Comentarios dañinos que se deben evitar | 163

Nadie se libra de no haber dicho en alguna ocasión comentarios inapropiados o fuera de contexto. En ocasiones, cuando utilizamos “la jerga de negocios” no nos damos cuenta del impacto negativo que tienen en los demás nuestras palabras y comentarios dañinos; quizás estamos acostumbrados a usar ciertas frases hechas porque en alguna ocasión alguien nos las dijo a nosotros, y seguro que no nos gustaron. Con el tiempo y con la seguridad que vamos ganando llegamos a creer que no tiene nada de malo mencionar frases ásperas e incomodas que a la mayoría ofenden y molestan.


Abusar de este tipo de comentarios inapropiados y proferirlos con regularidad puede dañar seriamente la credibilidad e imagen de uno y hasta podemos llegar a perder el respeto ganado. Después de decir estos comentarios nos podrán contestar o no, algunos por o miedo o conveniencia podrán quedarse callados, esto es inequívocamente signo de buena educación por parte de éstos, pero no porque no nos contesten significa que tengamos la razón y que no hayamos ofendido a quien en su momento supo guardar discreción.

Aquí les comparto una selección de 17 frases y/o comentarios dañinos que les sugiero evitar en un ambiente profesional:

UNO. Está muy difícil. Nadie dice que todo sea fácil. Al decir “es muy o demasiado difícil” estamos admitiendo que más que no tener capacidad, carecemos de ganas y actitud. Esta es una respuesta totalmente negativa, pensemos y propongámos frases positivas.

DOS. Te lo dije. Esta es una contestación típica que no agrega valor, y qué puede hasta parecer que regocija al que la dice. Si ya habíamos advertido a alguien, no tiene ningún sentido decir “te lo dije”, y menos en público porque parece un lucimiento personal a costa del otro, seamos más constructivos y ayudemos aportando propuestas y soluciones.

TRES. ¿Qué habrás hecho o qué hiciste? Cuando surgen problemas o se presenta alguna circunstancia inesperada producto de algún error, decirle a alguien ¿qué habrás hecho? Es como descalificarlo a priori, es como dar por hecho que esa persona es capaz de haber provocado el error. Lo peor es decirle públicamente esta frase a alguien, siembra la duda en la credibilidad de esa persona y pone en evidencia el carácter agresivo y tóxico de quien la pronuncia; no contribuye más que a agredir a quien se lo dicen, es como tratar de apagar un fuego con gasolina.

CUATRO. Qué bueno que se me ocurrió a mí. Con este comentario dañino alguno se está adjudicando las ideas o propuestas de los demás, justamente cuando no era SU IDEA,. De broma o en serio, adjudicarnos las ideas y propuestas de alguien más es una forma de trato totalmente reactiva y tóxica, la cual genera rencores y enemistades. También es una buena frase para adquirir enemigos.

CINCO. ¿Cómo lo vas a resolver? Ya sea uno jefe o subordinado, siempre debemos hablar en el plural de la primera persona ¿Cómo lo vamos a resolver?, no ¡cómo lo vas a resolver tú!. Este tipo de lenguaje dice mucho de nuestra poca implicación y compromiso con el equipo. Para proponer y resolver las cosas debemos hablar de “nosotros” y no solo hablar en primera persona para adjudicamos los éxitos, “ha sido un logro de todos”, “no solo mío”.

SEIS. No sé cómo hacerlo, o no puedo. Este comentario  sustitúyelo por “voy a hacerlo“, “ya encontraré la forma de resolverlo“, “estoy llegando a la solución“. El hecho de que uno no sepa cómo hacer algo no implica que no pueda aprender o buscar ayuda para hacerlo. En lugar de decir “no sé“, empieza a decir: “Yo puedo hacerlo de tal forma, qué me sugieren“.

SIETE. No es mi problema, o es tu problema. Estas son contestaciones poco profesionales que reflejan una falta de implicación con el Proyecto o la Empresa, son contestaciones agresivas que demuestran egoísmo y falta de empatía. Y, aunque efectivamente no sea problema de uno, cooperar y estar dispuesto a agregar valor siempre reflejarán una gran Imagen, y ayudan a construir una destacada Marca Personal.

OCHO. Es tu culpa, o la culpa es de Fulano. Evitemos señalar a alguien, ni por su nombre ni por su título ni por su puesto, fue el electricista, es culpa del Jefe; lo que es evidente no necesita ser señalado. Si uno es conocido por jamás señalar a los demás a pesar de sus errores, uno muy seguramente tampoco será señalado por un posible error que pueda tener en algún momento.

Como trates a los demás serás tratado.

NUEVE. Fulano es incompetente. Por mucho que juzguemos negativamente las capacidades de alguien más, evitemos recalcarlas, porque a ojos de los demás nosotros también podremos ser incompetentes de alguna forma; nadie lo puede saber todo, evitemos en todo momento desacreditar a los demás. Si nuestro juicio es severo y no sabemos comentar las virtudes y capacidades de alguien más (que todos tenemos algunas), al menos aprendamos a callarnos los comentarios negativos y destructivos.

DIEZ. No hay mejor que Yo, o Somos los mejores. Estos comentarios pueden parecer lógicos o de mucho sentido común, y que están por demás reprobarlos, pero Yo todavía los sigo escuchando por allí.

Si quieres la transcripción completa de esta u otra emisión de the Manager’s Podcast ponte en contacto conmigo y con gusto te la envío.

Frase de Henri-Frédéric Amiel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *