Sugerencias básicas de Emprendimiento y Desarrollo Profesional | 301

4 Claves de Emprendimiento y Desarrollo Profesional

Claves para el Emprendimiento y Desarrollo Profesional | Emprender | Marca Personal | Administración del tiempo empresas | Recursos Humanos | Disciplina Ejecutiva | Agregar Valor | Dinero | Estudiar
4 Recomendaciones para crecer y promover la Marca Personal, tanto para el Emprendimiento y Desarrollo Profesional como para el ejercicio Ejecutivo del trabajo diario.

Sugerencias de Emprendimiento y Desarrollo Profesional

En esta entrada, les propongo cuatro recomendaciones importantes para la gestión de Negocios, tanto para emprendedores como empleados:

Concéntrate en ser la persona que produzca y agregue valor.

Es incuestionable que todos contamos con una o varias habilidades. Quien diga que no tiene habilidades solo está admitiendo que aun no las ha descubierto, o no las quiere buscar, por la causa que sea. Una vez que descubrimos cuáles son esas habilidades que nos distinguen, hay que dedicarnos de lleno a desarrollarlas y hacerlas destacar.
Según Seth Godin, la habilidad de una persona “Eje” o “líder” reside en ser el creativo que empuja las cosas para que sucedan.

Un eje agrega valor aportando ideas, soluciones,

se impulsa a sí mismo y a los demás, hace conexiones con otros profesionales y trae nuevos negocios a la empresa. Un Eje, no es precisamente quien hace trabajos de forma mecánica ni se encarga de las operaciones del día a día.

Para saber si eres uno de los que agrega valor a tu empresa pregúntate de vez en cuando:

¿Estoy enfocado y trabajando en el objetivo principal?
¿Estoy concentrado en la misión de la empresa?

O, solo estoy persiguiendo y desarrollando actividades improductivas que me distraen y no agregan valor a nadie.

Construye una comunidad de personas con objetivos afines.

Para ser reconocidos en sociedad por lo que hacemos y conectar con otros profesionales, es necesario convivir con gente, no solo en los grupos privados de Redes Sociales, también en colectividades como asociaciones, gremios, grupos de ex alumnos, networkings, o masterminds.

Qué es y cómo funciona un Mastermind.

A todos nos gustaría convivir y rodearnos de aquellas personas a las que admiramos por su conocimiento, sus habilidades y sus logros. Pero, estas personas no siempre son accesibles, por su fama o su falta de tiempo, y seguramente no estarán dispuestos a pertenecer a nuestro grupo social, ya me gustaría a mí que Richard Branson estuviera dentro de mi grupo más cercano de amigos.


Empecemos por construir una comunidad de gente en nuestro entorno cercano, físico o virtual, ya que en las redes sociales como el twitter o el facebook encontramos personas muy interesantes, gente de un nivel digamos similar al nuestro.

Lo más importante es que busquemos personas que fundamentalmente coincidan con nuestros valores e ideales, que crean en lo mismo que nosotros.

Quitémonos la errónea idea de construir un grupo para que nos lean, para que nos escuchen o nos vean, para que nos den su opinión acerca de nuestro trabajo, para que nos sugieran y retroalimenten.


Una comunidad de personas afines se construye tomando la iniciativa, empezando por escuchar atentamente a los demás, leyéndolos, entendiéndolos, escribiéndoles y opinando constructivamente acerca de su trabajo.


Es clásico que cuando alguien accede a un grupo en facebook, whatsapp, telegram lo primero que hacen es presentarse y proponer su propia Marca, o Marca Personal diciendo:

“Buenos días soy Narciso, aquí les dejo el enlace de mis servicios para que lo recomienden, este es mi nuevo producto ¿cómo lo ven? Distribuyan este link entre sus conocidos, o a ver qué opinan del blog que acabo de empezar, denme un retweet”.

No será fácil construir una comunidad de personas afines basándose en este esquema egoísta, y mucho menos lograremos ser reconocidos por lo que hacemos.

La clave está en tener un espíritu de generosidad, dar primero sin esperar nada a cambio, cuidar y ayudar a los demás.

No funciona la idea de yo te doy esto esperando reciprocidad, así no se está agregando valor, porque esto solo se entiende como una mera transacción comercial.

Administra tu tiempo como si fuera tu dinero.

Durante el emprendimiento y desarrollo profesional, o por muy millonario que seas, siempre tendrás y respetarás un límite de gastos, aunque tengas mucho dinero siempre te detendrás de gastar en aquello que consideras malo o inútil; nunca invertirás en cosas que estimas poco rentables.

La recomendación es que evalúes con este mismo nivel de exigencia y rigidez otro activo y yo diría recurso no renovable al que llamamos: “TIEMPO”.

Pregúntate: Si voy invertir mi tiempo trabajando o desarrollando una actividad, para mí o para alguien más, ¿Estoy produciendo algo que agregue valor?, estoy haciendo algo que mejore la vida de los demás o que facilite el trabajo de otros.


Y atención por que no estoy preguntando: ¿Gastar mi tiempo en esta actividad me generará un retorno de esa inversión? Eso sería lo deseable, pero siendo emprendedores nada nos garantiza que tendremos una retribución económica por desarrollar un producto o un servicio, a no ser que nos estén pagando por ello, en cuyo caso ya no somos emprendedores sino empleados, o bueno, emprendedores atendiendo a un cliente.


Pensemos bien en qué gastamos e invertimos nuestro tiempo, el tiempo que asignemos para una actividad productiva o no productiva, instructiva o recreativa es un tiempo que NO volverá.

Cómo administrar el tiempo productivamente.


El dinero, las posesiones materiales, un empleo, el prestigio

e incluso la salud en algunos casos son cosas que se pueden volver a alcanzar, y para recuperarlas se necesita tiempo, y la mayoría de las veces mucho; pero, en ocasiones no contaremos con ese tiempo, ya sea por las circunstancias o por nuestra edad.

Analiza muy bien en qué utilizas tu tiempo, haz una planeación real, el tiempo que dediques a trabajar, a estudiar, a producir, a generar arte, y especialmente a ayudar a los demás agregando valor es tiempo bien invertido, no lo desperdicies. Utiliza tu tiempo libre en emprendimiento y desarrollo, eso te traerá beneficios en el largo plazo.

Nunca dejes de aprender.

Muchos de los destacados emprendedores de quienes ya he hablado en otras emisiones, como Jack Ma de Alibabá, tienen como denominador común un continuo y permanente aprendizaje, un aprendizaje no solo basado en sus diarias experiencias, sino uno fundamentado en investigación, en estudio, en lectura, en asesoría e interés por todo lo que les acontece; y especialmente por poner atención a las personas que los rodean (esto es muy importante para el emprendimiento y desarrollo profesional).

El deseo permanente de aprender les ayuda a mantenerse

al tanto de las tendencias dentro y fuera de su industria, tendencias que podrían afectar o beneficiar a su negocio. Esta actualización de su conocimiento les permite estar relativamente al nivel de sus similares. Aunque uno no puede tener exactamente el mismo conocimiento que otra persona, es realmente útil contar con determinado conocimiento que aporte valor a la hora de conectar con otros;

el profundo conocimiento de un tema lo convierte a uno en referente y la persona a quién acudir para obtener determinada información.

Contar con un conocimiento específico te permite proponer tus ideas y visión acerca de un tema, lo cual provocará que te tomen en cuenta naturalmente para diseñar otros planes, para preparar proyectos, estrategías y mejoras a productos y servicios.


No te rezagues, trata de estar al día del tema que más te interesa y el cual define tu Marca Personal.

Pista musical de Kevin MacLeod de Incompetech.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *