10 Ventajas Competitivas de los Emprendedores | 306

Ventajas Competitivas de los Emprendedores

Ventajas competitivas del Emprendimiento | Emprender | Emprendedoras | Startup | Reinvención y Desarrollo Profesional | Infojobs | Trabajo | Administración de Empresas | Liderazgo | Marketing Digital
10 ventajas competitivas que tienen los Emprendedores sobre las grandes corporaciones.

10 Ventajas Competitivas de los Emprendedores

La idea de que las empresas ya consolidadas y dominantes en los mercados son más fuertes, es una de las causas que impiden a muchos ponerse a emprender.

Aunque este concepto es en parte verdad, no es una causa de peso que justifique el miedo a convertirse en emprendedor. Las pequeñas empresas, las startups, también tienen ventajas competitivas, en muchas ocasiones tienen éxito, y pueden convertirse en referencias de sus nichos de mercado.


Me he puesto a escribir algunas de las ventajas competitivas que tienen los emprendedores sobre las grandes empresas, espero que les sirvan de inspiración.

UNO. Son más rentables.

Debido a su menor tamaño, a contar con poco personal, a necesitar menos inversión y generar menores gastos, la empresa de un emprendedor puede producir un margen mayor de utilidades o beneficios en relación con la inversión de recursos que ha hecho.

La compensación que puede obtener un emprendedor es mayor en proporción a su esfuerzo, comparado con una empresa grande.

Aunque una empresa grande tenga un margen menor de utilidades, 2 ó 3 por ciento (pueden ser millones de dólares), el mayor margen de beneficios del emprendedor (4 a 10 %) parecerá poco dinero, pero a fin de cuentas es totalmente suyo, no lo tiene que dividir entre accionistas ni compensar a nadie con bonos.

DOS. Se mueven más rápido.

Una de las ventajas competitivas de ser empresario pequeño es que se cuenta con mayor margen de maniobra. Los grandes consorcios tienen aparatos burocráticos que ralentizan las decisiones y la puesta en marcha de nuevas acciones.

Las empresas grandes tienen un trato impersonal y menos cálido con sus clientes. Las compañías pequeñas tienen un trato personal con sus clientes, lo que les provee de información valiosa y directa para hacer los cambios inmediatos que sean necesarios, tienen menos gastos y la compañía se puede operar con pocas personas multi-funcionales.

Dos Leyes para Dirigir y Emprender

TRES. Se adaptan más fácilmente a los cambios.

Los cambios en tecnología y conocimiento son vertiginosos. Los emprendedores, a diferencia de las empresas de mayor tamaño se pueden adaptar más rápido y con menos rigidez a la evolución de las las tendencias, los sistemas y las nuevas tecnologías; un grupo de dos o tres emprendedores pueden aprender muy rápido, y con la práctica constante progresarán pronto.


Las grandes corporaciones cuentan con muchos empleados que aunque muy capaces, llevan mucho tiempo desempeñando las mismas labores, por lo que los cambios de mentalidad y adaptaciones a las nuevas tendencias serán más difíciles de implantar y aceptar.

CUATRO. Sorprenden más.

Las grandes empresas son más reconocidas, gastan mucho dinero en publicidad y marketing, conocen cuándo y cómo hacer campañas para permanecer en la mente y en el gusto de sus consumidores.


Las startups tienen que trabajar mucho para darse a conocer, pero cuentan con una de las ventajas competitivas más útiles: Conocer las debilidades de las compañías consolidadas.


Los emprendedores pueden dedicarse a satisfacer esas carencias de las grandes empresas, y bien aplicada, esta es una buena estrategia de posicionamiento porque:

quien es capaz de proveer un servicio o producto inesperado por su calidad, su atractivo y su singularidad puede llegar a sorprender.

Ser sorprendido gratamente no es lo normal, y si se tiene capacidad de sorprender con constancia, y con un trato personalizado se puede ganar una posición en el nicho de mercado.

CINCO. Brillan más por su talento.

Las grandes compañías tienen mucha gente talentosa, y eso puede generarles una nómina muy cara. La gente talentosa suele cobrar mucho y también quiere progresar; los talentosos pueden recibir ofertas para trabajar en otras compañías, o pueden tener la inquietud de emprender por su cuenta.


Una de las ventajas competitivas:
Los emprendedores saben que si bien no nacieron con talento, sí lo pueden desarrollar a base de conocimiento y práctica.

La pequeña asociación de dos o tres emprendedores de diferentes disciplinas, puede convertirse en una empresa destacada por el gran valor que agregan entre todos.

Aunque sea grande y poderosa, ninguna empresa puede tener la garantía de contar con todo el talento.

SEIS. Son innovadoras.

Las grandes empresas gastan mucho en innovación, investigación y en crear nuevos materiales y productos, las empresas pequeñas en cambio, tienen el contacto directo con sus clientes y consumidores, y esto no les cuesta dinero.

Los deseos, necesidades y quejas de los consumidores, les proporcionan (a los Emprendedores) información muy valiosa para producir tendencias, modas, y satisfacciones; crear y proveer soluciones a todo esto también es innovación.

SIETE. Son atractivas por novedosas.

Durante la fase inicial, cuando se aparece de la nada en un mercado, se llama la atención por novedoso. Solo se atraviesa por esta fase inicial una vez, y hay que aprovecharla porque es una de las ventajas competitivas de los emprendedores.

La primera impresión es la más importante.

Lo que los consumidores esperan de un nuevo producto o servicio no es que sea igual que los otros, o más de lo mismo y más barato, esperan que ofrezca algo nuevo, que sea una solución singular, algo que rompa con lo establecido.

OCHO. Tienen las características justas.

Es común que los productos más arraigados en los mercados compitan por el hecho de tener más características que su competencia.

Desde la aparición del minimalismo parece que los clientes no quieren más funciones, quieren las funciones o características adecuadas.

Entre todos los competidores, añaden tantas características a sus productos que alcanzan una masa crítica donde tienen las funciones que el 80 por ciento de sus clientes quieren, por lo que agregar más funciones a eso ya no es atractivo como argumento de venta.


Los emprendedores pueden ajustarse con más facilidad a las necesidades de sus clientes sin gastar en el desarrollo de funciones que no utilizarán realmente.

NUEVE. Segmentan con más facilidad su nicho de mercado.

Mientras más grande es una empresa, mayores serán los mercados que abarque, también creará más nichos y competirá en varios sectores al mismo tiempo.

Una emprendedora debe enfocarse de preferencia en un solo segmento o nicho de mercado. Un emprendedor puede dirigirse a un selecto grupo de clientes y proporcionarles un trato especializado y personalizado, les puede garantizar una propuesta única que agregue valor como ninguna otro. Esto le da una gran ventaja competitiva al personalizar su propuesta a su nicho de mercado.

DIEZ. La Marca Personal le beneficia.

Las empresas que inician operaciones no tienen marcas reconocidas.


Las empresas grandes tienen marcas de productos y servicios reconocidos, pero pocas empresas como por ejemplo Apple Inc. además contaron entre sus filas con renombradas marcas personales, como la de Steve Jobs, que por sí mismo les garantizaba prestigio y reconocimiento. Este es uno de los pocos casos en que el prestigio de un individuo respalde a la marca de la empresa.

El emprendedor que maneja, promueve y hace crecer su propia marca personal a partir de dar un servicio personalizado, y de generar confianza por sus acciones, y por la congruencia con sus valores, crea una ventaja competitiva, atrae clientes y hasta competidores.

Una empresa pequeña puede convertirse en modelo de tendencia no por el dinero que ingrese, ni por el crecimiento que experimente, sino por su liderazgo en cuanto a su propuesta de valor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *