8 Ventajas de tener un Trabajo Difícil | 317

8 Ventajas de tener un Trabajo Difícil

8 Ventajas de tener un trabajo difícil | Cómo aprovechar un ambiente desfavorable para tu Desarrollo Profesional y mejorar tu Marca Personal | Disciplina Ejecutiva | Empleo | Pensamiento Positivo | Motivación | Emprendimiento
Cómo aprovechar la “Mala fortuna” u “Oportunidad” de tener un trabajo difícil (8 Ventajas).


Ventajas de trabajar en un ambiente difícil

¡ No hay trabajo fácil ! Casi todos nos hemos tenido que desempeñar algún trabajo que no ha sido sencillo, tanto por el desarrollo de las funciones como por el ambiente. Es común encontrar a gente que te dice: 

“Es que mi trabajo es bueno, no gano mal, pero el ambiente es una Casa del Terror”,

“Ya no aguanto a mi Jefe” o “No soporto a mis compañeros”.

Yo personalmente creo que es más soportable estar en un trabajo difícil con un ambiente cordial (en armonía) que lo contrario, estar en un trabajo fácil en un ambiente agresivo.

Debo admitir que Yo mismo me he quejado de mi empleo en algún momento de mi vida.  Lo malo es que durante esas etapas críticas uno no puede ver con claridad, a mí me costaba entender el lado constructivo de esa situación adversa.


Hoy me arrepiento de no haber podido disfrutar las cosas rescatables que sí tenían esos trabajos, por difíciles que hayan sido.

Uno tiende a ver las cosas con más claridad y aprovecharlas mejor cuando va ganando edad.

Les he preparado ocho ventajas de tener un trabajo difícil, espero que puedan aprovechar alguna para ver el lado positivo de un trabajo difícil:

Primera ventaja. Te pagan por tus errores.

Todavía no existe una persona que no se haya equivocado, y menos trabajando. Considera que cada error casi siempre cuesta dinero. Este dinero usualmente lo absorbe tu patrón, o en su caso la empresa que te ha contratado.

Si eres un Emprendedor o un empresario, ya sabes que

te toca pagar no solo tus errores, sino también los de tus empleados. Así que toma en cuenta que mientras estás empleado, alguien te está pagando por aprender y echar a perder, trata de superar la etapa inicial de cometer errores lo antes posible.

Los mejores Podcasts para Emprendedores.

Segunda ventaja. Aprendes trabajando con mejores que tú aunque su trato sea difícil.

Si tuvieras más experiencia y conocimiento que tus compañeros de trabajo, no les aprenderías nada, solo aprenderías de tus diarias experiencias, pero no de los demás.


La ventaja de trabajar con quienes saben más o tienen más habilidades que tú es que te ayudan a acortar tu aprendizaje, aunque sean personas de trato difícil.


Tu aprendizaje sería mucho más largo si trabajas solo y haces todo por tu cuenta.

Si resulta que el que sabe más que tú es tu jefe, y además es muy exigente, caprichoso, e intransigente vas a estar obligado a dar siempre la milla extra para satisfacer sus exigencias.


En lugar de quejarte o sentirte desmotivado, tómate ese trabajo difícil como un entrenamiento tipo Navy Seal, tal cómo esos duros ejercicios que practican los soldados de las fuerzas militares de Alto Rendimiento, y trata de lograr tu misión lo mejor que puedas.

La Escala de Valores Empresarial de los Navy SEAL’s.

25 Frases para un Alto Rendimiento.

Considera que el día que pases de emprendedor a empresario, tus clientes quizá no sean tan caprichosos y exigentes como tu ex-jefe, pero puede que si algo no les parece correcto probablemente no vuelvan a contratar tu servicio o tus productos.

Tercera ventaja. Aprendes a dar resultados.

Ya sabes que trabajando en cualquier empleo te están pagando por alcanzar objetivos, y también por dar los mejores resultados.

Conseguir tus metas eficiente y eficazmente es una habilidad, y para dominar una habilidad necesitas practicar y practicar.

Cuando te ves exigido y abrumado por entregar un trabajo, estás obligado a ser constante, y al mismo tiempo estás aprendiendo a disciplinarte. Aprovecha la oportunidad de aprender a dar resultados mientras te paguen un sueldo.


Entregar un trabajo difícil de acuerdo a lo que te han solicitado te convierte en una persona orientada en dar resultados.

Cuarta ventaja. Te das cuenta de lo que No debes hacer.

Es posible que te toque trabajar en un equipo disfuncional, o en un grupo donde muchos se conducen con valores contrarios a los tuyos.


Si no tienes otra opción mas que seguir empleándote en ese trabajo difícil, porque no puedes renunciar, al menos trata de no actuar como los demás si crees que sus decisiones o comportamiento dejan mucho que desear.

No te contamines y sé como un observador en primera fila.

Ve descubriendo las consecuencias negativas que producen las malas actuaciones. Aunque el comportamiento de los demás lo consideres anti-ético, de todas formas te ayuda a modelar el tuyo.

Cuando aprendes a distinguir entre lo que debes y no debes hacer, estás fortaleciendo tu buen criterio y preparándote para liderar con sentido común cuando llegue tu momento.

Quinta ventaja. Aprendes y ganas experiencia en comportamiento y diplomacia.

La diplomacia tanto como la política, es una ciencia que básicamente buscan lograr los mejores acuerdos para todas las partes de forma civilizada.


No te conviertas en otro desequilibrado más cuando te encuentres en medio de un ambiente agresivo y tóxico; no compres problemas de otros ni adoptes las actitudes reinantes, te sugiero lo siguiente:

+ Ponte primero en control de ti mismo y busca ser conciliador. Ten empatía, entiende tu punto de vista en relación a los otros y trata de poner orden con temple y cabeza fría.  Cómo transmitir Confianza al hablar.

+ Toma esta incómoda experiencia como una oportunidad para demostrarte que puedes mantener el equilibrado en medio del caos, aunque no te lo reconozca nadie. No busques la aprobación de los demás, más bien aprende a ser diplomático, esta es una etiqueta que distingue una buena Marca Personal.

Sexta ventaja. Ganas confianza en ti mismo.

Si te topas con un Jefe o un equipo con carencias técnicas y poca disposición para colaborar contigo, o simplemente no están dispuestos a darte alguna ayuda para empezar, ¡estás obligado a partir de cero!.


No es fácil que uno solo se abra camino para alcanzar objetivos cuando solo le exigen que dé resultados. Es desagradable carecer de la debida guía y retro-alimentación para comenzar a trabajar, pero llega a pasar muy seguido y hay que aprovechar lo poco positivo de esa situación.

Cómo dar Retro-alimentación

Al verte obligado a hacer tú solo todo desde el inicio, estás aprendiendo el proceso del que los demás seguramente carecen, y el día de mañana ya nadie te contará cómo se hacen las cosas, ni te podrán engañar, porque tu ya sabes cómo hacer las cosas.


Cuando partes de cero, aprendes a investigar, a valorar, a contribuir, a decidir y a distinguir entre la montaña de información; y por lo mismo aprendes a exigir la misma calidad de trabajo.

Séptima ventaja. Aprendes la disciplina necesaria.

A mucha gente le cuesta mucho aprender cómo auto-gestionarse con disciplina. El o la profesional que tiene auto-disciplina no necesita a nadie que le diga lo qué debe hacer, ni que le indiquen cómo ni cuándo lo tiene que hacer.

En una situación de alta exigencia, con una atmósfera complicada,

donde cargamos con muchas responsabilidades y además nos están presionando para entregar el nuestro trabajo, estamos obligados a aprender hábitos y disciplina.

El carácter resolutivo y comprometido se construye con disciplina (en la emisión 085 hablé de cómo se forja un carácter equilibrado, con la metáfora de la espada templada).

La disciplina nos ayuda a concentrarnos y dar prioridades, con la disciplina aprendemos a manejar todos los recursos, materiales, humanos, herramientas, administrativos y especialmente a gestionar el tiempo.

5 Recomendaciones para ser más Autodisciplinado.

Octava ventaja. Destacas tu Marca Personal.

Por momentos puedes llegar a pensar que tu situación es injusta y que no ves la luz al final del túnel cuando estás haciendo un trabajo que por sus dimensiones parece imposible, y que quizá no es tan difícil, pero otros se encargan de hacértelo un infierno,

Valora positivamente el hecho de que seas la única persona que

elabore, resuelva, o saque adelante el trabajo que otros no saben o no quieren hacer, ya que esto te puede convertir en un elemento muy valioso e indispensable, y especialmente te puede abrir un abanico de oportunidades.

La gente disciplinada y resolutiva, la que da más del cien por ciento, casi siempre es notoria y notable, llama la atención.

Quizá no te des cuenta, pero si demuestras en todo momento

ser un profesional comprometido y dedicado, especialmente en durante situaciones críticas, es probable que llames la atención de alguna persona o empresa, eso te puede abrir un abanico de posibilidades profesionales.

Las etiquetas de “trabajador”, “disciplinado” y “resolutivo” son distintivos de una buena Marca Personal.

Un trabajo difícil se puede ver como lo que es, “Un trabajo horrible”, o podemos tomarlo como una oportunidad de crecimiento personal y profesional.


Si tienes la oportunidad de enfrentarte y superar una situación crítica, ganarás fortaleza mental y estarás mejor preparado para cumplir con los siguientes desafíos que seguramente encontrarás por el camino.

Imagen de Pixabay.com publicada libre de Derechos de Autor.

Fotógrafo: Daniel Holm Hansen.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *