12 Cosas sobre Emprendimiento que nadie me enseñó | 326

12 Cosas sobre Emprendimiento que nadie me enseñó.

12 Cosas sobre Emprendimiento que nadie me enseñó | Claves para Emprender | Sugerencias para Emprendedores | Reinvención | Administración de Empresas | Desarrollo Profesional | Planeación | Startup
12 Consejos que me habría gustado escuchar antes de Emprender.


Sugerencias que nadie me enseñó al emprender.

Haber emprendido me ha enseñado muchas cosas, pero, cierto es que a mí me habría sido de mucha utilidad que alguien me hubiera comentado algunos conceptos que me habrían facilitado el camino del emprendimiento, pero desafortunadamente:

“Uno no experimenta en cabeza ajena”.

A continuación les comparto esta lista que preparé con 12 conceptos de emprendimiento que nadie me enseño antes de emprender, espero que alguno te pueda ser de utilidad:

1. No veas el dinero como la principal motivación.

Generalmente, uno emprende buscando una forma de generar ingresos, de preferencia de la manera que a uno más le guste o le apasione; pero, obsesionarse con vender, y vender cada vez más como única motivación, no es para mí la visión constructiva de un negocio.

Nadie me enseñó que solucionar problemas, encontrar nuevas formas de hacer o de aprender, y de conectar mientras de se agrega valor son conceptos que forman los cimientos de un proyecto.

Las ventas, la facturación o la generación de ingresos son la consecuencia de haber agregado valor, por lo que sugiero que la prioridad sea esa: “Agregar Valor”.

2. Ten siempre tu objetivo en mente, o a la vista.

Tienes que saber exactamente hacia dónde te quieres dirigir, debes coordinar y alinear todas tus acciones para llegar hasta tu meta.

Los empresarios más exitosos siempre tienen presente su objetivo, y en su caso realizan sobre la marcha los cambios que sean necesarios.

Los objetivos tanto personales como profesionales pueden ir

modificándose a lo largo del camino. Es muy importante hacer un seguimiento de los progresos o retrasos que vayas teniendo mientras te diriges hacia tu objetivo. Hay un dicho que dice:

“No existe buen viento para quien no sabe hacia dónde se dirige”.

3. Entiende que tienes colegas en lugar de competidores.

Nadie me enseñó que tienes un competidor cuando su aumento de ventas disminuye en la misma proporción las tuyas.

Ese es un competidor directo, pero aún así nada te quita el entrar en contacto con éste y establecer una relación profesional de colegas.

Trata de construir la mejor relación que puedas con tus colegas,

si bien es cierto que no llegarás a tener una amistad muy cercana, sí trata al menos de que exista una relación de cordialidad y respeto mutuo. Es mejor que tengas contacto con tus competidores en lugar de que no exista relación alguna.

“Lo cortés no quita lo valiente”.

4. En todo momento trata de reconocer y buscar oportunidades.

En ocasiones tendrás que participar como Empresario en actividades colectivas, asociaciones de comerciantes, networkings, festivales, donaciones, etcétera. Puede que el fin de estos eventos no te convenza del todo, o no le encuentres un beneficio directo.

Nadie me enseñó que nunca sabrás a ciencia cierta de dónde te van a surgir las oportunidades.

Ayuda y agrega valor donde puedas, especialmente si no te cuesta nada, eso te abrirá un abanico de posibilidades y de oportunidades. Participar en eventos puede provocar que conectes o encuentres una oportunidad.

Ver la oportunidad en todo es un estilo de mentalidad positiva, no un rasgo de la personalidad.

5. No pierdas tiempo en actividades intrascendentes.

Para despejarte, para desconetar o recargar las pilas debes dedicar un tiempo en actividades de dispersión y recreación, es parte necesaria de la vida. Busca que tus actividades de esparcimiento sean constructivas.

Realiza hasta donde puedas las actividades que te ayuden a

mantener tu físico y tu mente sana, las que propicien tu creatividad e innovación, que te hagan aprender nuevas habilidades y cosas que te puedan ser útiles, tanto para tu crecimiento personal como profesional.

Nadie me enseñó que el tiempo también es un insumo pero no renovable, no lo gastes inútilmente.

4. Aprende finanzas básicas.

Cuando entiendes cómo manejar el dinero, diriges el flujo de efectivo y ganas control total sobre tus finanzas. Debes saber cuánto te puedes permitir gastar al mes sin llegar a números rojos, debes conocer cuándo estás ganando dinero y cuándo perdiéndolo.

No debes permitirte llegar al punto en que alguien más te diga lo que puedes o no puedes permitirte gastar, esto significa que estás perdido, como un niño que no encuentra a su Mamá en el Centro Comercial.

Los empresarios exitosos dominan bien sus cuentas,

saben a grandes rasgos si están generando o no dinero. En caso positivo saben a dónde destinarán esos recursos, y en caso negativo prevén las acciones necesarias para generar alternativamente más recursos, sin incurrir en otros gastos que les puedan hundir.

7. Trabaja con miedo.

Los empresarios exitosos experimentan el miedo como cualquier otra persona, y aún así: actúan.

Nadie me enseñó que el miedo te indica que es posible que vayas por buen camino, y que todo saldrá muy bien si logras superarlo.

Cualquier empresario exitoso te podrán contar la historia del miedo que tuvo durante su carrera, de cómo lo enfrentó, o en qué momento lo superó; y si no lo pudo vencer, al menos cómo pudo controlarlo.

El empresario exitoso también tiene miedo a fracasar, pero sabe que el fracaso es un incidente puntual, no su destino final.

8. Piensa fuera de la caja.

No te dejes detener por las paredes de la caja en la que estás, ni por los lineamientos, obstáculos, normas y hasta leyes que limitan tus acciones.

Muchas veces no son estos límites los que nos detienen de poder hacer algo, somos nosotros mismos los que no vamos más allá y buscamos la forma de resolverlo.

Suena transgresor, pero si la solución está razonablemente más allá de la ley, busca cambiar esa ley, o crea otra ley que contravenga la anterior.

9. No te detengas esperando a que todo esté al cien por ciento listo.

En el camino hacia la meta sucederán muchas cosa que pueden cambiar el curso del plan, por lo que no te esperes a que todo sea perfecto para empezar.

Nadie me enseñó que siempre se puede empezar e ir haciendo revisiones, tomando algunas decisiones y decidiendo cambios mientras se avanza.

10. No seas un duro crítico de ti mismo.

Acepta que las críticas externas van a ser una constante en todo momento, justas o injustas son parte de la vida y de tu camino hacia la meta.

Lidiar con todo esto es complicado, pero mucho más si no

sabes ser indulgente contigo, si no te perdonas; esto no quiere decir que seas soberbio y no aceptes cuando te equivocas, pero no te conviertas en tu juez más duro.

Te vas a equivocar y tienes que aceptarlo como parte de tu proceso de crecimiento personal.

Conforme vayas asimilando que te equivocas, también irás aceptando los accidentes de la vida que no puedes cambiar, o que no están en tu mano resolver.

11. Ten siempre una actitud de gratitud con quienes te apoyaron.

Siempre agradece esos pequeños gestos donde la gente te hace saber que cree en ti, confiando que si no pudiste lograrlo, luego lo harás.

No te olvides de la gente que de una u otra forma te ha apoyado,

pero no solo con préstamos ni sacándote de problemas financieros, también agradéceles hasta los que apoyaron tus ideas e iniciativas.

Recuerda a quien le comentaste tu idea y la recibió con una sonrisa

de ilusión, porque muchos solo se limitaron a escucharla y transmitirte su mirada desaprobación, y en ocasiones hasta de desprecio.

12. Júntate con gente que consideres exitosa.

No solo busques relacionarte con gente a quienes le apasionen las mismas cosas que a ti. Tus amigos, esos que tienen estudios diametralmente opuestos a los tuyos, o que se dedican a cosas distintas son quienes te pueden dar los consejos que tanto necesitas.

No busques a la gente esté solo de acuerdo contigo, busca a aquellos que con sinceridad te expliquen argumentos contrarios a los tuyos.

Forma tu propio grupo de mastermind o entra en un programa similar al mío, donde puedas relacionarte con personas que te digan lo que necesitas saber, no lo que tú quieres escuchar.

Nadie me enseñó que en pocas palabras:

Ten conversaciones incómodas con gente que te proponga cosas que no te parezcan mucho o que critique tus actuaciones, de todas formas, al final tú eres quien decidirá qué camino seguir.

Otros artículos que también te pueden interesar:

Los Principios del Éxito de Ellen DeGeneres. 

Beneficios de recomendar a otros y Networking.

10 Reglas de Éxito de Oprah Winfrey.

Pista musical de Kevin MacLeod de Incompetech.com

Imagen de Pixabay.com publicada libre de Derechos de Autor bajo Licencia Creative Commons.

Fotógrafo:  Sasin Tipchai.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *