8 Lecciones de los ricos para alcanzar finanzas sanas | 138

8 Lecciones de los ricos para alcanzar finanzas sanas. El título de esta emisión puede sugerirles o invitarles a interpretar que aquí voy a compartir secretos para que nos hagamos ricos, ya me gustaría a mí saber al menos una fórmula para hacer dinero fácil. Yo no creo que exista una fórmula para convertirse en millonario, porque sino ya muchos la estaríamos practicando, pero como este es un Podcast de desarrollo personal y profesional, voy más bien a comentarles un compendio de lecciones que recopilé en varios artículos y blogs acerca de los hábitos y disciplina que algunos Millonarios utilizan en su vida cotidiana para no solo alcanzar su riqueza, sino hasta para conservarla también. Y, siendo consistente con los paradigmas de este Podcast, con los temas que trato, voy a proponerles estas 8 lecciones que los ricos utilizan para alcanzar finanzas sanas y mantener su bienestar, pero más bien enfocado desde el punto de vista de los valores humanos, no tanto de los valores financieros.

  • CUANTO ANTES EMPIECES MEJOR. Cuando obtengas tu primera paga, cheque o ganes dinero por cuenta propia debes iniciar con una ahorro sostenido y planeado. Puedes invertir tu dinero en renta fija o variable, también en productos financieros, pero no solo asesórate con expertos, también trata de entender el funcionamiento de estas inversiones y lee cuanto puedas del tema financiero, trata de estar actualizado o actualizada para evitar que te puedan engañar o te salgan con cuentos chinos. Cuando se invierte prudente y sabiamente, la riqueza se empieza a construir con el paso del tiempo mientras los intereses trabajan y se reinvierte el capital.
  • AUTOMATIZA TUS AHORROS. Tú puedes ser tu propio enemigo si quieres alcanzar el éxito financiero. Es muy fácil procrastinar y descuidarse con aquello que debemos cumplir, evitemos caer en las tentaciones de gastar más de lo que tenemos asignado. La mejor forma de protegernos de nosotros mismos es automatizar nuestros ahorros. Esto significa programar transferencias regulares a nuestra cuenta de ahorros en base a un porcentaje de nuestro salario, o cada vez que recibamos un fondo de ahorros, aguinaldo, bono o reparto de utilidades; lo cierto es que todos estos incentivos tienden a desaparecer del mundo empresarial, pero ésta es una forma de forzarnos a evitar gastar en cosas innecesarias, y no tener malos hábitos financieros porque el dinero no pasa por nuestras manos, se va directo al ahorro.
  • NO CARGUES TARJETAS DE CRÉDITO CONTIGO NI PIDAS PRÉSTAMOS DE DINERO RÁPIDOS. Las tarjetas de crédito y los préstamos de empresas agiotistas o leoninas te van a cargar intereses altísimos que multiplicarán tu deuda exponencialmente, estas son una de las grandes amenazas para tu libertad financiera. Éstas te pueden arrastrar a la quiebra personal, te costarán mucho dinero en intereses, cargos innecesarios por manejos y mil conceptos que te cobrarán si te descuidas. Todo esto te evita por supuesto el ahorro y te aleja del bienestar económico. Los ricos no cargan tarjetas de crédito, y no porque no las necesiten, porque también son útiles para no cargar dinero consigo, pero no las portan más bien por principio de ahorro y como un hábito positivo. Evita la mentalidad del mínimo pago de la tarjeta de crédito, estos están diseñados para que tu deuda se incremente mientras sientes que vas cumpliendo, es un engaño disfrazado para que te creas responsable. Aprende a usar las tarjetas con habilidad, más que pagar caprichos y artículos innecesarios. Trata de generar y usar los puntos que algunos bancos te dan por su uso, comprométete a pagar todas tus tarjetas, a liquidarlas en su totalidad y de preferencia quedarte con una sola, una al menos sí es necesaria para pagar por ejemplo vuelos de avión por internet o reservar hoteles; sé prudente con el uso de tu tarjeta de crédito.
  • DEFINE TU ESCALA DE VALORES. Escribe una lista de las cosas que verdaderamente te importan, que de preferencia no se compren con dinero y ponlas en orden de importancia. El dinero es un valor, pero financiero, no es un valor humano. Muchos millonarios invierten en obras de caridad y ayudan al desarrollo de zonas marginales y empobrecidas.
  • TEN OBJETIVOS Y LUCHA POR OBTENERLOS. Los objetivos importan mucho, nos inspiran, motivan y nos dan un propósito. Ya es conocido que la gente rica siempre está concentrada en alcanzar varios objetivos específicos, no solo financieros, también académicos o profesionales. Muchos tenemos objetivos comunes, como pagar nuestros créditos hipotecarios, pagar nuestro fondo de retiro, liquidar proveedores o algún apalancamiento para el negocio, etc. Desafortunadamente, estos objetivos pueden verse más oscuros y difíciles de lograr combinados con todas las responsabilidades y estrés de la vida cotidiana. Cuando estos objetivos te perturban más que motivarte pierden el sentido y te pueden influenciar a empezar con malos hábitos financieros. Para hacer realidad tus objetivos, no te desenfoques y dedícales un momento para revisarlos y evaluarlos, dales prioridad y asígnales una partida de tus ahorros para liquidarlos hasta donde sea posible.
  • VIVE COMO POBRE. Yo interpreto que esta lección no hay que tomarla en el sentido literal de estar muriéndonos de inanición bajo un puente. Más bien, va por el lado de tratar de vivir y sobre todo de ser feliz con lo que uno tiene.  Hay muchos que no tienen dinero pero que pretenden ser lo que no son, viven por arriba de sus posibilidades y la mayoría de las veces a costa de estar endeudados y viviendo una situación precaria, todo por aparentar una bonanza económica de la que carecen. Claro que es fácil vivir por debajo de tus posibilidades cuando se tienen millones en la cuenta bancaria, pero aunque tengas mucho menos, te será de gran ayuda que establezcas hábitos para gastar lo mínimo y ahorrar, lo que te beneficiará en el largo plazo. La clave es adoptar la disciplina mental de “hacer más con menos” y no desviarte de tus objetivos, incluso cuando tus ingresos y posesiones se incrementen con el paso del tiempo.

“Trata de vivir y ser feliz con lo que tienes”

  • EDUCATE FINANCIERAMENTE. La mayoría de los millonarios e inversionistas exitosos ocupan mucho de su tiempo estudiando y actualizándose en temas claves de sus empresas y del medio financiero-bursátil. Estos aprenden lo necesario para contar con un criterio personal, para no depender demasiado de sus asesores, además de que están al día de los movimientos y tendencias de su mercado. Yo sugiero mucho la lectura básica y  diría que hasta conocimiento indispensable del libro Padre Rico Padre Pobre” de Robert Kiyosaki.
  • EVITA LAS TENTACIONES Y LAS MALAS INFLUENCIAS. La tentación de vivir a lo grande y más allá de nuestras posibilidades está latente siempre allí donde estemos. Las publicidades de artículos caros, la televisión, los banners, los colegas del trabajo, los amigos y hasta los familiares, todos bien podrían mal influenciarnos si nos permitimos adoptar sus escalas de valores. Es muy difícil escaparse de las presiones para gastar y gastar solo por tratar de aparentar lo que los demás consideran como bueno y válido dentro de sus escalas de valores. Si no sabemos decir que no, y seguimos el ritmo desenfrenado de gastos de nuestras amistades y grupos sociales nos sobregiraremos y acumularemos deudas que difícilmente podremos enfrentar; y si no nos hemos gastado ya nuestros ahorros tampoco ahorraremos más y nuestra seguridad financiera se pondría en jaque. La recomendación es que nos forcemos a nosotros mismos a evitar las influencias negativas tanto como podamos. Esto se traduce en gastar solo en lo indispensable, en no ir a centros comerciales si no podemos resistir la tentación de gastar, no asistir a reuniones de grupo a restaurantes y centros nocturnos caros, ni compremos cursos que ya sabemos que no vamos a concluir. Vivir dentro de nuestras posibilidades es una de las claves del éxito.

Al final, todo el éxito de alcanzar un bienestar y estabilidad financiera se resume en ser constantemente disciplinados y con la determinación suficiente para sostenernos haciendo las cosas correctas para acumular la riqueza que podamos y lograr retirarnos tempranamente. La gente financieramente responsable y exitosa no construye su bienestar por accidente o de la noche a la mañana.

Cita del escritor alemán Johann Wolfgag von Goethe.

¡ Gracias por escuchar y compartir este Podcast !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *