La historia del Éxito de Bert Jacobs con Life is Good | 261

La historia del Éxito de Bert Jacobs con Life is Good

La historia del Éxito de Bert Jacobs con Life is Good | PODCAST | BLOG | Por: Gustavo Pérez | Emprendedores | Emprender | Emprendimiento | Startup | Motivación | Empresa Social | Simplicidad | Pensamiento Positivo
La historia del Éxito de Bert Jacobs con Life is Good | PODCAST | BLOG | Por: Gustavo Pérez

La exitosa historia de “Life is Good”.

“Life is Good” es una historia que tiene orígenes muy humildes, empezó hace más de 20 años con dos hermanos, Bert y John Jacobs quienes comenzaron con una idea: “diseñar, fabricar y vender camisetas”. Hoy los hermanos Jacobs dirigen una empresa muy exitosa que factura más de 100 millones de dólares al año, vendiendo más de 900 productos en 30 países.

A continuación, la historia del éxito de Life is Good, basada en la traducción que hice en primera persona de la entrevista que la escritora de Inc.com Christine Lagorio-Chafkin le hiciera a Bert Jacobs, uno de los fundadores y hoy CEO de Life is Good:

Durante los primeros 5 años nuestra empresa se llamó “Jacob’s Gallery” pero no tuvo realmente ningún éxito comercial. Esos primeros años estábamos solo mi hermano y Yo, vendiendo en las calles playeras tipo t-shirts. Íbamos ofreciendo nuestros productos de puerta en puerta y a dormitorios de estudiantes.

Después de cinco años de generar malas ideas al fin tuvimos una buena:  Life is Good.

La frase Life is Good ya existía y teníamos que comercializarla, en la oficina de marcas y patentes nos rechazaron varias veces hasta que trajimos un abogado y obtuvimos nuestra marca.

Al principio no lográbamos encontrar clientes porque hacíamos un trabajo muy malo. Me acuerdo que hacíamos cosas según nosotros muy ingeniosas y elaboradas, pero las que nadie tenía tiempo de ponerse a entender.

Hacíamos playeras tan divertidas que también eran demasiado aburridas. la gente se confundía o no entendía nuestro mensaje.

Así que ahí descubrimos un super-poder:  La Simplicidad.

No vemos a las camisetas como un atuendo para vender, las entendemos como un vehículo de comunicación, uno que hace llegar nuestro mensaje.

Somos ambiciosos en publicar, educar y vender.

Cuando dimos con las tres palabras de Life is Good (La vida es buena) inmediatamente dimos a conocer nuestro mensaje en las calles, ya que estas palabras se pueden entender muy bien por gente de diversos orígenes e ideologías.

Cuando tu mensaje lo simplificas tanto que cualquiera lo puede entender en las calles entonces tu alcance no tendrá límites.

Nuestro concepto surgió en una reunión donde mi hermano dibujó la caricatura de nuestro logo sonriendo, y, una chica agregó una flecha diciendo: “este tipo ya ha descubierto lo que es la vida”; nos gustó, pero pensamos que eran muchas palabras y buscamos la forma de simplificarla, así llegamos a “Life is good”.

“No tienes que tener todas las respuestas, no tienes que tener todo resuelto, nunca lo tuvimos, solo necesitábamos escuchar a nuestros clientes y socios”.

En un Negocio, todos tienen una historia, y tienen que poder y querer contarla. Y nuestra historia es, que a pesar de todo lo malo que sucede en los medios de comunicación todavía suceden cosas buenas y existen razones para celebrar la vida.

“Encuentra aquello en lo que eres mejor y hazlo”, y el resto subcontrátalo, que lo haga un experto.

La gente que enfrenta las peores adversidades de este mundo tiene una alta gratitud por su vida, porque han podido superar muchas cosas. Ellos nunca dan por hecho un día, para ellos todo es bello, cualquier día es un regalo, el resto de nosotros no nos damos cuenta de esto porque siempre estamos trabajando mucho.

Decidimos que en lugar de gastar publicidad en medios de comunicación, organizaríamos eventos locales de caridad para ayudar a gente que haya sufrido adversidades.

Aquí el mayor impulsor de nuestra marca, aparte de los eventos de caridad que organizamos es que el diez por ciento de nuestras ganancias las donamos a fundaciones de ayuda a niños necesitados.

Creemos en el concepto formal de devolver lo que hemos recibido.

Creemos que parte de nuestro éxito se debe a la política corporativa y social de devolver parte de nuestras ganancias a quienes lo necesitan. Y organizar eventos y donar dinero no pueden ser acciones de un día aislado, esto tiene que ser parte de nuestra rutina diaria, es la forma en que hemos visto crecer a nuestra compañía.

La causa social no puede ser algo secundario en nuestros planes, tiene que estar al frente de nuestra marca.

Nosotros ponemos nuestra misión dentro los valores de nuestros clientes, para que ellos se identifiquen fácilmente con el producto, de tal forma que en el minuto que alguien empiece a hablar de nuestra marca, inmediatamente pase a comentar y repasar las causas sociales que ayudamos y defendemos.

No dejes que tu causa social sea un asunto secundario.

Tu marca puede ser egoísta, pero en términos capitalistas, si es auténtica y es real, y si se identifica con la gente, dará mejores resultados como nota periodística que si pagaras una campaña publicitaria. Haz algo real, algo por lo que te apasiones, algo que te encante hacer y que a tus empleados también les guste hacer, ellos son quienes llevan tu mensaje.

Esto es lo que le ha sucedido y dado buenos resultados a nuestra empresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *