir llevar a cabo

1. Tu capacidad de aprendizaje está en tu mano, porque solo tú decides cómo y cuánto quieres aprender.

Los límites de tu conocimiento los estableces tú mismo, decidiendo hasta dónde quieres aprender y hasta donde desconocer.
Tú seleccionas aquellos temas que quieres dominar y por los cuales quieres ser distinguido y bien posicionado.

2. Tú estableces y cultivas tus hábitos, tanto los buenos como los malos, pero solo los primeros te brindarán oportunidades para destacar.

3. Solo tú puedes decidir qué oficio o profesión escogerás para tratar de desarrollarla y dominarla como medio de vida.

Tú decides si aprendes uno u otro oficio, o en su caso los dos, o si quieres más, incluso si te reinventas cambiando de decisión.

4. Tú y solo tú tienes la capacidad de decir y ponerte a escribir una carta al director general de una empresa en la que te gustaría trabajar para que le propongas algunas mejoras a los asuntos de tu especialidad que has detectado que se podrían mejorar, sin tener que pasar por la burocrática área de recursos humanos.


5. Solo tú puedes decidir escribirle una carta de amplia recomendación a una persona a quien le has descubierto muchas cualidades,
y de la que estás seguro que en un futuro llegará a altos niveles ejecutivos, quien seguramente no se olvidará de que l@ ayudaste con tu amistad.

6. Solo tú puedes organizar un grupo de profesionales de tu especialidad, o incluso de diversas disciplinas con el fin de generar interacciones y un intercambio de conocimiento y experiencias que serán enriquecedores para todos.
Cómo encontrar y formar tu propio Grupo Mastermind

7. Solo tú puedes controlar tu agenda con el fin de hacerla más productiva.

Nadie puede ni debe decidir por ti lo que ya sabes que tienes que hacer para ser más productivo con ese trabajo que dominas y te distingue.

8. Solo tú puedes decidir -en tu interior- que te vas a superar a ti mismo en tu trabajo,
y que en la medida que lo vayas haciendo mejor y progresando vas sin quererlo también aventajando a muchos de tus similares.

9. Solo tú puedes decidir tomar el control de tu actitud ante eventos o circunstancias críticas donde la mayoría de las variables estén fuera de tu control, incluso en medio de la histeria reinante.

10. Nada más tú puedes decidir entre las opciones que tengas para continuar progresando.

Solo te toca a ti decidir si actúas, avanzas y sigues adelante, aunque sea un poco cada día, en lugar de quedarte inmóvil.

11. Solo tú sabes que no tienes que ser un Warren Buffet para

estudiar, aprender y ponerte al día de los diarios eventos de la bolsa de valores, el comportamiento de los precios de materias primas, la industria inmobiliaria y las criptomonedas;
y si NO para invertir, al menos Sí para estar al tanto de las tendencias de estos mercados, para que otros no te digan lo que tienes o no que hacer con tu dinero.

12. Tu red de contactos y conocidos está únicamente al alcance de tus decisiones porque solo de ti depende su creación, crecimiento y cuidado.


13. Solo tú puedes decidir levantar el teléfono y marcar a la empresa que tanto te interesa para presentarle tus productos o servicios, ofreciéndoles tu ayuda para superar esos problemas por los cuales sabes que están atravesando.

14. Cada día solo tú puedes decidir que te levantarás temprano y que no vas a desperdiciar tu tiempo en actividades que no te ayudarán a mejorar ni en lo físico, ni en lo intelectual, ni en lo productivo, ni en lo espiritual.
Pequeñas Decisiones con Grandes Consecuencias

15. Solo está bajo tu control el convertirte en un permanente observador del mundo que te rodea para tratar de buscar oportunidades de mejorarlo, y en la medida de lo posible siendo un protagonista de ese progreso.


16. Solo está bajo tu decisión y control el aprovechar las críticas negativas y hasta destructivas en tu contra como ‘feedback’ positivo para mejorar eso que sabes que siempre puedes mejorar.

17. Solo tú puedes controlar esa sensación de sentirte abrumado y saturado con tanto trabajo

porque sabes que todo eso te está dando experiencia, conocimiento, destreza y criterio;

y aunque te des cuenta de que progresas poco siempre será más que el estancamiento de otros.


18. Solo está bajo tu control y capacidad de decisión el enfocarte exclusivamente en tu crecimiento y desarrollo personal, en lugar de concentrarte en el de los demás.

19. Está bajo tu control el tratar de ayudar a otros a lograr sus objetivos, especialmente si les apoyas con el conocimiento y experiencia que no te cuesta nada compartir.

20. Dentro de tus límites de injerencia está tu poder de decidir a quien ayudarás y a quien no.

Tu controlas estas decisiones porque sabes que debes apoyar a quien más lo necesita, a pesar de que no te puedan pagar,
y sabes que «esa ayuda a largo plazo» acabará favoreciéndote mucho más a ti que a quien ayudas.

21. Solo está en tu control el decidir dónde y cómo gastas tu dinero.
Sabes que tus decisiones, especialmente las que combinan buena información, prudencia y seguridad en ti mismo son las que te llevarán a proteger y hacer productivo tu patrimonio.

22. Solo tú decides cuando dejar una discusión que no está llegando a ningún acuerdo común.

Sabes que te debes callar porque aunque estás consciente de que no cuentas con la verdad universal, el hecho de seguir enfrascado en una controversia sinsentido solo podría perjudicar tu marca personal y por ende podrías perder otras oportunidades.

23. Está dentro de tu control decidir a quien o a quienes les pides ayuda.

Y sabes que lo harás solo en un caso extremo en el que te admites a ti mismo y te perdonas el hecho de no poder salir adelante por tus propios medios.

24. Solo tú decides en que medios digitales y redes sociales publicas cosas que consideras podrían ser de algún beneficio para los demás,
en lugar de hacerlo solo para proyectar una imagen narcisista, egocentrista y que denote una seria demanda de atenciones y hasta falta de cariño.

25. Todas las decisiones que tomas generan reacciones,

y algunas de esas reacciones por supuesto que pueden ser oportunidades;
pero solo tú decides que oportunidades tomas y cuales dejas pasar aceptando con serenidad las consecuencias.

“Tu vida cambia en el momento que haces una nueva, congruente y comprometida decisión”.

-Tony Robbins

Otras entradas similares que podrían interesarte:
Acciones Ejecutivas en Momentos Difíciles
Las Acciones desinteresadas pueden producir ganancias
Si fueras Millonario ¿Cómo agradecerías a quienes te apoyaron?

Imagen de «25 Acciones que solo tú puedes decidir» de Pixabay.com libre de Derechos de Autor.
Fotógrafo. Lothar Dieterich

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *