Recomendaciones para Destacar sin ser un Genio (Parte 1) | 265

Recomendaciones para Destacar sin ser un Genio (Parte 1)

Recomendaciones para Destacar sin ser un Genio (Parte 1) | PODCAST | BLOG | Por: Gustavo Pérez | Marca Personal | Branding | Imagen | Desarrollo Profesional | Agregar Valor
Recomendaciones para Destacar sin ser un Genio (Parte 1) | PODCAST | BLOG | Por: Gustavo Pérez
Recomendaciones para Destacar sin tener talento especial.

La acumulación de riquezas y posesiones materiales es una las formas que muchos creen que deben alcanzar para sobresalir, ésta es una de las formas más deseadas y perseguidas para destacar, también una de las más envidiadas.

En este mundo tan conectado y tan competitivo,

mucha gente quiere lucirse para que le reconozcan algún logro o determinado éxito, o simplemente para salir del anonimato, quieren llamar notablemente la atención en los medios digitales, en la televisión, en la radio y en el internet.

Yo percibo que tener cierto nivel de reconocimiento, el ser una figura pública, una que tenga miles de seguidores en las Redes Sociales se asocia muchas veces con bienestar económico, y es a lo que muchos aspiran, pero no todos.

Para destacar a nivel global primero se tiene que

tratar de tener cierto reconocimiento a nivel individual, uno primero debe ganarse el respeto en sus propios núcleos sociales, en el trabajo, con los amigos, con la familia, con el vecindario y también en las Redes Sociales

Me he puesto a la labor de prepararles varias recomendaciones para destacar y mejorar la Marca Personal sin necesidad de ser genial, muy talentoso, atractivo, o tener mucho dinero, aquí les propongo la primera de dos partes de esas sugerencias, espero que les sean de utilidad:

Recomendaciones para destacar sin ser Genial.

Que tus actos hablen por ti.

Compartir, hablar y mencionar tus planes y proyectos puede resultar contraproducente si a la mera hora no tomas acciones, por lo que sea, porque consideraste que tu idea no era factible, porque tus cálculos arrojaron que no era rentable o posible.

Si ya compartes tus ideas y no tomas acciones vas a tener que soportar justificaciones y responder a preguntas incómodas.

Tus actos y acciones hablan por ti, aunque fracases en el intento, eso no importa, pero actuaste. Antes de mencionar tus ideas, actúa o descártalas.

Siempre llega temprano.

Aunque vivas en una ciudad con problemas de tráfico sé previsor y siempre llega temprano a tu trabajo, o a eventos y reuniones, aunque sean sociales.

Si llegas tarde, éticamente se puede entender como una falta de respeto a todos los demás, el que llega tarde a una cita sin demostrar disculpas y/o un verdadero y sincero sentimiento de omisión demuestra egoísmo, y que no respeta el tiempo de quien lo espera, o que su tiempo es más importante que el de los demás.

Siempre escuchar primero.

Antes de que nos escuchen o que nos lean, lo primero que debemos hacer es empezar a poner atención en lo que los demás tienen que decirnos.

Demostrar un interés real, no fingido, en lo que nos están diciendo, en el documento o carta que nos han enviado es signo inequívoco de que somos personas comprometidas, de que destacamos por atender y darle prioridad a los demás.

Reconoce el éxito de los demás y manifiéstalo.

Una forma inteligente y proactiva de hacer destacar no solo a la persona a quien reconocemos sino a nosotros mismos, es cuando sabemos expresar sincera y públicamente que el trabajo de esa persona nos ha gustado,

cuando decimos que sus ideas son buenas o merecen una felicitación;

cuando le decimos a alguien personalmente o expresamos públicamente (esté o no presente), que su hacer o proceder es digno de aplaudirse, así estamos construyendo una fuerte Marca Personal. 

Apréndete el nombre de las personas.

Seguro que en alguna ocasión se habrán encontrado con una persona a quien claramente reconocieron, pero no lograron acordarse de su nombre, y pensaron: –“Espero que tampoco se acuerde del mío, porque me da mucha pena saludarle así”.

Cuando reconocemos a una persona por su nombre, le hacemos sentir que nos importa, que ha marcado su nombre en nuestra mente, que es alguien digno de recordar, y esto provoca sensaciones muy positivas en esa persona.

Recordar el nombre de las personas le conferirá un gran valor a quien tiene la capacidad de reconocer a la gente, y le ayuda sino a abrir puertas, al menos sí a facilitar su apertura.

Aprende a aceptar críticas y sugerencias.

Si estás dispuesto a ser flexible y gestionar las críticas, te proyectarás como el tipo de empleado, socia o profesional quien es digno de ser invitado o invitada a participar en algún proyecto.

Gestionar las críticas significa que eres capaz de distinguir entre los comentarios destructivos y los constructivos.

Toda retroalimentación que te llegue de forma gratis probablemente pueda valer más que el feedback que le pagues a un asesor, especialmente si lo escuchas de la boca de un cliente insatisfecho.

Llega muy bien preparado a cualquier evento.

Si asistes a una junta, a una entrevista, a una conferencia o incluso a una comida con gente nueva, trata de presentarte con los deberes hechos.

Demostrar una buena preparación es una excelente forma de proyectarte como una persona esforzada, una que cuenta con ética y pasión.

Llegar preparado habla muy bien de ti y de tu compromiso con los demás.

Cuando estás en un evento sintiéndote totalmente seguro por lo que sabes, porque has leído y estudiado lo suficiente de la empresa, los pormenores, sus problemas, y llevando incluso posibles sugerencias para solucionar asuntos, te estás promocionando como alguien interesante y digno de confianza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *