16 Sencillas habilidades que mejorarán tu vida | 341

Sencillas habilidades que mejorarán tu Marca Personal y tus relaciones | Desarrollo Personal | Educación | Buen comportamiento | Personal Branding | Motivación | Capacidad | Competencia | Aptitud
16 Sencillas habilidades que mejorarán tu Marca Personal y tus relaciones.

16 Sencillas habilidades que mejorarán tu vida

¿Cuál es o cuáles son tus habilidades?

Menciona una sola habilidad que domines y que no cualquiera pueda hacer con la facilidad con que tú la haces.

Yo creo que todos en general sabemos hacer algo interesante o curioso que no dominen los demás, todos tenemos seguramente una o varias habilidades.

Se necesitan muchas horas, días y a veces hasta años de práctica para lograr el dominio de una habilidad.

Se necesitan mucha práctica para poder escribir con una letra muy peculiar, imitando caracteres antiguos y letras elegantes.

Lo que a unos los diferencia de los demás son esas habilidades o cosas que podemos hacer y que nadie más puede igualar con facilidad, al menos en los ambientes donde nos desenvolvemos.


En la vida hay cosas que no consideramos como habilidades

y que resultan muy útiles para destacar y conectar positivamente con los demás; y como no las vemos como habilidades, pues no hacemos mucho por practicarlas.
A continuación, te propongo 16 sencillas habilidades que no necesitan muchas horas de dedicación para que puedas perfeccionarlas:

Permanente interés por aprender.

Esto te proyecta y habla bien de ti, especialmente si pones atención en lo que los demás comunican o exponen; cultiva tu entusiasmo por aprender y desarrollarte mentalmente.

No interrumpas a los demás.

Muchos no la entienden así, pero esta es una habilidad. Una vez que logres alcanzar el grado de excelencia en esta habilidad, evitarás muchas pérdidas de tiempo, te quitarás discusiones estériles y te ganarás el respeto de los demás.

Ten una personalidad cálida y accesible.

No frunzas el ceño, evita hacer gestos desaprobatorios. Si tienes la mirada fuerte o no volteas a ver a los ojos cuando alguien te habla, estarás demostrando que no te interesan los demás. Practica mucho, y muchas veces buscando mostrar un rostro relajado.

Tener una personalidad accesible te abre un mundo de posibilidades.

Busca temas afines.

Es común encontrar personas que nos pongan difícil la conversación, o la reunión de ventas o negociación en la que estemos; no es fácil hablar con alguien que solo se interesa en sus propios asuntos.

Cada vez que puedas, practica la propuesta de temas afines,

si tu interlocutor no está por la labor de charlar, busca temas comunes, siempre podrás encontrar si son aficionados al mismo deporte, al mismo escritor de novelas, o a comer cierto tipo de comida.

10 Formas de tener una Mejor Conversación.

Con la práctica constante, cada vez se te facilitará más ir encontrando temas comunes para abrir la conversación y conectar con la persona.

Se puntual.

Recuerda la molestia que sientes cuando alguien llega tarde a una reunión contigo o no se aparece a tiempo para entregar cualquier cosa.

Si eres de los que nunca llegan o tiempo, o si siempre llegas tarde

a la comida donde te han invitado, y lo peor, si te demoras entregando tu trabajo, recapacita, por que seguramente estarás provocando estrés y frustración en aquellos que esperan tu puntualidad.

Ser riguroso con los horarios establecidos tiene que ver directamente con el respeto que le debes a los demás.

Evita prender tu smartphone y por lo mismo estar permanentemente conectado en las Redes Sociales.

Esta habilidad reside en mantener tu teléfono apagado. Si logras mantenerlo apagado durante cuatro o cinco horas, sin atender el Whatsapp, el facebook o el instagram, habrás dominado la habilidad del autocontrol; esto te facilitará permanecer enfocado en tus tareas y en sacar adelante tus prioridades.

Trata de estar lo mejor arreglado o arreglada posible.

Trata de seguir el código de vestimenta de tu industria. El cuidado de tu aspecto exterior sí que es una de las habilidades que se gana con un poco de tiempo, y puede llegar a afectarte si no te interesa.

Solo se te podrá perdonar el No peinarte, o No ducharte, o No afeitarte, o No limpiar tus zapatos, o No planchar tu ropa cuando seas un genio del tipo Albert Einstein (y a veces ni así).

Señala lo mejor en los demás.

Buscar solo lo mejor en los demás, y saber exprésarlo es una gran cualidad de una Marca Personal. Si vas a hablara cosas negativas de alguien más mejor quédate callado, esta es una habilidad que debes convertir en buen hábito

Comentar las cualidades que otros tienen significa que eres gentil (pero no tonto), y además inteligente porque valoras esas cualidades para ti y las pones de ejemplo para el resto.

Hablar bien de otros te ayuda a construir relaciones de confianza con otras personas, porque sabrán que nunca hablarás mal de ellas y de nadie.

Provoca risas en los demás.
Tener una simpatía natural ciertamente es útil a la hora de hacer y construir relaciones.

A diferencia de las relaciones personales con los amigos y la familia, en las relaciones profesionales resulta más difícil relajar el sentido del humor,  porque a veces somos muy serios. Trata de buscar el sentido alegre de las cosas, si puedes ríete de ti mismo y de tus defectos (pero sin menospreciarte).

Reírse de las propias equivocaciones es señal de madurez e inteligencia.

No se trata de hacerse el chistoso o querer agradar a toda costa.

Trata de dominar el arte de resolver problemas.

Cuando te comenten dificultades o escuches problemas, trata de descubrir rápidamente lo que puede estar fallando, o cómo se puede resolver, o que alternativas se pueden seguir.

El dominio de esta habilidad nunca será total, porque nadie puede resolver todos los problemas,

pero su práctica constante te proporcionará una de las habilidades más valoradas en cualquier medio o industria.

Aprende de todo y en todo momento.

Siempre trata de aprender de todo y de todos en todo momento, busca aprender lo más que puedas de consultores, asesores, colegas y compañeros.

Aprovecha cada asesoría, cada junta profesional, y hasta cada conversación entre amigos; todo el conocimiento que puedas acumular te podrá ahorrar en un futuro tiempo, dinero y esfuerzo.

Retener el mayor cúmulo de información es una gran habilidad.

Trata de perfeccionarte en todo lo que hagas, siempre.

Los japoneses llaman Kaizen a la estrategia de búsqueda continua para mejorar.

Esta mejora continua se puede aplicar a un negocio, o a los estudios, o a la preparación que hace un atleta. Sea lo que sea eso que estés desarrollando, casi siempre habrá lugar para mejorar partes del proceso.

Se persistente.

Si vas a emprender tu primer negocio, piensa que desde la primera idea que te surgió aparecieron cientos de escalones que tendrás que subir hasta que puedas poner en operación tu empresa.

Cada uno de esos escalones podría ser muy difícil de superar, otros muy resbaladizos; sin persistencia tu negocio podría venirse abajo incluso antes de su puesta en marcha.

La Constancia requerida para alcanzar los sueños.

Desarrolla tu intuición.

Se sabe que muchos empresarios exitosos tomaron algunas decisiones basadas en sus agallas e intuiciones. Estos emprendedores aprendieron a desarrollar esa habilidad intuitiva hasta el punto de confiar en ella.

Puedes despertar tu intuición descansando, durmiendo bien,

practicando la meditación, escuchando a los demás, o paseando por la playa.

Cuando te relajas y dejas de estar hablando del mismo tema, liberas tu mente y aparecen las ideas, y probablemente algunos presentimientos.

No te olvides de los demás.

Procura que los demás participen de tus ideas. Inclúyelos en tus proyectos, en tus logros, y en tus luchas. Dale siempre su merecido crédito a quien se lo merezca.

Podrás ser muy capaz y muy preparado, pero sin una pequeña participación de los demás no podrías hacer nada, especialmente la de tus clientes.

La única forma de que puedas excluir a los demás es viviendo en una isla desierta.

Se educado y atento.
Una excelente estrategia para fracasar ámpliamente es  siendo borde y maleducado.

Una estrategia positiva para promover cualquier relación es teniendo un buen trato hacia los demás, siendo sinceramente agradecidos y prudentes. Practica y practica el “Buenos días”, “Buenas tardes”, “Adelante, Tú primero”, “¿En qué te puedo ayudar?”, “¿Cuenta conmigo?” y especialmente “¿Gracias?”.

Imagen de Pixabay.com publicada libre de Derechos de Autor bajo Licencia Creative Commons.

Fotógrafo:  Lukaswafl.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *